Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

Mi Carta sobre el Cambio

Separador
hermandadblanca.org Drunvalo Serpiente de Luz Despues del 2012 Mi Carta sobre el Cambio sabiduria y conocimiento verdad tierra tibetano solar sol sistema sanat kumara Sanación Holistica salud planeta Morya meditaciones maitreya Maestros Ascendidos maestro Kwan Yin kuthumi grupo Evolución dios Ciencia cambio 2012 description multimedia

Hola a todos:

Os saludo a todos, más que por entrar en este sitio web, porque accedéis, o tenéis voluntad de acceder al portal divino de vuestros corazones. Un espacio cuántico, atemporal y en conexión con todas las dimensiones. Os saludo con amor desde el centro de mi ser.

El motivo de que vuelva a dirigirme personalmente a vosotros es porque deseo transmitiros algunas de las ideas que están contenidas en los mensajes que se están canalizando y en toda la información que desde los planos superiores está entrando actualmente en la Tierra, para que, de esta forma, su lectura resulte más accesible y fácil de comprender.

Nos encontramos, pues, dando la bienvenida al recién llegado mes de Noviembre, donde el próximo día 11, cuya fecha será el 11-11-2009, estaremos en un día 11:11:11, ya que 2+9 marcan 11, donde confluirá 3 veces el número 11 que, según la numerología cósmica que nos enseñan los Arcángeles y Maestros Ascendidos ???, se trata de un número maestro, como todos los números dobles, y, por tanto, coincidente con la apertura en el planeta de nuevos portales dimensionales que permiten la entrada y la aceleración de más energía desde los Reinos de la Luz con las consiguientes oportunidades para la Tierra y para la Humanidad.

De esta forma, el portal 11:11:11 es un paso más dentro del cambio que ya estamos viviendo, el cual está basado principalmente en una expansión de la conciencia, mayor visión y sentimiento de amor desde el corazón, limpios de pasiones y emociones, y un aumento de la frecuencia de vibración energética en nuestros cuerpos físicos, en nuestros campos aúricos o energéticos y en toda la Tierra. Un cambio que forma parte del Plan Divino del Creador desde hace eones para la evolución de las almas y el planeta.

Estamos hablando de un cambio evolutivo que consistirá en ascender desde la 3ª dimensión (3D) a la 5ª dimensión (5D) ???. Un cambio que pondrá fin a la dualidad de existente en 3D y 4D. ¿En qué consiste la dualidad aún vigente en este planeta? Se trata del marco donde se encuadra la experiencia de los opuestos, como bueno y malo, correcto e incorrecto, bonito y feo, deseado y odiado, atraído y rechazado, opresor y víctima, etc., una rueda siempre en movimiento que nos hacía pasar por todos los roles y estatus a través de todas nuestras encarnaciones y que tanto conocimiento nos ha aportado desde hace miles de años, experimentando ambas caras de una misma moneda, haciéndonos llegar al equilibrio y entendimiento sobre cada aspecto. Por ejemplo, si en una vida fuimos opresor, en otra podemos venir como víctima, o, incluso, en la misma vida si juzgas algo y lo rechazas, serás posiblemente juzgado y lo atraerás para que con la experiencia llegues a equilibrar ese aspecto. Todo esto irá diluyéndose, poco a poco, para aquellos que vayan integrándose a la nueva energía y modelo de 5D, ya accesibles para todos nosotros, hasta que se establezca definitivamente el sentido de Unidad, el sentido de que Todo es Uno, el espacio donde nuestros cuerpos habrán elevado tanto su vibración energética que a esas frecuencias resonarán con nuestro espíritu dorado en nuestros corazones, despertando y activando la divinidad en nosotros, poniendo fin a la supremacía del sentido dual que ha proporcionado siempre el sistema mente-ego. Este será el momento en que la energía del verdadero amor, que es la única que no tiene opuestos porque ni posee ni rechaza nada, fluya desde el centro energético de nuestros corazones hacia todo el exterior, convirtiéndonos en auténticos canales y faros de Luz en la Tierra. Entonces, la mente y el corazón empezarán a funcionar como uno.

Todo esto ya fue calculado y profetizado por los Mayas. Su calendario comenzaba el 12 de Agosto de 3.113 a.c. y finalizaba el 22 de Diciembre de 2.012 d.c.. Es decir, para ellos todo guardaba ya un orden cíclico y los ciclos por los que atravesaba la Tierra tenían una duración de 5.125 años. A su vez, para ellos la Tierra tardaba en dar una vuelta a la galaxia unos 26.000 años, aproximadamente, en lo que podríamos llamar un día galáctico. Estos números han sido actualmente recalculados por la NASA, obteniéndose resultados muy similares a los utilizados ya en su tiempo por el pueblo maya, siendo un misterio para los científicos de hoy en día qué tecnología usaron estos hombres para llegar a estas conclusiones con tanta exactitud. Así pues, para los Mayas la Tierra invertiría 5 ciclos en dar una vuelta a la galaxia, encontrándonos actualmente en la finalización del quinto ciclo. Ellos predijeron que siempre entre el final de un ciclo y el comienzo de otro se producían cambios determinantes y drásticos para el planeta y para sus habitantes, coincidiendo, en este caso, el final del presente ciclo con el final de los cinco ciclos pertenecientes al mismo período para más énfasis y comienzo de una nueva era que durará otros 26.000 años.

Este cambio viene emergiendo desde hace ya unos años y en 2.009 ha comenzado a detonar con el principio del fin de una vieja energía regida por la forma de pensar de que hay que esforzarse, sacrificarse y sufrir para conseguir los objetivos marcados a causa de la idea predominante de carencia, limitación y supervivencia que ha imperado. Así, este mismo año ha nacido la nueva energía establecida en un nuevo paradigma, caracterizado por el flujo abundante de la energía a través de nuestros cuerpos, y según sea la abundancia de este caudal energético en nuestro interior, diluyendo las resistencias y tensiones que encuentre a su paso y en cada rincón de nuestros cuerpos, así será la abundancia en nuestro exterior (salud, relaciones, propiedades, etc.). Recordad. Lo que es dentro es fuera.

Describiendo un poco más como se siente este flujo en nuestro cuerpos físicos, os indico que tiene entrada y salida en la parte superior de la cabeza (chacra de la corona) y en la base de la columna vertebral (chacra de la base de la columna vertebral), recorriendo, alineando y conectando entre sí los centros de la glándula pineal en nuestro cerebro (chacra del tercer ojo), la garganta (chacra de la garganta), el corazón (chacra del corazón), el plexo solar (chacra del plexo solar) y la parte superior del ombligo (chacra sacro). Dependiendo de nuestro grado de evolución podremos notar presión en la cabeza, presión a la altura del corazón, incluso sentir como la energía fluye desde todas las células del cuerpo o, tal vez, apreciarlo en otra parte que pudiera necesitar equilibrio o sanación, como, por ejemplo, la zona superior del estómago (chacra del plexo solar), donde se percibe la existencia de nuestras emociones y resistencias cuando alguna situación las saca a la superficie, notando como si se nos hiciera “un nudo” en esta zona.

No olvidemos que las emociones y pensamientos son energía, como también lo son nuestras palabras, acciones, actitudes, etc., y, por tanto, cada uno de ellos también atrae a sus iguales. Por tanto, aunque pensemos que estos pensamientos y emociones los podamos tener superados o que no nos pertenecen, pueden encontrarse ubicados energéticamente en nuestros cuerpos de energía (cuerpos emocional y mental) ??? y son sentidos en nuestros cuerpos físicos, saliendo a la superficie, cuando una situación, que es atraída por ellos, se presenta en nuestras vidas. De ahí que desde los planos superiores nos digan de forma, a veces, reiterada que cada situación que vivimos es un reflejo de lo que somos, un estanque donde nos vemos reflejados y donde debemos reconocernos y reconocer cada uno de nuestros aspectos (pensamientos y emociones) que nos piden y reclaman equilibrio, sanación, aceptación, dejar ir y no más resistencias por nuestra parte, excluyendo el involucrarnos realmente con los agentes externos que aparezcan en dichas escenas como puedan ser animales, personas, organizaciones, etc.

Por otra parte, se trata de un cambio que integra aún más la información que nuestros sentidos nos proporcionan del exterior y que hasta ahora han dado credibilidad a la llamada ilusión de la separatividad, es decir, cada cosa que reconocemos desde lo externo, lo hacemos como algo diferente a nosotros. Ya se dijo que mientras para nosotros 1+1 son 2, en las dimensiones superiores 1+1 es 1, donde todos son Uno entre ellos y con la Fuente. Y he dicho antes ilusión porque este es el diseño con el que ha contado este planeta y esta dimensión para hacernos parecer muy real todo lo que experimentamos con el fin de llegar a obtener los aprendizajes, equilibrios, sanaciones, etc. que buscábamos cada vez que decidíamos entrar en esta escuela de conocimiento que es la Tierra. Ya leeréis en algún mensaje canalizado que lo verdaderamente real pertenece a las dimensiones superiores, a las cuales solemos acceder en estado de sueño para realizar distintas tareas, aunque no podamos recordarlo al despertar, al menos todo.

Otra idea correlacionada con esto es la multidimensionalidad, es decir, la existencia de un rango amplio de dimensiones, cada una de ellas caracterizada por su nivel de conciencia y estado energético. Cuanto mayores sean estos mayor será la conexión con la Fuente, más sentido de unicidad y menos de individualidad se albergará en ellas y en su seres. La naturaleza de la multidimensionalidad establece la Unidad del Todo, no sólo en esta dimensión, sino también entre todas las dimensiones, o mejor dicho, todas son Una y todos los potenciales manifestados o no manifestados, pasados, presentes y futuros en todas las dimensiones a la vez son Uno en cada uno de nosotros, son Uno con Dios y son Dios. Por tanto, Dios es el conjunto de todos los pensamientos que se dan y los que no se dan, de todas las acciones que se realizan y las que no llegan a realizarse, de todos los potenciales manifestados y no manifestados, de Todo lo que Es y de Todo lo que No Es, pues cada potencial plasmado en la Tierra o en cualquier otro plano es energía y toda energía tiene la esencia divina y es Dios. ¿Podéis imaginaros un mosaico multidimensional de estas características? O más bien ¿habéis experimentado o sentido algo que se parezca a esta conciencia cósmica universal? La verdad es que para vislumbrar la multidimensionalidad en nosotros, tenemos que salir de la linealidad de nuestras mentes tridimensionales, donde todo proceso ha tenido siempre la secuencia direccional y lineal de inicio, desarrollo y final. Esta será otra de las características del cambio.

El tema principal sobre la multidimensionalidad es sencillamente que nosotros somos grandes seres multidimensionales, con lo que se quiere decir que al igual que tenemos una experiencia humana, a la vez, tenemos experiencias en otras dimensiones, siendo nuestro yo más elevado el Yo-Superior que está siempre en presencia de Dios. Somos la presencia de nuestro Yo-Superior en el mundo físico de la forma y ahora es el tiempo de que podamos despertar y recordar esta conexión. Somos Uno con Él. Este fue el modo que se adoptó, basado en la fragmentación, por la cual un Ser de Luz podía dividirse para experimentar reencarnaciones multidimensionales guardando la esencia de su unidad y, a la vez, el libre albedrío de cada una de las partes para ganar en experiencias y en conocimiento sobre uno mismo. No somos humanos que tenemos experiencias angelicales o espirituales; somos ángeles viviendo una experiencia humana.

Este es un cambio que no ha tenido precedentes ni en la Tierra ni en ningún otro punto del Universo ya que es la primera vez que se va a hacer ascender dimensionalmente a un planeta junto con sus habitantes, según las comunicaciones que nos son enviadas por los hermanos y hermanas de la Luz. Esta ascensión está siendo seguida hasta el detalle por todos ellos, pero hay situaciones donde ellos no pueden intervenir por respeto al libre albedrío que tiene la Humanidad. Ellos no pueden operar si nosotros los ignoramos, si no apelamos a su ayuda y si andamos involucrados en luchas y retos contra causas injustas y oscuras, según nosotros, que viene a ser más de lo mismo, esfuerzos, desafíos y sacrificios apoyados en el idea de la carencia, de que no tenemos la que anhelamos y de la falta de abundancia, por desconfianza en el poder de nuestra divinidad, y que nos sacan de nuestro centro haciéndonos ceder energía y luz. Aclaremos en este punto la diferencia entre dedicación

armoniosa para manifestar nuestras elecciones dentro de la nueva energía, y luchas esforzadas y sacrificadas por la idea al miedo a que no obtengamos lo que queremos. Para atraer algo al plano físico tenemos primero que darle vida en nosotros con nuestro pensamiento y nuestra petición, y guardar esto en la confianza de que ya es, a falta de su manifestación material, sin expectativas de cómo y cuándo va a llegar. Estas son las claves y no otras. Y si no somos capaces de mantener este estado de la Gracia en nosotros, lo sabremos y sabremos como acceder a él, si tenemos verdadera voluntad para ello. Detrás de tu intención va tu energía.

Los Seres de Luz insisten en que lo único y realmente necesario e importante en estos momentos es que podamos mantener y aumentar la luz que emiten nuestros cuerpos a través de los espacios que encontremos para nuestra relajación, oraciones y meditaciones, obviando al máximo métodos mentales, lineales y de gran esfuerzo y sacrificio, y, por supuesto, dejando ir nuestras luchas que siempre son internas ya que, como dije antes, las externas son un reflejo de estas. Dejar ir. Dejar ir. Rendición total a las resistencias y al continuo control mental que queremos ejercer en nuestras vidas que siempre nos vinculará al ego. Este es el abandono que permite que la nueva energía entre en nosotros y cambie nuestra realidad. Así, si queremos manifestar algo lo pedimos, lo pensamos y/o lo visualizamos, y lo dejamos ir en confianza de que se dará sin volver a repetirlo, sin caer en dudas y contradicciones de pensamientos, emociones, palabras y acciones, y en un profundo amor de l

as situaciones actuales que nos puedan rodear, para que, así, este proceso que se genera de lo que queremos crear pueda fluir de la forma más rápida posible hasta que finalmente se plasme en el mundo de la materia.

Por supuesto, nuestros hábitos y adicciones influirán de manera vital y decisiva en los niveles de vibración energética de nuestros cuerpos. En este apartado se incluyen desde la alimentación, donde se recomienda que las comidas sean ricas en vegetales (frutas y verduras), hasta nuestras conductas familiares, sociales y laborales.

También nos insisten acerca de que en la medida en que podamos asistir en la Luz a otros, lo hagamos. Para ello, es contraproducente estar volcados hacia el exterior, perdiendo nuestro centro y nuestro equilibrio. No estamos hablando de grandes esfuerzos. Las personas que necesiten realmente nuestra ayuda serán atraídas hacia nosotros y aparecerán en nuestras vidas, y, al revés, personas y situaciones que no vibren en nuestra frecuencia, acabarán desapareciendo. Algo fundamental en esto sigue siendo el respeto al libre albedrío de todos.

Por tanto, hay algo que los Seres de Luz nos transmiten y es que el cambio se va a producir irreversiblemente, pero no pueden estimar ni las fechas ni los eventos que tendrán lugar porque para ellos, como dije antes, esta modalidad de ascensión, Tierra y Humanidad juntas en el mismo proceso, también es novedosa. No existe el destino tal y como nosotros lo entendemos. Nuestro destino lo estamos creando nosotros a cada momento con la creación consciente o inconsciente de nuestra realidad. Lo que sí existen son potenciales que se pueden manifestar con más probabilidad que otros, pero, que en función de la evolución de la Humanidad en su conjunto y de cada persona a nivel individual, puede ser que todo se adelante o se retrase, se agrave o se suavice. Entonces ¿cuál es el papel que desempeña la Humanidad en este cambio ascensional? La función inherente en la Humanidad en todo este proceso es la de, a raíz de mantener la luz en nuestros propios cuerpos, anclar en la Tierra esa energía que es atraída desde las dimensiones de luz, expandiéndola en la superficie terrestre. De esta forma, el planeta ascenderá también revirtiendo estos beneficios en la parte de la Humanidad activa en el cambio, y equilibrando y purificando sus energías en aquellas zonas donde la vibración energética sea más densa y pesada. Por eso, en función de los avances realizados por los habitantes terrestres, los cambios se irán sucediendo de una manera u otra, y las catástrofes naturales que se pueden dar llegarán a producirse o no, se suavizarán o no. Este es el panorama que tenemos y en el que decidimos participar libremente antes de encarnar en la Tierra porque se trataba de una ocasión sin precedentes donde se nos abrirían muchas oportunidades y potenciales que hasta el momento no estaban disponibles tanto para equilibrar aspectos y completar ciclos en nuestra existencia multidimensional como para contribuir con el planeta y nuestros semejantes de forma vital a nivel personal y colectivo.

Por último y para concluir: “Pedid y se os dará”. En esta energía existe un tiempo para pedir y un tiempo para recibir. Un tiempo para hablar y solicitar (oración) y un tiempo para escuchar y manifestar (meditación). Ya sabéis la confianza, la aceptación en amor incondicional y el no involucrarnos dejando ir las resistencias son la clave de la manifestación de nuestros deseos.

Este es un tiempo de Ascensión. Un tiempo de abrirnos, crecer y despertar a la Luz. Un tiempo único para, en libertad y plena voluntad, entrar conscientemente en el cambio que se anuncia. Un tiempo para descubrir que somos los ángeles que decidimos voluntariamente participar con la Tierra en este salto cuántico, sabiendo que el olvido iba a borrar todo rastro de nuestro origen, a riesgo de perdernos en la densa niebla de la dualidad, pero con el firme propósito de recordar quiénes éramos partiendo de cero. Este es el tiempo de la Ascensión. Reflexiona primero, sé sincero contigo y elige. Pero decídete ya porque este es el tiempo y no dentro de un mes o un año. Recuerda que en poco tiempo todo se acelerará y puede ser que entonces no estemos preparados para mantenernos equilibrados en nuestro centro sin que el drama no nos apabulle ni nos absorba. Este es un tiempo para habituarnos y aprender a manejar la nueva energía que ya está fluyendo para todos nosotros y q

ue disolverá todo aquello que no la acepte y la integre. Este es el tiempo y no otro. Y elijas lo que elijas serás eternamente respetado y amado incondicionalmente, sin ser juzgado, por todas las Huestes Celestiales.

Con amor y gratitud para todos. RAFAEL

NOTAS:

(1) Maestros Ascendidos son aquellos seres, que residiendo en los planos de la Luz, encontraron la Maestría y la Iluminación es sus encarnaciones en la Tierra, siguiendo desempeñando esta maestría en los reinos superiores.

Además de Jesús, el mayor de los maestros que ha pisado la Tierra, o Jeshua, Yeshua o Sananda como también Él se da a conocer y se le conoce en las otras dimensiones, hay otros grandes maestros que están canalizando mensajes. Unos más conocidos como María, la Madre espiritual y cósmica, María Magdalena, representante de la energía crística femenina, y Gautama Buda, y otros no tan conocidos como Adamus Saint-Germain, Kuthumi, El Morya, Hilarión, que en una de sus vidas fue el Apóstol Pablo, Tobías, que encarnó dicho personaje bíblico, Kwan Yin, venerada en Oriente, Sofía, venerada en la antigua Grecia, Nada, Rowena, Serapis, Juan, que fue el Apóstol amado, Santiago Apóstol y hermano de Juan, Djwal Khul, que fue maestro tibetano, Melquisedec, Maitreya, Sanat Kumara, Toht, Kirael, Adama, Helios y Vesta, Victoria, Portia, Lanto, Quado, Isis, etc., etc., etc. Tened en cuenta que existen miles de ellos.

Aparte, quiero hacer mención en este apartado a Ashtar Sheran, Ser de Luz enviado por Yahveh para custodiar esta galaxia y, en concreto, el proceso de cambio por el que pasa la Tierra, al mando de la Confederación Intergaláctica, la cual está formada por seres de muchos puntos del Universo como Sirio, las Pléyades, Andrómeda, etc.. Él, siempre que lo llamemos con el pensamiento, con humildad y de corazón, acudirá en nuestra ayuda.

(2) Comentar que en la Tierra han existido siempre las tres primeras dimensiones:

1ª Dimensión: Minerales y vegetales.

2ª Dimensión: Animales.

3ª Dimensión: La Humanidad.

Con el cambio ascensional se quiere pasar hasta la 5ª Dimensión donde residen guías y maestros, pasando por 4ª Dimensión desde donde se accede temporalmente a la 5ª, pero donde la dualidad sigue existiendo. Hay que aclarar que hay muchas dimensiones superiores a estas y que dentro de una misma dimensión existen, a su vez, distintos rangos de niveles de conciencia y de vibración energética.

(3) El hombre no sólo está formado por su cuerpo físico en su viaje terrestre. Posee otros cuerpos, que por estar constituidos por energías más sutiles, no pueden ser percibidos por los sentidos. Estos cuerpos son:

- Cuerpo físico: Que aunque también es energético, por tratarse de energía más densa, puede ser percibido por nuestros sentidos.

- Cuerpo etérico: Está acoplado completamente a nuestro cuerpo físico, teniendo la misma forma y está formado por toda la energía o prana que incorporamos a nosotros. A este cuerpo pertenecen los chacras y los nadis o conductos energéticos.

- Cuerpo emocional o astral: Tiene una forma más o menos ovalada o esférica alrededor del cuerpo físico. En él están contenidos todos nuestros códigos energéticos emocionales que son percibidos por el cuerpo físico a través de uno u otro chacra en función de la frecuencia vibratoria de dichos códigos. Los chacras actúan como transmisores.

- Cuerpo mental: Tiene más diámetro que el cuerpo emociMI onal, siendo más o menos concéntrico a este. Todos nuestros pensamientos están ubicados en el cuerpo mental. Es falso que los pensamientos se encuentren en nuestro cerebro. El cerebro sólo actúa de antena en este caso, al igual que ocurre con las ondas de radio y televisión.

- Cuerpo espiritual: Es el de mayor diámetro de todos, siendo más o menos concéntrico a los anteriores. Cuando una persona están muy evolucionada en la Luz y en el Amor, como es el caso de los maestros, su extensión puede abarcar kilómetros de distancia.

Cuerpo del mensaje:

NOTA: Este artículo lo escribí y publiqué en mi blog http://mensajes-canalizados.blogspot.com el pasado 4 de Noviembre con el objeto de acercar a un grupo de lectores las ideas, conceptos y expresiones que intervienen y se utilizan en los mensajes que se vienen canalizando por parte de los Seres Celestiales y de Luz sobre el cambio que está teniendo lugar en la Humanidad y en la Tierra de cara al año 2.012.

DEJANOS AQUI TUS COMENTARIOS



9 Respuestas a “Mi Carta sobre el Cambio”

  1. GABRIELA -- 8 diciembre 2009 5:05

    GRACIAS POR ESTA "CARTA" TAN UTIL EN ESTOS MOMENTOS, ME SIRVIO MÜCHO PARA ACLARAR CIERTAS COSAS QUE NO ENTENDIA. GABY

  2. Concepción Gu -- 8 diciembre 2009 20:23

    gracias por toda la ayuda que nos manda..

  3. gracian acevedo -- 8 diciembre 2009 23:58

    Hermoso mensaje. un abrazo en la luz

  4. Melida Valera -- 9 diciembre 2009 4:31

    Gracias amadicimo arcangel Rafael su mensaje es de gran sabiduria y verdad

  5. mire22 -- 10 diciembre 2009 9:40

    quiere decir que no sera el 21/12/2012 si no el 21/12/2009 ?

  6. teresa iris garces m -- 10 diciembre 2009 22:30

    doy gracias a todo los seres de luz que me guian para que leyera este trabajo tan completo para asi dia a dia grabarlo en nuestras conciencias y que debemos trasmitirlo a los hermanos que lo deseen.abro mi corazon con mucho amor.gracias por eternamente y hasta pronto.

  7. monica -- 11 diciembre 2009 15:11

    Gracias por el mensaje,siento que es la confirmacion de lo que se, desde algun lugar del alma, y sentir esta confirmacion me hace sentir mas segura en el camino del aprendizaje que emprendi hace ya varios años. Vivir en la gracia de saberse uno con el todo es encontrar el camino de la paz y la felicidad.

  8. RAFAEL -- 11 diciembre 2009 19:24

    Hola. Soy Rafael. Entro a hacer un inciso respecto al comentario anterior de las fechas. En mi opinión, según la información que hemos estado recibiendo de los comunicados transmitidos por los Seres de Luz, la fecha de alineamiento y ascensión de la Tierra con respecto al resto del Universo y al Gran Sol Central es la del 21-22 de Diciembre de 2.012, como así estipula también el calendario maya.

    Otra cuestión es que los sucesos y dolores de parto de la Tierra se desencaden antes, porque no olvidemos que esto será el resultado de la coexistencia de la 3ª y 5ª dimensión en el planeta, hecho que ya es una realidad porque la Nueva Energía es cada vez más intensa. Compartimos patrones de las dos dimensiones. El choque de estas dos energías es lo que puede generar situaciones dificiles tanto a nivel individual como planetario.

    También otra cuestión es que el nuevo estado de ascensión pueda tardar unos años después del 2.012 en implantarse y establecerse definitivamente.

    Con Amor,

    RAFAEL
    http://mensajes-canalizados.blogspot.com
    rafaelmc9@hotmail.com

  9. Jesús Rujano -- 12 diciembre 2009 4:14

    Hola! ME SALUDO EN TODOS, Aquí estoy disfrutando la luz que SOY..
    MÍ meta es corporizar mi espiritu.

Sientete libre dejando un comentario en respuesta al articulo...
Y si deseas que tu imagen aparezca en tu comentario solo debes tener activado tu cuenta en gravatar!




Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.