Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » ¿Cuál es el tratamiento alternativo de la Enfermedad de Crohn?, por la Dra. Elena Bejarano

¿Cuál es el tratamiento alternativo de la Enfermedad de Crohn?, por la Dra. Elena Bejarano

intestino ¿Cuál es el tratamiento alternativo de la Enfermedad de Crohn?, por la Dra. Elena Bejarano

 

PREGUNTA: “Tengo diagnosticad Enfermedad de Crohn y no debo tomar antiinflamatorios, ¿qué puedo tomar como sustituto a la medicación convencional?”. Ángel.

RESPONDE: DRA. ELENA BEJARANO, Licenciada en Medicina y Cirugía, y diplomada en Medicina Tradicional China y en Homeopatía. Colabora en la  CLÍNICA OMEGA ZETA.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

La Enfermedad de Crohn está incluida en el grupo de “Enfermedades Inflamatorias intestinales”. Es untrastorno crónico que puede cursar con brotes, remisiones y recidivas. Consiste en la inflamación de cualquier parte del aparato digestivo siendo la más frecuente la zona distal del intestino delgado, el íleon.

La causa no está completamente definida y se barajan diferentes factores, como los hereditarios, los infecciosos, los dietéticos y los tóxicos, entre otros posibles. Se sospecha, dada la sintomatología extraintestinal y la respuesta a los corticoides, que pueda haber una base inmune en el proceso.

Esta enfermedad se puede presentar a cualquier edad, aunque es frecuente que sea antes de los 40 años. Su incidencia ha ido aumentando a medida que ha subido el nivel de vida. Sus principales síntomas suelen ser el dolor abdominal, las diarreas, las manifestaciones perianales, cuadros constitucionales como cansancio, febrícula y disminución de peso, hemorragias, trastornos articulares, problemas hepáticos, dermatológicos, oftálmicos y un largo etcétera.

Su proceso diagnóstico es a través de analíticas, examen de heces, pruebas radiológicas, ecografías, procedimientos endoscópicos… Dada su evolución a brotes es muy importante el control de la enfermedad, que trataremos en este apartado desde el ámbito integral.

La terapia debe ser individualizada según los aspectos clínicos y psicosociales de cada enfermo. El tratamiento debe controlar la inflamación, corregir deficiencias alimenticias y mitigar los síntomas como dolor, diarrea o sangrado rectal.

Los fármacos convencionales principales para el tratamiento de la enfermedad son la sulfasalazina y los corticosteroides. A veces es necesario el uso de inmunosupresores. En ocasiones y debido a complicaciones se hace necesario el tratamiento quirúrgico. En España, en 2009 se inició un tratamiento pionero para tratar con terapia celular a los afectados por esta enfermedad. La nueva terapia se basa en un trasplante de médula ósea autólogo; esto es, los afectados reciben las células madre procedentes de su médula ósea.

Además es importante revisar la dieta de cada paciente, incluyendo un estudio de intoleranciasalimentarias para personalizarla, disminuyendo así posibles causas de inflamación e hiperreactividad inmunológica. Se ha de llevar a cabo una suplementación con vitaminas y minerales que es posible que estén en deficiencia, como las vitaminas A, B, C, D, E y K, folatos, calcio, cobre, manganeso, selenio y zinc.

PUBLICIDAD GOOGLE

El uso de probióticos y aceites de pescado permite reducir los síntomas, los primeros por el componente infeccioso que pudiera existir de la enfermedad y los segundos por sus características antiinflamatorias.

El uso de terapias holísticas como la homeopatía y la acupuntura, que contemplan al paciente conectando su aspecto físico y emocional, junto a su respuesta al medio a través probablemente de su cerebro y sus sistemas nervioso e inmune, permite apoyar con muy buenos resultados a este tipo de pacientes, controlando su sintomatología para ofrecer una mejor calidad de vida.

No debemos olvidar las terapias cuerpo-mente que permiten controlar el dolor y el estrés, como son el yoga, la meditación, el reiki… La sinergia de las medicinas nos ofrece un paso evolutivo en las enfermedades multifactoriales. No dude en consultar con un profesional de la salud antes de iniciar por su cuenta tratamientos no convencionales.

  

 

doctora Elena BejaranoSobre la doctora Elena Bejarano
Me licencié en Medicina y Cirugía hace ya más de 20 años en la Universidad Autónoma de Barcelona, y tuve la gran oportunidad dentro de mi formación de coincidir con un profesor que nos enseñó unas nociones de otro tipo de medicina, la acupuntura, por lo que un año antes de acabar la carrera inicié mi formación en Medicina Tradicional China.

Desde que empecé a trabajar como médico he intentado integrar ambas medicinas, ya fuera en urgencias, en pacientes ingresados o en el ambulatorio. Años más tarde, al comprobar los buenos resultados que obtenía la homeopatía con animales y los problemas que me encontraba a veces con algún paciente y las agujas, decidí estudiarla. Así encontré esa fantástica simbiosis entre nuestra medicina convencional —que nos ha permitido saber tantas cosas de nuestro cuerpo físico, su funcionamiento y sus alteraciones—, la acupuntura y la homeopatía, terapias holísticas que me permiten visionar al ser humano de forma global, incluyendo sus emociones y sus relaciones con el entorno, siempre en interdependencia.

Actualmente trabajo en la CLÍNICA OMEGA ZETA de Barcelona, especializada en Medicina Integrativa, donde el ser humano es el centro de atención del proceso de sanación. Los tratamientos combinan la medicina tradicional y la complementaria con las tecnologías más avanzadas y eficaces.

 

¿Cuál es el tratamiento alternativo de la Enfermedad de Crohn?, por la Dra. Elena Bejarano

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)

Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.


2 comentarios
  1. User comments
    maria isabel bon

    Estoy de acuerdo totalmente, gracias por esta información.
    Además pienso que cada ser humano es único, y para todo el mundo no se puede dar el mismo tratamiento, el profesional de la salud debe percibir al enfermo y debe haber una empatía entre ambos, el paciente debe sentir confianza en el médico y el médico debe dar esa confianza tratando al enfermo con amor.
    Espero que poco a poco la medicina convencional se vaya abriendo a otras terapias no agresivas.
    Un cordial saludo
    Ma. Isabel

  2. User comments

    Existe algún tratamiento para curar la Pseudo-obstruccion intestinal crónica.
    Cómo se pueden prevenir las distensiones del intestino?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend