Sanat Kumara: Ámate a ti mismo como te amamos todos nosotros

Carolina
Carolina

Canalizado por Linda Dillon, 3 de diciembre de 2018

Vengo a colmarlos con mi luz dorada y de mi amor dorado. Sanat Kumara

Meditación:

Comencemos por relajarnos, por relajar este increíble día de diciembre mientras nos movemos hacia un nuevo mes, y el mes del Solsticio de Invierno. El tiempo de entrar en la cueva e hibernar y reabastecernos de combustible, y prepararnos para la próxima explosión de luz, explosión de amor y nuestro próximo ciclo.

Así que, relajen la mandíbula, relajen el cuello. Abran los occipitales. Tómense un minuto e inclinen la cabeza hacia atrás y hacia adelante y hacia los lados por un momento, y liberen esa tensión que tan a menudo, inconscientemente, llevamos en nuestros cuellos.

Y empecemos respirando profundamente el oro, y sintamos la tibieza, el calor, el brillo, el esplendor de ese oro. Y bajen los hombros, relajen las caderas y la barriga, sumérjanse en la silla, en la cama o en el suelo, dondequiera que estén, en las rodillas o en los tobillos.

Y sientan como si los pies se hundieran literalmente en la alfombra, o en la baldosa, o en la madera, y a través de los cimientos para que los pies… hasta la barbilla… estén descansando, cubiertos dentro de esa suave primera capa de polvo, lo que llamamos la suave tierra de Gaia. Y agradézcanse el estar aquí. Agradézcanse por preocuparse lo suficiente por su dulce ser, y por este círculo, y por este planeta, para estar aquí.

Dénse las gracias por estar aquí.

Vayan al corazón y al asiento de su alma y sientan la hermosa Llama Rosa Diamante. Véanla rodeada como con una espiral alrededor de la Llama Rosa del Diamante Azul de la Madre. Sientan esa nutrición y ese poder y ese Amor Materno. Ahora, sientan el Diamante Dorado del Padre y siéntanlo en espiral alrededor de su hermosa Llama de Diamante Rosa. Sientan la riqueza de ese color, de ese Rayo.

Abran su corona y traigan el oro, el oro de Gabrielle y el oro de Gabriel, el oro de Sanat Kumara, el oro de Yahvé. Sientan el brillo de la luz del sol, el Gran Sol Central que ni siquiera se les ocurre mirar sin quedar ciegos, pero sienten el calor en la cara y en el cuerpo, y piensan en esas viejas monedas de oro españolas.

Y tráiganlo, a través de su corona, llenando la cabeza, la garganta, el timo, el corazón, el oro líquido florentino. El oro del reloj del abuelo, el oro de los crisantemos y los girasoles, y de una rosa amarilla perfecta….amarillo limón con sol…traigámoslo todo y sintámoslo como si atravesara el corazón y hubiera un embudo y llenara el plexo solar, y el ombligo, y la barriga, y el pubis, y la raíz, y las piernas.

Respiren el oro y sientan la alegría, sientan esa sabiduría líquida hasta que sientan que todo el cuerpo, por dentro y por fuera, es de este hermoso oro. Asegúrese de llevarlo a los órganos, no sólo al corazón, sino también a los riñones, al hígado y al páncreas, a la vesícula biliar. Cubran todo el sistema digestivo con este hermoso oro, con el elixir dorado de Gabrielle. Cubran y llenen los pulmones y dejen que el calor de ese oro caliente los corazones. Y sientan la piel brillando, iluminada, literalmente besada por el sol. Y reciban….reciban más.

Sanat Kumara

Canalización:

Saludos, YO SOY Sanat Kumara, Logos Planetario, Guardián y Portador de la Ley Universal, las Leyes del Amor, las Leyes del Equilibrio, las Leyes de Uno, dadas y otorgadas y compartidas con cada uno de ustedes. Estas son, de muchas maneras, las llaves de la creación, las llaves del corazón, las llaves del universo, las llaves de la Madre. Es la comprensión y la explicación, y las herramientas de cómo funcionan las cosas… y cómo funcionan en perfecto equilibrio, en perfecta armonía.

Las leyes humanas se han desviado. No digo esto en forma de crítica o acusación, pero con demasiada frecuencia cuando se piensa en leyes se piensa en protección, o se piensa en castigo….recompensa y castigo. Si uno no se adhiere a una norma, entonces se lo castiga, ya sea gravemente quitándole la vida, o de una manera menor, una manera financiera.

Y eso, en realidad, tiene muy poco… de la Ley Universal, en las leyes compuestas por los seres humanos. Y por los seres humanos en una fase de la historia en la que el deseo de controlar y afirmar el poder ha sido muy, muy fuerte.

Vuelvan atrás, amados míos, vuelvan a las Leyes y vean y busquen y sean el equilibrio, arriba y abajo, dentro y fuera, en todos los asuntos, grandes y pequeños.

Vengo a ustedes este día como Logos Planetario al cierre de lo que ustedes consideran su año, hacia el final de este año monumental de cambio, llamado dos mil dieciocho (2018). Y lo hago, vengo, ciertamente, para llenarlos de mi luz dorada y de mi amor dorado.

Y mientras muchos de ustedes se sienten un poco desilusionados, desencantados, decepcionados y hasta un poco desesperados, yo vengo este día como Logos Planetario para decirles, y para recordarles, y señalarles cuánto se ha logrado, a medida que avanzan como ángeles y seres-estrella y guardianes de la tierra en forma. No sólo como los implementadores, los constructores de la Nova Tierra, pues eso parece un título, ¿no es así?

Amados, ustedes han estado, están, y continuarán implementando…la palabra acción…crear, anclar la Nova Tierra en la más pequeña, y en la más grande de las maneras, porque nunca puede ser una cosa o la otra.

Están creando la Nova Tierra.

Sé que algunos de ustedes sienten que miran y dicen: «Bueno, he estado trabajando en una escala más pequeña o he estado trabajando, simplemente, en mi yo sagrado«. A lo cual decimos, «¡Aleluya! porque no pueden crear la Nova Tierra ni desplegar el Plan de la Madre sin ese amor esencial, ese cariño, esa dulzura hacia su dulce ser. A medida que trabajan sobre ustedes mismos, a medida que abrazan la brillantez, el poder, el dominio, la totalidad que son, lo hacen en una escala global, y podría decirse, universal.

Cuando dicen: «Oh, sólo estoy trabajando con mi pequeño grupo de meditación, no estoy haciendo mucho a escala global», esto no es cierto. Y les hablo en mi papel como Logos Planetario, no soy una deidad distante ni estoy sentado en Venus, y mirando hacia abajo de vez en cuando. No, estoy con ustedes, en el planeta, energéticamente, y a veces, también en realidad, por la mañana, al mediodía, por la noche y en el medio. Y los observo, y los miro, y los ayudo, y los comprendo, y los acomodo, y los levanto, y a veces los bajo. Y esta es mi alegría, es mi luz y mi deleite.

Estoy con ustedes aquí en el planeta.

Cuando he ofrecido y prestado mi servicio a la Madre para ayudar a este planeta y a todos los colectivos a volver al diseño original del amor, no lloré y rechiné los dientes y grité y dije: «¿Por qué me has dado una tarea tan terrible? Esos seres humanos son imposibles. Ese planeta es terrible». No. Porque yo sé, conozco su belleza, conozco su corazón, conozco su amor, y sí, conozco su determinación, fuerza, poder y compasión infinita.

Trabajo con ustedes, no sólo porque los conozco, sino porque los amo.

Y cuando digo esto no quiero decir simplemente que los amo como el ser infinito, supremo, divino, ascendido que realmente son… Los amo, a todas sus partes, incluso a las partes que desprecian y sesgan. Me encanta su rareza. Me encantan sus estados de ánimo. Me encantan sus trucos. Me encantan sus esfuerzos. Y amo su espíritu, amo su alma, amo su cuerpo, amo su trabajo, amo sus vacilaciones. Y me encanta cuando los veo buscando el oro. No los segmento o corto en fracciones y pedazos.

Así que, lo que les pido hoy, en la puesta de sol de su año, en la puesta de sol dorada de su año, es que se amen a sí mismos de la manera en que Yo los amo, de la manera en que la Madre los ama, de la manera en que Yeshua los ama, de la manera en que todos nosotros los amamos. Y véanse a sí mismos de la manera en que nosotros los vemos y sabemos que realmente son.

Acepten lo que creen que son sus deficiencias, sus rarezas, sus defectos, porque son preciosos, son sus maestros, son su ímpetu, y nos hacen sonreír.

Así que, les doy y los colmo en este día con mi resplandor dorado, porque los amo.

Vayan en paz, dulces. Adiós.

Sanat Kumara

Más mensajes de Sanat Kumara

Más mensajes canalizados

TRADUCTORA: Carolina, redactora de la gran familia de la Hermandad Blanca

FUENTE: Linda Dillon (2018) Sanat Kumara Love Yourself The Way We All Love You https://counciloflove.com/2018/12/sanat-kumara-love-yourself-the-way-we-all-love-you/

4 comentarios

  1. Infinitas gracias Gran Hermandad!!!Su misión esta siendo magnífica porque ayudan a los seres humanos con amor esperanza y paciencia a despertar para un mundo mejor!!!Mil gracias a todos los Maestros y seres de luz Gracias por enseñarme y llenarme de asombro y alegría ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx