Pereza y esfuerzo gozoso

pereza1

Este tema es interesante, hablar de la pereza requiere de mucha honestidad de nuestra parte, pues aunque no lo aceptamos, en ocasiones, estamos realizando nuestras actividades con un profundo sentido de pereza. No es necesario tirarnos en la cama y dormir horas y horas sin estar cansados o agotados, la realidad es que podemos hacer actividades y estar realmente perezosos en la mente. Nuestro interior est√° perezoso.

charla sin sentido

La pereza también se manifiesta por ejemplo en las charlas sin sentido, cuando hablamos por hablar, por pasar el rato sin que le mente haga esfuerzo alguno por aportar y crecer.

En realidad la pereza mental y no sólo física es un mal de nuestros tiempos, de alguna manera nos volvemos desmotivados, desinteresados, involucrados en actividades que no requieren esfuerzo físico y menos mental, algo así como un estado zombie.

pereza3

Sin saberlo nos enganchamos porque tambi√©n es muy aceptado en nuestro entorno, estamos en ocasiones rayando en la depresi√≥n, con sonrisas y satisfacciones falsas. En algunos pa√≠ses inclusive, con un gran nivel de desarrollo la gente se suicida a√ļn con un buen trabajo, ingreso, propiedades y familia. Y es que ya no es raro, vivir en la superficialidad sin ocupar nuestra mente en construir para nosotros y los dem√°s lo que nos conduce a un vac√≠o o dolor sutil que desafortunadamente puede tener finales tristes o al menos sin significados profundos.

el antídoto es el esfuerzo gozoso

La buena noticia es que al ant√≠doto a la pereza f√≠sica y mental es el esfuerzo gozoso, esto consiste en realizar todo lo que hacemos hasta lo m√°s peque√Īo con un sentido, puede ser el de aprender algo nuevo de una actividad, que la realice mejor que ayer, o la ofrezca para el beneficio de los otros, o para entender que lo que hago cuenta y es de utilidad.

una actitud de largo alcance

Al esfuerzo gozoso se le conoce como una actitud de largo alcance, y lo es porque implica romper con nuestros h√°bitos poco constructivos. Por ejemplo el primer paso es dar significado profundo a lo que hacemos desde lo m√°s peque√Īo a lo m√°s grande, agradecer la situaci√≥n en la que nos encontramos, aprovechar que tenemos un cuerpo y mente para crecer interiormente.

pereza2

Recuerden que nadie da lo que no tiene, así que si queremos generar amor bondadoso genuino debemos encontrarlo y cultivarlo en nosotros, esto ya implica deshacernos de nuestra pereza mental y pensar en los beneficios de nuestra actividad también, practicar la atención plena y presente es también un excelente remedio pues estamos vigilantes a los momentos en los que nos vinculamos con situaciones superficiales y cuando nos relacionamos de manera productiva y constructiva.

La mente es algo as√≠ como un m√ļsculo que si no lo utilizamos se atrofia, por naturaleza es flexible y maleable pero el esfuerzo y trabajo lo debemos hacer nosotros. Cuando corremos, por ejemplo, al principio la mente comienza a decirnos es temprano, es muy cansado, no vas a poder, no tienes condici√≥n, todos aquellos pensamientos que nos llevan a la pereza f√≠sica y mental, sin embargo si resistimos unos minutos la mente comienza a ceder y posiblemente no nos dice que le gusta correr pero ya no pone tanta resistencia.

voluntad sostenida

Es as√≠ con todo la mente est√° a nuestro servicio para bien o para mal. As√≠ que podemos elegir mantenerla en un estado de reposo, sin movimiento y en constante deterioro o determinarnos a utilizarla al m√°ximo para hacer de nuestra vida algo profundo, productivo y significativo. La clave es el esfuerzo gozoso con una sostenida voluntad. Abandonemos la pereza f√≠sica y mental, en el fondo permanecer en ella es una forma bastante simple y triste de vivir ¬Ņno creen??.

pereza4

AUTOR: Pilar V√°zquez, colaborador de la gran familia de la Hermandad Blanca

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Pilar Vazquez (Editora GHB)
Licenciada en Mercadotecnia, Maestría en Economía de Negocios, Coach Certificada en ejecutivos y equipos de trabajo del ITESM - CCM, alumna de Casa Tibet México.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend