¿Qué es la homotoxicología?

Pedro González
Pedro González

Homotoxicología, una nueva palabra que tal vez no conoces, pero no te preocupes, porque te vamos a explicar en qué consiste, ya que más que un vocablo, es una terapia alternativa bastante interesante. Así que no hay problema, a continuación te resolvemos todas y cada una de las dudas que tienes y que podrían surgirte.

La homotoxicología o Terapia Biorreguladora

La homotoxicología es una rama, o más bien una disciplina de la medicina que estudia la influencia de las toxinas en el organismo, y que a su vez busca la estimulación natural de la capacidad curativa de cada ser humano

Esta terapia alternativa se apoya en el uso de medicamentos biorreguladores homeopáticos, los cuales actúan en el organismo para generar resoluciones más fisiológicas ante diversos trastornos o enfermedades.

¿Qué es la homotoxicología?

¿Homotoxicología es lo mismo que medicina biológica?

A pesar de que la homotoxicología también es conocida como medicina biológica o biorreguladora, es prudente aclarar que no son exactamente iguales.

El detalle está en que la medicina biológica es la que comprende todas las disciplinas y terapias que buscan la restitución de la fisiología normal del organismo, bien sea de manera biológica, química o física.

Mientras, hay que aclarar que la homotoxicología viene siendo una de las tantas disciplinas comprendidas en el abanico de la medicina biológica.

¿Cómo actúa la homotoxicología?

De la terapia alternativa que hoy concita nuestra atención surge la terapia antihomotóxica como un tratamiento que busca neutralizar las toxinas que mantienen al organismo enfermo, y esto es posible mediante el consumo de medicamentos antihomotóxicos.

Los medicamentos antihomotóxicos son compuestos muy diluidos, y sus efectos radican y se centran en el sistema inmunológico del organismo. Aquí buscan la captación de las células inmunes ante las moléculas suministradas, y de esta forma generan en el organismo una autorespuesta que promueve su mejoría.

El efecto de los medicamentos antihomotóxicos va dirigido específicamente a la eliminación fisiológica de sustancias nocivas, interpretadas como toxinas. De esta forma el organismo logra la regulación del sistema inmunológico, la desintoxicación y la mejora del funcionamiento de todos los tejidos y las células.

20170426 kikio327154 id125183 Imagen 1 - Magnetoterapia para armonizar nuestro ser interior - hermandadblanca.org

¿En qué se diferencia la homotoxicología de los tratamientos convencionales?

Caso contrario a lo antes descrito por parte de la homotoxicología sucede con la medicina convencional, que busca más que todo tratar los síntomas de las enfermedades. Es por esto que los medicamentos químicos sintéticos son  “anti”-jaquecas, “anti”-bióticos, “anti”-inflamatorios, etc.

En este punto entendemos que en el caso de la medicina convencional, los propios medicamentos son los que ejercen acciones en el organismo, buscando aliviar los síntomas de la enfermedad (terapias sintomáticas), pero sin enfocarse en la raíz del problema, la cual es interpretada en la homotoxicología como la presencia de toxinas perjudiciales en el organismo.

¿Qué enfermedades se pueden tratar mediante la homotoxicología?

La realidad es que todas las patologías pueden tratarse con tratamientos biorreguladores, como es el caso de la homotoxicología. Esto es posible debido a que el objetivo de los medicamentos antihomotóxicos es la desintoxicación de los tejidos y de las células, promoviendo así el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Ahora, entendiendo que todas las enfermedades tienen incidencia negativa en el sistema inmunológico, podemos optar por la homotoxicología como una gran herramienta complementaria o única para promover la mejoría del organismo y tratar las patologías desde su raíz. Esto incluye tanto las enfermedades agudas como las crónicas.

Sin duda, esta es una técnica muy interesante que complementa a la perfección cualquier otro tratamiento sin que con ello haya que preocuparse de las temidas contraindicaciones o efectos secundarios de la medicación convencional. ¿Te atreves a probarla?

Visto en Casafen, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx