Aita canaliza su Yo superior: la matriz de la tercera dimensión

Fanny Zapata
Fanny Zapata

Aita, canalizando su Yo superior nos señala que el miedo constituye la matriz de la tercera dimensión. ¿Cómo superarlo y elevar nuestra frecuencia vibratoria?

El miedo es la matriz de la tercera dimensión

«El primer mes de 2021 casi ha terminado. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo en estos días del gran despertar!

Mirando hacia atrás en este último año de encierro, máscaras y distanciamiento social, la verdad es que los días, semanas y meses han pasado volando.

Y estamos muy agradecidos por los regalos que nos ha dado esta vez. Porque nos ha dado muchos dones. Los malos actores, los poderes que han planeado la pandemia, que ha sido la excusa de nuestro aislamiento para que pudieran lograr sus propios propósitos nefastos.

Sin embargo, todo está bien para los buenos actores, porque la alianza de luz se apropió del esquema y lo transformó en otro para su propio uso. Y, como siempre, el cielo está a cargo. La Divinidad ha decretado que ya es hora de que la humanidad despierte de su profundo sueño de olvido.

La precesión del equinoccio, el ciclo de 25.000 años en el cual el planeta Tierra se mueve por el universo atravesando por las energías negativas, se ha completa y finalmente está llegando a una conclusión exitosa.

Nos hemos movido a través de las vibraciones negativas. Nos hemos movido a través de las alineaciones planetarias, la matriz tridimensional que mantiene la frecuencia del miedo en su lugar. Y ahora son el momento y el lugar para volver al amor y la luz.

Las condiciones terrenales se han establecido de tal manera que las Almas instaladas en cuerpos humanos físicos, en el reino material podamos experimentar varias dimensiones diferentes.

La tercera dimensión es la dimensión del miedo. Esta es la matriz de baja vibración que vinimos a la Tierra a experimentar. Esta frecuencia es única en el ámbito material y al estar inmersa en ella,  la humanidad no recuerda ni quién ni qué es.

Habiendo olvidado su Divinidad, nace en un mundo conflictivo y confuso de disonancia cognitiva y perplejidad. Este es el mundo en el que el diablo y lo Divino compiten entre sí por la lealtad de la humanidad.

El libre albedrío es el don que tenemos en la matriz de la tercera dimensión. En el Reino Celestial, y para muchos de nuestros hermanos galácticos en el reino material, no hay libre albedrío. Al estar en gran parte en el paradigma del amor de la quinta dimensión y más allá, el libre albedrío no es necesario.

Hasta ahora la Tierra no ha sido un lugar feliz, pero está por cambiar

Uno no necesita elección cuando es feliz y esta Tierra no ha sido un lugar feliz. Más bien ha sido un lugar de elección entre el diablo y lo Divino entre emociones positivas y negativas. De esto se trata el libre albedrío.

Encarnamos en esta Tierra para experimentar el libre albedrío. Vinimos aquí para ser adoctrinados y templados en un sistema de pensamiento disfuncional.

Vinimos aquí para separarnos y desconfiar de nuestros hermanos.

Vinimos aquí para aprender la limitación y la emoción, lo que no podíamos experimentar en el reino espiritual celestial. Porque, como hemos dicho a menudo, al hacerlo tamizamos y clasificamos nuestras preferencias, individualizamos nuestras personalidades y delineamos nuestros talentos y habilidades.

En la matriz de la tercera dimensión somos inconscientes de nuestra verdadera realidad. Pensamos en nosotros mismos como seres humanos pobres, débiles y mortales. Luchamos por sobrevivir, luchamos por prosperar en un entorno que ha sido creado con reglas y regulaciones dispares y opuestas.

Las limitaciones las proporcionan estas reglas y regulaciones, y el comportamiento codicioso y egoísta de los burócratas mezquinos, los narcisistas y todos los malos actores que juegan el papel del diablo.

Estas limitaciones conducen a emociones negativas. Estas emociones negativas, el miedo, la ira, los celos, la culpa, la vergüenza, la culpa son nuestros indicadores de que estamos fuera de la pista. Pero también son mensajes de nuestros ángeles, nuestros guías, nuestro Yo superior para indicarnos que nos hemos desviado del camino recto y angosto del amor.

Experimentando este miedo profundo y oscuro finalmente decidimos, a nivel del alma, que no preferimos el miedo, sino que preferimos el amor y, por lo tanto, descartamos todo lo que nos han enseñado, examinamos todos nuestros pensamientos e ideas sobre la vida y el vivir, cuestionamos todo, y es así como nos despertamos de nuestro profundo sueño hipnótico.

Suena tan simple y en verdad es simple, pero no es fácil. Esta es la cuarta dimensión. La cuarta dimensión es la vibración, la frecuencia en la que nos liberamos del adoctrinamiento disfuncional de la tercera dimensión.

Y aquí es donde entra en juego el bloqueo del año pasado. Ha acelerado nuestro despertar. Ha ayudado a iluminarnos sobre las mentiras y falsedades que nos rodean.

desperate 2293377 640 aita canaliza su yo superior la matriz de la tercera dimension i233417

La pandemia nos ha ayudado a elevarnos desde la tercera dimensión y acelerando el despertar de muchos. Fuente: Pixabay.

Y entonces, queridos, es que nos damos del inmenso don que esta época de la gran pandemia de 2020 ha sido para nosotros. Ha acelerado nuestro despertar, ha proporcionado el malestar, el profundo desconcierto y la confusión que han servido para despertarnos.

Y ahora, ahora entramos de lleno en el tiempo de la revelación. Sin embargo, nuestros hermanos que todavía están inmersos en su miedo e ilusión tridimensional, no ven esto todavía. Su adoctrinamiento por parte de los principales medios de comunicación continúa. La narrativa de las supuestas fuentes de información y de los medios de comunicación aún no ha cambiado.

No obstante lo hará en breve. Estamos en ese momento donde la verdad será revelada y esa verdad nos hará libres a muchos de nosotros. Y sucederá cuando veamos la verdad de nuestro adoctrinamiento, porque cuando vemos cómo la repetición nos condiciona al miedo, nos liberamos de ese miedo.

Sí, la verdad nos hace libres

Y ahora queridos Corazones, queridas Almas, su asignación de Trabajadores de la Luz comienza en serio. Has pasado por la cuarta dimensión. Has examinado tus pensamientos e ideas y los ha cambiado radicalmente.

Tus conceptos falsos, tus ideas falsas adoctrinadas sobre la vida han salido a la luz y lo has cuestionado todo. Y al hacerlo, ha vuelto a amar.

La narrativa del virus y las máscaras y el distanciamiento social, el cierre arbitrario de negocios, la pérdida de ingresos, la separación de nuestra familia y amigos, el miedo a la enfermedad, todo esto ha proporcionado una limitación clara y una emoción significativa.

El miedo, la confusión, las reglas y regulaciones dispares han creado una situación en la que la cuarta dimensión del despertar ha prosperado. Y, como resultado, muchas, muchas Almas se han despertado y se han movido a la cuarta dimensión.

Esto no ha sido fácil, ya que a medida que salimos de nuestro sueño profundo, debemos reestructurar todo nuestro sistema de pensamiento. Debemos restablecer nuestra brújula moral. Debemos pasar por lo que se ha llamado la noche oscura del Alma. Y es en esta frecuencia cuatridimensional que hacemos esto.

sky 3335585 640 aita canaliza su yo superior la matriz de la tercera dimension i233417

En la quinta dimensión conoceremos la frecuencia del amor. Fuente: Pixabay.

Y, queridos hermanos, lo mejor está por venir. Lo mejor es la frecuencia del amor de la quinta dimensión. Nos estamos moviendo hacia nuevas alineaciones planetarias, una nueva frecuencia donde el amor puede prosperar, donde domina la frecuencia del amor.

En esta dimensión somos conscientes de la vibración divina, la hermosa alegría, el fluir, el resplandor de la energía electromagnética del amor. Es allí donde sentimos nuestra conexión entre nosotros y todo lo que es, con la Divinidad misma.

Sus hermanos ahora se están moviendo hacia esa cuarta dimensión, pero no tendrán el tiempo que tú has tenido para asimilar todo lo que sienten. Estarán en shock y asombrados. Estarán confundidos y desconcertados. Y tu trabajo será ayudarlos a superar su crisis.

Te encarnaste para el crecimiento de tu propia Alma en la frecuencia del amor. Has pasado por tu propio despertar personal, te has movido a través de la cuarta dimensión.

Ahora, desde el alto aposento de la paz, desde el punto de vista del amor, estás listo para ayudar a tus hermanos. Sabes que nunca pasó nada malo. Sabes que todos son absolutamente perfectos, íntegros y completos así, exactamente donde están.

Porque cada alma ha diseñado esta experiencia terrenal, este viaje a través del reino material, específicamente para el máximo aprendizaje y máximo crecimiento.

Este es, de hecho, el momento de la revelación. Este último año ha sido un tiempo de limitación y emoción negativa. Ahora es el momento de revelar la verdad de nuestra Divinidad. La revelación que nos liberará de las cadenas de nuestro adoctrinamiento terrenal.

Cuán maravillosamente lleva a cabo la Divinidad sus milagros. Estamos muy agradecidos porque, de hecho, lo mejor está por venir.

Sí, lo mejor está por llegar. En verdad somos seres bendecidos.

Aita canalizando su yo superior»

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://sananda.website/aita-channeling-her-higher-self-january-25th-2021/

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

2 comentarios

  1. Ante todo infinitas gracias por tan maravilloso texto, y si también es cierto que los causantes de este virus solo tienen planes nefastos, la humanidad tiene que haber aprendido algo, reincidir en errores no nos hace malos o buenos, es en la vibración baja que estamos los erráticos, pero en fin!
    Bellísimo aporte, infinitas gracias!

    1. Martin , gracias por leerlo. Creo que es solo ver qué enseñanzas nos dejó todo esto, si ves muchas "limitaciones" fueron vencidas, muchos quedaron atrapados…y tal y como dice la canalización: tiempos divinos están por venir.
      Gracias por tus palabras Martin .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx