Revelaciones de Anna Bonus Kingsford : (16) Sobre el diablo y los diablos

José Contreras
José Contreras

Revelaciones de Anna Bonus Kingsford : (16) Sobre el diablo y los diablos

Introducción

Continuamos con la traducción de la obra Revelaciones de la Doctora Anna Bonus Kingsford. Como hemos dicho en Anna Bonus Kingsford (1) Presentación, se hizo médico para trabajar en la protección de los animales y para proponer una forma de alimentación sana para los seres humanos. Tenía capacidades extrasensoriales y recibía revelaciones que luego transcribía, como estas que estamos traduciendo. 

Propuso comenzar una época de reinterpretación de los textos religiosos, no basados en la autoridad de alguna iglesia, sino en la búsqueda personal de cada individuo.

En esta ocasión, se presenta la traducción de una respuesta que recibió después de preguntarse sobre la existencia personal del diablo.

En esta respuesta se hace referencia a que el mal es originado por los mismos seres humanos y que quienes se dedican al mal son seres débiles que necesitan de personas enérgicas, para robarles su vitalidad. 

Si estas personas obsesionadas por esos espíritus débiles, renuncian a sus vicios, dejan de darle energías a las fuerzas que tratan de controlarlos. a continuación se presenta el texto traducido de Illuminations No. XVI concerning the devil and devils.

Luego se dan algunas interpretaciones para que el lector tenga otros elementos para su comprensión del texto. 

Traducción de Iluminaciones de Anna Bonus Kingsford: Sobre el diablo y los diablos 

Afirmaciones contradictorias

Debido a que no podía conciliar la afirmación sobre que no existe un diablo personal, sino que lo que es llamado diablo es solo la negación de Dios, con las evidencias de posesiones de individuos por diablos o espíritus malignos, recibí la siguiente explicación.

demon 1299299 340

 

 

No existe un mal supremo

No existe un mal supremo concreto como se supone normalmente y lo denominan el diablo. Solo existe la negación de Dios, que es a Dios como la oscuridad a la luz, el vacío más extremo respecto al sistema solar

Sí existen espíritus malignos

Los que sí existen son los espíritus malignos, es decir, las almas de hombres malvados en su descenso hacia la extinción final. Ellos tienden a asociarse con personas con las que tienen afinidad, en parte para gratificar son bajas inclinaciones incitando a estas personas a la maldad o al desorden y, en parte, para obtener de ellos la vitalidad necesaria para prolongar su propia existencia.

Jesús expulsando a los demonios

En algunas ocasiones,  tienen tan baja vitalidad que una sentencia de expulsión de parte de la persona afectada, implica la inmediata extinción de estos seres. A menos que estos puedan encontrar otra ubicación, aunque sea un animal. Este fue el caso de Jesús expulsando a los demonios e inducirlos dentro de una manada de cochinos.

Posesión por entidades extrañas

De hecho, el desorden en ciertas personas son el resultado de posesión por entidades extrañas y espíritus malvados y no simplemente desórdenes de la propia constitución física.

Cercanos a la extinción

Estos espíritus dañinos no tienen jefes, ni organización, ni solidaridad. Nada que corresponda a Dios. En la medida en que son peores, también están más degradados y más cercanos a su extinción. Las condiciones que los atraen son ocasionadas por los mismos hombres.

Paris, 26 de octubre de 1877

 

lubeck 4588779 340 1

Interpretación de Iluminaciones de Anna Bonus Kingsford: Sobre el diablo y los diablos 

La pregunta

La Doctora Kingsford nos muestra que las respuestas llegan después de habernos hecho una pregunta. si uno no sabe que es lo que está buscando no lo podrá encontrar. así que lo primero que debemos hacer en nuestra búsqueda es definir que es lo que queremos aprender y mantenernos atentos hasta conseguir la respuesta. 

En este caso la respuesta viene por una iluminación, que luego transcribe y se la ofrece a los lectores.

Su pregunta surge de la falta de sentido entre la afirmación de que el diablo es la negación de Dios y que por tanto no tiene realidad en si mismo y la situación que ella como médico conocía que era la de personas que estaban poseidas por fuerzas desconocidas. 

Primera respuesta

La primera respuesta es «no existe un mal supremo». Es decir que una parte del problema queda en la situación anterior. El diablo es la negación d Dios. No existe un Dios del bien y otro Dios del mal. Este planteamiento es muy antiguo, anterior a los egipcios. 

En la religión persa se reconocía que existían dos poderes el de Ahura Mazda, que era el Dios del bien y el de Ahriman, que era el Dios del mal. La Doctora Kingsford, en esta revelación, niega que existan dos fuerzas iguales. Solo existe Dios y la negación de Dios que es el vacío. 

Ahora queda la segunda parte del problema por resolver. Si no existe esa fuerza absoluta del no bien ¿Cómo se explican las posesiones?

Segunda respuesta

La segunda respuesta es «Hay almas malvadas». Pero no son dioses, son almas de hombres que se han degenerado. Por ser degeneradas son débiles. 

Aquí hay una respuesta inesperada. Siempre se considera que el que hace daño es fuerte. Aqui se dice lo contrario. Es un ser débil que necesita a cuerpos físicos fuertes para robarles su energía. 

Se podría dar como ejemplo el caso del acosador escolar, que lo es porque sus compañeros lo aplauden. Si ellos dejasen de apoyarlo con sus risas, este perdería todo su poder.

Lo que nos está diciendo la Doctora Kingsford es que las almas viciosas de los muertos pueden continuar afectando a los vivos. Lo hacen, no porque sean dioses, sino que para seguir satisfaciendo sus vicios necesitan la energía de los vivos.

Solución sanadora

Las respuestas que ofrece la Doctora Kingsford no se limitan a ser propuestas teóricas. La sanación es un problema de los seres humanos. 

Lo primero que tiene que descubrir quien siente que hay fuerzas que lo incitan al mal es que esas fuerzas necesitan su energía y que si él lucha para liberarse de sus vicios esta dejando de alimentar a esas almas viciosas. Es decir, quien tiene el poder es el afectado, es el agredido. El agresor necesita que el afectado se crea débil. Sin embargo, la realidad es la opuesta. 

Esto es muy conocido en política. Los políticos dicen: «Si me das tu apoyo, te ayudo». Se muestran superiores a los ciudadanos. Pero la verdad es que si los ciudadanos no los apoyan, ellos no tienen ningún poder. 

man 2037255 340

No tienen jefes, ni organización

La revelación termina con una información importante. Estas fuerzas negativas, se repelen entre ellas. Cada uno es enemigo del otro. Entre ellos no hay solidaridad. No poseen nada que corresponda a Dios.

Si en alguna de esas almas hubiese algo que corresponda a Dios, tendría posibilidad de salvación. Pero al preferir vivir a costa de los que tienen energía, no tiene otra opción que degenerar. El mensaje final es que los seres humanos somos responsables de nuestros actos, incluso somos responsables cuando creemos que hemos perdido nuestra libertad.

Pobre diablo

También somos responsables si elegimos vivir a costa de los demás. a partir de ese momento seremos dependientes de aquellos de quienes nos aprovechamos y cuando ellos se liberen, descubriremos nuestra desnudez. Los diablos son hombres que han elegido separarse de Dios. Cuando entendemos esto comprendemos mejor la expresión ¡Pobre diablo!

Referencia

Anna Bonus Kingsford Illuminations No. XVI concerning the devil and devils.

 

 

José Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

 

Sugerencias de enlaces

Anna Bonus Kingsford Anna Bonus Kingsford (1) Presentación,

Ejercicios para aplicar el concepto del karma 

¿Expiación Vicaria o Redención? 

 

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx