ECONOMIA CIRCULAR – mirada macro.

Jose Pedro Arancibia
Jose Pedro Arancibia

economia circular economia circular mirada macro i214031

ECONOMÍA CIRCULAR: Introducción

Hoy vivimos en la denominada 4t revolución industrial a la que el Hombre ha llegado transitando el cambio memético casi sin saberlo en una vorágine de cambio cultural.

El link

https://hermandadblanca.org/sociedad-forma-cambio-escencia-genes-memes-complemento/

se extiende sobre el concepto de memes en un contexto de evolución cultural.

Desde la sociedad mítico-heroica de clanes arcaicos aglutinados en pos de simplemente sobrevivir se suceden no pocas eras antes de que el misticismo de la tribu ancestral y su promesa de un vivir seguro rápidamente diera lugar, casi sin darnos cuenta, a las ultimas tres concepciones de mundo que preceden a la actual sociedad post-industrial; cada una de ellas con sus aciertos y desaciertos en sus expresiones de lo económico, político y cultural. Cada una con base en la anterior y un esbozo de la siguiente.

creacion del mundo cosmovision griegos economia circular mirada macro i214031

1.- En la cosmovisión del mundo griego la historia es el proceso por el cual el orden original de las cosas se mantiene en la perfección durante la Edad de Oro para luego caer en decadencia a través de eras sucesivas de menor orden y mayor caos (Oro, Plata, Bronce, Heroica & Hierro). Con tal concepción el cambio no refleja mayor valor al mismo tiempo que un estado ideal es aquel que minimiza su transformación.

cosmovision medio evo 2 economia circular mirada macro i214031

2.- Por otro lado en la visión cristiana del medio evo, de la que 40 generaciones nos separan, la vida es un breve intervalo de preparación para la siguiente; abandona los ciclos griegos pero mantiene el concepto de decadencia y pérdida del estado original puro (salida del Paraíso). La Historia ya no es no cíclica y aun cuando lineal no busca corregir el presente, sino la salvación.

cosmovision modernidad 2 economia circular mirada macro i214031

3.- En la concepción clásica o moderna rige casi 300 años a partir del s. XVIII y si no fuera por los enormes esbozos de un mundo nuevo, casi podríamos pensar seguimos en el mundo racional y científico de Newton. En 1750 Jacques Turgot rechaza la naturaleza cíclica de la historia y el concepto de degradación constante. La historia avanza en línea recta y cada fase sucesiva de la historia representa un adelanto sobre la anterior. Nace la idea del avance general y crecimiento ilimitado hacia la perfección, idea que solo recientemente comienza a ser debatida.

En efecto, no será hasta fines del s. XIX que las ideas comiencen a dejar las concepciones y expresiones de mundo basadas en (a) buscar/recibir protección bajo reyes e imperios donde el cambio no reflejaba mayor valor, (b) recompensas futuras como la salvación por medio de la fe y un bien superior o (c) el logro inmediato de la razón bajo estados nación y sus empresas expansivas e industriales.

A 300 años de Newton empezamos a notar (bajo la óptica de nuestro conocimiento actual y tecnología) que los límites naturales de la relación entre población, recursos y medio ambiente están siendo (aparentemente) superados y que la cuesta abajo del crecimiento ilimitado, entonces, sería inevitable.

ver

https://hermandadblanca.org/presente-desarrollo-canon-vigente/

Pero para que conceptos como decrecimiento, colapso o regresivo, entre otros, tomen acepciones positivas, en un futuro cercano, el mundo deberá, necesaria y no tan gradualmente, moverse por debajo de la capacidad de carga planetaria.

La cuestión es cómo van a configurarse en ese contexto el cambio y la organización social hoy que es la conjunción de una multiplicidad de fenómenos recientes, todos efecto del devenir de la historia y donde destacan: Financialization, 4ta revolución industrial, Cuántica & Astrofísica, Big Data, VR (Virtual Reality), AI (Artificial Intelligence), IoT (Internet of Things), Nanotecnología, Digitalización de la Economía, Blockchain.

En cada uno de estos fenómenos se conjugan conceptos como Sistemas Complejo Adaptativos, Entropía, Virtualidad, Información, Globalización, Cambio Climático, Post industrialidad, Zero Emisiones o Economía Circular los que comienzan a dar forma y regir sus rumbos.

ecologia industrial 600x345 economia circular mirada macro i214031

ver

https://hermandadblanca.org/conjuncion-de-fenomenos-recientes-cambio-radical/

https://hermandadblanca.org/redes-distribuidas-impacto-reciente-blockchain-y-criptomonedas-una-mirada-libre/

ECOLOGIA INDUSTRIAL

Robert Frosch, en un artículo de 1989 de la revista Scientific American define lo que mas adelante mutará al concepto de economía circular. Frosch concibe un ecosistema industrial donde el consumo de energía y materiales es optimizado de manera que la generación de residuos sea mínima y que idealmente los efluentes de un proceso sirvan de insumo para otros.

A 30 años de Frosch, el mundo espeja todavía sus decisiones económicas en base al PIB, pero ya comenzamos a escuchar, por ejemplo, de indicadores como el Índice de Desarrollo Humano, o el Índice de Felicidad o uno que integra de todos los anteriores, y otros, en el IWI (inclusive Wealth Index).

El indicador IWI integra activos y pasivos ambientales, huellas de CO2, de agua; capital físico-manufacturado, capital natural, social y humano con lo que refleja de mejor manera el frágil equilibrio de los recursos planetarios y la satisfacción de nuestra existencia. Es por cierto que la industrialidad del mundo, y la nuestra, serían menos agresivas con el medio ambiente si nos midiéramos en base a IWI y no en base a PIB o simple y puro Crecimiento (Growth).

Y aun cuando transitamos lentamente de una economía social de mercado a una economía social de recursos (*) , hasta entonces el enfoque de economía circular parece aportar en decarbonizar la economía, disminuir su intensidad energética, minimizar huella de agua y CO2 además de propiciar una producción sin obsolescencia programada.

ec 660x433 economia circular mirada macro i214031

ECONOMÍA CIRCULAR Y MINERIA EN CHILE.

La minería en Chile representa cerca del 13% del PIB, 14% de los impuestos recaudados y algo en torno al 60% de las exportaciones entre 2007 y 2017.

No obstante, enfrenta creciente escasez de agua, una baja sostenida de ley de los minerales junto con un aumento intensivo en el uso de agua en sus procesos.

Para una economía social de recursos falta un poco todavía. Pero podemos avanzar en los aspectos de circularidad, no solo en la industria minera Chilena, de modo de hacer realmente sustentable su desempeño: decarbonizando su matriz de emisiones, minimizando su caudal de residuos y aumentando el nivel de reutilización de desechos en sus procesos junto a cada vez menores huellas de agua.

El agua es un insumo estratégico no solo en minería y en dicha actividad su consumo alcanza aproximadamente un 5% del total de agua consumida en el país, equiparando al consumo domestico y muy por debajo del 90% que recibe uso agrícola.

Caminos que aporten a minimizar la huella de agua pueden ser enfrentados desde mejoras a sus tipos de fuente: agua recirculada (agua reinyectada al sistema) y agua de mar (tratamiento osmosis). Destacan sistemas de extracción de agua que permiten eficiencias y ahorros significativos con bombas centrífugas de alta eficiencia para la industria minera o sistemas que propicien  menor uso de agua continental por medio del aumento de agua recirculada y agua de mar.

Dado que es necesario desarrollar nuevos procesos, tecnologías y soluciones que aporten en uso racional y más eficiente de los recursos el concepto de circularidad puede ser implementado por ejemplo en procesos donde exista una gran cantidad de desechos (roca, emisiones, relaves, agua, lodos).

En cada uno de ellos se necesita reducir emisiones, disminuir la intensidad energética y preservar la biodiversidad en el área de influencia de la industria. Es posible pensar en  nuevos sistemas de procesamiento de residuos o chatarra, en los cuales la industria ha avanzado, con distintos niveles de compromisos y ejecución.

Ejemplos de circularidad son el uso de rocas de desecho como relleno, en jardinería y construcción o como insumo base para nuevos hormigones o cementos donde todos estos constituyen ejemplos en que si bien existe ahorro financiero finalmente aporta mayor valor el contribuir a minimizar impacto medioambiental.

Los caminos a explorar deben apuntar a reducir emisiones y desperdicios, menor huella de carbono  agua, a una mayor integración de infraestructura compartida con la comunidad (caminera, de telecomunicaciones, sanitaria) con base en reutilización y reciclado de residuos, recuperación de energías residuales (cogeneración, otras) y  recuperación de energía previa al depósito en vertedero (sistemas modernos de combustión).

iwi inclusive wealth index 4 economia circular mirada macro i214031

(*) ECONOMIA SOCIAL DE RECURSOS

En efecto, una economía social de recursos antes debe propender a integrar varios sistemas: (1) un Sistema Global De Administración De Recursos Y De Monitorización De La Demanda que en interacción con (2) un Sistema Global Administración De La Producción – dinámica, distribuida, eficiente y orientada a la preservación estratégica – i.e. que evada feedback negativo y privilegie menos recursos cuyos residuos sean difíciles de reciclar o manejar – not fósil fuel based y que haga todo bien de una vez y para siempre, pensando en que todo debe reciclarse o reintegrarse (industrial ecology) y ser pensado para actualizarse (design to up-date) – alimente las decisiones de un (3) Sistema Global De Administración De La Distribución basado en una estrategia de proximidad en cuanto producción local máxima y transporte mínimo, i.e. máxima reducción de distancias requeridas para el transporte de bienes, materia prima o producto acabados.

AUTOR: José Pedro Arencibia, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx