Beneficios emocionales de la cromoterapia

Pedro González
Pedro González

En este mundo hemos descubierto un gran número de terapias alternativas capaces de mejorar el estado de salud de todo el mundo. Por ello te presentamos hoy los beneficios emocionales de la cromoterapia. Descubre sus ventajas y cómo te puede ayudar.

Qué es la cromoterapia

La cromoterapia es el tratamiento de algunas patologías y enfermedades mediante el uso de colores. Para ello, se aplica en diferentes formas. Veamos.

  • Por un lado, se puede aplicar a través de la luz en diferentes tonos de color.
  • También a través de los alimentos, de los tejidos y la ropa, o por medio de los diferentes tonos de luz.

Pues bien, además de ello, cabe destacar que la cromoterapia tiene también una serie de beneficios emocionales. Y es que no solo ayudan a mejorar la salud física, sino también nuestra salud psicológica.

Conoce los beneficios emocionales de la cromoterapia

Los colores poseen unos propiedades terapéuticas que ayudan a favorecer el bienestar, y a reducir la ansiedad y el agotamiento. Por ello, a continuación, veremos cuáles son algunos de estos beneficios emocionales de la cromoterapia.

Efectos Hormonales

Uno de los efectos sobre los que incide la cromoterapia es sobre los efectos hormonales. Para ello, la luz pasa a través de la glándula pineal para estimular o reducir la secreción de determinadas hormonas y neurotransmisores.

Es necesario que esta luz sea de diferentes colores. Esto es así en función del tipo de hormonas sobre la que se quiere incidir.

Además de ello, también se utiliza para reducir la presión arterial. Para regular la frecuencia cardíaca y respiratoria también es útil, así como para ayudar a la actividad eléctrica del cerebro.

Colores cálidos y fríos

Uno de los efectos emocionales de la cromoterapia más conocidos es el que tienen los colores cálidos y fríos. Este tipo de colores tienen un gran componente de estimulación cerebral.

En función del tono cromático utilizado, puede ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Por su parte, los colores fríos ayudan a relajar, y también a calmar este tipo de patologías.

Contra la depresión estacional

Uno de los usos más empleados de la cromoterapia es su efecto como tratamiento contra la depresión estacional. Y es que dicho tratamiento puede hacerse mediante una luz blanca y brillante. Así, se podría luchar contra este tipo de trastorno afectivo que suele afectar en algún momento de la vida.

Beneficios emocionales de la cromoterapia

Este tipo de depresiones es más común en los países nórdicos. Allí, la reducción de luz durante el invierno hace que se necesite mucha más cantidad de luz artificial.

Este tipo de tratamientos de cromoterapia también se utiliza para trastornos alimenticios. Desde la anorexia y la bulimia nerviosa al insomnio, o incluso con las drogodependencias.

Colores para el bebé

Otro de los ámbitos en los que suele aplicar la cromoterapia como un método médico es en el ámbito de la ictericia neonatal. Para ello, se utiliza una luz azul. Y es que gracias a este tratamiento, se ayuda al bebé a reducir y descomponer la alta cantidad de bilirrubina. Una sustancia del metabolismo que hace que la piel se vea de color amarillento. Y es que, si se encuentra en grandes cantidades en el cuerpo del bebé, puede dañar su cerebro.

El color rojo es bueno para todo

Finalmente, acabamos con otro de los tratamientos de cromoterapia que se utilizan en algunas dolencias, como el estreñimiento y la cicatrización de heridas, y que es el uso de luz de color rojo.

Además de ello, las luces de color rojo también se pueden utilizar para mejorar el rendimiento en el caso de atletas y deportistas. Este tipo de luces ayuda aumentar la actividad eléctrica muscular y así dar más energía.

Visto en Salud 180, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx