Mensaje de Jesús Sananda: «La habilidad del Planeta Tierra para continuar albergando la vida está asegurada», parte 1

Lucas María
Lucas María

Mensaje de Jesús Sananda: «La habilidad del Planeta Tierra para continuar albergando la vida está asegurada», parte 1, canalizado por John Smallman el 1 de mayo del 2019, ¡léelo ahora!

Mensaje de Jesús Sananda: «La habilidad del Planeta Tierra para continuar albergando la vida está asegurada»

Parte 1

mensaje de jesus sananda la habilidad del planeta tierra para continuar albergando la vida esta asegurada parte 1 jesús sananda: “la habilidad del planeta tierra para continuar  ID195113 - hermandadblanca.org

Mensaje de Jesús Sananda

«Todos somos uno». Desde la más pequeña y menos significante forma de vida hasta los más superiormente desarrollados, todos ellos sin excepción están contenidos, abrazados y sostenidos de la manera más amorosa dentro del campo infinito de la Conciencia que es TODO LO QUE EXISTE.

La conciencia de esta verdad, que durante millones de años había sido reconocida por muy, muy pocos, en los últimos cinco o seis años, ha crecido exponencialmente dentro de la humanidad.

Sí, quiero confirmarte muy positivamente que no hay separación, porque la Vida/Amor es Uno.

La vida es un evento creativo continuo, una expansión infinita del Amor divino que está completamente consciente de todo y que no descarta nada.

Lo que se crea es para siempre, interminable, eterno, y lo que se crea siempre está vivo, simplemente porque es una expresión de conciencia pura y sin diluir: ¡DIVINIDAD!

Todo está vivo, Mensaje de Jesús Sananda

Ustedes se refieren al material no vivo como mineral, en oposición a las sustancias animales o vegetales que entienden que están vivas.

Sin embargo, todo, como dije anteriormente, todo se mantiene dentro del campo infinito de la Conciencia, por lo tanto, todo está vivo.

La vida en lo que ves y reconoces como materia inerte no es reconocible porque su frecuencia energéticatodo es energía, no hay nada más – es demasiado baja y vibra demasiado lentamente para ser medida incluso por los instrumentos más avanzados tecnológicamente que tienen disponibles en la actualidad para ustedes.

En otras palabras, rocas, metales, y todo lo que su ciencia considera inerte, no vivo, posee una forma de conciencia, una conciencia que es paciente y sin apuro, por lo tanto, las rocas y los metales perecen y regresan a su estado no material mucho más lentamente que los animales o las plantas.

Perecer no es una buena palabra aquí porque ustedes la usan para significar un cambio de estado de vivo a no vivo, y lo que está vivo no puede nunca cesar de vivir, todo lo que puede suceder es que su forma cambie de física a no física.

 - hermandadblanca.org

Su planeta está muy vivo

Así que sí, su planeta, Tierra, está muy vivo. A través de millones de años su forma ha cambiado enormemente, debido a la actividad volcánica, los movimientos terrestres, y los efectos del clima y el flujo del agua, y en su estado presente alberga miríadas de formas de vida.

Actividades humanas masivas industriales y del suelo, las cuales se han intensificado enormemente en los últimos dos o tres siglos, han incrementado dramáticamente el ritmo en el cual cambia, y así han amenazado su continua habilidad para proveer un ambiente que alimente y soporte la vida en la forma en que ustedes la entienden.

Hay de hecho un vasto número de formas dentro de su ambiente terrestre de las cuales están completamente inadvertidos, que residen en los océanos, ríos, y lagos, en los prados, selvas, montañas y desiertos, y los cuales son esenciales para la estabilidad ecológica de la vida planetaria.

La poderosa tarea de la humanidad, Mensaje de jesús Sananda

En las últimas cuatro a cinco décadas – de hecho casi nada en términos geológicos – la conciencia de los daños siendo provocados al ecosistema terrestre entero por actividades desaconsejables buscando proveer beneficios a corto plazo para las corporaciones multinacionales y sus “dueños” ha ido creciendo rápidamente.

Escucha atentamente lo que dice el Mensaje de Jesús Sananda: Ahora, al fin, se están formando grupos alrededor del mundo para ejercer presión a aquellos que tan descarada y arrogantemente están profanando y distorsionando vastas áreas del mundo, lo que consideran un precio justo en la carrera por ganancias cada vez más vastas, no solo para persuadirlos de que cesen y desistan de sus actividades dañinas, sino también para usar algunas de sus enormes ganancias para comenzar a reparar el daño ellos mismos han provocado.

Y estos grupos se están volviendo cada vez más efectivos a medida que más y más personas los apoyan y los alientan en la poderosa tarea que le espera a la humanidad, si se trata de garantizar que un ambiente habitable, en el que las generaciones futuras puedan vivir y prosperar, sea preservado.»

Autor: Lucas, Redactor y Traductor de la Gran Familia de hermandadblanca.org

Fuente: Canalización por John Smallman

Original: https://sananda.website/sananda-via-john-smallman-may-1st-2019/

5 comentarios

  1. Hola. Por supuesto que la habilidad de un planeta vivo como Gea, una vez que nos expolse cual mugriento perro se expolsa las pulgas, volverá a obtener su equilibrio natural. El mismo equilibrio que ha obtenido desde que el Planeta naciera hace 4.500 millones de años, atravesando grandes cambios climáticos y meteoróricos.
    Los seres humanos nos creemos el centro del Universo, y no lo somos. Nuestra especie animal, es una más entre las millones de especies vivas que el Planeta y el Universo en sus distintas dimensiones alberga.
    La vida de Gea está asegurada, así como su regeneración cuando nuestra especie se extinga a causa del desequilibrio climático y biótico que estamos generando.
    Nada nuevo bajo el Sol, pues esta será la quinta gran extinción de otras cuatro grandes extinciones anteriores de la especie homínida.
    De nuestra extinción, todos y cada uno de nosotros seremos responsables. Unos por pasiva, y otros por activa.
    El colectivo de personas concienciadas del problema ecológico global que se nos viene encima, lleva avisando del desastre desde hace cinco décadas hasta la actualidad. La mayoría de los ecologistas han sido despreciados y tachados de flipados hasta que la caja tonta dijo por sus pantallas en la primera década del siglo XXI, que existía un cambio climático y un calentamiento global planetario. Con todo, una vez reconocido lo que se negó durante varias decadas, el colectivo científico, lo achacó a causas naturales, hasta que pasada una década de negarlo, no han tenido más remedio que reconocer, que el Cambio Climático, está causado por las actividades comerciales humanas.
    Pero ni por esas, el club de los poderosos que dirigen el mundo con sus grandes fortunas invertidas en las energías fósiles de combustión, principales responsables de la contaminación que envenena Gea y la vida que alberga, siguen haciendo oidos sordos y dilatando la solución que se debe realizar con total urgencia. Pues revertir y restaurar el orden climático y biótico planetario, no es cosa de cuatro días.
    Por lo visto necesitaremos unas cuantas olas de calor más que se lleven por delante a media Europa y otros tantos cataclismos más en América del Norte para que los peces gordos decidan cambiar el modelo de las energías fósiles, eliminar los plásticos, y promover los nuevos modelos energéticos que respeten la vida del Planeta.
    "La Tierra no la heredamos de nuestros padres, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos" Habéis pensado, en qué condiciones les devolveremos el préstamo a nuestros hijos?
    Aún estamos a tiempo de detener el caos total climático que se avecina. Pero la movilización de los pueblos es urgente para poner contra las cuerdas al capital sin alma, para que detenga el actual modelo energético que está asolando la vida planetaria.
    No nos durmamos en alzar la voz y en invadir las calles, pues ya se sabe que: "Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente".
    Un fuerte abrazo para todos y todas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx