Chakra Sacro: Funciones, síntomas y ejercicios para desbloquear el Segundo Chakra

Lucas María
Lucas María

«Cuando tu aura es fuerte y todos los demás chakras están alineados y funcionando bien, tu sola presencia parece surtir efecto y dirigir diversas fuerzas en el Universo para cumplir tus deseos y tus necesidades sin esfuerzo.»

– Yogi Bhajan

En el camino del autoconocimiento, no podemos dejar de recorrer uno por uno los centros de nuestro cuerpo o chakras por los que circula la energía. En esta oportunidad hablaremos del Chakra Sacro o Svadhishthana (del Sánscrito स्वाधिष्ठान, svādhiṣṭhāna; Svā ‘propio de uno’, adhiṣṭhāna ‘base’ o ‘asiento’), ubicado en la zona baja del abdomen, apenas debajo del coxis.

El Chakra Sacro es el segundo de los siete chakras principales, y está asociado con el cuerpo emocional, la creatividad, la sensualidad y el movimiento.

Una de las características de la energía del Chakra Sacro es que posee mucha flexibilidad y fluye de manera muy activa. Su función principal está guiada por el principio de placer. Su cercanía al Chakra Muladhara los vuelve absolutamente complementarios.

El símbolo del Chakra Sacro

El chakra Svadhishthana suele estar representado con una Flor de Loto cuyo color varía de naranja a bermellón, y posee seis (en algunas versiones doce) pétalos. En ellos puede encontrarse las inscripciones बं ban, भं bhaṃ, मं maṃ, यं yaṃ, रं raṃ y लं laṃ. Además, en el centro de la flor puede divisarse una plateada luna creciente, que representa al elemento agua, que es el que rige el chakra sacro y el mantra वं (vaṃ). El símbolo de la luna podría apuntar a la relación que existe entre las fases de la luna y su influencia en las emociones y el comportamiento del agua. Además, este chakra es muchas veces relacionado con la energía femenina.

El chakra sacro es también representado con animales acuáticos, como un pez o un cocodrilo. De hecho, según la tradición Hindú antigua, el cocodrilo es el que gobierna este chakra por ser reverenciado como el más antiguo del reino animal. En él se ven representadas la fuerza y la debilidad de todas las criaturas vivientes, incluyendo a los seres humanos. Sus escamas exteriores son una coraza sólida como la roca, pero su abdomen es una de sus áreas más sensibles y vulnerables. Además, a este animal se lo relaciona con la paciencia y la sabiduría en la toma de decisiones.

Otras características por las que se ha relacionado al cocodrilo con el chakra sacro son la resiliencia, la fortaleza, la intuición, el honor y el coraje.

Función del Chakra Sacro

Las funciones del chakra sacro están relacionadas, entonces, con gran parte de las respuestas emocionales. La felicidad, la diversión y el amor en las relaciones son algunas de las cuestiones que involucran este chakra.

Lamentablemente, la sociedad en la que vivimos actualmente no nos alienta a ser genuinos, a vivir y expresar nuestras emociones. Como consecuencia, desde una muy temprana edad nos acostumbramos a reprimir muchas de las cosas que sentimos o deseamos. Esto no es otra cosa que energía que no dejamos fluir libremente, y de esa manera el chakra sacro puede presentar bloqueos con los que tendremos que lidiar tarde o temprano en nuestra búsqueda por el equilibrio.

Este centro de energía también actúa sobre la glándula suprarrenal, encargada de segregar la adrenalina o epinefrina. Esta hormona influye a su vez en el metabolismo y el sistema inmune.

Cuando el chakra sacro se encuentra balanceado, también jugará un papel importante en los mecanismos con los que daremos solución a los problemas que se nos presenten en distintas oportunidades. La persona presenta una personalidad más juguetona con los demás, más dinámica en su pensamiento y estimulada en la creación de nuevas ideas.

También la inspiración y el sentido crítico del arte dependen de este centro, lo que lo vuelve fundamental para aquellas personas relacionadas con el ámbito artístico.

Síntomas de un Chakra Sacro desbalanceado

La principal causa de los problemas en este centro de energía son los abusos emocionales o sexuales. También la sensación de rechazo, y el haber sido víctima de manipulación.

Una de las características más comunes en las personas que presentan un desbalance en el chakra sacro es el aburrimiento. Se presenta una dificultad para encontrar entusiasmo en las actividades que se realiza, y una gran falta de inspiración. Esto también se traduce muchas veces como cansancio general y falta de energía.

En estas instancias es muy común la tendencia a pensar en exceso en todo. Además, las personas con desbalances pueden experimentar el desarrollo de dependencia emocional con las personas, y una predisposición a reaccionar de manera exagerada a todo lo que sucede, incluso cuando en una situación normal acostumbran guardar la calma.

Por lo general, las personas con problemas en el chakra sacro también suelen presentar un desequilibrio en su deseo sexual, tanto una disminución drástica en la libido como un aumento desmesurado, lo que los predispone a la impulsividad. También pueden verse involucrados en problemas de adicciones. La sed de placer inmediato o la necesidad de escapar de su situación puede traerles malos hábitos con las comidas, el trabajo, el alcohol, las drogas, etc.

A nivel físico, las personas con bloqueos en el chakra sacro suelen presentar dolores en la espalda, los riñones y problemas digestivos. Puede también favorecer las condiciones de impotencia, infertilidad, artritis y problemas menstruales.

Cómo curar el Chakra Sacro

Siempre es recomendable realizar ejercicios que involucren la apertura en todos los chakras del cuerpo, pero en casos de bloqueos particulares, hay determinadas prácticas que pueden ayudarte. Cualquier actividad que aumente tu autoestima, te haga sentir más capaz de comprometerte con los demás pueden ayudarte a desbloquear las emociones estancadas en tu sistema. Además, el chakra sacro también puede influirse mediante un trabajo consciente de la aceptación de los cambios, el desapegarse de la culpa y el desarrollar una mejor manera de regular las emociones.

Hay también determinados cristales y piedras cuyas energías pueden también asistir en estos casos. Algunas son:

  • La Calcita Naranja: Se dice que mejora a la creatividad, ayuda a superar las barreras emocionales y a armonizar la mente con el cuerpo.
  • La Piedra de Luna: Para el chakra sacro se recomienda una Piedra de Luna color durazno, la cual reduce la preocupación y posee una energía armoniosa.
  • La Cornalina: Esta piedra semipreciosa posee cualidades que potencian la creatividad y el sentido artístico.
  • El Citrino: Estas son muchas veces denominadas ‘piedras de la mente’. Ayudan a acrecentar el autoestima y la confianza en uno mismo.

Además, la práctica de la meditación es siempre una gran aliada. Puedes ayudarte visualizando un círculo naranja rodeando la zona del chakra sacro, que te transmite una sensación de calor.

También determinadas comidas pueden ser de ayuda. Las frutas como naranjas, mangos y duraznos, las semillas como la de calabaza, girasol y amapola. También el coco, con sus propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular pueden incrementar tu energía. Por otro lado, las infusiones como el té de frutas son también un excelente opción.

Por último, la aromaterapia también presenta aceites esenciales que inducen al desbloqueo del chakra sacro. Entre ellos podemos encontrar al azahar, la bergamota, el jengibre, el jazmín, el pachulí, el sándalo y la naranja.

El trabajo en pos de un equilibrio debería ser uno de los ingredientes de nuestra cotidianidad. Pues una persona equilibrada es una persona eficiente y un persona feliz.

El equilibrio en este chakra nos lleva a relacionarnos mejor con los demás y con nosotros mismos.

Recuerda, cuidarlo es cuidarte a ti mismo.

AUTOR: Lucas, redactor de la gran familia de HermandadBlanca.org

FUENTES:

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx