Home » Sabiduria y Conocimiento » Astrología » "El Mensajero Lunar", Luna Llena de Aries 2013

"El Mensajero Lunar", Luna Llena de Aries 2013

Aries icono símbolo zodiaco horoscopo fondo azul astrologíaEl Mensajero Lunar :  Luna Llena de Aries 2013

Perspectivas de Sabiduría 4: El Señor Brahma

El equinoccio de primavera al inicio de Aries marca el punto de inicio del año solar. En el año solar, Aries es la primera vibración. Cada vez que el Sol pasa a través de Aries hay nuevos comienzos. Al inicio del ciclo evolutivo en el gran trabajo de la creación, el Espíritu y la Materia se reunieron; el inicio en el trasfondo de la eternidad está representado por la cabeza de un carnero. Conforme a la sabiduría del Oriente, Brahma juega el papel del creador al inicio. Es por ello que el tema de El Mensajero Lunar de este mes es “Perspectivas de Sabiduría 4: El Señor Brahma.”

 

El Niño en el Vientre de la Madre

El alma es un viajero por los senderos en espiral de la evolución y entra en el vientre de la madre en una etapa particular en el momento de la fecundación. Allí la conciencia del creador se encuentra inducida por la pareja de creadores (padre y madre) para crear su propia estructura al estilo de los padres. El espacio y el lugar de este suceso presentan a un globo del espacio que da la estimulación al niño en el útero de la madre.

 

Lo que el cuerpo físico de la madre es para el niño, es lo que el globo del espacio es para el alma: sirve como un modelo conforme al cual el niño debe desarrollarse. El centro de la cabeza es el punto más elevado y el primero en formarse en el momento de la fecundación; se corresponde con la primera casa del horóscopo. La columna vertebral se crea en segundo lugar en el feto; contiene la esencia de nuestro ser. El Maestro EK dice que el cilindro hueco en la columna vertebral es el estrecho pasaje en el que el espacio existe como Hombre.

 

El ombligo se manifiesta como un centro del espacio inferior. Se corresponde con la séptima casa y el descendente. Los dos puntos trabajan como dos polos para distribuir la materia del tejido que forma al cuerpo físico. El centro de la cabeza trabaja como el polo positivo y el plexo solar como el polo negativo, como el centro de expresión dentro de la objetividad. El ombligo une a la madre y al niño. Este simboliza al vínculo entre la naturaleza como la madre y el Señor como el niño con la conciencia desarrollándose poco a poco.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Durante la formación del tubo espinal, la conciencia del creador es lanzada hacia abajo y hace un viaje a través de este canal para investigar el sendero descendente. El tercer libro del Bhagavatam describe esto como el viaje de Brahma, el creador, dentro del cañón del tallo de la flor del loto sobre el que está sentado. Brahma es la manifestación de cuatro caras del Señor y preside la creación de los universos. Las cuatro caras representan las cuatro etapas de la creación que conocemos como existencia, conciencia de la existencia, pensamiento y acción y que también encontramos en los cuatro reinos de la naturaleza: mineral, vegetal, animal y hombre.

 

 

El Creador Nacido del Loto

Brahma nace en una flor de loto que brota desde el ombligo de la persona cósmica. El loto es el principio en despliegue perpetuo del espacio como su contenido. Los científicos antiguos lo llamaron “la Mente del Espacio” o en sánscrito “Mahat”; nuestra mente es una parte de ella.

 

Brahma se pregunta, “¿Dónde estoy y de dónde brota este loto?” Luego hace un recorrido descendente por el cañón del tallo para conocer la profundidad del océano sobre el que está flotando. Luego reflexiona sobre cómo crear esta unidad de la creación. Desde los cielos más allá de la existencia cósmica recibe la sensación de que él no es una entidad separada del resto; que es una parte del todo y él es un mundo dentro de un mundo y un creador dentro del creador. Así, llega a entender que él no es el creador sino un creador.

 

El tallo sutil del loto también se llama Brahma Danda, la vara del creador. La tenemos dentro de nuestra columna vertebral como el Sushumna de donde emergen los centros o chakras. Sostener una vara exterior, como lo hacen los reyes o los obispos, es un símbolo para esta vida vertical del fuego de la serpiente.

 

La forma masculina de Brahma, el creador de cuatro caras, es diferente del absoluto, que también es nombrado con la forma neutra Brahman o Narayana, Para-Brahman y “el trasfondo”. La creación comenzó con un impulso surgido del Uno absoluto que es la base para todo en la creación. Con la aparición de este impulso, se forman el tiempo y la naturaleza. Este impulso se describe como un huevo que emerge de Brahman y por tanto también se llama Brahmananda, el Huevo Cósmico.

 

El simbolismo del huevo y la forma circular forman una de las claves principales de la sabiduría antigua. “El Señor hizo que el huevo surgiera de las aguas e hizo que la semilla de la creación surgiera a partir del agua en el huevo. Como una semilla se incorporó como su propia presencia, YO SOY”, dice el Bhagavatam.

 

El auto-refulgente huevo de oro de la manifestación de Brahma es también el “ombligo de oro”. Puesto que surge del trasfondo junto con el huevo, el Brahama de cuatro caras es considerado también como el mismo Señor en la capacidad de su hijo. El Rig Veda describe a la personalidad del padre, del trasfondo como eterna, mientras que la personalidad del hijo es periódica en su surgimiento y fusión. Al período entre un surgimiento y una fusión se le llama un período de creación que en los Puranas es llamado un Día de Brahma. Este se divide en catorce partes iguales llamadas Manavantaras. Cada Manvantara es presidido por una gran conciencia que se llama Manu. Hay 14 Manus que pertenecen a los niños nacidos de la mente de Brahma. Un Manu es el prototipo de cada raza humana en la creación. La humanidad actual pertenece al séptimo Manu llamado Manu Vaivasvata.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

El Tercer Logos

Al principio creativo, Brahma, también se le llama 3er Logos, la Actividad Inteligente o Fuego por Fricción, además del 1er Logos de Voluntad Divina y el 2do. Logos de Amor-Sabiduría. Brahma no es tan adorado como los otros dos Logos o la Madre Divina. En la India hay muy pocos templos para él. Esto es porque el trabajo del 3er Logos está casi terminado; ahora tratamos de expresar Amor y Sabiduría y luego la Voluntad de Dios. En sus libros, el maestro DK dice que durante la primera existencia sistémica se creó la forma física. Ahora estamos en la segunda existencia sistémica, de Amor y Sabiduría, y en la próxima existencia sistémica sólo existirá el 1er Logos de Voluntad. El trabajo de Brahma es como construir una casa. Una vez que se construye, los habitantes se mudan allí y las actividades de construcción se acaban totalmente.

 

Los Puranas pertenecen a las más antiguas escrituras; ellos describen cómo, al principio de la creación, las inteligencias cósmicas y los seres surgieron en la creación a través de Brahma. En esto él es sólo un medio del Señor. Siempre que se consideraba a sí mismo como el creador y se olvidaba del Señor absoluto, surgieron fallas. Como Brahma, cuando estaba sentado en el loto, contemplando sobre “¿Quién soy yo?”, él no obtuvo respuesta. Cuando surgió la pregunta, “¿Qué debo hacer?”, recibió la respuesta del trasfondo de que él debía volverse hacia dentro. Y él entendió que no era más que ESO. Cuando la pregunta surgió otra vez “¿Qué debo hacer?” la respuesta del interior dijo: “Crea”. La creación ocurrió a través de él mientras estaba en la presencia de ESO.

 

Primero los 4 Kumaras salieron de él. Se los describe como los jóvenes eternos y también se los llama Manasa Putras. Los hijos de la Mente Cósmica. Nacieron de Brahma sin él quererlo.

 

Lo mismo ocurre también con nosotros. Cuando estamos vinculados con la Divinidad, surgen pensamientos en nosotros que están de acuerdo con eso. Incluso cuando tenemos la sensación de que estamos pensando, los pensamientos vienen de círculos superiores. Cuando el creador le aconsejó a los Kumaras que cooperaran con él para la creación, ellos simplemente sonrieron y permanecieron en silencio. Su propósito era diferente de lo que pensaba el creador. Ellos conocían su tarea, y así se negaron a crear. Brahma se enojó y los maldijo a estar enterrados en la materia de toda la creación. Esta alegoría explica el nacimiento de la mente y el nacimiento de los Maestros en todos los planos, así como su trabajo en beneficio de los seres. No son personalidades, sino principios que trabajan en el cosmos y en nosotros.

 

 

Brahma y Saraswathi

Otros seres salieron a través de Brahma y se manifestaron en el universo – Rudra, las vibraciones en el espacio; los Prajapatis, los progenitores de los seres de la creación, los Señores del poder, la forma y la materia; Saraswathi, el Verbo Divino nacido de Brahma… La Palabra surge de la subjetividad del que habla y viaja a través del sonido en el espacio, del que habla al oyente. Cuando Brahma vio la belleza de Saraswathi, se olvidó de su deber y corrió tras ella. Se dice que los Prajapatis se rieron de él cuando vieron su deseo. Marichi, la mente de Brahma, le dijo que no era bueno tener deseo por ella. Brahma se dio cuenta de su error y sintió vergüenza. Comprendió que debía utilizar a Saraswathi para el bienestar de la creación, pero no utilizarla para su propio deseo egoísta.

 

Esta alegoría de Brahma creando a Saraswathi desde adentro de sí mismo y de seguirla para impregnarla explica el misterio de cómo la creación surge dentro de la objetividad, es similar a la historia bíblica de la creación de Eva a partir de Adán. Este misterio también señala el poder de la Palabra. Nosotros mismos nos perdemos cuando corremos detrás de los pensamientos y ellos brotan de nosotros como palabras y acciones. Podemos fácilmente caer si no usamos el habla correctamente y así nos hacemos daño a nosotros mismos y a otros. Que no permitamos ser guiados por nuestros pensamientos sino que nosotros siempre guiemos a nuestros pensamientos. Somos el Maestro y debemos dirigir los pensamientos conforme a nuestros deberes. Sin embargo, no es un crimen cometer errores. Incluso el creador cometió errores. Lo importante es darse cuenta de los errores, corregirlos y aprender la lección.

 

Fuentes: K.P. Kumar: Doctrina de la Presencia Eterna / Notas de seminarios. E. Krishnamacharya: Ciencia del Simbolismo.The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España (www.worldteachertrust.org / www.edicionesdhanishtha.com)

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend