Glándula Pineal: Consideraciones sobre el tercer ojo, cómo activarlo y cómo protegerlo

Lucas María
Lucas María

glándula pineal

«Sabio es quien es capaz de ver en acontecimientos mínimos la grandeza infinita del milagro»

– Alejandro Jodorowsky

¿Alguna vez has escuchado acerca del famoso tercer ojo?¿Y de la importancia que tiene para nuestro nivel de percepción? Este es quizás uno de los conceptos más importantes en la meditación y en la tradición hindú. Este tercer ojo ha sido relacionado por la corriente Teosófica con una pequeña glándula ubicada en el centro de nuestro cerebro, la glándula pineal. Y es sobre ella que trataremos en este artículo.

Hablaremos también de dónde se encuentra, la actividad que se lleva a cabo durante el correcto funcionamiento de esa glándula y la importancia que eso tiene para nuestro nivel de conciencia. Además, hablaremos sobre distintos ejercicios y prácticas que se pueden llevar a cabo para efectuar la activación de nuestra glándula pineal, como así también de algunas consideraciones para asegurarnos de mantenerla sana.

Consideraciones sobre la Glándula Pineal

El tercer ojo es también conocido como el ojo interno u ojo de la mente. Este es la representación mística de la capacidad de percibir aquello que se encuentra más allá de la visión mundana. Sería de esa manera un vórtice energético que guarda una íntima relación con el chakra ubicado entre nuestros ojos, llamado Ajna.

Este vórtice, relacionado con la glándula pineal, es también una puerta que nos conduce a estados más puros de conciencia, y a los llamadas reinos interiores. Gracias a él podemos percibir el aura y los chakras de las personas. También nos ayuda a predisponernos a recibir visiones de contenido extrasensorial, como la precognición o las vivencias extracorpóreas. Es esta la gran herramienta de los videntes y adivinos.

En el Taoísmo chino, el tercer ojo es también un concepto muy utilizado. En la antigüedad, se llevaba a cabo lo que se conoce como ‘entrenamiento del tercer ojo’, que involucraba ejercicios de atención y focalización en el espacio donde el tercer ojo se encuentra, mientras se practica distintas posturas del Qigong. Este entrenamiento se realiza para permitir a los estudiantes el entrar en una vibración cercana a la del universo, y de esa manera obtener una base sólida sobre la cual alcanzar los niveles de meditación más avanzados.

De acuerdo con las enseñanzas cristianas del Padre Richard Rohr, el concepto del tercer ojo es una metáfora para el pensamiento no-dualista. Esto es, la manera en que los místicos perciben. Según sus conceptos, los místicos poseían un primer ojo para captar la información mundana del mundo que los rodea, es decir, el sentido de la vista propiamente dicho. El segundo ojo estaba relacionado con la razón, la meditación y los distintos estados reflexivos. Sin embargo, dice, ‘ellos saben que no deben confundir el conocimiento con la profundidad, o la mera información correcta con la transformación de la conciencia en sí misma. La mirada de los místicos se construye sobre esos dos primeros ojos, y luego va mucho más allá’.

tercer ojo, glandula pineal

La Glándula Pineal y el Tercer Ojo

Es en la Teosofía, que llega a asociarse al tercer ojo con la glándula pineal. Ella asegura que en la línea evolutiva de muchos animales vertebrados, entre ellos el ser humano, existía un tercer órgano de percepción fotosensible como nuestros ojos. Este se ubicaba en la parte trasera de nuestra cabeza. Con el correr de las generaciones, ese órgano se volvió innecesario para lograr subsistir y por lo tanto se atrofió y fue sumergido hasta el centro del cerebro para convertirse en lo que hoy conocemos como glándula pineal. Esta teoría está basada en el hecho de que esta glándula, a pesar de estar inserta en el centro mismo de nuestro cerebro, conserva aún hoy sus capacidades fotosensibles. Esta característica es sumamente importante, pues es gracias a ellas que esta glándula es capaz de regular la secreción de la hormona melatonina, encargada de controlar nuestros distintos ciclos a lo largo del día.

De esa manera, la glándula pineal es la principal encargada de regular los ciclos circadianos, que determinan las horas en que el cuerpo se predispone al descanso, alimentación e integración de los nutrientes ingeridos. En estos ciclos recae gran parte de nuestro rendimiento a lo largo del día, tanto física como mental y espiritualmente.

René Descartes, el gran filósofo y científico francés, estuvo muy interesado en la función de esta glándula. Tanto es así que nos habla de ella en varios de sus libros, como ‘Tratado del Hombre’ (publicado en 1662/1664 después de su muerte) o ‘Pasiones del alma’ (1649), y nos decía que la glándula pineal es “el asiento del alma, allí donde los pensamientos se forman”. De hecho, en ‘Pasiones del alma’ el filósofo divide al ser humano en cuerpo y alma, y dice que el alma “se une a la totalidad del cuerpo por medio de una pequeña glándula que se sitúa en medio de la sustancia cerebral, y suspendida por encima del pasaje por el cual los espíritus en las cavidades anteriores de la mente se comunican con aquellos en las cavidades posteriores”.

Qué es la Glándula Pineal

Lo que sabemos de la glándula pineal es que participa dentro del sistema endócrino, y que pertenece a muchos animales vertebrados además del hombre. Esta glándula produce la melatonina, una hormona derivada de la serotonina (la hormona de la felicidad) que modula los patrones de sueño tanto en los ciclos circadianos como estacionales. Recibe ese nombre por la forma de piña que posee, y está ubicada en el epitálamo, realmente cerca al centro del cerebro, en el medio de ambos hemisferios. Posee un color gris-rojizo, y el tamaño de un grano de arroz.

Esta a su vez posee una característica única en los componentes del cerebro, y es que posee un tejido nervioso independiente. Es a su vez extremadamente sensible al consumo de productos químicos como los fármacos, drogas y toxinas que pueden encontrarse en el aire en zonas de mucha contaminación ambiental.

Además, es increíblemente sensible al entorno en que la persona se encuentra.

El sistema endócrino, del que forma parte la glándula pineal, es el portal que comunica lo físico con lo espiritual. Esto es así porque producen las hormonas que serán encargadas de alterar los distintos estados del cuerpo, tanto emocionales como energéticos y espirituales.

Sin embargo, adquirir la posibilidad de activar este portal no es para cualquiera. Sólo aquellos que estén realizando una búsqueda avanzada en el plano espiritual y que busquen respuestas a cuestiones que superan lo mundano de la experiencia humana.

reloj biologico

Cómo actúa cuando se activa

Lograr activar la glándula pineal es tema que debe ser tomado con seriedad, pues uno no puede controlar lo que el tercer ojo le muestra. Puede tanto ser un camino de iluminación como un encuentro con cosas que realmente no queremos ver. Por eso, la apertura de este ojo queda a total criterio de aquel que se sienta preparado física, mental y espiritualmente.

Primero, los neurólogos consideran que la glándula pineal es la ‘llave maestra que promueve la activación de un gran porcentaje de las demás glándulas internas.

Se dice que aquel que consiga la activación del tercer ojo abre un portal hacia la energía universal y la esencia divina. Lo conecta con la realidad suprasensible, más allá de lo mundano. Y le permite vivir una experiencia de percepción que supera lo corporal.

Es por eso que se produce un desarrollo en la percepción que potencia a su vez cualidades como la creatividad, la imaginación y la capacidad reflexiva. Además, mediante el correcto manejo de ese nuevo nivel de percepción, puede también reducir los niveles de cortisol en la sangre, lo que baja los niveles de estrés, retrasa el envejecimiento y nos hace más propensos a estados de felicidad, optimismo y entusiasmo.

De esta manera, el expandir la conciencia nos lleva a su vez a una mejora en nuestra calidad de vida y bienestar.

Prácticas para activar la Glándula Pineal

Entramos en la parte práctica de este artículo. Como ya dijimos, existen diversas actividades que ayudan a activar la glándula pineal.

Primero y principal, es fundamental mencionar la práctica de la meditación. Si estás buscando abrir tu tercer ojo pero no estás familiarizado con esta práctica, pues me parece que estás intentando correr antes de aprender a gatear. La meditación es un importante primer paso.

Ubícate en una posición cómoda, con espalda recta, y cierra tus ojos. Luego de lograr la relajación muscular mediante la respiración, puedes enfocar tu atención en el lugar por donde está la glándula pineal. Es el punto que se encuentra detrás del entrecejo. Algunos ejercicios guiados para abrir el tercer ojo hablan de visualizarlo como un foco de luz que se encuentra apagado. Enciende tu foco de luz.

La Ayahuasca es otra forma de llegar a estar en contacto con tu tercer ojo. Esta contiene dimetiltriptamina, que es conocida como la molécula espiritual. Esta se libera de manera natural en la fase de movimiento ocular rápido, durante nuestro proceso de sueño.

Puedes también consumir un suplemento que contenga melatonina, que es la hormona que la glándula pineal produce. Esta, al encargarse de regular los patrones del sueño, logra que mejores el estado de ánimo, la capacidad empática y por lo tanto la relación que mantengas con los que te rodean.

El Yoga también es reconocido por estimular todas las glándulas del cuerpo, aunque se sabe que tiene un especial efecto en la glándula pineal y la pituitaria.

El estado de relajación es fundamental también para contribuir a la apertura de tu tercer ojo. Cualquier cosa que hagas en este sentido puede ayudarte. Es por eso que actividades como la acupuntura y la auriculoterapia pueden facilitarte la tarea. Además los baños relajantes, la música suave también pueden ser utilizados.

Existe, a su vez, un método iniciado en México que está orientado pura y exclusivamente a lograr la activación de la glándula pineal. Este es el Método Cyclopea, y dice trabajar para elevar las frecuencias vibratorias de la persona para que esta pueda predisponerse a ayudar a la conservación del planeta.

yoga, abriendo el tercer ojo

Cómo proteger la Glándula Pineal

Como cualquier órgano, la glándula pineal puede resultar afectada por algunas situaciones y por lo tanto no poder cumplir con su tarea de manera efectiva. Por eso, es importante que dentro de lo posible, evitemos situaciones que puedan comprometer su correcto funcionamiento.

Por ejemplo, es importante respetar los ciclos de luz diurna y adaptarnos a ellos para que la glándula pineal pueda funcionar de manera indicada. Debido a su cualidad de fotosensible, está diseñada para cumplir con los ciclos tal y como suceden de manera natural. Para lograr esta armonía, procura acostarte no muy tarde siempre a la misma hora, y levantarte de la mano con el nacimiento del sol.

Los campos electromagnéticos no son muy buenos para esta glándula. Estas ondas interfieren en la secreción de melatonina, y por lo tanto nos puede provocar insomnio, cansancio, nos afecta en nuestro rendimiento diario y nuestro humor. Es por eso que no es recomendable ir a la cama con el móvil debajo de la almohada.

Nuevamente, voy a nombrar la meditación, esta vez como método de prevención. La meditación es un ejercicio para la glándula pineal ya que esta potencia nuestros momentos de calma y relajación. Ella segrega endorfinas, lo que nos provoca una sensación placentera y nos permite conectar de una manera más profunda con nosotros mismos.

Los alimentos como el chocolate, los cítricos, el ajo y todo lo que contenga las vitaminas k1 y k2 sirven para la desintoxicación de esta glándula. Por el contrario, el café, el azúcar, el mercurio y flúor la neutralizan, perjudicando tanto sus funciones en el ámbito espiritual como en el corporal.

A medida que las ciencias avanzan, más detalles se van descubriendo sobre las distintas capacidades de esta pequeña glándula. Sin duda, es una glándula muy importante para nosotros, y una que ha atraído la atención de los estudiosos por años. No fue hasta la actualidad que comenzaron a descubrirse sus verdaderas funciones, y todavía nos queda mucho por descubrir.

AUTOR: Lucas, redactor de la gran familia de HermandadBlanca.org

FUENTES:

  • https://en.wikipedia.org/wiki/Third_eye
  • https://ecoosfera.com/2016/07/estas-5-sencillas-actividades-te-ayudaran-a-activar-la-glandula-pineal-o-el-tercer-ojo/
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Pineal_gland
  • https://codigooculto.com/2017/04/el-despertar-del-tercer-ojo-sea-cuidadoso-con-lo-que-usted-desea/

6 comentarios

  1. muchas bendiciones, tenemos un grupo de metafisica, sin fines de lucro, solo con la intención del despertar de nuestra conciencia, he tomado esta información para nuestra próxima reunión, muchas gracias Lucas, recibe un abrazo de luz, Namasté

  2. Hola. Nunca es tarde. Siempre he sentido una inclinacion en este sentido. Situaciones vividas me lo indican. No se como iniciar. Agradezco una orientacion. Gracias

  3. Hola. Gracias por este trabajo. Si vais a Meditar, poned la punta de la lengua presionando sobre el cielo del paladar, apuntando al lugar en que se ubica la pineal durante todo el ejercicio. Este es el modo como se realiza la practica de Zazen, para ayudar a la activación de la glándula pineal. Otro modo también de centrar la atención en la zona del tercer ojo, se efectúa, con los ojos abiertos mirando hacia el horizonte, abriendo el campo de la mirada 180º, más o menos como si quisierais ver por el rabillo de los ojos. De esta forma, la atención de la conciencia queda enfocada de modo natural y sin esfuerzo alguno, en la zona del tercer ojo, siendo una excelente ayuda para detener el diálogo interior, que es la finalidad que se persigue a la hora de ejercer la Meditación Transcendental. Otro modo es, con los ojos abiertos y con el enfoque de la mirada posada a 45º sobre la linea del horizonte, es decir siguiendo la linea de caida de vuestra nariz, poned la atención de la conciencia en la punta de la misma. Veréis como la atención queda ubicada también de un modo natural y sin esfuerzo entre la nariz y la zona superior de la misma donde se ubica el tercer ojo. Un abrazo para todos.

    1. Gracias Salva. Muy interesante por tu aporte. Igual el contenido del artículo está súper Interesante también!! Gracias!! Un AlmAbrazo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx