Acepta tu propia "sombra"… y podrás aceptar a los demás

Rosa (Editora)
Rosa (Editora)

La clave para encontrar el punto medio entre la confianza ciega y la desconfianza sistemática radica en conectar con nuestra propia sombra psicológica. ¿Cómo hacerlo?

Todos tenemos una naturaleza dual y no somos mejores ni peores por expresarla. Si tomas conciencia de tu propia “sombra”, miseria y oscuridad, serás más consciente de la ajena; y, si la aceptas en ti, también podrás hacerlo en los demás. Mira sostenidamente la parte más ”vergonzosa” de ti y, cuando aflore, obsérvala e ilumínala en vez de taparla y justificarla. Hacerte consciente y aceptar que en determinado momento puedes estar siendo egoísta, manipulador o interesado, te llevará a conseguir una mayor madurez emocional e independencia interior, gracias a la cual…

…Dejas de exigir al otro que sea perfecto, porque ya no te lo exiges a ti mismo, y eres más tolerante con sus miedos, deseos, ambiciones y egoísmos, porque eres consciente de que también los tienes tú.

…Aprendes a moverte mejor con la zona sombría de los demás: evitas provocarla y que te haga daño, conoces cómo defenderte de ella. Tienes mayor conciencia y control de lo que estás otorgando y ofreciendo en cada momento, de los límites que debes poner a los demás, y de que no debes dar un exceso de información a quien pueda usarla en tu contra.

…Entiendes mejor el juego de la inestabilidad humana: lo que hoy va bien, mañana puede ir mal; el que hoy te ama, mañana puede despreciarte, ¡y también a la inversa!

…Descubres que las simpatías y antipatías son como las mareas: varían de acuerdo a los cambios que se producen en ti y los demás, acercándote o alejándote, de acuerdo a afinidades y diferencias pasajeras.

…Relativizas la conducta de las personas, al ver sus cambios constantes: no hay amores ni odios, admiraciones ni rechazos, mitos ni verdades, que duren de por vida. Todo está en permanente transformación.

…Empiezas a ver más allá de lo aparente e inmediato, y a intuir que hay algo bueno detrás de toda esta inestabilidad.

…Aceptas los comportamientos inadecuados o desproporcionados en los demás, con el sólo límite de que no vaya contra tus intereses más amplios: capacidad, economía, salud..

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx