Home » Autores Espirituales - Canalizadores » Geoffrey Hoppe » Adamus La Serie de la Libertad Shaud 5

Adamus La Serie de la Libertad Shaud 5

Angel Protector - GAIA 

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie de la Libertad

SHAUD 5: “El Sueño del Alma” – Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

 

Presentado al Círculo Carmesí
Febrero 2, 2013  
www.crimsoncircle.com

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video.

 

Traducción: Irma Sztabinski   irmasz@yahoo.com     

Shauds en archivo Word: Manantial del Caduceo:

http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobia.htm

Shauds en MP3 y videos doblados al español: Grupo33

http://www.grupo33.com.ar/shaumbra.html

 

Yo Soy el que Yo Soy, Adamus de Dominio Soberano.

 

Bienvenidos a la reunión. Bienvenidos a la Suprema Corte de la Iluminación (algunas risas). Ah, cada uno de ustedes aquí, la mayoría que están escuchando, han estado en el pasado en las cortes reales. Aquí tenemos la Corte de la Iluminación, llena de reyes y reinas, duques y duquesas. Llena de princesas y príncipes de la iluminación, de la libertad. 

Uso el término un poquito en broma, porque todos ustedes han estado antes en las cortes, pero hablo muy en serio. Esta es una reunión muy especial. Cada mes cuando nos juntamos, es una reunión de la realeza, los que están estableciendo las modas y tendencias para la iluminación, los que están guiando a la conciencia de la iluminación en esta nueva era. Esta Suprema Corte de la Iluminación en el Reino de la Libertad. ¿Hm? ¡¡Ahh!! Sí (la audiencia está de acuerdo).  Así que, bienvenida Su alteza (riendo y dirigiéndose a Linda).

Sueños

 

En nuestra última reunión hablamos de los sueños. Yo dije que si ustedes iban a tener un sueño, una visión o una aspiración, lo trajeran aquí o lo dejaran ir. Hm. Un rollo grueso. Un rollo grueso, porque al parecer era cálido e indistinto tener estos sueños otras- multi-dimensionales. Al parecer era lindo tenerlos allá afuera donde no estaban sometidos a todas las dificultades, todos los traumas y los dramas de esta realidad. Así que dije introdúzcanlos o desháganse de ellos.

 

Un gran desperdicio de energía tenerlos allá afuera en alguna parte. También una gran decepción, de alguna manera, y ello creaba tanta división dentro de ustedes, porque tenían su realidad cotidiana y luego tenían su mundo ensoñado-de ensueño. Es hora de reunir esos. 

 

Si van a tener visiones, sueños, aspiraciones, deseos del corazón, maldición, introdúzcanlos aquí o déjenlos ir. En serio. Es un enorme desperdicio de energía. Crea un aspecto cuando tienen los dos distintos… Oh, estupendo. Sí, café con crema, por favor. Ah, sí.

 

LINDA: Con gusto.

 

ADAMUS: Sí, sin azúcar.

 

LINDA: Oh, ¿ningún dulzor para ti? Ohhh.

 

ADAMUS: Yo soy suficientemente dulce tal como están las cosas.

 

LINDA: Ohhh.

 

ADAMUS: Pero apúrate, apúrate Linda, necesitamos que el micrófono vaya pronto por ahí. Más rápido, más rápido (risas). Ooh, ella está acostumbrada a esto, vive con él (risas de Adamus y la audiencia).

 

Sueños,  una cosa maravillosa, pero les incumben a ustedes, se necesita que ustedes empiecen a introducir esos. ¿Se dan cuenta de cuántos sueños humanos están allá afuera en alguna otra parte? Está ocasionando un montón de tráfico congestionado afuera en los otros reinos. Tantos sueños, tantos… (Linda le trae el café). Gracias.

 

LINDA: ¿Es demasiado caliente para ti?

 

ADAMUS: Nada es demasiado caliente para mí (risas). ¿Te refieres a ti o al café, querida? (Más risas de la audiencia y de Adamus).

 

¿Dónde estábamos?  Sueños. Sueños.

 

¿Se dan cuenta de la tremenda congestión allá afuera? ¿Se dan cuenta de… (Mueve el atril hacia el estrado). Gracias. Yo mismo podría haberlo hecho (riendo).

 

¿Se dan cuenta de cuántos niños se irán a la cama hoy en la noche con sueños de una vida mejor, mejor educación, mejor comida, mejores padres, mejor todo? ¿Se dan cuenta de cuánta gente mayor se irá a la cama hoy en la noche soñando que habían tenido una vida mejor, que habían hecho más cosas? ¿Y se dan cuenta de una de las cosas más comunes con los ancianos, cuando saben que están comenzando a hacer su transición, es que se dicen – aquí tengo que lograr mi posición apropiada – se dicen, “Desearía no haberme…” – qué, Jane? “… tanto en mi vida. Desearía no haberme… ” ¿Qué? 

 

JANE: Oh, preocupado.

 

ADAMUS: ¡Preocupado! ¡Pensaste que te habías salvado de una situación difícil! (Risas). Acabamos de brincarnos un mes para que pudieras preocuparte más de que yo llegara y te preguntara sobre ello (Adamus y la audiencia ríen). Eso es lo que ellos dijeron. Dicen: “Desearía no haberme preocupado tanto”. Así que por favor no tengamos ese diálogo dentro de 72 años cuando estés lista para irte. Ve, ahí mismo quité la preocupación. “¡Oh! setenta y dos años”,  dice ella. “No tengo que preocuparme por nada”. No. Ellos lo hacen. Yacen en la cama y dicen: “Desearía no haber pasado tanta de mi vida preocupándome por las cosas, estando restringido por las cosas, escuchando lo que otros…”. Esa es una de las cosas más comunes justo antes de que ellos crucen a otro lado. Hmm. Hmm.

 

Tantos humanos irán a la cama hoy en la noche y soñarán. Soñarán con una vida mejor, un entendimiento de sí mismos mejor, mejores relaciones con otros. Soñarán con las cosas que realmente les gustaría hacer, ya sea una creación, un proyecto, ayudar a otros, pero sueñan con ello, y cuando se despiertan en la mañana regresan a sus rutinas, regresan a su vieja manera de hacer las cosas.

 

Es tiempo, con un muy especial grupo de seres regios como tú misma, de que tendamos un puente sobre eso, que introduzcamos esos sueños, y de eso hablamos el mes pasado. Solo introduzcan los sueños que de verdad, de verdad, de verdad quieran manifestar. Los otros, suéltenlos. Solo introduzcan los sueños que ustedes se atrevan – se atrevan… oh, es bueno verte de regreso querida (hablándole a Edith y besando su mano; aplauso de la audiencia).

 

EDITH: Gracias.

 

ADAMUS: Te ves divina. Divina. Eres divina.  

 

Así que una de las cosas que estamos haciendo en esta corte real… me gusta eso. Por mucho tiempo me gustaron las cortes. Ciertos atributos extraños de ellas, por supuesto, pero había tal… ah, tanto alborozo, tanta diversión, tanto trasfondo de la dirección. De manera que, y tú también fuiste una (a Linda; ella ríe con disimulo y Adamus se ríe). Y ella se ríe.

 

De manera que se trata de introducir esos sueños en lo que ustedes verdaderamente quieren manifestar, y ser suficientemente valientes y audaces para insistir en ello, para hacerlo real.

 

Ahora bien, puede que suene bonito, pero eso es un poco atemorizante. Como platicábamos el mes pasado, a veces es más fácil mantener el sueño afuera en alguna otra parte. Entonces nunca tienen que estar decepcionados por él. Entonces nunca tienen que tener su sueño sujeto a la dureza de esta realidad. Entonces siempre pueden soñarlo y no tener que afrontarlo en realidad.

 

Así que ello pide la pregunta, ¿por qué soñaron esto en primero lugar?  Lo que haya sido su sueño. ¿Por qué lo soñaron? ¿Era una pasión del corazón? ¿Era una distracción para la mente? ¿Era algo que está profundo, profundo dentro de su alma y su alma está queriendo tener ese sueño, para experimentarlo en esta realidad? ¿Cuál era el sueño? ¿De dónde vino?  Y ello pide la pregunta, entonces, sobre la pasión. Pasión.

 

No es la mente la que crea la realidad. Punto. No son sus pensamientos los que crean la realidad. La mente sabe cómo maniobrar dentro de la realidad. Sabe cómo evitar ciertos aspectos de la realidad que ella quiera. Pero la mente no crea la realidad.

 

Ahora bien, durante los últimos 80 a 100 años, ha sido popular pensar eso, pero la palabra clave es “pensar”. Todas estas – en las que algunos de ustedes participaron – clases de control mental y clases de creación mental, y si fueran tan efectivas, ya no habría más clases. Todos las hubieran tomado y estarían haciendo lo que quisieran. Pero estas cosas de la mente, los pensamientos que fluyen a través de su mente no tienen pasión en ellos.

 

Aquí adentro (el corazón), hay un sueño, una aspiración real, a veces viene del alma, a veces del sí mismo, a veces del sí mismo alma, y tiene una pasión adherida a él, y esa pasión es la que introduce los sueños a esta realidad. Esa pasión es la que penetra a través de las barreras, y hay muchas barreras que zanjar al introducir sus sueños. Esa pasión es la que atrae energía, y la energía entonces ayuda a manifestar y hacer reales sus sueños.

 

Entonces ¿qué son los sueños, las aspiraciones, los deseos, las visiones? ¿Qué son esas cosas que les traerían tanta alegría, les traerían tanta felicidad y una sensación de realización? ¿Qué son esas cosas que se abrirían paso por algunas de estas barreras? Estas barreras de, oh, ya sea sus aspectos o su conciencia humana, son como anillos sobre anillos rodeando y de hecho a veces sofocando estas pasiones.

¿Qué Tal  Sus Sueños?

 

Hoy vamos a hablar un poquito más de eso, pero yo hago la pregunta ahorita – y Linda con el micrófono por favor –  desde nuestra disertación del mes pasado sobre los sueños, ¿qué han aprendido o experimentado respecto a sus sueños en el último mes? Por favor Linda.

 

LINDA: ¿Escojo a alguien?

 

ADAMUS: Voluntarios.

 

LINDA: Okey, voluntarios.

 

ADAMUS: ¿Qué han aprendido, comprendido o experimentado respecto a sus sueños?

 

SCOTT: Yo pienso que para mí es, puesto que ahora mismo tengo muchas cosas en movimiento, y es acerca del tiempo que paso en esos sueños introduciéndolos a la realidad y haciéndolos mi propio mundo contra pasar tiempo pensando acerca del mundo de otras personas. Eso es lo que ha sido mi tema recurrente este mes. Y entonces lo primero… justo después del último Shaud la primera semana más o menos estuvo enfocada no en eso, pensando en los mundos y realidades de otras personas , y las últimas semanas han estado enfocadas más en qué es lo que yo quiero crear y dejar que eso fluya a través.

 

ADAMUS: ¿Y qué es?

 

SCOTT: Solo tengo un montón de ideas en movimiento con el rollo de mi sitio web (riendo).

 

ADAMUS: ¿Y qué vas a introducir? ¿Qué vas a dejar ir? Una cosa. ¿Qué vas a introducir?

 

SCOTT: (Haciendo una pausa). Hm…

 

ADAMUS: ¡Tuviste un mes! (Algunas risas). Un mes. ¿Qué quieres, una vida o dos? Un mes. Este no es un rollo trivial aquí.  

 

SCOTT: Bueno, estoy lanzando mi sitio Noticias Creativas de Colorado.

 

ADAMUS: Bien.

 

SCOTT: Así que esa es la cosa principal.

 

ADAMUS: Bien. Bien. Gracias. Respiración profunda. Bien. Excelente. Excelente. ¿Y estás listo para introducirlo de la manera en que sabes que realmente puede ser hecho?  (Él asiente con la cabeza). Bien. Okey, entonces introdúcelo.

 

Ahora bien, va a tener algunos, mm, tú los llamas desafíos; yo las llamo diversiones (risas). Va a… cuando entran los sueños, hacen su camino a esta realidad y son atropellados y empujados por ti, por otros, tienen que ajustarse a esta realidad muy, muy distinta. Pero cuando la pasión está ahí, se energizan y se realizan. Ahora bien, ¿qué sucede si se realiza?

 

SCOTT: Espero que lo haga, puesto que he trabajado en él por mucho tiempo.

 

ADAMUS: Pero eso plantea un punto que, y nuevamente, cuando entramos en esta escapada del sueño y de hecho finalmente a la libertad de los sueños, también existe una tendencia de que a la gente le gusta trabajar en las cosas más que materializarlas. Y de hecho, una vez que es materializada, luego a menudo hay una sensación de aburrimiento o, peor aún, un deseo de destruir lo que acaban de construir. Los niñitos construyen castillitos en el arenero y luego crean guerras y los destruyen. Así que este es un punto muy, muy importante en entender por qué quieres introducir eso a la realidad y qué va a suceder una vez que lo logres. Hm. Bien. Gracias.

 

Siguiente. ¿Qué aprendieron, experimentaron o llegaron a entender de los sueños en este último mes?

 

TESS: Oh, yo pienso que permitir con facilidad.

 

ADAMUS: Sí.

 

TESS: Yo realmente quería mi propia habitación para el viaje a Egipto.

 

ADAMUS: Sí.

 

TESS: Y estaba en una lista de espera, y entonces llegó.

 

ADAMUS: Bien. Excelente.

 

TESS: Y tuve un momento en que dije: “¡Oh, no! ¡El dinero! Quizá debiera tener una compañera de cuarto”. Pero no, yo sabía todo el tiempo que solo por alguna razón quería honrarme con este viaje y esta habitación, y lo hice. Y hubo ese un minuto de cuestionarme, y acabé con ello.

 

ADAMUS: Y ese es un buen punto, porque cuando tu sue… solo toma un momento, todos ustedes. Solo sientan sus sueños más grandes. No tu propio cuarto en Egipto…

 

TESS: Sí, ese era…

 

ADAMUS: … pero ese es un bonito ejemplo cotidiano. Aunque no es un mal sueño, sí.

 

TESS: Sí, para mí el viajar.

 

ADAMUS: Sí, viajar. Bien. Tomen un momento y solo sientan hacia adentro, sientan la pasión en su sueño.

 

Ahora bien, aquí añadiré una nota al margen: Su sueño. No dije su crear-la-realidad-para-el-sueño-de-otro. Ahí es donde, nuevamente, la gente se confunde mucho o se mete en problemas, porque en el instante en que empiezan a intentar soñar por otros, están mezclando conciencias y energía. Generalmente no funciona tan bien. Pero es una cosa muy difícil. Existe tal deseo de decir: “Sí, pero yo, tú sabes, quiero que mis hijos y mi familia sean felices”. Olvídenlo. En serio. No depende de ustedes. Va a ser un sueño muy frustrante.

 

Así que tomen un momento. Su sueño, para ustedes. Sientan la pasión por un momento.

 

 (Pausa)

 

Y luego imaginen que empieza a acercarse más y más, lo cual está haciendo.

 

 (Pausa)

 

Empieza a llegar a su realidad. Una cosa curiosa sucede. Primero, se siente muy bien empezar a tenerlo acercándose más y más, y luego repentinamente, cuando se dan cuenta de que podría suceder, entonces el miedo y el pánico pegan. Luego es todo el “¿qué voy a hacer respecto al dinero?”; todo el viejo condicionamiento humano que entra y, de alguna manera, casi empieza a empujarlo fuera. Casi empieza a decir: “Mejor lo mantengo en el mundo ensoñado-de ensueño antes que introducirlo a esta realidad”.

 

Luego la mente brinca – o los aspectos o como sea que los quieran llamar – y empieza a decir: “Pero ¿y si no funciona? ¿Y si fallo en ello? ¿Y si lo acerco de verdad y luego algo ocurre? ¿O alguien lo roba o yo lo saboteo?  Solo lo mantendré en el ensoñado-de ensueño por mucho tiempo”. Casi, de alguna manera, ustedes piensan que casi está mejor allá afuera, puesto que luego cuando tienen unos cuantos momentos para sí mismos, solo pueden soñar acerca de sus sueños mejor que vivirlos.

 

Pero, en esta nueva era, Nueva Energía, ya no funciona. No será. O sueltan los sueños o los introducen a casa. Felicitaciones por tu propia habitación. ¿Te importa si paso y te visito?  (Algunas risas). Solo para decir hola.

 

Entonces, bien. Siguiente. ¿Qué aprendieron, experimentaron con los sueños este mes? Y, por cierto, fue un buen mes de sueños. Un montón de razones – astrológicas, yo, otras razones – pero muy buen mes para experimentar los sueños. ¿Sí?

 

TERRY: Yo seguí trabajando en introducir el sueño de casi ilimitada abundancia, y lo que hice concretamente es conseguir algunos libros sobre…

 

ADAMUS: Tengo de detenerte. ¿Por qué casi ilimitada? (Algunas risas).

 

TERRY: Uhhh…

 

ADAMUS: Eso suena limitado. De veras, (risas).

 

TERRY: Esa es una buena pregunta.

 

ADAMUS: Sí.

 

TERRY: Pero sí…

 

ADAMUS: ¿Por qué no ilimitada?

 

TERRY: Yo intentaba obtener abundancia ilimitada.

 

ADAMUS: Sí. Bien.

 

TERRY: Y a fin de hacer eso, compré algunos libros grabados en cinta.

 

ADAMUS: ¿Míos?

 

TERRY: Warren Buffett.

 

ADAMUS: ¿Mi clase de abundancia?

 

TERRY: Um, tú sabes, compré…

 

ADAMUS: ¿Me parezco a Warren Buffett?

 

TERRY: Compré el libro de la chica que escribió el libro que fue presentado aquí, pero ella quería que hiciéramos un montón horrible de tarea.

 

ADAMUS: Sí, sí.

 

TERRY: Así que solo pasé del capítulo uno.

 

ADAMUS: Pero ella es tan dulce. Está sentada aquí mismo (risas).

 

TERRY: Y me encantó el libro. Me encanta el libro.

 

ADAMUS: ¡Uno de esos momentos embarazosos! (Más risas).

 

TERRY: Oye, estoy siendo honesto sobre él. Me encanta el libro, y tarde o temprano haré la tarea.

 

ADAMUS: Sí.

 

TERRY: Pero era más fácil conseguir…

 

ADAMUS: ¿Y cuál era el nombre del libro? – un poco de publicidad comercial barata aquí (alguien grita “Abundancia Consciente”).

 

ADAMUS: ¡¿Abundancia Consciente?! ¡¿Cambiaste el título?! (Riendo).

 

TERRY: Dinero Consciente.

 

ADAMUS: ¿Ves con lo que tengo que lidiar aquí? Dinero consciente. Micrófono por favor, por un momento.

 

TERRY: Entonces, sí. Sí adquirí ese libro.

 

ADAMUS: Solo el micrófono para Patricia para que pueda dar una…

 

PATRICIA: ¡¿Abundancia?!  ¡¡Dinero!!

 

ADAMUS: ¡Dinero! Dinero.

 

LINDA: Oh, ¡ponte de pie!

 

ADAMUS: Dinero.

 

LINDA: ¡Ponte de pie! ¡Queremos sentir!

 

ADAMUS: ¿Cuál es el título de tu estupendo libro?

 

PATRICIA: Dinero Consciente.

 

ADAMUS: Exactamente.

 

PATRICIA: Y gracias por tu amable respaldo de él…

 

ADAMUS: Sí.

 

PATRICIA: … el cual Vicky me asegura que está en el video.

 

ADAMUS: Bien.

 

PATRICIA: Gracias. ¡Tuve récord de ventas en noviembre del mejor libro de todo el lanzamiento de libros de la plataforma de lanzamientos de Shaumbra! (Aplausos de la audiencia).  

 

ADAMUS: De Shaumbra, sí.

 

PATRICIA: Tantísimas gracias.

 

ADAMUS: Bien.

 

PATRICIA: ¿Puedo contar mi sueño?

 

ADAMUS: Claro, pero tan pronto como dejes que Terry termine.

 

LINDA: Sí. Okey, estoy regresando a ti.

 

ADAMUS: Bien.

 

TERRY: Entonces, sí. Y me encantó Abundancia Consciente, solo sugiero… (Risas). Dinero Consciente.

 

ADAMUS: ¿Dónde está la cámara? ¡¿Ves con lo que tengo que – ves con lo que tengo que lidiar?! ¡Amo a esta gente pero…! Adelante. Dinero Consciente. 

 

TERRY: Necesitamos este Dinero Consciente en cinta grabada.

 

ADAMUS: Sí.

 

TERRY: Realmente es… pienso que en el mundo moderno, es duro conseguir el tiempo, pero todos están manejando por ahí todo el tiempo.

 

ADAMUS: Buena idea:

 

TERRY: Entonces…

 

ADAMUS: Como fue narrado por Adamus (risas).

 

TERRY: Por supuesto. Absolutamente. 

 

ADAMUS: Bien. Entonces ¿qué aprendiste? 

 

TERRY: Bien. Entonces lo que yo estaba intentando es vencer la resistencia al respirar o escuchar esta charla de Warren Buffett sobre este estilo de vida inimaginable para muchos de nosotros, para mí, y también de dónde venía él y toda su historia y luego lo que hace de escoger buenas compañías. Lo mismo que dice tu libro. Él es mucho de encontrar buenas compañías, e invertir en ellas.

 

ADAMUS: ¿Qué aprendiste?

 

TERRY: Aprendí a empezar a estar más cómodo con esta idea de que yo ciertamente podría empezar ahora mismo e invertir e introducir…

 

ADAMUS: Uh oh.

 

TERRY: …la abundancia.

 

ADAMUS: Ven acá arriba, Terry (Adamus y la audiencia ríen). El dilema del visitante (Terry se dirige al frente).

 

Entonces Terry, déjame comenzar diciendo esto. Primero que nada, la libertad es una actitud. Eso es todo. Y podrías reemplazar la palabra libertad, iluminación, ascensión. Todo es lo mismo. Tienes que ser libre para ser iluminado y ser ascendido. Todas son lo mismo. Son una actitud. Eso es todo. Ninguno de ustedes puede estudiar su camino hacia ello. Pueden experimentar su camino hacia ello, pero no estudiar. Es una actitud. La Maestría es una actitud.  Eso es todo. Aquí hemos hablado antes de ello. Caminan como un Maestro, y repentinamente, empiezan a sentirse como un Maestro y tienen un botín de Maestro (la audiencia ríe cuando Adamus está demostrando). Y tienen la mirada en sus ojos como un Maestro, y comienzan a sentirse como un Maestro en su corazón, porque en su corazón lo son. Es todo el resto de esta mierda lo que lo cubre con una capa. Se han olvidado de ser un Maestro.

 

La Maestría, la iluminación son una actitud. Es una gran actitud (alguien dice: “¡Oh sí!”). ¡Oh sí! ¡Oh sí! ¡¿Dónde está Yoham cuando los necesito?! Puedo oír la canción entrando en escena. La abundancia es una actitud. Veamos tu actitud de abundancia. Cámara ahí mismo (Terry adopta una postura de actitud abundante; risas y aplauso de la audiencia).

 

Sí, es una desenvoltura. Es como una vestimenta energética. Vas al clóset de los atuendos energéticos y miras y dices: “Ah, hoy quiero una apariencia de abundancia”, y vistes eso. No estoy hablando literalmente, sino que estoy hablando de la manera en que te levantas en la mañana. Portas esa actitud de abundancia. Y una cosa curiosa, todas las partes tuyas no abundantes empiezan a sentirse un poquito más importantes, o se echan a un lado. Se marchan.

 

TERRY: Sí.

 

ADAMUS: Es una elección, pero en realidad es una actitud. Entonces es – vamos a tener una clase de abundancia – pero solo va a ser acerca de asentados con nuestra actitud.

 

Saben, cuando los Maestros Ascendidos, cuando holgazaneamos, tenemos nuestro propio club – tenemos muchos clubs, de hecho – y holgazaneamos y es justamente así (se sienta en su silla con una actitud; risas). Es una actitud. Yo soy un Maestro Ascendido (continúa demostrando; más risitas). Es justamente así. Es una actitud. 

 

De manera que todos hagamos la abundante – adelante y pónganse de pie – hagamos la actitud abundante (la audiencia se pone de pie). Ahora, saquen todo de su cerebro, porque el cerebro solo les va a decir que es otro día y otra batalla. Logremos la actitud.

 

Tomen una respiración profunda. Es ustedes. Está en su centro. La abundancia está ahí. Ahora súbanla a su cara, en su cuerpo, y solo como que mueven (la audiencia empieza a moverse). Sí, eso es todo. Solo muévanse como abundantes. Todos tienen abundancia ilimitada. Abundancia ilimitada. Solo están en la facilidad y la gracia. Hagámoslo, Terry. Hagámoslo. Abun… sí.  Justamente así. Es una actitud. Actitud. Sí. Bien. Bien. Gracias.

 

Y recuerden eso, tan tonto como pueda parecer. ¿Por qué estudiar un montón de libros de Warren Buffett? Un hombre maravilloso, pero tú no eres Warren Buffett. ¡Tú eres Terry!

 

Así que camina de regreso a tu silla – no, aquí en solo un momento; espera un segundo, espera, todos siéntense, por favor – camina de regreso a tu silla con la actitud abundante (Terry y Adamus ríen). Ahora bien, de inmediato estás pensando demasiado. Al instante deberías haber estado caminando por ese pasillo como “Yo soy dueño de este lugar. Estoy caminando sobre oro, bailando sobre diamantes”. (Adamus está demostrando). En serio, ¡eso es todo lo que hace falta! Adelante Terry.

 

TERRY: Está bien. Esto será un poquito de abundancia pirata.

 

ADAMUS: Bien.

 

TERRY: Porque me gustan los piratas (alguien dice “Aargh” cuando Terry empieza a demostrar).

 

ADAMUS: Ah, ¡ya está!

 

TERRY: ¡Aargh!

 

ADAMUS: ¡Aargh! ¡Aargh!  (Aplauso de la audiencia).

 

TERRY: ¡Oro! ¡Oro!

 

ADAMUS: Gracias. Gracias por complacerme y brindarles a todos una buena risotada y una buena lección. Buena experiencia, sí. Pero de hecho, la abundancia es solo una actitud, como lo es la maestría, como lo son tus sueños. Sí, empiezas a acompañar esos sueños, estando en esos sueños. No manteniéndolos allá afuera, sino solo estando en ellos aquí mismo.

 

Es un principio muy natural, espiritual, universal. Si lo actúas, lo eres. Es así de simple. Y luego descubres, primero que nada, que todo lo que tienes ahora mismo es solo un gran acto, lo cual está bien. Pero mira qué gran trabajo estás haciéndole. Luego te das cuenta de que puedes empezar a actuar cualquier cosa que quieras. Puedes empezar a actuar sano, fuerte. Puedes empezar a actuar claro, como que realmente sabes lo que quieres. Puedes empezar a actuar, y te das cuenta de que puedes cambiar el acto cuando quieras. Cada día puede ser un  nuevo acto. ¡Esa es la dicha de la libertad! Cualquier cosa que quieras – todo es un acto. Es un gran acto, un acto divino. Es muy, muy real. No estoy diciendo que sea inventado o falso. Para nada.

 

Todo lo que hace un Maestro Ascendido es solo un acto en aras de la actuación o experimentar o solo ser, porque cada vez que actúas, cada vez que actúas, es una expresión de ser-dad, una expresión de ti mismo. Una expresión jubilosa. Cada vez que actúas, cuando lo haces sin contenerte, sin límites, al principio pone sobre la mesa el asunto de la confianza. ¿Puedes confiar en ti mismo para actuar como algo que no has sido condicionado a ser? ¿Puedes confiar en ti mismo solo para actuar como cualquier cosa y que siempre vas a regresar a tu Yo Soy-dad?  Pero después de que te des cuenta de, “Lo hago. Yo puedo. Puedo actuar abundante. Puedo actuar como cualquier cosa que quiera. Siempre incluyo o porto la Yo Soy-dad, nunca voy a perder eso”, ahora puedes actuar jubilosamente, sin abandono, de forma temeraria si quieres.  

 

Ustedes pueden actuar de maneras fenomenales, pero ahora mismo, tienden a mantenerlo en verdad, realmente ajustado. Tienen un acto prosiguiendo y ha estado prosiguiendo por mucho tiempo (risas). Y si hay una cosa que  me gustaría hacer, es moverlos más allá de ese acto. No precisamente estamos tratando de hacer un acto mejor. No precisamente estamos tratando de efectuar este viejo acto, solo darle una refrescadita. Estamos tratando de ir más allá, penetrar a través de las barreras para que ustedes realmente puedan sencillamente ser expresión. Ese es el gozo. Siguiente. Sí, ¿qué aprendieron este último mes sobre los sueños?

 

PATRICIA: ¡Ah! Lo que aprendí este último mes sobre los sueños es que mi sueño no tiene nada, aparentemente, que ver con mi trabajo, mi misión, mi propósito, o alguno de esos rollos.

 

ADAMUS: Bravo. Un Premio Adamus para ti.

 

PATRICIA: Oh ¡gracias!

 

ADAMUS: Sí. Sí (algunos aplausos).

 

LINDA: ¡Vaya! Has sido tacaño con esos. Este es el primero en meses y meses.

 

ADAMUS: No ha habido muchos.

 

LINDA: No. ¿Tienes algo de dinero en tu bolsillo?

 

PATRICIA: Oh, no necesito el dinero.

 

LINDA: No, ¡yo quiero el dinero! (Risas) ¿De veras?

 

PATRICIA: Bueno, estoy prac…  Estoy siendo prac…  Estoy actuando abundante.  

 

LINDA: Sí, lo estás.

 

ADAMUS: Sí. Ah bueno. Eso es exactamente – “No necesito el dinero” – y entonces cuando dices eso, una cosa curiosa sucede, Cauldre va a su bolsillo y saca solo para ti mil victorias.

 

PATRICIA: ¡Oh! ¡Y victorias!

 

ADAMUS: Victorias coreanas.

 

PATRICIA: ¡Vaya! (Adamus ríe) ¡Banco de Corea! Gracias.

 

ADAMUS: De manera que tienes un Premio Adamus y una victoria coreana.

 

PATRICIA: ¡Vaya!

 

LINDA: ¿Una qué?

 

ADAMUS: Bueno, valen un dólar, solo mil victorias.

 

PATRICIA: Quizá esto signifique que voy a ir a Corea.

 

ADAMUS: Quizá.

 

PATRICIA: Pero ese no es mi sueño.

 

ADAMUS: Sí. Entonces te está…

 

LINDA: Pero es un lugar maravilloso.

 

ADAMUS: … yendo bien aquí. Entonces ¿qué aprendiste? Que el sueño en realidad no es sobre el trabajo, el esfuerzo. Una realidad sorprendente. Interesante. ¿Cuántos de ustedes hubieran pensado que el sueño es respecto a lo que están trabajando? El trabajo solo ocupa tiempo. Maravilloso trabajo, por cierto. Pero es… ¿cuál es tu sueño?

 

PATRICIA: Mi sueño, y entonces tengo una pregunta sobre él, porque pensé que lo tenía sujeto con clavos, y entonces dijiste que no deberías involucrar a los miembros de tu familia.

 

LINDA: Ohhh.

 

PATRICIA: Entonces mi sueño es vivir un período de tiempo extenso – digamos seis meses, un año  – ya sea en Francia o Suiza de habla francesa llevando a Alain, puesto que no creo que él querría decir no a eso. No, pero en serio… (Alain levanta sus cejas y Adamus ríe fuertemente) Así que yo no…

 

ADAMUS: Y tenemos eso en video, por cierto.

 

PATRICIA: Así que estoy consiguiendo… estoy…

 

ALAIN: ¡No hables por mí!

 

PATRICIA: No, verás, pero eso es correcto, yo no puedo hablar por él, pero obviamente, sería…

 

ADAMUS: Detengámoslo ahí mismo. ¿por qué quieres ir?

 

PATRICIA: Oh, quiero ir para cumplimentar mi afición de toda la vida de hablar francés.

 

ADAMUS: Sí. Bueno. Bueno. Ahora bien, puedes hacer eso y no tiene que involucrar a Alain.

 

PATRICIA: Yo sé.

 

ADAMUS: Sí.

 

PATRICIA: Oh, por supuesto.

 

ADAMUS: Sí. Pero podría, si ese es su sueño.

 

PATRICIA: Sí.

 

ADAMUS: Yo no creo que sea su sueño. Creo que él ya sabe hablar francés (risas). Houston, tenemos un problema.

 

PATRICIA: Oh, ¡siempre podría mejorarlo!

 

ADAMUS: O, París, ¡tenemos un problema!

 

Así que eso es interesante. Entonces deténganse todos por un momento… y Cauldre me está diciendo que me apure. Le dije que lo haría corto. Linda y él se van en la noche a las ocho a Egipto y yo también me voy. Yo estaré ahí a las ocho-cero-uno. Me toma un minuto. A ellos les toma dos días llegar allá, pero…

 

PATRICIA: ¡Vaya! 

 

ADAMUS: Sí. Así que volvamos a esto. ¿Cuánto de tus sueños es aleatorio o dependiente de otros seres? Bueno, ¿quieres un porcentaje? (Alguien dice “Claro”) ¿Algunas conjeturas?

 

PATRICIA: Alto. ¿Un ciento?

 

ADAMUS: Eh, 99.9999, casi al infinito. Casi todos. No es inusual, porque ustedes han crecido en situaciones comunales, vidas comunales. Existen las familias biológicas, todo lo demás, así que es muy natural pensar eso. Para aquellos de ustedes que están en una relación, una – cómo lo llamarían – una relación comprometida – debería ser comprometida (algunas risas), – pero estando en la relación… no, es una cosa buena (riendo).

 

LINDA: Ja, ja.

 

ADAMUS: Repentinamente, están como, “Bueno, mi felicidad es dependiente de mi pareja o mis hijos”. Aquí es donde se meten en problemas. Eso no es libertad. Lo siento, son seres encantadores, en su mayor parte. Son seres encantadores, amorosos, pero solo digamos que, sus hijos.  Ustedes sienten una obligación, una deuda, un servicio y todo el resto de eso. Los trajeron a este mundo; tienen que hacerlos, ¡diablos!, apreciarlo. Así que existe esta interrelación que hace muy duro que sus sueños entren a la realidad. Se necesita una persona muy valiente, audaz para soñar sus propios sueños para sí mismos.

 

Pues – y esto es muy similar a la ascensión, por cierto – porque la primera cosa que surge es, “Oh, Dios mío, ¿qué va a suceder con mis hijos, mi esposo, mis padres?” – ustedes pónganle nombre – “¿mi trabajo, cualquier otra cosa?”. Así que inmediatamente le cortan la energía de fuerza vital a su sueño. Y luego dicen: “Bueno, tendré que esperar a que se gradúen de la universidad o lo que sea, pase lo que pase”. De manera que ahora tienen sueños no cumplidos.

 

Lo que me sorprende, que no entiendo del todo – de hecho, lo hago, pero solo los estoy provocando – es ¿quién dijo que sus sueños o su iluminación o ascensión van a dañar a estos otros? Que repentinamente va a reventar a su cónyuge o de repente sus hijos estarán sin una madre o un padre – ¿de dónde viene eso? Existe esta suposición de que si sus sueños se hacen realidad, todos los demás están jodidos. Interesante. Así que, siento interrumpir, pero… 

 

PATRICIA: Oh.

 

ADAMUS: Sí.

 

PATRICIA: Yo lo he compartido.

 

ADAMUS: Bien.

 

PATRICIA: Y se siente tan excitante para mí tener esa pasión de mi corazón…

 

ADAMUS: Sí. ¡Sí!

 

PATRICIA: … conectada a esto.

 

ADAMUS: Sí.

 

PATRICIA: Eso no… pero yo también podría… quiero decir, claro, yo podría ir y hacer eso mañana, pero lo que en realidad estoy pidiendo es que el universo orqueste un conjunto de circunstancias magnificentes para hacer que… para que ese sueño ocurra de una manera hermosa, divinamente orquestada, en vez de…

 

ADAMUS: Y al universo le importa un comino. Le importa un comino. Y oigo la expresión y sé lo que quieren decir cuando cualquiera de ustedes lo dice, pero eres la que está orquestando al universo.

 

PATRICIA: Mm.

 

ADAMUS: Eres tú la que está llamando a las energías que las están alineando en una apropiada… y tan pronto como hay ese pequeño avance en la iluminación, “Ah, oooh, está aquí”, lo cual es una cosa difícil, porque a veces no quieres tener que encarar que está llegando de aquí. Es más fácil echarle la culpa al universo. Ese sería un gran – tu próximo libro – “Échale la Culpa al Universo” (unas cuantas risas). Un éxito bárbaro. Lo escribirás en tu un año sabático en Francia.

 

PATRICIA: Mmm.

 

ADAMUS: Ah, sí. “Échale la Culpa al Universo”. Sí.

 

PATRICIA: Otra vez gracias por todo su apoyo, Shaumbra y Adamus.

 

ADAMUS: Sí, gracias a ti.

 

PATRICIA: Gracias.

 

ADAMUS: Gracias a ti (aplauso de la audiencia). Y uno más. Uno más ¿Qué aprendiste o experimentaste sobre tus aspiraciones, tus sueños, querida Bonnie?

 

BONNIE: Hola.

 

ADAMUS: Precioso vestido el día de hoy.

 

BONNIE: Gracias.

 

ADAMUS: Te ves festiva.

 

BONNIE: Gracias.

 

ADAMUS: Consciente (alguien grita “¡Wuu Juu! ¡Bonnie!”). Arreglada.

 

BONNIE: Quiero que sea la libertad.

 

ADAMUS: Sí. Bien.

 

BONNIE: Pero ¿cómo voy a llegar ahí?

 

ADAMUS: ¡Ah! Conduciendo a mi siguiente pregunta. Gracias. Gracias. Cómo… esa era mi siguiente pregunta.

 

¿Qué Hace Falta?

 

¿Qué hace falta para la libertad? ¿Qué hace falta para la libertad, Bonnie?

 

BONNIE: No tener que trabajar todo el día todos los días.

 

ADAMUS: No tener que trabajar. Bien. ¿Por qué tienes que trabajar?

 

BONNIE: Porque necesito el dinero.

 

ADAMUS: Bueno, estás… ayúdame a comprender esto. ¿Tienes que trabajar para obtener dinero?

 

BONNIE: Sí.

 

ADAMUS: ¿Cuándo se inventó esto? (Risitas de ella).

 

BONNIE: Hace mucho tiempo, yo creo.

 

ADAMUS: Yo creo, Bonnie, que empieza con esa actitud. Tú tienes la actitud, la formación, los antecedentes de vidas previas – “Trabaja por ello, lucha por ello”. Casi hay un sentido de culpa, incluso quizá un poquito de falta de aprecio, si no te pones de rodillas y sufres por ello. Liberemos eso aquí mismo en esta corte de la iluminación, liberémoslo. No se ve bien en ti, como esa blusa lo hace (risitas de ella). No se ve bien.

 

Así que tienes esta creencia muy profundamente asentada de que tienes que trabajar por ello.  La tienes. Tantos de ustedes la tienen. Puedes dejar ir eso, Bonnie. Entonces puedes… dos cosas suceden. Primero que nada, comienzas a disfrutar tu trabajo más que resentirlo. En segundo lugar, te das cuenta de que sencillamente fluye dentro. Sencillamente entra. Es el sueño traído a la realidad. ¿Tiene sentido eso?

 

BONNIE: Mm Hmm.

 

ADAMUS: Sí. Pero ¿qué vas a hacer mañana?

 

BONNIE: Trabajar un poco más.

 

ADAMUS: Trabajar un poco más. Sí. Sí. Y luego ¿qué? ¿Qué hace falta para tu libertad? ¿Qué hace falta? Y esta es una pregunta para cualquiera de ustedes, porque Linda estará llegando con el micrófono. ¿Qué hace falta?

 

Sí, Linda traerá el micrófono.

 

LAWRENCE: Pasión por el descubrimiento.

 

ADAMUS: Pasión por el descubrimiento. Bien. Bien. ¿Tú tienes pasión por el descubrimiento?

 

LAWRENCE: La tengo, y he estado viviendo mi sueño. Caminando a través de portales que sencillamente se están abriendo.

 

ADAMUS: Bien.

 

LAWRENCE: Más y más potenciales. Tengo tanto que me gustaría compartir con la gente.

 

ADAMUS: Nah. Naah. Detengámonos ahí mismo. Entiendo lo que estás diciendo. Cauldre me está dando duro por…

 

LINDA: Eh, espera, espera, espera. Hay muchas mujeres aquí que quieren saber si él es soltero o está disponible (risas).

 

ADAMUS: ¿Por qué me estás preguntando a mí?

 

LINDA: Solo estoy… él dijo que tiene mucho para compartir. Tú sabes, solo estoy preguntando.

 

ADAMUS: Sí, okey. Bueno, aquí bajamos a esa madriguera del conejo.

 

LAWRENCE: Soy soltero.

 

ADAMUS: Eres soltero, okey.  ¿Quieres dar tu número telefónico o tu correo electrónico?

 

LINDA: ¿Estás disponible?

 

LAWRENCE: Estoy disponible.

 

LINDA: ¡Oooh! (Un par de silbidos en la audiencia)  ¿Oíste eso?

 

ADAMUS: Oh, el servicio de citas de Linda.

 

LAWRENCE: Estoy bastante – cómo dices – en mi propio…

 

ADAMUS: ¿Disponible hoy en la noche?

 

LAWRENCE: … un viaje a mi propio descubrimiento donde sencillamente es como que  realmente no estoy buscando nada afuera de mí mismo.

 

ADAMUS: Bien. Bien. Así que tienes mucho que compartir, y yo te detuve porque – y estoy haciendo esto para irritarlos a todos ustedes – todavía tienes esto de salvar al mundo. Olvídate de ello. Voy a entrar nuevamente en eso en solo un momento hasta que empieces a comprenderlo. Compartir solo por hacerlo, por la expresión, si estás compartiendo con una ardillita, si estás compartiendo con un ser humano o compartiendo con un arcángel, eso es grandioso. Pero no compartas solo para intentar salvar al mundo, y me doy cuenta de que no es lo que quisiste decir, pero…

 

LAWRENCE: Bueno, se me está diciendo… estoy oyendo cosas allá afuera de que hace falta la conciencia colectiva…

 

ADAMUS: Espera. Tenemos que parar. ¿Quién te está diciendo?

 

LAWRENCE: Bueno, ehh… (Adamus ríe) Oh ¡Kryon! Kryon.

 

ADAMUS: Kryon.

 

LAWRENCE: Bien. Okey.

 

ADAMUS: Bueno bien. Por lo menos estás en buena compañía.

 

LAWRENCE: Que hace falta una cierta cantidad de conciencia colectiva para…

 

ADAMUS: Tú escuchas a Kryon; ¡no me escuchas a mí!

 

LAWRENCE: Bueno, estoy trata… estoy escu… estoy abierto a todo. Apegado a nada.

 

ADAMUS: ¿Qué te está diciendo Kryon ahora mismo?  “¡Corre! ¡Corre!”. (Risas).

 

LAWRENCE: ¡No, no! De hecho, él dice lo mismo.

 

ADAMUS: ¡En verdad lo dice!  (Más risas).

 

LAWRENCE: Um…

 

ADAMUS: Quiero que esas voces que cualquiera de ustedes oye sean las suyas propias. En realidad nosotros no hablamos tantísimo con ustedes. En serio. Los humanos, quieren creer que existe un ser superior hablándoles, dándoles orientación. Primero que nada, los Maestros Ascendidos no saben las respuestas. Ellos son viejos muermos. Murieron hace muchos años.  No lo entienden. Te van a decir una cosa. Te van a decir que permitas, o van a decir: “Ámate a ti mismo”. No van a entrar en esta queja, queja, queja, como yo lo estoy haciendo ahora mismo (riendo). Ellos lo van a aclarar.

 

Así que, por favor, entre ahora y nuestra próxima reunión, no más de este “ellas me están diciendo”. Saca eso del vocabulario o nunca regreses otra vez aquí. Lo digo en serio, porque hacia donde estamos yendo no hay lugar para ello. Ellas – ¡¿quiénes son ellas?! “Ellas, son la conciencia de masas. Esta Borg grande, una cosa tipo masa informe. Ellasellas son las que establecen las leyes, te dicen cuán veloz puedes manejar. Ellas son las que te dicen que tienes que usar rojo en San Valentín. Siempre es ellas. Ellas son las que te dicen qué pensar y qué hacer. Liberemos el “ellas”. Estoy rastreando contigo, pero sencillamente me encantan estas oportunidades de interponer.

 

Soltemos el “ellas”. Solo hay uno y eres tú. Atribúyete el mérito por ello. “Me estoy diciendo a mí mismo. Me estoy diciendo a mí mismo. Esa parte que resuena profundo dentro de mí está compartiendo conocimiento profundo que yo ya tengo, pero al parecer solo lo bloqueé”. No más ellas.

 

 “Ellos” no te piden que escribas libros. Te ayudarán. Una vez que decides traer tu sueño a la realidad, oh dios mío, sencillamente hay una legión de ellos. Están aquí para apoyar a la realeza – tú. Pero no dicen: “Necesitas escribir un libro”. Primero que nada, tienen cosas mejores que hacer, y en segundo lugar, no les importa hasta que lo haces. ¿Comprendiste? No les importa hasta que lo haces. Pero ustedes no son peones en este reino. Ellos no te están moviendo por ahí diciendo: “Queremos que hagas esto. Queremos que hagas aquello”. Si eso fuera verdad, solo ¡bum! Supéralo ahora mismo. ¡Termina! Regresa en otra… lo digo en serio. Sí, solo termina, porque de otra manera vas a estar realmente frustrado.

 

Oh, entonces tenemos que seguir avanzando. ¿Terminamos? (Él asiente con la cabeza).  ¿De veras? Okey, bien. Bien. Entonces ¿qué hace falta para la libertad? Dame solo unas cuantas palabras, palabras profundas.

 

LAWRENCE: Solo hacer y ser.

 

ADAMUS: Ser. ¿Cómo eres?

 

LAWRENCE: Humano… ser (riendo un poquito).

 

ADAMUS: Vayamos un poco más allá (riendo).

 

LAWRENCE: Sigue tu pasión. 

 

ADAMUS: Sigue tu pasión. 

 

LAWRENCE: Solo sigue tu pasión sin preocupaciones, sin miedo.

 

ADAMUS: Sin preocupaciones. Bien. Me gustó eso.

 

Unos cuantos más. ¿Qué hace falta para la libertad? Y no estoy preguntando por mi bien; les estoy preguntando a ustedes. ¿Qué hace falta?

 

MARIANNE: Para mí, pienso que solo es…  solo hace falta amarme a mí misma, porque realmente encuentro que ningún sueño puede hacerme feliz a menos que esté enamorada de mí misma.

 

ADAMUS: Sí, bien. Bien. Excelente. Y… pero la pregunta que tengo que hacerte es ¿lo estás?

 

MARIANNE: Ese es el trabajo en curso, porque, porque, tú sabes, en realidad yo descubrí esto el mes pasado que, tú sabes, de hecho tengo todo lo que quiero. En realidad no tengo sueños. Están allá afuera, pero no soy feliz. Entonces…

 

LINDA: Hmm.

 

ADAMUS: Hmmm.

 

MARIANNE: Y esa ha sido la cuestión conmigo por mucho tiempo.

 

ADAMUS: Sí. Sí.

 

MARIANNE: Así que lo que tú quieres, sabes, es realmente…

 

ADAMUS: Trabajo en curso y amarte a ti misma. ¿Qué haría uno como parte de este trabajo en curso?

 

MARIANNE: ¡Respirar! (Algunas risas).

 

ADAMUS: Bien, ¿y qué más?

 

MARIANNE: Pienso que en primer lugar es realmente desconectar mi mente.

 

ADAMUS: Gracias.

 

MARIANNE: Porque mi mente es la que está dando vueltas y vueltas y contándome todo tipo de rollos.

 

ADAMUS: Sí, sí.  ¿Cómo se desconecta uno de su mente?

 

MARIANNE: ¡Respirar!  (Ambos ríen).

 

ADAMUS: ¿Y? ¿Y?  Desconectar la mente, respirar, pero…

 

MARIANNE: Tú sabes, solo dejar más del alma, de la Presencia Yo Soy llegar a la vanguardia.

 

ADAMUS: Sí.

 

MARIANNE: Y…

 

ADAMUS: Sí, lo resumiré. En realidad se trata de la confianza, porque la mente siempre está sin confianza. Siempre, siempre. Cuando respiras, cuando entras a la confianza, no importa qué, una confianza incondicional… bueno, nosotros hablamos mucho de la confianza. No es un nuevo tópico para nada. Pero para la mayoría de ustedes, es una confianza condicional. “Iré un poquito. Pondré un dedo del pie en el agua”. Pero aquí solo estoy hablando de la confianza total amplia y abierta.

 

MARIANNE: Exactamente. Y, sabes, la única vez que he estado realmente feliz es cuando he confiado totalmente y he estado totalmente en contacto conmigo misma.

 

ADAMUS: Sí.

 

MARIANNE: Y por alguna razón en estos últimos meses, es solo… de hecho, un montón de viejos aspectos han surgido, y estoy tratando de integrar los viejos aspectos.

 

ADAMUS: Ahora bien, usaremos esto como una continuación de nuestra disertación sobre los sueños. Entonces entras a la confianza, te empiezas a sentir bien, empiezas a sentirte equilibrada, y comienza a suceder.

 

Ahora bien, lo que sucede de inmediato en esta realidad es que los otros empiezan a atacarla. Y no solo eres tú atacándola, sino que los otros empiezan a atacarla. “Estás loca. ¿Qué estás haciendo? Actúa como el resto de nosotros. ¿Qué está mal contigo?”. Tú sabes, “¿Por qué tienes que ser tan diferente?”. Tienes que estar preparada para eso. Tienes que estar preparada. La mayoría de ustedes son muy sensibles respecto a lo que la otra gente piensa de ustedes. Así que una vez que ellos empiecen a atacar, ¿cómo vas a permanecer en ese equilibrio?

 

MARIANNE: Yo encuentro que, sabes, el ataque principal es de mi propia mente.

 

ADAMUS: Sí.

 

MARIANNE: Y no escuchar lo que mi mente está diciendo, porque no puedo escuchar lo que otra gente me dice, sino que estoy tratando de no escuchar a mi propia mente, que a veces se pone tramposita.

 

ADAMUS: Sí. Bien. Entonces solo quiero resumir aquí. El trabajo en curso; ¿cómo vamos  sencillamente a lograr pasar por él, porque de otra manera esto podría tomar, mucho, mucho tiempo?

 

MARIANNE: Recientemente he estado hallando que sencillamente es hacer esa elección, y a veces puedes ver la elección justo frente a ti, y sabes, es solo dar ese paso. Y ahora puedo ver que está llegando al punto donde no puedo dar ese paso y permanecer equilibrada y centrada.

 

ADAMUS: Y con todos ustedes me gustaría que ya fuéramos más allá de los pasos, porque, saben, un paso conduce a otro paso que conduce a otro paso, y conduce a uno para creer que ellos están haciendo progresos, pero en la realidad solo es un montón de pasos. Si les gustan los pasos, eso está bien. Pero en esta nueva era, quiero abrir brecha. Ya no solo pasos, sino realmente abrir brecha en ese techo de cristal.

 

Bien. Uno más. ¿Qué va a hacer falta? ¿Qué va a hacer falta para la iluminación?

 

LINDA H: Voy a ponerme de pie, puesto que no es normal que yo haga esto. Pero voy a pararme aquí y decir que, uh… hay varias cosas este mes que me han dado el susto de mi vida, pero…

 

ADAMUS: Bien.

 

LINDA H: Pero es… yo no necesariamente sabía que eran sueños, pero se manifestaron.

 

ADAMUS: Sí.

 

LINDA H: Desarrollé una relación con alguien que ni siquiera conocía que ha sido selecta y tan entrañable para mí que ni siquiera esperaba, no pensaba en mi mente, pero está aquí y es real y es todo lo que quería que ni siquiera sabía que quería.

 

Manifesté una relaci… bueno, tenemos una familia grande, y cada año un miembro de nuestra familia celebra una reunión familiar, y era mi año de celebrarla.

 

ADAMUS: Mm hmm.

 

LINDA H: Y tenemos 75 personas en mi familia cercana.

 

ADAMUS: Querida Linda, ¿cuál fue mi pregunta?

 

 (Ella hace una pausa)

 

¿Ves lo que ocurre?

 

LINDA H: Ellos… sí. Ellos no podían recibir. Yo dije, “Yo soy una gran manifestadora…”.

 

ADAMUS: Linda…

 

LINDA H: Puedo hacer que suceda, y ellos…

 

ADAMUS: ¿Cuál fue la pregunta?

 

LINDA H: … no la harían.

 

ADAMUS: La pregunta.

 

LINDA H: Ellos…

 

ADAMUS: ¿Qué va a hacer falta para abrir brecha? ¿Qué va a hacer falta para la iluminación? Y tú estás dando un ejemplo maravilloso, contando historias.

 

LINDA H: Okey.

 

ADAMUS: ¿Qué va a hacer falta? Sé realmente clara.

 

LINDA H: Bueno, entonces no entiendo qué, heh… lo último que pasó fue otra relación que ni siquiera sabía que quería o necesitaba o algo, y está aquí.

 

ADAMUS: Sí.

 

LINDA H: Así que okey, si estoy contando la historia, no sé…

 

ADAMUS: ¿Ves lo que ocurre?

 

LINDA H: … de qué otra manera explicarlo.

 

ADAMUS: No, no. Ve lo que ocurre. Ahora bien, no es por hacer abstracción de tus experiencias para nada, pero donde estamos yendo, todos nosotros en esta Corte Real de la Iluminación, también se trata de la claridad. Se trata de la claridad.

 

¿Qué va a hacer falta, Linda? Una palabra. ¿Qué va a hacer falta para abrir brecha para tu iluminación, para tu libertad? Tú no eres libre. Verdaderamente ninguno de ustedes lo es ahora mismo. Están acercándose. Dando pasos. Trabajo en curso. ¿Qué va a hacer falta? Y esto se relaciona directamente con nuestra disertación sobre los sueños. Tienes un sueño de libertad, pero es un sueño. No está aquí. ¿Qué va a hacer falta? Y no se trata de nadie más o algo más, Linda, tú casi, estás exacto sobre ello. Está en la punta de tu lengua. ¿Qué va a hacer falta?

 

 (Ella hace una pausa)

 

Claridad, Linda. Claridad.

 

Claridad, Shaumbra. Claridad.

 

Verán, es tan fácil distraerse. Es tan fácil meterse a las historias y asuntos. Solo claridad. La claridad también es una actitud. De veras lo es, precisamente como la maestría, precisamente como la iluminación y la ascensión. Claridad. Claros en cuanto a sus sueños, claros en cuanto a sus elecciones, claros en cuanto al Yo Soy.

 

Lo vemos todo el tiempo – lo vemos aquí, lo vemos en los talleres que hacemos – la distracción. Marcharse, persiguiendo conejos, persiguiendo entidades, persiguiendo, “Bueno, ellas me dijeron”. Ellas no les dijeron, y si lo hicieron, no regresen aquí. Así de simple. Duro, pero simple.

 

No vamos a entrar en todo eso. Esto se trata de la claridad, del claro, cristalino Yo Soy el que es el sueño, pero también eso está entrando.

 

El Sueño Del Alma

 

Mis queridos amigos, este cuerpo físico de ustedes se está preparando él mismo para aceptar la verdadera naturaleza cristalina de tú mismo, tu alma, tu Yo Soy-dad. Es el sueño. Oh, muchos  otros sueños, muchas otras cosas que les gustaría hacer, pero el verdadero sueño o el verdadero deseo del alma era en la encarnación presente. La encarnación presente. No estar en dos lugares o mil lugares o diez mil al mismo tiempo, sino estar juntos de vuelta. Claridad aquí mismo. Personificando a este cristal – y cuando digo cristal, no estoy hablando de las piedras; estoy diciendo que cristal significa claro – claridad, puro. Así que esta naturaleza cristalina de lo que ustedes llamarían el alma se está preparando para entrar.

 

El sueño. El sueño atemorizante, puesto que ustedes lo han estado persiguiendo. Ustedes han sido un trabajo en curso, como diría Marianne, por tantas vidas. Lo han estado estudiando. Han estado en las iglesias, creando las iglesias. Han estado en sociedades místicas, organizaciones secretas, todo lo demás. Pero de alguna manera, esos fueron pasos a lo largo del camino, incluso quizá pasos necesarios o pasos de experiencia. Es hora de que dejemos de dar los pasos.

 

Este cuerpo de ustedes, Linda y Roy y Edith y todos ustedes, este cuerpo se está preparando para aceptar al Yo Soy. Es una estructura cristalina verdadera que no ha estado antes en lo físico, pero está entrando. Necesita claridad. Necesita la actitud. Necesita el sueño, y este sueño es el más grandioso de todos los sueños. Es el sueño del alma – estar juntos y presente dentro de esta experiencia física; ser humana y divina simultáneamente, ya no separada, estar en y ser de esta realidad con todo su sí mismo. Este deseo del alma, si toman un momento para sentirla, al alma ya dentro sí misma. El alma dentro de sí misma.

 

El alma creó este aspecto que entraría a las experiencias humanas antes de que toda ella entrara. Y le dio a este aspecto humano, que ha tenido, muchas, muchas vidas, un alto grado de libertad y libre albedrío. Pero hay veces en que el alma ha sustituido o desechado algunas de las cosas del  humano. Le ha dado al humano un línea muy, muy, muy, muy, muy larga. Y este humano es el alma, pero el alma en su brillantez no mandó de inmediato todo de sí misma dentro de sí misma. El alma dijo: “Para conocerme a mí misma y amarme a mí misma, voy a sumergirme completamente dentro de mí”. Y en ese momento, este aspecto, este fragmento del alma que entraría a la experiencia humana, fue adelante, pavimentando el camino, abriendo el camino o ajustando las frecuencias para que finalmente la entera Yo Soy-dad pudiera estar presente dentro de sí misma.

 

Su… este cuerpo que ustedes tienen, esta mente con la que trabajan, esta es la vida, es el contenedor, el vehículo por el cual el alma entrará. Pero no forzará su camino. No puede forzar su camino hacia sí misma. Esperará pacientemente, hasta que esta parte de sí misma que es humana esté lista, tenga claridad, tenga la actitud, y esté dispuesta a recibirla dentro del cuerpo físico.

 

Ustedes son el alma; pero son, de alguna manera, solo una sombra del alma también. El alma ahora mismo está diciendo: “Paul, estoy aquí mismo”. Yo soy tú, tú eres yo. En realidad no hay separación, pero fui tan maravillosamente lista, que te creé, Paul, para ir primero antes de que todo Paul entrara”. Dijo: “Pero Paul, te amo porque me amo a mí, así que esperaré hasta que estés listo. Incluso si parece que te pierdes, lo cual sé que no harás, voy a esperar hasta que tú estés listo, Paul, porque Paul, cuando digas que estás listo, entonces sabré que yo estoy lista”.

 

No tenemos espacio para la distracción, para “ellas” o para “los otros”. Ya no tenemos espacio o paciencia para los pasos. No tenemos tiempo para la distracción. Es ahorita. Ahora mismo. Aquí mismo. Punto. El alma lista para entrar. 

 

PAUL: Yo estoy listo.  

 

ADAMUS: Ella quiere entrar a ese cuerpo, a este ser, a esta experiencia. De manera que hago la pregunta, querido humano de Paul, ¿qué hace falta? ¿Qué hace falta? Por eso estamos hablando de los sueños. Este es el sueño del alma y también del humano. ¿Qué hace falta? 

 

Yo dije que se deshagan del resto de sus sueños. Son frívolos. Eran distracciones. Estaban desperdiciando energía, desperdiciando mi tiempo. Desháganse de ellos. Libérenlos. Solo los sueños reales, el sueño del alma y el humano. El sueño de Paul o el sueño de Joanne o Terry o quienquiera que resulten ser. Es una dinámica asombrosa que está ocurriendo ahora mismo. Y,  querida Linda, esa alma quiere entrar a este cuerpo, y tienes que estar clara sobre ti. No más historias, No hay espacio en esta corte real para las historias. Solo experiencias. Solo realidades. Eso es todo.

 

Tomemos una respiración profunda. Respiración profunda.

 

¿Qué acaba de pasar? Perdí mi café. ¿Qué acaba de pasar? ¿Alguien? Algo muy interesante acaba de pasar. Sí.

 

ELIZABETH: Bueno, yo sentí un cambio.

 

ADAMUS: Sí. Un cambio grande.

 

ELIZABETH: Sí.

 

ADAMUS: ¿Por qué?

 

ELIZABETH: Yo estaba en ese lugar permitiéndome sentir y no pensar, solo sentir y ser.

 

ADAMUS: Bien. Había muchas energías bulliciosas antes. Deliberadas, pasando el micrófono, un montón de pensamientos de la mente, mucha emoción, y todo era, de alguna manera, distracción. Pero ustedes lo sabían. Profundo en el interior, todos y cada uno de ustedes lo sabían. Y ustedes fueron los que – no ellas, sino ustedes – dieron gritos y dijeron: “¿Adónde está yendo esto? ¡¿Qué?!  Que, esto…”.  Ustedes saben, y, hasta cierto punto, la mente está un poco satisfecha, porque tiene alboroto. Tiene movimiento y alboroto, y al parecer le gusta eso. Pero hubo algo más profundo que dijo: “Avancemos con ello”. Usándolos a todos ustedes, pero luego usando a Linda como el ímpetu, para moverse a lo real. Así que gracias, Linda. Entonces…  Bien (aplauso de la audiencia).

 

Bueno, continuando. ¡Oh! Nunca hay suficiente tiempo. Continuando.

 

Existe el sueño… el sueño – voy a pedirles que lo sientan por un momento, porque está tan marcado ahora mismo – que el sueño del alma finalmente esté dentro de sí mismo. Este es el Yo Soy, y ocurre aquí. En la realidad física. ¿Por qué? Porque ella es tan sumamente dura (riendo). Porque es tan real. No es gaseosa. No es poco realista. Si puede ocurrir aquí, ocurre, verán. En una manera extraña de decir, el alma – el Yo Soy – ha tenido algunas experiencias previas con entrar en sí misma. Al parecer es casi como una unificación, casi como un sumergirse profundo dentro de sí misma y emerger luego dentro de sí misma, si eso tiene sentido. Pero fue hecho en otros reinos, en un tipo de reinos etéreos no físicos.

 

De manera que hubo alguna duda, podrían decir, usando términos humanos, o más bien una sensación de, ahhh, una sensación no completamente satisfactoria del todo de entrar en el Yo Soy que su alma tuvo. Ella dijo: “Necesito… realmente necesito sentirlo. Realmente lo necesito para que sea una experiencia grandiosa, no solo una experiencia esponjosa”, y pues aquí están ustedes, el alma, ya dentro de la experiencia de ustedes. Aquí están, y si pueden tomar esta vida, este cuerpo, esta identidad que tienen y cristalizarlo, dejar que el alma entre completamente en este cuerpo, entonces ella siente, ahh, total satisfacción. Ninguna duda. Eso fue todo. El alma sumergiéndose en sí misma. Así que este sueño de estar dentro, el sueño del alma y el sueño de recordar y regresar a su sí mismo íntegro, su conciencia total – el sueño del humano – es un sueño grande. Es un sueño atemorizante, porque ¿y si no funciona? ¿Y si fracasas en ello? ¿Qué? ¿No vas a fracasar? ¿Y si fracasas?

 

JEFFREY: No importa.

 

ADAMUS: Sí. No importa. Buena respuesta. Un Premio Adamus, Linda. Un Premio Adamus para Jeffrey.

 

No importa, porque cuando piensan en fracasar, eso está viniendo de ¿qué? (La audiencia dice “La mente”). Su mente, y de hecho en realidad de sus experiencias pasadas, porque está diciendo: “Oh, fracasé, tú sabes, en esta vida. ¿Cuántas veces has fracasado?

 

LINDA: Oooh.

 

ADAMUS: Así que la mente se está estableciendo. No importa, porque esos son pensamientos humanos. Cuando existe la participación divina…  cuando existe la participación divina, no existe tal cosa como el fracaso o el éxito. Solo la experiencia. No existe bien o mal.

 

Tomemos una respiración profunda. Se nos está acabando el tiempo. Hm.

 

Más Allá de la Vieja Psicología

 

Quiero hablar por un momento de algo que empata con todo esto. Vamos a continuar serpenteando. Es algo que Jean y Cauldre se pusieron a hablar por teléfono la otra noche, puesto que todos hemos estado hablando de ello en nuestra conciencia, en nuestro estado de sueño.

 

Los humanos tienen asuntos. Sí (risas de Adamus y el público). Sí, profundos. Es una de esas afirmaciones de los Maestros. Sí. Solo párense en la esquina de la calle o en el aeropuerto, sí, y sencillamente arrojen cosas como, “Sí, los humanos tienen asuntos”.  Ellos pensarán que ustedes son doctos, de hecho, si lo dicen correctamente. “Los humanos – también queriendo decir, ‘no yo’ – los humanos tienen asuntos”.

 

Los humanos tienen asuntos. Otros humanos intentan tratarlos, y no funciona muy bien, y está funcionando menos y menos bien cada simple día. Se le llama psicología o psiquiatría. Y también se le llama farmacéuticos. Mejor vida a través de la química. En realidad no. Se le llama dar píldoras para manejar las cosas, puesto que la vieja psicología no está funcionando. La vieja psicología está basada en la mente. Basada en la mente, y está basada, hasta cierto punto, en una perspectiva muy estrecha del pasado. Falla en tomar en cuenta las vidas pasadas. Falla en tomar en cuenta, sí, al alma, lo cual no espero que hará, pero considera cada conjunto estrecho de circunstancias y se pone muy, muy mental. Así que no está funcionando muy bien. No lo está, y todo esto regresa al tema de los sueños.

 

Cuando hay cuestiones psicológicas, cuando todo está enfocado en la mente y hay mucho proceso mental, ¿pueden imaginar? La mente es muy lista, hasta cierto grado. Andará en círculos y círculos y círculos, y sentirá, puesto que está dando pasos, puesto que siempre está trabajando en las cosas, que está haciendo progreso. Pero todo el tiempo la mente se está riendo, diciendo: “¡Vaya! los tengo engañados. Solo los tengo corriendo en círculos”. A la mente le encanta la actividad. ¿Por qué?  La hace sentir viva. Es como una computadora que siempre está prendida y siempre agitando. Y si está moviendo los pensamientos y las emociones, siente que está haciendo su trabajo.

 

La psicología está basada en la mente, por la mayor parte, y sí, las emociones, pero las emociones vienen de la mente. La mente, como hemos platicado en algunas de nuestras clases, creó las emociones como un sustituto corriente para los sentimientos, la percepción, la conciencia… la conciencia.

 

Y cuando la mente se involucra en los sueños, se pone muy, muy confusa, y persigue a los sueños; los sueños realmente nunca llegan a ser una realidad. Lo que sucede es que ustedes consiguen que una pizca del sueño aterrice de vez en un gran rato, solo suficiente sueño para mantenerlos soñando en alguna otra parte. Ellos no se manifiestan. No entran.

 

Cuando alguien está teniendo problemas psicológicos profundos – están confusos, no saben qué hacer, están en un pantano de emociones y pensamientos, y ya no pueden arreglarlo – van a un psiquiatra o un psicólogo, y ¿qué pasa? Se enredan en la masturbación mental, mutua masturbación uno con otro, y solo empiezan a procesar. Y proporciona una sensación de alivio, porque, “Oh, finalmente algo está siendo hecho para desembrollar”, pero no lo hace. En realidad no lo hace.

 

Pues hay veces en que alguien tendrá una cierta cantidad de alivio a través de la terapia, pero yo voy a decir que no es la terapia. De hecho es la persona o el alma, el como quiera que quieran llamarlo, finalmente diciendo: “Estoy cansado de este juego. No me importa lo que el psicólogo está diciendo. Yo mismo voy a lograr volver al equilibrio”.

 

Todo este juego de la psicología que está siendo practicado ahorita – extremadamente mental. Podemos ir más allá de eso empezando contigo mismo. Siempre empieza contigo mismo, porque cuando inicia aquí, no tienes que salir y pararte en una tribuna improvisada y predicarlo. Solo lo irradias y lo iluminas.

 

Yo llamaría a la nueva psicología – redoble del tambor (la audiencia comienza a golpear el piso con sus pies), ehhh, gracias, gracias – Psicología Compasiva.

 

Psicología Compasiva. Es lo que hicimos en uno de nuestros recientes Paseos del Sueño. Regresamos a un momento en la vida del oyente, de vuelta a cuando tenían 18, 24 años – escogí ese margen de tiempo a propósito – regresamos a visitar. No para procesar, no para resolver lo que estaba siendo hecho mal o quién les había hecho mal – ese es un problema inherente a la psicología mental – sino que regresamos para visitar al Sí Mismo. Regresamos para visitar, no para hacer nada; no para tratar de reparar o arreglar; no para intentar tener lástima. La lástima es muy diferente de la compasión. Pero la compasión era para ser capaces de regresar a ese margen de tiempo que fue hace 20, 30 años, de regreso a un incidente que ocurrió.

 

Y, por cierto, siempre es interesante, Yo diría: “Regresa a cuando tenías de 18 a 24 años de edad”, y la mayor parte del tiempo la gente dice: “Regresé a un incidente que no pensé que alguna vez habría escogido, pero sencillamente me hallé ahí”. Interesante. Me pregunto por qué es eso. Porque no estabas pensando en ello, y de hecho probablemente era más importante o preponderante del que has estado pensando y procesando.

 

Así que regresan ahí a visitar. ¿Qué están haciendo en la visita? ¿Qué están haciendo? Bueno, solo están teniendo compasión. La compasión es aceptación. No es decir: Oh, pobre de ti. Mira lo que te pasó”. Eso es psicología mental, y eso es realmente muy… en un punto, de hecho puede ser dañino. Cauldre está reteniendo mis palabras, pero lo diré. No me gusta. En un punto, es muy, muy dañino. Y sé que hay gente que lo discutiría y diría: “No, en realidad ayuda. La gente viene a la oficina y se sientan aquí, y platicamos de sus problemas y regresan a su niñez”. ¡¿En serio?! ¿Y eso es de ayuda? Porque es un montón de reprocesamiento. Al parecer es como recalentar los frijoles viejos, y es muy, muy mental. No hay compasión en ello. Es emocional y mental, pero no hay verdadera compasión.

 

La Psicología Compasiva estaría yendo a visitarte cuando tenías ocho años, desde el Yo Soy que eres ahora mismo. Regresas a visitar a tu ser de ocho años de edad. No tienes que decirle  ningunas palabras a ese ocho-añero. Solamente estás ahí. No tienes que intentar reparar nada. No tienes que darle falsas esperanzas y hacerle promesas. Nada. Solo estar presente. Solo estar presente.

 

Imaginen… bueno, demonios. Solo hagámoslo. Bien.

 

Psicología Compasiva

 

Tomemos una respiración profunda. Tomen una buena respiración profunda, y ninguna música en esto, John. Solo tomen una buena respiración profunda.

 

Aquí estás, presente, entrando en tu ser cristalino; presente aquí en este Shaud, ya sea que estés aquí en Coal Creek Canyon o escuchando ahorita o incluso más tarde. Estás en tu cuerpo. Estás percibiendo, sintiendo cosas.

 

 (Pausa)

 

De hecho es asombroso, cuánto entretenimiento tengo que hacer, un montón de quejarme en voz alta aquí arriba solo para que te puedas permitir.

 

Aquí estás como un ser consciente, alerta, y repentinamente te permites expandirte, expandirte significando que no estamos saliendo del cuerpo. Esto no es proyección astral. No más salir del cuerpo. Ahora todo viene dentro de y a través del cuerpo. Solo nos expandimos. El cuerpo puede expandirse. Solo es energía… conducida por la conciencia.

 

De manera que el cuerpo, el ser, el Yo Soy se expande de regreso a cuando tenías ocho años.

 

 (Pausa)

 

Y tú estás ahí contigo mismo, el ocho-añero, no haciendo nada más que observar y estar consciente.

 

 (Pausa)

 

Puede que estés consciente de un incidente. Puede que estés consciente de la emoción o trauma de tu ocho-añero. Eso está bien. Oh, vas a sentirlo, absolutamente, y está bien sentirlo. Pero no estás ahí para interferir… o aconsejar… o hacer terapia… o Reiki, calibración cristal, nada. Solo estás ahí.

 

Estás ahí contigo mismo como un ser radiante.

 

 (Pausa)

 

Puedes observar y sentir lo que está pasando.

 

 (Pausa)

 

Pero no tratando de cambiar nada. Esto, mis amigos, es compasión. Compasión de que estarías ahí para ti mismo.

 

Compasión de que permitirías que todo lo que esté pasando, pase.

 

Compasión de que no haces juicios sobre algo estando bien o mal. Solo estás ahí.

 

 (Pausa)

 

Compasión. Solo aceptarte a ti mismo.

 

Ahora bien, algunas cosas curiosas ocurren. Ahora mismo hay un ocho-añero, tu ocho-añero, que está pasando por algo en tu vida a los ocho años… de repente siente una presencia… repentinamente siente algo llamado amor o compasión, de buenas a primeras tiene esperanza. No se siente tan solo o perdido. Ese ocho-añero no necesariamente sabe cómo definirlo. Puede llamarlo un ángel o un santo o uno de sus espíritus amigos que solía tener cuando tenía dos años. Solo sencillamente siente algo.

 

Y en sentir algo, en ese punto del trauma, ello permite que las que sean energías atascadas que estuvieran ahí sean libres. La que fuera la percepción que ese ocho-añero continuara teniendo de ese evento, continuara teniendo cuando el ocho-añero cumplió 20 y 30 y 40 años, la percepción de ese evento a la que ese ocho-añero se asió hasta ahora, tu compasión – la compasión de regresar sin juicios – tocó a este ocho-añero. No necesariamente cambió el resultado lineal de los eventos, pero cambió la precepción, el amor, la compasión, y la lección. Eso, mis amigos, es la psicología compasiva.  

 

Siguiente paso. Aquí estás como humano, sentado en esta sillas en Coal Creek u observando en línea; aquí estás cualquiera que sea tu edad. Toma una respiración profunda y permítete sentir.

 

 (Pausa)

 

Hay algo aquí.  No soy yo. No son “los” o “ellas”. Eres tú, y el alma compasiva.

 

 (Pausa)

 

Algunos dirían que viene del futuro. En realidad no importa. Pero está aquí sin juicios. Está aquí recordándose a sí mismo, tú, que no está solo. Está aquí con una gran sonrisa diciendo: “¿No es asombroso? Todo se solucionó. Incluso a pesar de ti, todo se solucionó. A pesar de las dudas, los límites, los miedos”.

 

Ahora bien, tu mente humana dice: “Sí, pero ¿de dónde vienes? ¿Cuán lejos en el futuro?”. Esa alma compasiva dice: “¿Importa en realidad?  Estoy aquí. Yo Soy la que Yo Soy”.

 

 (Pausa)

 

¿Qué va a hacer falta? ¿Qué va a hacer falta para la libertad? Claridad y compasión. La libertad no es algo que puedas pelear tu camino hacia adentro o afuera. La libertad no es algo que ganas por tus buenas obras. No es nada que pienses en tu manera de entrar. Cuanto más pensamiento, menos libertad. La libertad es la compasión. Eres tú regresando y visitándote cuando tenías ocho. Es tu alma visitándote ahora mismo. Todo es lo mismo. Todo es lo mismo.

 

 (Pausa)

 

Tomemos una respiración profunda con eso. Mantén las luces bajas por favor. Solo nos moveremos directo a la siguiente parte.

 

Me gustaría hacer una merabh, ahora mismo mientras la energía es tan hermosa. Una merabh. La merabh es un cambio de conciencia donde ustedes sencillamente se ponen cómodos y dejan que suceda. No tienen que pensar en ella. No tienen que batallar con ella. Solo permítanla.

 

Tomemos una respiración profunda, y John, un poco de música de fondo.

 

 (Comienza la música; “El Jardín de Agua” del álbum “Aquaria – A Liquid Blue Trancescape” por Diane Arkenstone)

 

Una merabh es cuando ustedes pretenden que están escuchando la música y a mí, pero lo que realmente están haciendo es solo ponerle freno a todo el alboroto; cuando están en un lugar de compasión. La compasión es permitir. La compasión es tener esa actitud que pone una gran sonrisa en su cara. Una gran sonrisa estúpida, eso es compasión. Ustedes dicen: “No sé por qué estoy sonriendo. ¿Tengo que tener una razón?”. Esa es la actitud.

 

Saben, el humano, el cuerpo se ha cansado bastante. ¡Juu!  Cansado. Entonces ¿qué hacen ustedes? El cuerpo está cansado, así que van a hacer ejercicio. ¡Figúrense! Yo todavía estoy tratando de entender eso (riendo). 

 

Su cuerpo está cansado. Se está haciendo viejo. Ese no soy yo diciéndolo, son ustedes diciéndolo. Solo estoy repitiendo sus palabras. El cuerpo se hace tan vulnerable. Mm,mm, mm. Especialmente en aquellos que tienen lo que ustedes llaman mucha sensibilidad. Por lo general ustedes están desequilibrados. Están sintiendo todo, de todos los demás, aparte de ti mismo. El cuerpo recoge la basura de todos. De hecho ustedes a veces quieren que lo haga. Asumen los rollos de todos los demás directo dentro de su cuerpo – smacko.

 

El cuerpo, ¡oh! olvida cómo dormir. El cuerpo a veces duele.

 

Yo miro la energía de sus cuerpos. Está tan encerrada con miedo – miedo de sí misma, al parecer interesante – pero el cuerpo realmente se está cansando… agotando.

 

Al parecer es una dinámica interesante que ustedes estén tan fuerte y sumamente dispuestos, que al parecer haya tenido que llegar a esto, sencillamente agotarse, antes de que se detuvieran y escucharan.

 

Ustedes son tan fuertes que el cuerpo tuvo que empezar a cansarse tanto antes de que dejaran que ese sueño del alma entrara.

 

A pesar de que el cuerpo físico humano está cansado, su cuerpo cristalino Yo Soy, su cuerpo del alma no lo está. Su cuerpo del alma no está cansado. Llega a ustedes lleno de energía – energía ilimitada. Puede que el humano esté cansado y el cuerpo esté desgastándose, pero el alma no lo está. Es siempre joven.

 

Su reserva es interminable. Este cuerpo, el cuerpo cristalino, entra a su cuerpo físico. Ustedes pueden soltar el cansancio, la enfermedad, los dolores y achaques, cuando invitan al cuerpo cristalino.

 

El cuerpo cristalino nunca se cansará como el cuerpo humano. ¿Por qué? Porque no tiene una mente adherida a él.

 

 (Pausa)

 

El cuerpo cristalino verdaderamente nunca envejece.

 

 (Pausa)

 

El cuerpo cristalino gentil, gentilmente, con la compasión de un Maestro Caminante del Sueño, entra en ustedes ahora mismo.

 

 (Pausa)

 

La mente humana, oh, está tan confundida, tan envuelta en sí misma, solo tratando de acabar el día, intentando resolverlo. Se ha llenado de tantas historias, y de hecho, solo de lo que yo considero ser percepciones muy limitadas de sus experiencias – en otras palabras, no la verdad; tan llena de sus miedos. Aunque esa pobre mente, como un conejito asustado, trata de actuar.

 

 (Pausa)

 

La mente enrollándose y enrollándose y enrollándose a sí misma, queriendo desesperadamente desenrollarse pero no sabiendo cómo, así que continúa enrollándose y enrollándose, más y más fuerte.

 

La inteligencia divina no enrolla para nada. La inteligencia divina es claridad, simplicidad y facilidad.

 

La inteligencia divina no tiene una necesidad de saber todo, porque dentro del Yo Soy, se da cuenta de que sabe todo lo que necesita.

 

Mientras la mente humana está confusa, corriendo alrededor, buscando desesperadamente respuestas, la mente divina entra.

 

 (Pausa)

 

La mente divina entra a esta realidad, aligerando a la mente humana de las tensiones, de lo grisáceo, de la confusión, y lo hace así con tanta alegría. Lo hace así con tan asombrosa compasión. Solo necesita que ustedes estén en silencio por un momento.  

 

La inteligencia divina es cristalina, clara. Tiene sus estructuras, pero las estructuras están constantemente libres, fluidas. Se permite sus experiencias, pero nunca queda atrapada en ellas. La mente divina llega a ustedes en este Paseo-del-Sueño, merabh… y se pregunta. Se pregunta cuándo la mente humana iba a cansarse tanto, que sencillamente permitiera. Cuando la mente humana deja de enrollarse ella misma en círculos, sencillamente permite.

 

 (Pausa)

 

Está presente. No está afuera en alguna otra parte. No es el sueño distante. Está aquí. Ahora bien, ¿qué va a hacer falta?

 

Compasión…

 

 (Pausa)

 

Una respiración profunda y compasión… y claridad.

 

 (Pausa)

 

El corazón humano – quizá ustedes lo llamarían sus sentimientos – el corazón se siente traicionado de muchas maneras, de comparsa, las esperanzas a menudo erradicadas o robadas por otros. El corazón humano se siente violado por otros y frecuentemente por sí mismo. Oh, quiere tanto… quiere tanto dejarlos a ustedes y a todos los demás saber de su ternura, de su amor, de su deseo por la vida. Pero siente que cada vez que se ha abierto, ha sido atacado. Así que el corazón humano se ha cerrado… se ha vuelto silencioso… se ha hecho triste…

 

 (Pausa)

 

Es un corazón divino, el Yo Soy. Es transparente. Es fresco. No conoce la traición, y nunca lo hará. No sabe de ser robado o violado, y nunca, nunca lo hará.

 

Este corazón humano, él quiere tanto sentir amor y verdadera apertura.

 

Con el corazón divino, lo puede una vez más.

 

El Yo Soy, con su corazón divino, con su inteligencia divina, su cuerpo cristalino, es transparente, energizado, sin mácula. Siempre permanecerá transparente, energizado y puro. Llega a ustedes en este Paseo del Sueño. No importa si está viniendo del principio de todo el tiempo. No importa si está viniendo de algún punto en el futuro. No importa cómo llegó aquí, pero está aquí.

 

No importa si ustedes piensan que son merecedores, si piensan que están listos. Él sabe, tú sabes, lo son.

 

 (Pausa)

 

Tomen una respiración profunda y, con esta hermosa reconexión con quien realmente son, ¿qué hace falta?

 

¿Hace falta más sufrimiento, más fracasos, más cansancio, noches en blanco, malas experiencias? No debería. Ya estamos en una nueva era. Ya estamos en una nueva actitud. No debería.

 

 (Pausa)

 

No debería haber más lucha o sufrimiento. Cada mes cuando nos reunimos, solo debería ser platicar de cuánto han permitido, no por cuáles dificultades han pasado.

 

Respiración profunda…

 

Ustedes han venido a visitarse desde el pasado, el presente, el futuro y el Ahora. El sí mismo cristalino ha venido para incorporarse con ustedes, para entrar en este cuerpo cansado y la mente confundida y el corazón roto, para regresar al Yo Soy.

 

 (Pausa)

 

¿Qué hace falta? Solo esta simplicidad. Eso es todo. Eso es todo.

 

Tomemos juntos una respiración profunda.

 

 (Pausa)

 

Permitiéndose gentil, gentilmente llegar a casa.

 

No pensando en nuestro camino a través de ello.

 

Ya no solo soñando con ello. No manteniendo todo esto afuera en alguna otra parte.

 

Es así de simple. En verdad lo es.

 

Tenemos mucho trabajo que hacer, diversión que tener. Mantengamos esta claridad y la compasión avanzando.

 

A veces cuando nos reunimos así, puedo ser un poco directo, provocador, y extremadamente encantador (unas cuantas risas). Cuando nos reunimos así, oh, me gusta llamarlo makyo, makyo. Pero ustedes lo han pedido, cansados de solo un paso espiritual más. Así que ya no demos más pasos. Tomemos una respiración profunda, y enciendan de vuelta las luces, pero sencillamente permanezcamos muy apacibles. Voy a contarles un poquito de noticias, y haremos algo de respiración, cuando salgamos de esta sesión. Tomen una buena respiración profunda.

 

Por cierto, esta estupenda compasión de su alma, el alma viniendo a visitarlos desde el pasado, presente, futuro y el Ahora, es muy real. Muy real. Sin embargo, no piensen en ella, puesto que van a hacer eso. Más tarde van a ir a casa y van a decir: “Ahora, voy a intentar hacer eso de nuevo”. Solo es permitir. Solo permitir. No es un conjunto de pasos.

 

Entonces mientras hablamos de sueños… ya puedes cortar la música esponjosa (algunas risas).

  

El Sueño de Libertad

 

Mientras hablamos de sueños, quiero poner sobre la mesa una cosa – y hay muchos, muchos niveles de sueños. Aquí estoy hablando del sueño de libertad, el sueño del Yo Soy incorporado con su ser cristalino y su ser biológico; incorporado con su inteligencia divina y la mente, todo incorporado a la vez. Estoy hablando del sueño de su libertad. Su libertad.

 

Interesante. Ahora mismo la Tierra es muy, muy interesante. Hemos estado hablando de la libertad por un par de años. La pregunta aún está afuera. ¿Están realmente listos los humanos para la libertad? ¿O solo quieren un poquito mejor, solo apenas lo suficiente, un poquito más o solo apenas lo suficiente?

 

Es una buena pregunta, y ustedes ven este conflicto estallando por todo el mundo, en todas partes, desde Egipto hasta este Estados Unidos, Sud América, todos lados. En realidad la dinámica que está teniendo lugar ahora mismo en este mundo trata de la libertad. Es libertad religiosa, libertad sexual, libertad del corazón y el alma, libertad de ser una mujer o un hombre, libertad de ser el Yo Soy.

 

¿Si ustedes quieren decir cuál es el problema con el mundo o cuál es el desafío? ¿Qué vemos nosotros desde nuestra perspectiva? La Tierra está pasando por su asunto de la libertad. Y hay un grupo de humanos, ah, que tienen Corte Real una vez al mes, un grupo de humanos que dice: “Sí, esa es mi elección por la libertad”. Pero luego empiezan a tropezar con los desafíos a lo largo del camino, las barreras a lo largo del camino, pero existe esta ardiente pasión por la libertad.

 

Entonces, un punto más. Ah, sí, lo he mantenido corto el día de hoy. Un punto más.

 

Banca Libre Mundial Iluminada

 

Hay algo llamado – ustedes lo llaman – Fideicomiso Mundial St. Germain. Ooh. Fideicomiso Mundial St. Germain. Un montón de historias prosiguiendo acerca de ello, y tiene un grado de verdad. De hecho es… el nombre literal no es Fideicomiso Mundial St. Germain. ¿No sería bonito eso?  Pero no. Algunas personas lo llaman así. ¿Creerían ustedes que de hecho a algunas personas les gusta usar mi buen nombre? Hm.

 

Fue verdad hasta cierto punto, porque yo era parte de un grupo que dio inicio a – cómo lo llamarían ustedes – un banco de abundancia. El nombre real es Banca Libre Mundial Iluminada. ¿Qué significa eso? Bueno, significa que hace mucho tiempo ustedes y yo y un montón de otros, literalmente tomamos cristales, joyas valiosas – diamantes y rubíes y zafiros y esmeraldas, joyas hermosas – y dijimos: “Literalmente vamos a poner éstas dentro de la Tierra, dentro de cavernas muy bien protegidas, cuevas. Vamos a poner estas dentro de la Tierra, porque tienen un – puesto que son de apariencia realmente hermosa – porque contienen un montón de atributos energéticos”. Y al tiempo con este alijo – varios, muchos alijos – de joyas de cristal muy valiosas, algunas de ellas de hecho ni siquiera de este planeta, ellas son de otros lugares en la creación que son simplemente inauditos.

 

Almacenamos éstas en ciertas bolsas o cuevas por todo el mundo y dijimos que en el momento apropiado usaríamos éstas como el mecanismo base para introducir las energías divinas multidimensionales. Y cuando eso suceda, habrá una gran abundancia, ilimitada abundancia de energía para aquellos que estén listos, dispuestos y sean capaces de manejarla; para aquellos que hayan integrado su propio Yo Soy cristalino o por lo menos iniciado el proceso de introducirlo al cuerpo. No está diseñado para aquellos que solo quieren ser humanos más impresionantes, humanos más ricos. No – tengo que repetir muy firmemente – no funcionará para alguien que solo quiera tener más riqueza humana. Pero para alguien que está introduciendo su propia conciencia cristalina, está y estará disponible.

 

Ustedes podrían llamarlo un suministro casi ilimitado. Es asombrosa, la cantidad de energía ligada con esto. Esto está disponible para aquellos que sienten que están listos para manejarlo, que tienen un proyecto.

 

Ahora bien, el proyecto no necesariamente es solo pagar sus cuentas impagadas (algunas risitas). El proyecto es decir que quieren crear algo. Quieren empezar a introducir sus sueños a la realidad, y van a introducir la abundancia para ello. Estará disponible. No tienen que pasar por un comité. No hay banqueros. Lo bonito de este fondo iluminado es que eres tú el que entra y toma tanto como quieras. ¿No es eso estupendo? Ningunas verificaciones de crédito. No.  Ninguna para nada. No. Ningún comité que los vaya a rechazar. Ustedes entran y retiran tanto como quieran. Y lo bonito es que nunca lo tienen que devolver.

 

Ahora bien, suena bonito. La Internet ya está relampagueando con todo esto. Oh, los correos electrónicos están saliendo. Pero para aquellos que no están listos para integrar sus sueños, introducir al Yo Soy, no va a funcionar. Primero que nada, nunca encontrarán el sitio. En segundo lugar, incluso si lo hicieran, las energías que están asociadas con esto, podrían ustedes decir, van a sacar sus debilidades antes que sus fortalezas. Literalmente va a trabajar en contra de ellos.

 

Ahora bien, hablaremos más de esto en nuestra próxima sesión, porque le dije a Cauldre que hoy terminaríamos temprano. Llegar tan cerca de las cinco como yo pueda. Está disponible para ustedes. Pues ya puedo oír 9,000 preguntas. “¿Me va a llegar en efectivo o en un cheque? (Risas) ¿Estará escrito en la cuenta de cotejo de la Banca Libre Mundial Iluminada?”.

 

LINDA: ¿A quién debiéramos mandar un correo electrónico?

 

ADAMUS: ¿A quién debieran mandar un correo electrónico? Sí, Linda (risas).

 

Déjenme señalar un par de cosas, continuaremos la disertación el próximo mes. Esto levantará el número de oyentes.

 

Un par de cosas. Ustedes van y retiran tanto como quieran, y no hay endeudamiento. No hay intereses. No lo pagan de regreso. Pero tienen que darle uso. Tienen que hacer algo con ello.  Tienen que hacer algo para manifestar sus sueños, no los de alguien más. No para salvar al mundo. No funcionará para eso. Es para ti. Es un regalo para ti y tú solo, y hay bastante para todos. No es para ser usado en moldear a otros.

 

Recuerden, de aquí en adelante – Psicología Compasiva. Eso también aplica para la gente en su vida, teniendo un poco de compasión por ellos.

 

Las energías asociadas con esto están respaldadas por los arcángeles. Ahora mismo al parecer,  los arcángeles han tomado residencia temporal en la Nueva Tierra. Ciento cuarenta y cuatro mil de ellos se han congregado todos al mismo tiempo. ¿Por qué? Primera vez que esto ha sucedido desde la mera creación de la Orden de los Arc. ¿Por qué están todos allá? ¿Qué están haciendo?

 

Ahora mismo ellos entienden el equilibrio entre la Nueva Tierra y la Vieja,  – y nuevamente, entraremos en eso en nuestra próxima sesión – qué está pasando, las dinámicas. Ellos están ayudando a construir el puente. Son un arco. Son un puente entre las dos. Están ayudando a apoyar y mantener un equilibrio para los retiros de ustedes. Están ahí como el equipo que está ayudando a mantener equilibradas y en movimiento las energías para ustedes y para sus proyectos.

 

De hecho, esta Orden de los Arc, que se compone de todos los arcángeles, está de hecho – oh, ¿cómo dirían ustedes? – casi recreándose a sí misma, imitándose a sí misma como la Orden de los Arc de la Nueva Tierra. No la Orden del Nuevo Mundo, sino la Orden de la Nueva Tierra. 

No es una conspiración. Es un mecanismo de apoyo. 

 

Ahora bien, algunos de ustedes mientras tanto puede que estén recibiendo correos electrónicos o información sobre algo llamado Fideicomiso Mundial St. Germain. Parcialmente es verdadero. Existe esta inversión que ha estado creciendo por mucho tiempo, pero no es oro en un banco. Literalmente son cristales, piedras preciosas valiosas que están dentro de la Tierra. Dentro de la Tierra no necesariamente para evitar que la gente las robe, puesto que en realidad no iría bien si lo hicieran, sino ahí para irradiar, ahí para también atraer energías inter-dimensionales.

 

Hay un montón de correos electrónicos circulando ahora mismo de que el Fideicomiso Mundial St. Germain está ahí para ayudarlos a liquidar sus cuentas y sus deudas. ¿Suena eso como St. Germain? (La audiencia dice “No”). No. No. No precisamente vamos a dar – sí, vean, lo estoy manteniendo corto el día de hoy – no precisamente estamos repartiendo dinero, porque, primero que nada, nos conocemos uno a otro. Bueno, yo los conozco a ustedes. Si repentinamente recibieran una gran cantidad de dinero para saldar su deuda, ¿qué harían? (Alguien dice “despilfarrarlo”). Se endeudarían directo de vuelta (algunas risas).

 

SART: ¡Pero todo a la vista!

 

ADAMUS: Pero todo a la vista, sí, y regresar al endeudamiento. Oigan la vieja historia de si todo el dinero le fuera quitado a la gente rica y entregado a la gente pobre, dentro de dos años la gente rica lo tendría de regreso. Es una actitud.  Es una actitud, ya sea ser pobre o ser rico.

 

Así que este fondo, el fondo iluminado – y no iluminati, y no quiero oír ninguna de sus malditas historia de conspiración sobre eso (risas) – es iluminado, radiante. Está disponible.

 

Entonces entre ahora y nuestra próxima reunión, ¿cuáles son sus sueños? ¿Cuál van a ser ustedes lo suficientemente valientes para introducir aquí? puesto que hay apoyo energético para ello. Es un poco atemorizante. Es más fácil mantener los sueños allá afuera, afuera en alguna otra parte, pero, mis amigos, tomemos una respiración profunda, porque ya es el momento.

 

Y cuando estén pensando en sus sueños y la Banca Libre Mundial Iluminada – la energía que va a apoyar sus sueños – y se asusten un poco y empiecen a pensar, “¡Oh! No estoy seguro qué soñar, y qué tal si lo fastidio”, deténganse por un momento, tomen una respiración profunda y recuerden que todo está bien en toda la creación.

 

Gracias, hasta nuestra próxima reunión. Gracias. Gracias.

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra,  quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe.  Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.

Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra.  Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes.  Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir.  Nunca estás solo,  ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com  

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
Un comentario
  1. User comments

    HOLA MI MOMBRE ES ERNESTO RUANO Y YO SOY UN ESCRITOR Y EH ESCRITO CUENTOS, HISTORIAS, CRONICAS, Y DIVERSOS ESCRITOS Y POR PRIMERA VEZ EH QUERIDO COMPARTIR UNO DE MUCHOS, CON TODO AQUEL QUE ASI LO DESEE, GRACIAS…..

    LA MARIPOSA ARCOIRIS.

    ESTO CUANDO LO ESCRIBI FUE PARA TI Y POR MI TAMBIEN.

    Hola, esta vez hablare de la mariposa de colores que busca y busca afuera los mas bellos colores existentes, ya que en su largo viaje ah tenido el previlegio de observar y disfrutar la gran inmensa variedad de hermosos colores, en este bello planeta tierra llamado espiritualmente gaia y que esta mariposa se llena de felicidad, cada vez que encuentra los diferentes colores y ella sin darse cuenta, que en si misma lleva los mas bellos colores ya que nunca se ah detenido a observarse a si misma y darse cuenta de su inmensa bellesa y resplandesencia, ya que habia perdido su autoestima y amor propio ase ya mucho tiempo, porque se perdio en sus desiciones y no supo como reinvindicarse por lo que habia acontesido en su vida y pensaba que el amor y la alegria estaban afuera de su alcance, y por mucho tiempo paso triste y culpando a los demas por su desdicha, sin darse cuenta que ella solo estaba experimentando la vida y que ah este planeta se viene a disfrutar y no ah sufrir, pero la bella mariposa a pesar de todo lo que habia acontesido en su vida, sabia que los colores la llenaban de felicidad y no sabia porque, pues un buen dia la bella mariposa paso por un arcoiris que al verlo y ver sus colores naranja, verde, azul, rojo, blanco, violeta y dorado. Ella automaticamente empeso a vibrar de una manera diferente, y sintio dentro de si misma, la energia del verdadero amor puro y en su extasis quiso volar hacia el arcoiris pero no pudo, en ese momento escucho una dulce voz que le dijo: no tengas miedo!!! ya que yo soy el arbol de la sabiduria!!! Y la bella mariposa quedo asombrada, al ver la altura de dicho arbol y sintiendose segura junto a este inmenso arbol dijo: con respeto y humildad te pregunto arbol de la sabiduria iluminada, como puedo aser para llegar al arcoiris sagrado detras tuyo? y el arbol de la sabiduria le contesto: es muy facil, abre tú corazón y deja ir todo aquello que ya no es nesesario en tu vida y de ahora en adelante agradece por todo lo que eres y recibes ya que eres parte de la fuente divina de padre/madre Dios por lo tanto, es tú derecho divino que el amor y la felicidad esten dentro de ti y en ese presiso momento la bella mariposa extendio sus alas y comenso a volar hacia el arcoiris, no sin antes pasar por el lago de la verdad!!! Y al pasar la bella mariposa, vio su propio reflejo en el lago y se dio cuenta que los colores de sus alas eran los mismos colores del arcoiris y en ese momento supo que nunca habia estado separada de Dios y que lo unico que la habia separado de la fuente divina, era una ilución que ella misma se habia creado y que ahora se habia liberado de una vez y por todas de esa ilusión.    
    Sabiendo dentro de ella misma que ahora era libre y su corazón estaria por siempre alegre y que llevaria este mensaje a las demas mariposas que habian quedado atras confundidas y que ahora ella ayudaria para el mas alto bien de todas y todos ….

    agradecio a Dios, al arbol de la sabiduria, al lago sagrado y al arcoiris por su ayuda y asi la bella mariposa de ahi en adelante siguio su camino llena de amor, de humildad, compación y buena voluntad al bien sabiendo que nunca mas volveria ah sentirse sola y que la vida es maravillosa ……
    Gracias.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend