Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad.

Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad.

20170903 kikio327154 id131662 Imagen 1 - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

La unidad familiar requiere de momentos felices compartidos.

Según los expertos en conductas sociales, los juegos de mesa son un excelente medio para integrar familias unidas. La convivencia con un objetivo en común: diversión y armonía.

Todos tenemos recuerdos de nuestra infancia, que involucran juegos de mesa, disfrutados en familia. Y es que la integración familiar, tiene mucho que ver con este tipo de actividades. No hablamos a la ligera cuando aseguramos que los juegos de mesa son fundamentales para la unidad familiar y para la felicidad compartida.

Y es que existen tantas opciones de juegos, como bondades recibidas de practicarlos en familia. Es decir, podemos referirnos a juegos de destreza, habilidad manual, agilidad numérica o verbal. También los de retos o más dinámicos que requieren demostraciones físicas, o los llamados juegos de rol. Sin embargo, cada tipo de juego aporta diferentes y concretas ventajas emocionales a las familias.

20170903 kikio327154 id131662 imagen 2 - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

Rompecabezas

Los rompecabezas en la infancia temprana, aportan la capacidad de dimensionar el entorno y de asociar formas y colores. En la edad adulta, constituyen un magnífico relajante y un reto de resolución.

Cualquiera de nosotros conoce la maravillosa sensación de ver terminado un rompecabezas. Resolver uno en familia, conlleva el definir tareas específicas a cada integrante. Por ejemplo el abuelo puede reunir todas las piezas celestes para armar el cielo. La nieta buscará aquellas piezas que delimitan las orillas. Su hermano se enfocará en armar el castillo del centro y los padres las piezas del bosque del rededor.

En realidad no importa quién haga qué. Lo trascendente es el trabajo en equipo. Una familia es eso, un equipo de individuos que transitan el mismo sendero de vida y que comparten la meta común de su bienestar. Actividades como los rompecabezas, afianzan este tipo de valores familiares y crean momentos fabulosos de convivencia y compañerismo.

Family playing chess - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

El ajedrez.

Practicarlo desde la niñez, crea conexiones neuronales importantes para la resolución de problemas a futuro. En la vida adulta, incrementa la capacidad de análisis de situaciones de forma global, para encontrar la mejor estrategia ante un reto.

Sin duda, es un juego complejo que requiere de toda nuestra concentración. Idealmente se juega entre dos oponentes, pero hay versiones modernas que permiten la integración de equipos para jugarlo. Cualquiera que sea la forma que más te guste, practica esta actividad y notarás como tu visión general de las cosas, se incremente drásticamente ante cualquier eventualidad.

Los juegos de ajedrez entre padres e hijos, son perfectos para adiestrar la mente de los pequeños ante situaciones difíciles. Este juego requiere de anticipar la contra jugada del oponente e ir planeando aquella con la que defenderemos su respuesta. Los beneficios del ajedrez son la capacidad analítica de eventos, pudiendo dimensionarlos en su totalidad, antes de la toma de decisiones.

20170903 kikio327154 id131662 imagen 5 - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

Juegos de habilidad verbal o numérica

Los juegos que requieren de habilidad verbal o numérica, aportan a los más pequeños la generación de conexiones neuronales que los faculta para la aplicación de aprendizajes adquiridos. Para los adultos, representan el afianzamiento de conocimientos e incrementa su autoestima.

Actividades como el dominó o juegos de palabras, son perfectos para crear retos intelectuales a los participantes. Aunque este tipo de dinámicas, no se juega en grupo, sino con la finalidad de obtener una victoria personal, lo cierto es que jugarlos en familia, incrementa la autoestima y fomenta la creación de nuevas sinapsis neuronales, vitales para que la mente sea capaz de resolver problemáticas inmediatas o a corto plazo, mediante el uso adecuado de la información o del conocimiento.

Para los chiquitines son fabulosos pues les ayudan al entendimiento integral de las matemáticas o del vocabulario que necesitan para poder expresarse con claridad. En el caso de los padres, se refuerza la auto valorización de la experiencia adquirida con los años y genera fuertes lazos de orgullo al ver el desempeño y mejoramiento gradual de sus hijos, en esas áreas.

Cabe destacar que los niños que suelen jugar en casa este estilo de juegos mentales, incrementan notoriamente su facilidad matemática y verbal, en el colegio.

20170903 kikio327154 id131662 imagen 6 - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

Juegos de destreza

Aquellos juegos que requieren de destreza física, como el dibujar o que exigen mucha precisión de movimientos, ayudan a los pequeños a mejorar sus funciones sensoriales. Para los adultos, representan el perfeccionamiento de habilidades que suponían dominadas, aunque en ocasiones no es así.

Los hay de muchos nombres y, sin duda, son de los juegos que más se estilan en los hogares de todo el mundo. Hablamos de aquellos que nos exigen expresar una palabra o idea compleja, mediante la realización de un dibujo. Generalmente, se requiere tener dos equipos y uno integrante de cada uno, hará un dibujo sobre el cual su equipo deberá resolver el enigma. Esta labor en grupo, solidifica la unidad familiar y crea vínculos afectivos muy concretos y fuertes. En cada equipo habrá integrantes muy hábiles para dibujar y otros muy eficaces para adivinar la palabra. Esto ayuda a que los individuos establezcan sus capacidades y reconozcan abiertamente las de los demás.

Otro juego muy de moda, es aquel que se organiza formando una torre de piezas de madera. Se requiere de una gran precisión de los movimientos y un alto grado de concentración, para retirar las piezas sin derrumbar la torre. Las conexiones sensoriales que promueven estos juegos son magníficas. Ayuda a los individuos a interactuar con el entorno de forma armónica y ordenada. Además, pese a que es en esencia un juego de competencia sin equipos, con victorias o derrotas individuales, jugarlo en familia eleva los niveles de endorfina (conocida como hormona de la felicidad). Y también, por la emoción del juego, se incrementa ligeramente la frecuencia respiratoria, lo que significa mejor nivel de oxigenación en la sangre.

20170903 kikio327154 id131662 imagen 4 - Unidad familiar. Juegos de mesa para la felicidad. - hermandadblanca.org

Juegos de habilidad verbal o numérica

Los juegos que implican gesticular, bailar o moverse mucho, pero todo ello sin hablar, son perfectos para crear alternativas de pensamiento. Al no poder usar el lenguaje para expresarnos, nuestra mente se ve forzada a buscar referencias diversas, para poder comunicar la palabra o concepto deseado a nuestro equipo.

Generalmente se juega contra reloj y ha sido sinónimo de horas y horas de diversión para muchas familias. Refiriéndonos a los peques, los juegos de comunicación mediante gestos o movimientos corporales, agranda su enfoque conceptual de las cosas. Se genera en ellos la conciencia de que hay varias formas para expresar una misma idea, lo que les ayuda a formar una mente abierta ante las eventualidades y la vida misma. Para los  padres, es un reto que pone a prueba su ya formada personalidad. También incrementa la capacidad individual de manejar la frustración, cuando su equipo no entiende lo que desea expresar.

Por si fuera poco, para chicos y grandes, significa evidenciar lo cómodos que nos encontramos en un mundo con reglas y diseñado para funcionar sin contratiempos. Cuando algo nos aleja de esa zona de confort, tenemos que buscar en todos nuestros recursos mentales para resolver el problema. Es como un entrenamiento divertido que nos prepara ante eventualidades futuras. La mente es capaz de encontrar soluciones insospechadas, lo que fomenta nuevas conexiones mentales y, por ende, incrementa o perfecciona nuestro desarrollo intelectual.

 

Cualquier juego de mesa que juegues en familia, no sólo llenará de divertidos y bellos momentos tu corazón. Sus bondades abarcan áreas intelectuales, motrices, de análisis detallado y estrategia. ¿Hace cuánto que no juegas con tu familia?

 

 

AUTOR: Kikio, redactora en la gran familia hermandadblanca.org

Para saber más:       

Las Leyes Espirituales Para Jugar El Juego De La Vida

Juegos de Rol para Niños – Educación Infantil

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Kikio (Redactora GHB)

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend