Home » Mensajes del Cielo » Entidades y Maestros Cósmicos » Adama » Adamus Serie de los Maestros Shaud 9: "LA ZONA DEL DESPERTAR" por Geoffrey Hoppe

Adamus Serie de los Maestros Shaud 9: "LA ZONA DEL DESPERTAR" por Geoffrey Hoppe

Maestro Ascendido ADAMA 01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ
La Serie de los Maestros

 


Yo Soy el que Yo Soy, el incomparable, incorregible y a menudo citado erróneamente Adamus Saint-Germain (pronunciación francesa).  No soy el Saint-Germain de su mamá (risas), y esta no es la vieja nueva era, como probablemente ya han notado para ahora.

Queridos Shaumbra, nos reunimos una vez más para… ¡ooh!… (Risas cuando Linda lo ayuda con el aparato del micrófono).

LINDA: Un desmán.

ADAMUS: ¡Ooh! Nos reunimos una vez más para nuestra reunión mensual con el Círculo Carmesí – los ángeles humanos aquí en la Tierra, con el Concejo Carmesí – todos los seres angélicos que trabajan con ustedes, con quienes ustedes trabajan en una base regular. Reunimos en forma simultánea nuestras energías con Shaumbra de todo el mundo.

(Pausa, luego risas cuando Linda trata de sujetar el micrófono atrás en el cinturón de él). Creo que ella está haciendo esto adrede.  ¿Listo para caminar?

Linda: Sí bebé… Sí señor.

ADAMUS: Gracias (pone el equipo en su bolsillo).

LINDA: Gracias a ti.

ADAMUS: Reunimos en forma simultánea nuestras energías, lo cual hacemos tan a manudo en los otros reinos durante su estado de sueño, y muchos de ustedes ya están comenzando a aventurarse a los otros reinos incluso cuando están completamente despiertos. Pero esta de cada mes es siempre una ocasión especial cuando nos reunimos aquí mismo con todos en todas partes del mundo incluidos aquellos viendo por Internet.  Invitémoslos… invitémoslos a ustedes… jalémoslos acá mismo a nuestro espacio. (Mirando a la cámara) no solamente están viendo, están… vamos, todos ustedes, entren acá mismo.  Si tengo que traerlos uno por uno lo haré, pero los traeremos.

Vean, a algunos les gusta pasar por esta experiencia y este proceso a la distancia. Les gusta mirar y observar. Les gusta pretender que en realidad no son parte de esto llamado Shaumbra o que sólo están parados en los bordes exteriores. Pero oh no, oh no. Si están viendo ahora, están en ello.

Así que, queridos Shaumbra, hoy tenemos mucho que discutir. Como siempre, tan poco tiempo y tanto que decir.

Los Desafíos Del Despertar

Entremos directo a ello. Voy a pedirle a Linda de Eesa que tome el micrófono y vaya entre el público. Probablemente necesitarás algunos Premios Adamus en tu bolsillo trasero. Aún no sabemos.  Pero, queridos Shaumbra, estoy escribiendo otro libro. Estamos escribiendo un libro. Yo recibiré el crédito, pero ustedes también.  Estamos escribiendo un libro… ¿puedo hacer eso por ti? (ofreciéndose a “ayudar” a Linda con su micrófono).

LINDA: Por favor (risas).

ADAMUS: Estamos escribiendo un libro sobre la integración dentro del Cuerpo de Conciencia. Ese no es un muy buen título, así que vamos a llamarlo algo como “El Despertar – Créanlo o No” o alguno de otros muchos títulos, en los que no voy a entrar ahora.

Pero todos y cada uno de ustedes han estado en este viaje, han estado pasando por esta experiencia por vidas. Han estado pasando intensamente por ello. Hay algo común con todos porque dijeron: “Estoy cansado de hacer esto vida tras vida. Tan intenso y tan difícil y desafiante como se ponga, va a suceder en esta vida”.  Las energías y la conciencia en la Tierra son las adecuadas para ello. Era difícil pasar por el despertar en otras vidas. Pasaron por un montón de procesos mentales y sufrimiento, pero los tiempos son adecuados ahora.

Algunos de ustedes se frustran a veces, y la toman contra los pobres Cauldre y Linda, a veces conmigo. Pero se frustran y dicen: “¿Por qué esto no está sucediendo más rápido?  ¿Por qué no solamente (chasquea los dedos) sucede así?”.  Un par de razones – por su elección. Una, probablemente los quemaría, los haría apagarse de un soplo, los mandaría directo de regreso a sus amigos del Concejo Carmesí. No es tan malo, pero ustedes han hecho un compromiso. Lo van a hacer en esta vida, llueva o truene. Ha sido mucho infierno, algunas aguas altas, pero de hecho estoy encantado de ver que están encontrando más y más alegría con ello.  Pueden reírse de ello. Ya pueden compartir sus historias más claramente.

¿Han notado que hace uno o dos años cuando estaban tratando de explicarles a otros el proceso por el que ustedes han estado pasando, era muy…?   Pasa, pasa (a alguien entrando al salón). Hay asientos aquí arriba. Por favor, me encantaría que hoy te sentaras aquí arriba (risas). Oh, cómo me encantaría.  Sí, ¡hemos reservado este asiento!

Así que han hecho este compromiso muy profundo – de que lo van a hacer en esta vida – y las energías son adecuadas para apoyarlo ahora, en tanto que antes no lo eran. Ahora bien, a veces se frustran.  Quieren que vaya más rápido, pero también han hecho un compromiso de que van a hacerlo en un tipo de modo que sea compatible y amistoso – despertar-amistoso – con la conciencia de la Tierra. Como dije antes, incluso hace un año o algo así,  cuando estaban hablando con otros, probablemente hallaban difícil describir con alguna claridad el proceso por el que ustedes estaban pasando. Era muy poco claro, confuso. Ni siquiera estaban seguros de lo que estaban diciendo.  Pero ahora he notado que son capaces de articularlo. Son capaces de resumirlo. Son capaces de darle significados antes que no más entrar en una vieja larga historia que estaba aburriendo a algunos de sus alumnos hasta las malditas lágrimas. No me estoy metiendo contigo, por supuesto (a un miembro de la audiencia). Solamente me gusta apoyarme de vez en cuando.

Así que están tratando de hacer este proceso compatible o amistoso con la evolución de la conciencia en la Tierra. ¿A qué crees que se deba, Kathleen?

KATHLEEN: No escuché la pregunta (risas).

ADAMUS: ¡Precisamente estabas mirándome fijo, ¿no?!

KATHLEEN: Solamente estaba… (Riendo).

ADAMUS: ¡Embelesada! Pasmada, examinando directo a través de Cauldre, por supuesto, mis energías, de las cuales hoy he introducido unas cuantas más de lo normal.

LINDA: ¡Adelante!  Ponte de pie.

ADAMUS: Sí.  Así que tienes… ¿cuál era mi pregunta?

KATHLEEN: ¡No sé!  ¡No sé! (risas).

ADAMUS: Estoy exactamente tan confundido como tú estás ahora (risas). Oh, bueno, gracias por la respuesta. Fue buena. Entonces, queridos Shaumbra…

KATHLEEN: ¿Recibo un premio?

ADAMUS: No, no, todavía no. Regresaremos a ti más tarde.

Así que ustedes han estado haciendo compatibles sus energías con aquellos en la Tierra. En vez de las largas historias que les han estado contando a otros, ya son capaces de ponerlo en claro. Creo que estamos poniéndolo en claro ¿no?  Estamos poniendo en claro.

De manera que quiero escribir un libro con ustedes, con todos ustedes. Hace una semana iniciamos este proceso en Kelowna, preguntándole ahí a Shaumbra cuáles son algunas de las cosas que les han sucedido en el proceso de despertar. Desde su propia experiencia, su propia perspectiva, ¿cuáles han sido los desafíos del despertar?

Ahora bien, probablemente puedan hacer una larga lista, pero cuando Linda llegue por ahí con el micrófono, les voy a pedir que lo mantengan claro y concentrado – y nada más una cosa, por favor. Llegaremos por ahí, escribiré éstas en la pizarra, y nuevamente, estamos reuniéndonos escribiendo un libro. Escribiendo un libro.

De manera que este libro – “El Manual del Despertar” – será de gran valor para aquellos que estén llegando después, que apenas ahora están iniciando el despertar. Y en verdad hará sus experiencias, su viaje tanto más fácil sabiendo por lo que ustedes han pasado. No eliminará la experiencia para ellos, pero cambiará la naturaleza de la experiencia.

Así que, con eso, pasemos a la querida Rita.

LINDA: ¡Yo sabía eso!

RITA: ¿Cuál fue la pregunta?

ADAMUS: Sí, cuál… (Adamus se ríe). Fue…

LINDA: Desafío del despertar.

ADAMUS: Se me olvidó.  ¿Qué pregunté?

LINDA: Desafíos.

ADAMUS: ¿Cuáles fueron los desafíos?

RITA: Desafío, como…

ADAMUS: Un desafío.  Desafío desde tu perspectiva personal.

RITA: Dar un paso a lo desconocido.

ADAMUS: Dar un paso a lo desconocido. Esa es una buena que merece un premio Adamus.

RITA: ¡Bien!

ADAMUS: Por cierto, el que dé la mejor respuesta en día de hoy recibirá un billete de quinientos un tanto  escueto, un poco deteriorado.  Entonces trabajen… (Muchas risas cuando Linda hace caras).  ¡No es mi dinero!

LINDA: ¡Okey!

ADAMUS: Entonces, (escribiendo) “lo desconocido”.  Ahora bien, déjame preguntarte, querida Rita, ¿alguna vez hallaste emocionante querer entrar a lo desconocido?

RITA: Sí, a veces.

ADAMUS: A veces. Y atemorizante por un lado…

RITA: Oh, sí.

ADAMUS: …pero emocionante por el otro.

RITA: Oh, sí.

ADAMUS: ¿Has permitido poner ese pie en lo desconocido, o sentiste un gran empujón viniendo de atrás de ti?

RITA: (Riendo).  Bueno, fue una especie de gran empujón.

ADAMUS: Gran empujón. Voy a hacer una sub-nota aquí, “un gran empujón”, porque ¬– poner “empujón desde atrás” (escribiendo) – porque como probablemente puedas sentir dentro de esto, cuando tratas de poner sólo un dedo del pie en lo desconocido, no funciona. No puedes poner sólo un dedo del pie, porque entonces no es en realidad lo desconocido. Es solamente recibir una botanita de lo que vaya a ser. Así que terminas recibiendo un gran empujón. ¿De dónde estaría viniendo ese gran empujón?

RITA: ¿Vino del interior?

ADAMUS: Sí.  Bien.  Excelente.  Estás en la competencia para recibir el billete de quinientos.

RITA: ¿Otro premio para mí? (risas).

ADAMUS: Yo daría el premio, pero Linda está tratando de administrar el inventario, digamos. Entonces sí, un premio. Y hoy recibes un regalo especial encima del premio.

LINDA: Ahora quiero mencionar que Amy Van Johson dijo: “Me gustaría contribuir a los regalos de Adamus”.  Así que ella de hecho… hay un as en ellos, pero ella de hecho hizo el estuche y hay algo único o especial en cada uno.

ADAMUS: Sí.

LINDA: Así que gracias Amy.

ADAMUS: Así que sostengámoslo en alto para que todos puedan ver.

LINDA: Sí.  No, no, ella tiene que escoger. Ponte de pie, Ponte de pie Rita. Ahora no más al azar escoge (Rita escoge uno de la bolsa que Linda trae con los premios). ¡Oh!

ADAMUS: ¡Oh!

LINDA: Y todos estos son hechos a mano por ella.

ADAMUS: Sí.  Y adentro está el premio.

LINDA: Y ahí adentro debería estar el as de Adamus y algo más, alguna otra sorpresa. Oh, ese es el as de Adamus. ¿Y hay otro premio ahí adentro?  A veces hay más de un premio.

RITA: Solamente uno.

LINDA: Solamente uno, okey. Bueno, son dos porque también recibiste el estuchito.  Gracias.  ¿Siguiente?

ADAMUS: Entonces una pregunta más Rita.  Ahora que has experimentado algo de lo desconocido ¿qué aprendiste de lo desconocido?

RITA: Aprendí que es abundante inteligencia. Que hay mucha sabiduría en ello.

ADAMUS: Mucha sabiduría – y si pudiera agregar un poco a tus palabras, lo desconocido en realidad no es desconocido.  Es no experimentado, y hay una diferencia.  Algo que aún no ha sido experimentado, pero de hecho no es en realidad desconocido. Así que en un sentido no hay necesidad de temerlo. Solamente es algo que aún no has experimentado. Pero una vez que saltas a lo desconocido, como muchos de ustedes han hecho, después de que te acomodas un poco, empiezas a darte cuenta de que en realidad no es desconocido. En parte porque – voy a concluir nuestra discusión de hoy con este punto – pero en parte porque es un potencial que casi siempre ha estado ahí. No todos los potenciales, pero es un potencial que ha estado ahí.

Frecuentemente en tu estado de sueño, te introduces a los potenciales para sentirlos, porque, bueno bastante francamente, no has sido muy buena en sentir en tu estado de vigilia, porque la mente tiende a bloquearlo. De manera que sí – todos ustedes cada noche – se introducen a los diferentes potenciales. Hoy más tarde vamos a entrar en ello, pero buena respuesta. Gracias. Sí. Y conociéndote como te conozco, sé que hay una cierta excitación en entrar a lo desconocido. Estarías totalmente aburrida si no lo estuvieras. No serías una buena obrera.

Okey, siguiente. Pasemos a Oso Risueño.

LINDA: Oh claro.

ADAMUS: He cambiado tu nombre por ti (de “Oso Erguido”).  Espero que no te importe. Sonríe, socio.

Entonces, Oso Risueño, ¿cuál es un desafío en el despertar, basado en tu propia experiencia?

OSO RISUEÑO: Manejar la energía Kundalini.

ADAMUS: ¡Vaya!

OSO RISUEÑO: Lo intenso, tú sabes, el asunto espinal completo.

ADAMUS: ¿Qué es Kundalini?

OSO RISUEÑO: Bueno, es ese movimiento de energía de todos mis chakras desde la base hasta arriba.

ADAMUS: ¿Qué es un chakra?

OSO RISUEÑO: Todos mis centros en mi… la vibración que, cuando tengo esos grandes momentos “Ah-ha” y manejar esa energía.

ADAMUS: Lo que sucedió… y aquí estoy jugando un poco contigo, pero la energía es energía. La conciencia es conciencia. No empecemos a diseccionarlo en Kundalini y serpientes arremolinadas – eso es un poco erótico – y chakras.  Segmentas tu cuerpo en distintos chakras. Tú eres un solo chakra. Eres un Cuerpo de Conciencia.

De manera que ahora tienes un desafío manejando esta tremenda cantidad de energía. ¿Cómo te ocupas de eso?

OSO RISUEÑO: Algo de ello es agradable y algo de ello es desagradable.

ADAMUS: ¿Cómo te ocupas… qué haces?  ¿Solamente te sientas ahí y lo dejas pasar rápidamente sobre ti como una marea?

OSO RISUEÑO: Bueno, a veces lo hace.  Otras veces es intenso. Es muy intenso.

ADAMUS: Muy intenso.  ¿Y pones tu pie en el freno para tratar de reducirle la velocidad?

OSO RISUEÑO: No, lo dejo pasar a través de mí.

ADAMUS: ¿Tienes tu pie en el acelerador?

OSO RISUEÑO: Optimistamente no.

ADAMUS: Optimistamente no (riendo).  Entonces no tienes acelerador, ningún freno.

OSO RISUEÑO: No.

ADAMUS: Solamente estás yendo…

OSO RISUEÑO: Estoy dejándome llevar por la corriente.

ADAMUS: Dejándome llevar por la corriente Y, bueno, eso hace surgir una pregunta. ¿La corriente de quién?

OSO RISUEÑO: Mi corriente.

ADAMUS: Sí, suena como una buena respuesta pero no es una respuesta verdadera, porque de hecho… estás dejándote llevar por la corriente de la gente a tu alrededor. Estás dejándote llevar por la corriente de la conciencia de masas. Estás dejándote llevar por la corriente de los aspectos que solamente están desbocándose y teniendo una gran fiesta en todo tu entorno mientras tú estás solamente dejándote llevar por la corriente.  ¿Quién es el jefe?

PUBLICIDAD GOOGLE

OSO RISUEÑO: Yo soy.

ADAMUS: Un ser de servicio soberano.

OSO RISUEÑO: Sí.

ADAMUS: Sí.  Tú eres el jefe.

OSO RISUEÑO: Yo soy el jefe.

ADAMUS: Todo a manera de decir que… y gracias. Gracias. Es toda una manera de decir que sí hay una tremenda cantidad de energía que corre a través, que la conciencia se está expandiendo muy rápidamente, y cuanto más rápido expandes tu conciencia, más energía llama para apoyarlo. Así que hay veces en que es abrumador, pero tú puedes parar y tomar una respiración profunda y decir: “¡Guau! Sé que estoy creando esto a todos niveles, y sé que me estoy apurando a pasar por ello en esta vida. Pero sabes, de vez en cuando este humano, Oso Risueño, necesita solamente parar y reírse. No necesito pasar por la intensidad”.

De manera que muchas veces es como saltar a un coche sport, llegar a una autopista en LA (Los Ángeles, USA), ninguna mano en el volante, ningún pie en los frenos o acelerador, e ir con la corriente. ¿Qué va a suceder?  Sí, sólo puedes imaginar. Sólo puedes imaginar.

Así que este es un muy buen tema para aquellos que están entrando al despertar. No quieres manipularlo desde tu porción/aspecto humano. No quieres manipular el despertar, pero puedes pedir descansos cuando quiera que sientas que hay una necesidad. También puedes pedir que vaya más rápido, y es un co-manejo entre cada parte de ti mismo – el espíritu, el humano, el cuerpo.  El cuerpo – a veces este despertar hace estragos en el cuerpo. En parte porque a nivel del ADN y a nivel antes del ADN, hay un torrente de descombro teniendo lugar; energías entrando, todas combinándose en preparación para que la Nueva Energía entre. Estás siendo recableado. Te estás permitiendo ser recableado y puesto al día.  Así que le es muy desafiante al cuerpo físico.

De manera que, sí, manejar la energía y la conciencia. No hay competencia. No hay competencia en esto. De hecho, es interesante notar que todos y cada uno de ustedes es absolutamente soberano e individual, mas sin embargo hay una conexión común con otros Shaumbra alrededor del mundo. Conexión común (mirando a la cámara), y – quiero hacerlos sentirse bienvenidos – y hay un… no es como un momento en manada, sino que todos ustedes de alguna manera se están moviendo juntos a través de ello – independientes, pero al parecer juntos. No hay acuerdos formales, y sí, pueden separarse del bulto en cualquier momento que lo deseen.  Pero hay un cierto confort, porque han estudiado juntos, han ido juntos a las Escuelas de Misterio en el pasado, se han reunido una vez más en esta vida. Así que al parecer se están moviendo juntos a través de ello. Y están compartiendo, como estamos haciendo ahora, sabiduría y perspicacias

Así que vayamos con Lisa allá atrás. Oh, ella estaba tan… ella lo sabía.

LISA: ¿La pregunta?

ADAMUS: La pregunta es, desde tu experiencia personal ¿cuál es un desafío de pasar por el despertar?

LISA: Que no puedes regresar.

ADAMUS: Que no puedes regresar. ¿Por qué no?

LISA: Una vez que has dado un paso a la experiencia de permitirte a ti mismo, a tu alma, avanzar, pero quieres regresar y estar con el resto de la gente y hacer cosas mundanas como tomar decisiones de negocios, ya no funciona.

ADAMUS: Absolutamente.  Buen punto.  En teoría, probablemente podrías. Podrías crear la ilusión de que estás regresando, pero luego realmente tendrías que medicarte (risas). De verdad  –  legal, ilegal, embotellado, fumable – pero realmente tendrías que hacer un muy concertado intento de volverte a zambullir abajo. Esto no significa como un “abajo” para ponerse encima de alguien, sino que es difícil.  Una vez que el proceso da inicio, es muy difícil regresar.  Y hay partes de ti que absolutamente querrán – absolutamente han querido regresar.   “¿Por qué alguna vez hice esto?   ¿En qué estaba pensando?”.  Pero luego de hecho, una cosa hermosa sucede.

Empiezas a darte cuenta de las cosas que has podido resentir o rechazar antes – tus familiares, tu trabajo, la naturaleza mundana de la existencia humana, dolor y sufrimiento, programas estúpidos de televisión – que había un cierto confort en esas, y parte de ti quiere regresar a eso. Pero también debería ser confortante saber que existe este increíble grupo – Shaumbra – con quienes puedes compartir tus lágrimas y tu risa cuando quieras, mas ellos además te dan el espacio y te dan la privacidad cuando también quieres eso.

Excelente, y eso exige un premio.  Gracias.

LINDA: Okey,… solamente escoge.  Ya está.

ADAMUS: De manera que la pregunta de nuevo – para que no tengas que preguntarme – la pregunta es, basado en tu experiencia personal ¿cuál es uno de los desafíos del despertar, John Kuderka?

LINDA: ¡Oh dios mío! ¡John en cámara! ¡Caramba!  ¡¿Qué tan genial es esto?!

ADAMUS: ¡Qué genial es eso!

JOHN: No mucho (risas y algunos aplausos).

ADAMUS: Querido John, suenas un poco desafiado.

JOHN: Bueno, ¿no se supone que sea desafiante?

ADAMUS: ¡Por supuesto!

JOHN: Bueno, por lo tanto lo es. Oh, ¡cuál fue la pregunta? (risas).

ADAMUS: Quizá tenga que pintarla en la pared con pintura en aerosol. Desde tu experiencia personal, por favor comparte con nosotros un desafío del despertar, asumiendo ya que billones, o quizá un par de cientos de personas leerán esto en algún momento.

(Pausa)

LINDA: (Susurrando).  Tú puedes hacerlo.

JOHN: Bueno, esa es una buena pregunta.  Quizá sencillamente estar consciente del proceso.

ADAMUS: Consciente del proceso. ¿Quieres decir que el desafío es no estar consciente?  ¿O el

desafío es conocer el proceso?

JOHN: ¡Sí! (risas).

ADAMUS: ¡Ambos! (Riendo).  Okey, quizá recibas dos premios Adamus, pero voy a poner “el proceso” (escribiendo) y es el desafío de no entender realmente – si pudiera poner palabras en tu boca – no entender qué yace en el camino frente a ti.

JOHN: Eso suena bien.

ADAMUS: El camino y no saber. Y entonces también diremos que intuitivamente – como probablemente estarás de acuerdo, intuitivamente al parecer sabes lo que hay en ese camino frente a ti y eso puede ser atemorizante. Y entonces… bueno.  Obtienes un premio (escribe) “El camino… saber intuitivo”.  Excelente.

LINDA: Oh, sí que eres especial.

ADAMUS: Okey, y llegaremos aquí al frente a Gail, sólo para mantenerte en movimiento. Entonces Gail, basada en la pregunta, la cual asumo que para ahorita está grabada y quemada dentro de ti… sí.   Pasará una vez que hables de ello.  Ello habla por sí mismo.

GAIL: Saludos.

ADAMUS: Es bueno verte.

GAIL: Es bueno verte a ti, querido. Permanecer presente en el Ahora.

ADAMUS: Permanecer presente.

GAIL: Con todo lo que pasa, aprender cómo usar lo que elijamos usar. ..

ADAMUS: Sí.

GAIL: …y no sabemos cómo funciona. Permanecer aquí en el Ahora, no lamentando el pasado, no anticipando el futuro, el cual provoca miedo – puede provocar miedo.

ADAMUS: Excelente.  Excelente, porque eso es un desafío. Hay una tendencia, cuando empiezas a entrar en este proceso, tú – todos ustedes – te desatas del pasado. Comienzas a liberar, como Tobías lo decía una y otra vez. Empiezas a soltar. Ahora eres como un balón de aire caliente, libre para explorar, para viajar, para expandir. Pero al hacerlo así, es muy fácil dejar el momento del Ahora, particularmente cuando te das cuenta de que, primero que todo, probablemente no has estado mucho ahí. No estás familiarizada con el momento del Ahora.  En Segundo lugar, el momento del Ahora requiere un amplio grado de conciencia. Automáticamente te haces consciente cuando estás en el momento del Ahora, y a veces – la mayor parte del tiempo – los humanos en realidad no quieres estar conscientes. Quieren muchas otras cosas, pero la conciencia a veces es abrumadora, un poco difícil de manejar. Entonces, sí, esa es buena.

GAIL: Creo que mi sentimiento ha sido, ya que la mayoría de nosotros, probablemente todos nosotros en este salón, elegimos nacer en el tiempo de la Vieja Energía…

ADAMUS: Sí.

GAIL: …integrar, salir de ese cableado, aunque estamos siendo recableados…

ADAMUS: Sí.

GAIL: …naturalmente al mismo tiempo…

ADAMUS: Sí.

GAIL: …lo hace incluso más desafiante.

ADAMUS: Oh, mucho más desafiante. Mucho más desafiante, particularmente si echas una mirada al espectro más bien reducido de las edades en las que todos ustedes vienen. Ya sea desde los 20 a los 80, ese es un espectro bastante reducido, y ustedes nacieron dentro de una conciencia de muy Vieja Energía. Conciencia que tenía muchas preguntas acerca de si la Tierra continuaría. ¿Se destruirán a sí mismos los humanos con armas nucleares?   Casi, estuvieron muy cerca de un incidente. O ¿algo como el milenio detonaría las cosas?  Han habido un montón de asuntos y entrar en ese tiempo para estar aquí para comenzar a hacer los fundamentos de la nueva conciencia, verdaderamente una nueva conciencia, y luego pasar por ello a un nivel muy personal, es de lo más desafiante y puede lanzarlos fuera del Ahora.

Así que, déjame preguntarte, desde tu perspectiva, ¿la mayoría de la gente – no Shaumbra, la mayoría de la gente – vive en el pasado o en el futuro?

GAIL: Ambos, y ese es mi desafío principal…

ADAMUS: Dame un porcentaje.

GAIL: …pero tú ya lo cubriste en el manejo de energía. En un porcentaje – al menos 95 por ciento.

ADAMUS: En el futuro.

GAIL: En ambos.

ADAMUS: En ambos, sí, pero ¿qué porcentaje de ellos está en el pasado?  ¿Qué porcentaje está en el futuro?  Y quizá ¿cuánto en el Ahora?

GAIL: Okey, yo diría que 45 por ciento en el pasado, 45 por ciento en el futuro y alrededor de .005 por ciento en un momento dado en el Ahora.

ADAMUS: (Riendo). ¡Sí, indecisos!

GAIL: ¡¿Estoy hablando tu lenguaje?!

ADAMUS: Nos estamos acercando.

GAIL: Okey.

ADAMUS: Yo personalmente diría que alrededor del 70 por ciento del tiempo es invertido en el pasado.  Alrededor de otro, oh, cuando mucho, 5 por ciento es invertido en el Ahora. El resto, cavilando sobre el futuro. Y el futuro es muy diferente del pasado. Entraré en eso más tarde. Pero, bien, gracias.

GAIL: De nada. Gracias a ti.

ADAMUS: Sí.

LINDA: ¿Ganadora de premio?

ADAMUS: Sí, oh, absolutamente.  Absolutamente.

LINDA: ¡No se te permite mirar! Esto es sólo al azar.  Gracias.  Ya está.

ADAMUS: Gracias. Es como jugar aquí a las sorpresas detonantes.

LINDA: Es bastante divertido.

ADAMUS: Vayamos con Joe Engel.

LINDA: Okey, con gusto. ¿Dónde está Joe Engel?

ADAMUS: Sí… cámara… por aquí.

LINDA: Oh, ahí vamos.  No, no está en cámara. Ya está, señor.

JOE: Tendría que decir que hacer elecciones, para mí en lo personal, o aceptar, quizá, las consecuencias de las cosas que puedo haber sentido que me retardaron en el pasado.

ADAMUS: ¿Entonces dices que hacer elecciones sería un desafío?

JOE: Sí, probablemente, para mí.

ADAMUS: Sí, bueno, esa es buena. Si no estás haciendo elecciones ¿qué estás haciendo?

JOE: Volviéndome loco.

ADAMUS: Volviéndote loco, sí.  Déjame preguntar ¿por qué no querrías hacer elecciones?

JOE: Miedo al fracaso o miedo a ir más allá.

ADAMUS: ¿Miedo a hacer una mala elección, quizá?

JOE: Sí.

ADAMUS: ¿La elección errónea?  Mucha vieja conciencia asociada con bueno y malo, correcto e incorrecto, cómo ve el mundo tus elecciones. Has recibido críticas por tus elecciones, como todos lo han hecho, de padres y maestros y otros.  De manera que, sí, esa es buena. Entonces ¿estás haciendo elecciones ahora?

JOE: Ocasionalmente hago un poquito de trabajo de arte.

ADAMUS: Sí, pero ¿estás haciendo elecciones?  El trabajo de arte es maravilloso, pero ¿qué tal una elección?  Siento como que mi pregunta está siendo evadida.

JOE: En la jugada general – probablemente no estoy haciendo elecciones en términos de…

ADAMUS: Gracias por tu honestidad. Recibes un premio no más por eso. Ni siquiera por la respuesta, no más por la honestidad.

Tienes razón. Todavía hay una reluctancia a hacer elecciones y todavía hay una tendencia a sencillamente dejar que las cosas sucedan.  Dejarse llevar por la corriente. Ver qué sucede mañana. Bueno, puedo decirte, de alguna manera la conciencia es como el clima. Es muy previsible para la mayoría de la gente, porque casi puedes predecir que el clima de mañana va a ser como el clima de hoy. Entonces lo que mañana suceda en tu vida probablemente será como es hoy. Hasta que surge una tormenta, lo cual sucede aproximadamente uno de cada tres o cuatro días – si consideras el promedio. De repente entonces, surge una tormenta y luego todos están alucinando respecto al clima – al parecer como respecto a la conciencia.

A menos que hagas elecciones, al parecer solamente estás pasando de un día a otro. Un día  precisamente como el otro día, hasta que golpea una tormenta. Y entonces te vuelves loco.  “¿Por qué está sucediendo todo esto malo en mi vida? (Una persona se ríe). Sí, tú y yo reímos. ¿Qué les pasa a ellos hoy?

De manera que surge una tormenta. Hay un montón de drama. Bueno, en parte la tormenta llega porque estás completamente aburrido con la vida día-a-día habitual. En algún nivel dentro de ti, sabes que hiciste un compromiso de estar aquí por una razón, para hacer algo, así que es el empujón que recibes – ese empujón en la espalda – que dice: “Solamente haz algo”. Incluso puedes decir que es la voluntad divina quitándote de tu trasero humano.  Sí, entonces… pensé que eso era gracioso (algunas risas).

De manera que, sí, gracias.  Gracias.

JOE: Gracias a ti.

ADAMUS: Pero la pregunta.  ¿Vas a empezar a elegir?

JOE: Sí, elijo la voluntad divina.

ADAMUS: Sí, pero quiero decir elegir. Sí, tu voluntad divina te está eligiendo, por cierto. Tú no la estás eligiendo. No te engañes aquí.  (Adamus ríe).

JOE: Sí, sí.

ADAMUS: Pero estoy hablando de las cosas en tu vida. Estoy hablando de… ¿puedo compartir algo de lo que nosotros platicamos?

JOE: Sí, por supuesto.

ADAMUS: ¿De veras?

JOE:  Sí.

ADAMUS: ¿Con todos?

JOE: ¡Adelante!  Yo estoy aquí.

ADAMUS: ¿Y con el mundo?

JOE: ¿Por qué no?

ADAMUS: Entonces una de las cosas de las que platicamos, en nuestra propia manera interesante, son las frustraciones que tienes de que no estás haciendo nada, no estás logrando nada.  Respiración profunda.  Tú tienes aspiraciones extremadamente elevadas. Por eso entraste tan alto de estatura.  Grandes aspiraciones. Retos fenomenales. Puede que quizá, un poco demasiado altos, que no crees que puedes saltar esa valla, no crees que puedes lograrlo.

De manera que en un sentido – y les estoy hablando a todos ustedes – en un sentido colocaron esa barra tan alta que a veces ni siquiera la pueden ver. A veces no hay manera de que su mente humana entienda cómo van a alcanzarla, así que capitulan, se rinden al fracaso.   “No lo puedo hacer”.  Es casi más fácil decir: “Tú sabes, solamente soy un… tengo ideas maravillosas, pero es la sociedad, o es mi karma o cualquier cosa que me esté manteniendo bajo y deprimido”, y luego no hacer nada, no hacer elecciones.

Si tuvieran que empezar a hacer elecciones, entonces ello los concientizaría de lo que realmente vinieron a hacer aquí. Y no estoy hablando de ser, por ejemplo, un gran ejecutivo o ser un gran cantante, mas tendrán un chance dentro de unos cuantos momentos para ello, o escribir la novela de todas las novelas. Saben, hay un montón de maravillosos escritores Shaumbra, pero están buscando el pez gordo. Están buscando la ballena. Solamente van a escribir un libro si sienten que ocasionará que la gente tiemble en sus zapatos, caigan de rodillas sobrecogidos por las palabras que fueron escritas. Y si no pueden hacer eso, sencillamente no escribirán un libro – o cualquier cosa que dé la casualidad que sea.

Tú tienes penetraciones brillantes dentro del funcionamiento de la energía. Entiendes los ciclos y los flujos de la energía, puesto que los has estudiado, tienes una pasión por ello y tienes, oh, lo que llamarías una conciencia tercer ojo de ello. Entiendes cómo se mueve y fluye, pero no estás haciendo nada con ello excepto ser un gruñón a veces.  Dijiste que podía… lo siento Kerri, ¿dije eso?

KERRI: ¡Yo no lo dije!

ADAMUS: Pero yo sí pedí su permiso para ser abierto. Así que te pones gruñón. ¿Por qué, gruñón?

JOE: Porque es lo inter-medio. El salto de lo caliente, estando en…

ADAMUS: No. Tu energía está constipada (risas), y eso le ocasionará a cualquiera tener un mal día.

JOE: Absolutamente.

ADAMUS: Lo está.

JOE: Es verdad.

ADAMUS: Tú tienes una energía hermosa. Energía hermosa, pero se anudó y se hizo muy mental. ¿Sabes lo que estás tratando de hacer?  Eres mucho como yo, sí, porque estás tratando de salir mentalmente de tu prisión. Estás tratando de recordar tu camino de salida. No va a suceder, y te digo eso, y te lo estoy diciendo de nuevo y ahora está en video y quizá haya cien mil personas mirando ahorita.  Probablemente no, pero pudiera ser.

De manera que entonces la energía se reprime y aquí está usted Señor… no, Maestro (N: de T: Juego de palabras en inglés, Mister=Señor y Master=Maestro) el Tío del Flujo de Energía entendiendo cómo funciona todo – no las matemáticas de ello y ni siquiera la geometría sagrada, aunque eso es interesante – sino la naturaleza intuitiva del flujo de energía. Es como que tú entiendes el flujo de energía como un ingeniero de fluidos entiende el movimiento del agua y los ríos y otros fluidos.  Sí.  Pero todo está reprimido.

¿Y entonces qué haces?  Pasas por cada día esperando que el siguiente día sea diferente. Y no lo es.  Es como el clima. Va a ser igual mañana. Hasta que surge la tormenta y entonces, de hecho esa es probablemente una de las cosas que proveen la mayor excitación en tu vida – las tormentas. Así que subconscientemente las creas para quitarte de tu t… fuera de tu zona de confort (risas).  Pero gracias por dejarme hablar de esto tan abiertamente.

JOE: Y gracias a ti por toda la perspicacia.

ADAMUS: Te lo he dicho antes.  A fin de cuentas es… que otros lo están escuchando.

JOE: Siempre sentí como que estaba muy enojado con…

ADAMUS: Lo estás.

 

JOE: …contigo y…

ADAMUS: Lo estás.

JOE: …o que sencillamente no escucho.

ADAMUS: ¡Ambas!  No escuchas y luego te enojas.  Si escucharas, no estarías enojado. Así que tienes tremenda perspicacia, pero no haces elecciones – tu propia confesión – y entonces se reprime y luego es como que sencillamente quieres gritar. Hay días en que ni siquiera sabes si quieres estar aquí, ya sea que lo quieras o no.  Tú… ohhh… no aceptas el amor de la gente que está tratando de darlo, incluido el pequeño, incluida la amada, incluidos todos aquí. Tienes esta barrera y no lo estás aceptando, porque, bueno, tú dime. ¿Por qué?  Hay gente allá afuera que desesperadamente quiere amarte. ¿Por qué no los dejas?

JOE: Creo que quizá tengo miedo del modo… si los dejo demasiado cerca, estaría temeroso del modo en que me ven o de la manera en que mi vida es.

ADAMUS: Ajá. Ajá. De hecho, si pudiera corregir eso un poquito, tienes miedo de que ellos te vean de la manera en que tú te ves a ti mismo. Pero no te ven de esa manera. No están tratando de ver desperfectos y abolladuras y magulladuras y las cosas malas. Esa no es su agenda. Quizá sea la tuya – auto-evaluación demasiado crítica. Ellos solamente están tratando de amarte. Así que quizá, sólo quizá, podrías aprender una lección de aquellos que están queriendo amarte, y echar una mirada a la compasión que ellos tienen y ver si tú puedes hacer eso por ti mismo. Y entonces ya no te vamos a llamar Sr. Gruñón, te llamaremos Sr. Asombroso. Gracias (aplauso de la audiencia).

JOE: Gracias a ti.

LINDA: ¿Quién es la siguiente víctima?

ADAMUS: No hay víctimas.  Oh, oh, ha, ha, ha.  Si crees que esto es un acto de abochornar al azar, no lo es.  No, no, no, no.  Hay elecciones aquí.  Ahora bien, ¿quién está haciendo una elección?  ¿Quién está haciendo una elección?   Sart.

Sart, tú tienes una sabiduría increíble para compartir con el grupo. Así que basado en tu experiencia personal, ¿cuáles son los desafíos del despertar?

SART: Seguir con ello.

ADAMUS: Seguir con ello. Ayúdame a entender lo que quieres decir con eso.

SART: Seguir con ello en vez de dejar que un empleo o una actividad lo afecte o alguien más en tu vida.

ADAMUS: ¿Por qué no querrías seguir con ello?

SART: Porque la otra parte está cómoda.

ADAMUS: Interesante. Bien, excelente. Excelente. Ahora entonces ¿qué sucedería si no siguieras con ello?

SART: Entonces me pondría gruñón (muchas risas y aplausos de Adamus y la audiencia).

ADAMUS: Bueno, a la miseria le encanta la compañía ¿no?

SART: Sí, lo hace.

ADAMUS: Sí, seguir con ello. Podrías imaginar conmigo por un momento, oh, si todos quisieran. Entonces dices: “seguir con ello”. Yo escribo “fortaleza”.  Nada más imagina por un momento, si quieres, que lo dejas ir.  No tratas de seguir con ello. ¿Qué sucedería?

SART: Disfrutaría más la vida.

ADAMUS: (Riendo). Eso suena entonces como una recomendación bastante buena.

SART: Sí lo hace.

ADAMUS: Sí.

SART: Y estoy esperando llegar ahí pronto.

ADAMUS: Sí.  Entonces – y ayúdame a entender, porque estamos escribiendo un libro aquí y estamos intentando ser claros con todos nuestros lectores – entonces ¿qué semeja seguir con ello?  ¿Qué harías para seguir con ello?

SART: Saber que eres Dios y sí creas todo.

ADAMUS: Okey, en acciones en tu vida.

SART: Sí. En acciones cada día, cada…

ADAMUS: Pero ¿qué harías durante un día o una semana o un mes para seguir con ello? ¿Forzarte a tener que ir a estas reuniones?

SART: No, creo que iría a más reuniones. Yo…

ADAMUS: ¿Leer libros?  ¿Estudiar las escrituras?

SART: Sí, bueno de hecho yo dejé de leer después de un rato de…

ADAMUS: Entonces, no estás siguiendo con ello.

SART: Sí, no siguiendo con ello, dejo que las cosas afecten mi vida.  Cuando consigo trabajo voy a ese trabajo muy entusiasmado y cargado.


ADAMUS: Correcto.

SART: Porque tengo ciertos momentos en que puedo trabajar en mi empleo y lo dejo afectar mi no ser, como sea que quieras llamarlo, conmigo mismo.

ADAMUS: Tu vida espiritual.

SART: Sí, con mi vida espiritual.

ADAMUS: Sí. Es terrible cómo estorban esas cosas

SART: Sí.

ADAMUS: ¡Caray!  Si no fuera por todas las actividades humanas, probablemente serías realmente espiritual (risas).

SART: Sí.  Si tan solo dejara de comprar coches.

ADAMUS: Sí.  Entonces, de nuevo, imagina conmigo por un momento, si sencillamente no te importara seguir con ello, si…

SART: No importaba.

ADAMUS: …si no importa o acaso tal vez una confianza profunda en ti mismo en el proceso y no una determinación humana o a veces obstinación de que se supone que hagas ciertas cosas, y que a lo mejor en dejar ir y entender que nada puede estorbar.  Nada.  Es natural. Es un proceso natural en el despertar, y finalmente todos pasan por ello. Cada ser pasará por ello. Tú solamente estás un poco loco por estar pasando por ello primero, o con anticipación.

Pero es un fenómeno interesante que algunos piensen que esto es una disciplina, que esto es un estudio o un ritual o una práctica. La mayoría de ustedes llegó a esto de esa manera – considerando o deseando todavía otra estructura. En un nivel resintiendo la estructura, pero en otro nivel sintiendo importante tener alguna estructura porque entonces, bueno, no tienes que confiar en ti mismo, existe una estructura. Pero qué pasa si sencillamente dejan ir, dejan de trabajar en ello, cuando su trabajo es espiritual, cuando incluso las distracciones, de hecho convierten esa energía o conciencia en `todo ello es espiritual’, y finalmente en realidad, no hay nada espiritual. La espiritualidad es una palabra ligeramente manchada, en mi humilde opinión.

SART: Yo sabía eso.

ADAMUS: Sencillamente es. Sencillamente es. Así que, perdón, por estar quitándote tiempo del micrófono.

SART: No, está bien. Estoy listo para un gran cambio, creo, soltar eso. Soltar eso.

ADAMUS: ¡Uh-oh! ¡Uh-oh! (Adamus ríe).


SART: Sí.

ADAMUS: Esas son las famosas casi últimas palabras.

SART: Casi últimas palabras.

ADAMUS: Sí. Bien, bien. ¿Y qué tipo de cambios?

SART: Oh yo creo como tú dices, hacerlo…

ADAMUS: ¿Cuán grande?

SART: …cuando no importe.

ADAMUS: ¿Cuán grande?

SART: No sé.  No he hecho gran cosa aquí en un rato.

ADAMUS: Bien, trabajaremos más tarde en ello.

SART: Sí.

ADAMUS: Antes del final de nuestra sesión, la cual pudiera ir con atraso (Adamus ríe).

SART: Yo tengo mucho tiempo.

ADAMUS: Entonces, okey. Gracias y un premio para ti.

SART: Gracias a ti.

ADAMUS: Por supuesto. Y, querida Linda, no tienes que correr tan lejos, porque un micrófono irá directo a Bonnie,

BONNIE: Yo pienso que para mí es sencillamente permanecer equilibrada. Fácilmente quedo fuera de balance.

ADAMUS: Oh, me gusta esa. Permanecer equilibrada. ¿Entonces qué ocurre, querida Bonnie para sacarte de balance?

BONNIE: Bueno, las cosas ya no son las mismas. Las cosas cambian, y no sé cómo reaccionar.

ADAMUS: Cuando dices las cosas ya no son las mismas. ¿Cosas?  ¿Tú?   ¿El mundo?   ¿Yo?

BONNIE: Yo. Estoy hablando de mí, porque esa es quien queda fuera de balance.

ADAMUS: Sí.

BONNIE: Y estoy asustada de quedar fuera de balance. Es como que ni siquiera puedo caminar al otro lado del piso sin sentir como que ya es diferente.

ADAMUS: Sí.  ¿Y qué es equilibrio?

BONNIE: No sé… sentirse cómodo entre cosas que no son tan buenas y cosas que son realmente buenas y sencillamente permanecer en el medio.

ADAMUS: ¿Piensas que equilibrio es alguna vez usado como una palabra o un fundamento para tener todo en orden?

BONNIE: Control, sí.

ADAMUS: Yo no dije control. Tú dijiste control, pero tienes toda la razón. Control. Mantener las cosas en orden, el colmo de la zona de confort contigo misma, pero también la expectativa de que el condenado resto del mundo debiera estar en orden, ¡y no lo está!  Es un caos ahí afuera. Pero de hecho, Bonnie, el caos es algo estupendo para sumergirse dentro, y tú has tenido alguna experiencia con él. En realidad no hay caos; solamente hay un montón de movimiento de energía y conciencia que es malentendido o desconocido, y es queridos amigos, como Joe que realmente entiende lo que está pasando pero no ha hecho la elección como para hacer algo con ello. Pero no hay caos.  Eso es lo estupendo.

Como tan a menudo me gusta señalar, el mundo, el universo, la creación están en perfecto orden. Es sólo que tú no entiendes del todo cómo está ordenado.  Así que hay una frustración interna de saber cómo ese orden es ordenado y quién lo ordenó para empezar. Y en esta vida jamás vas a entenderlo en la mente, mas puedes sentir dentro de él.  Pero tienes que permitirte sentir dentro del caos.

Hice la pregunta ¿qué es el equilibrio? Mi respuesta es: es absoluto caos. Parece ser una contradicción, pero el verdadero equilibrio en los niveles medulares de la creación es el caos. Es el caos para la percepción humana, pero en realidad está en su perfecto orden, no orden de las matemáticas, no orden de la naturaleza o la ciencia, definitivamente no orden de Dios. Está en un estado de perfección que se despliega.

Ya eso es una contradicción en términos humanos, puesto que teóricamente la perfección no necesita cambiar. Es perfecta. De manera que… pero a pesar de todo la perfección, toda la creación, está constantemente evolucionando. Así que sería una contradicción de términos, lo cual parecería ser caos, pero no lo es, puesto que la verdadera perfección y el verdadero equilibrio quieren continuar experimentando su perfección y sus potenciales. Y ahí es adónde estaremos yendo más tarde el día de hoy, quizá hoy en la noche. Vamos a hablar de potenciales.  Así que gracias.

BONNIE: Gracias a ti.

ADAMUS: Sumérgete en el caos.  El caos te ha estado llamando.  El caos te ha invitado a unas cuantas cenas, y tú has ido a gritos y sombrerazos. Pero es una cosa estupenda.

BONNIE: Gracias.

ADAMUS: Gracias a ti. Y cuando entres al caos, entiende que en realidad no es caótico.

BONNIE: Grandioso.

LINDA: ¿Hay un premio?

ADAMUS: Oh, ¡por supuesto!

LINDA: Nada más uno, Bonnie.

ADAMUS: Así que ahora hagámoslo por elección. Ustedes eligen si quieren tener el micrófono de Linda.  Levanten la mano.

SHAUMBRA (MUJER): Mi desafío ha sido el incremento de claridad que lleva a cosas como la integridad, la claridad, a todo un completo nivel diferente, el cual ruega por acción, y eso ha sido un desafío.

ADAMUS: Claridad incrementada. ¿Podría dejar caer aquí mi propia palabra, para el libro? Conciencia.

SHAUMBRA (MUJER): Okey.

ADAMUS: Conciencia, claridad.  Y muchos Shaumbra no están teniendo eso ahorita. Casi están sintiendo una falta de claridad. Pero estás diciendo que estás logrando más claridad, más conciencia.

SHAUMBRA (MUJER): Sí, y está afectando mi vida porque las cosas que pensé que estaban realmente bien o yendo bien, de repente con esta claridad me doy cuenta de que me he estado mintiendo sobre ello.

ADAMUS: ¡Ah!  ¿Qué yace detrás?  Qué yace detrás, y eso es un gran desafío, y tiene que ver con el manejo de energía del que hablamos antes y hacer elecciones. Todo ello se relaciona en conjunto. Y tiene que ver con que no puedes regresar. Así que empiezas a hacerte más consciente y luego te das cuenta en las primeras etapas… te das cuenta de lo que considerarías ser todos tus defectos y todas las mentiras que han sido dichas. Y miras el lado oscuro de las experiencias que has tenido y hay un deseo de hacerte más inconsciente.

SHAUMBRA (MUJER): Sí.

ADAMUS: Por otro lado, hablemos del otro – falta de conciencia. Muchos Shaumbra verdaderamente desean la conciencia, así que voy a poner esto aquí como un sub-tema. Ya que tú  tienes conciencia, ¿cómo la obtienes?  ¿Cómo conseguiste tu conciencia? ¿Existe en el mercado un remedio herbal para la conciencia?

SHAUMBRA (MUJER): Creo que de hecho el mayor desafío llegó cuando hice el Taller [De Vida] Inter-Dimensional y pues me quedé aquí y expandí hacia más de todo lo que yo soy.


ADAMUS: ¿Entonces hiciste una elección de estar más consciente y ahora estás diciendo que es un desafío?

SHAUMBRA (MUJER): Sí lo es.

ADAMUS: Lo es, sí.

PUBLICIDAD GOOGLE

SHAUMBRA (MUJER): No volvería atrás por nada, y es un desafío.

ADAMUS: Y es un desafío.

SHAUMBRA (MUJER): … de tener que poner al día las relaciones en mi vida…

ADAMUS: Sí. ¿Y hay algo que pudieras compartir con los potenciales lectores del futuro sobre cómo lograr más conciencia?

SHAUMBRA (MUJER): Es una especie de como instalarte en una – esto suena un poco extraño – como instalarte en una silla realmente cómoda. Siento como que he estado sentada en la orilla de mi silla para abstenerme de tener conciencia.

ADAMUS: Y aquí yo podría regresar a algunas de las otras respuestas. Más conciencia sería permanecer en el momento del Ahora. Y hacer elecciones naturalmente va a traer conciencia.

SHAUMBRA (MUJER): Sí.

ADAMUS: Pero luego no puedes regresar.

SHAUMBRA (MUJER): Correcto.

ADAMUS: No puedes regresar. Así que bien.  Gracias. Gracias.

SHAUMBRA (MUJER): De nada.

LINDA: Ganadora de premio.

ADAMUS: Oh, ¡por supuesto!

LINDA: Ya está.

ADAMUS: No hay respuestas malas, solamente respuestas de las que yo puedo dar mis condolencias.  Sí, Pete.  Hola Pete.

PETE: Gracias.

ADAMUS: ¿Pagaste hoy los $25.00?

PETE: Sí

ADAMUS: ¿Estás recibiendo el valor de tu dinero?

PETE: Oh, increíble.  Gracias.

ADAMUS: Sí.  Estupendo.

PETE: Sí. Pienso que lo que está sucediendo conmigo es que hay una creciente apreciación por la creciente conciencia dentro de mí.

ADAMUS: Correcto.

PETE: Y lo que encuentro… lo que está llegando a la conciencia es que hay dos aspectos.

ADAMUS: Correcto.

PETE: Uno que fue adoctrinado y uno de esos – apenas lo estaba discutiendo hoy – es el pecado original, de que soy malo y todas esas cosas. Y luego hay otro que es alegría y paz y gratitud. Y yo encuentro que cuanto más entro en la paz y la gratitud, al parecer se refleja y ayuda conmigo, por así decir, con el sí mismo del pecado original.

ADAMUS: Pero yo he notado una cosa interesante en los humanos – no necesariamente Shaumbra – sino los humanos que aman el asunto del pecado original. Dándoles la opción del tipo de conciencia de pecado original o la conciencia alegre y feliz, más frecuentemente que no, ellos van al pecado original.

PETE: Sí. Aquello fue una mentira. Aquello es una mentira.

ADAMUS: Sí, pero también les gusta.

PETE: ¡Oh sí! Y de eso es de lo que ahora estoy consciente, de cuánto…

ADAMUS: Sabes, la iglesia lo está vendiendo, pero alguien lo está comprando allá afuera.

PETE: Si.

ADAMUS: Y por eso es una relación muy compatible.

PETE: Sí.

ADAMUS: De manera que, sí.  Entonces… pero el desafío… ¿cuál es el desafío?

PETE: Bueno, el desafío es sencillamente renunciar a ese pecado original y no caminar en eso y reconocer eso en mi vida cuando surja.

ADAMUS: Correcto.

PETE: Y sencillamente estar lleno de alegría, gratitud y repartirle a la gente atención positiva.

ADAMUS: Sí. Sí, ahora bien, ¿es un desafío renunciar a la oscuridad, la culpa, el…?

PETE: He sido programado para hacer eso. Estoy estructurado para hacer eso, okey, y el otro no es lo que me fue enseñado – la gratitud.

ADAMUS: Luego entonces, si pudiese decirlo en mis palabras, estás sumergiéndote debajo de la autopista y del lado derecho está un hermoso río serpenteante bordeado en la ribera por bellos sauces; y del lado izquierdo hay cinco edificios quemándose todos al mismo tiempo y los camiones de bomberos y las ambulancias y helicópteros. ¿Hacia dónde vas a mirar?

PETE: Sí, probablemente voy a mirar primero el fuego y las ambulancias.

ADAMUS: Correcto.

PETE: Y luego digo: “Eso no se siente bien. Eso no me sirve”.

ADAMUS: Exactamente.

PETE: Y entonces paso al otro lado, a ese hermoso desierto y las montañas y la puesta de sol…

ADAMUS: Por una millonésima de segundo, y luego vas a regresar a las sirenas.

PETE: …sí, y elijo eso. Y sé que ahorita eso es bueno para mí. Eso es lo fantástico.

ADAMUS: Sí.  Pero – y aquí estamos hablando en términos generales, no nada más tú – pero hay una tendencia de los humanos a seguir mirando el fuego, el drama. Hay una fascinación morbosa con ello. Hay emoción. Hay acción. Estimula los sentidos básicos humanos y es drama. Y el hermoso río serpenteante… más tarde.  “Más tarde”, dicen.  “Pero el fuego está ocurriendo ahora mismo”.

PETE: Sí.

ADAMUS: ¿Entonces el desafío sería resumido en unas cuantas palabras como…?

PETE: Expresar la luz dentro de mí mismo.

ADAMUS: No del todo.

PETE: No del todo, okey.

ADAMUS: No. No. Un desafío. Alguien está leyendo este libro y están diciendo: “¿Cuáles son los desafío que este increíble…?”.

PETE: Es la responsabilidad. Tomar responsabilidad por mi vida y mis elecciones.

ADAMUS: Audiencia, ¿una manera mejor de decir esto desde su experiencia personal?


SHAUMBRA: Drama.

ADAMUS: Drama. Gracias. Gracias, sí. Entonces es la atención al drama contra – voy a llamarlo – los potenciales. Sí. Bien, excelente. Okey, y solamente una más. Esta es apenas la parte de calentamiento de nuestra discusión, luego tengo que llegar aquí a mi conferencia.

LINDA: ¿El calentamiento?  Okey.

ADAMUS: Sí, aquí mismo. Elizabeth. Puedo sentir totalmente la pasión manando precisamente de ti.

ELIZABETH: ¿De veras?

ADAMUS: Sí.

ELIZABETH: Yo diría que el desafío más grande para mí es bajarme de mi propia espalda y honrar cuán lejos he llegado más que estar frustrada porque no he hecho, esto, esto y esto. Tú sabes, apreciar quien yo soy en todo momento no importando lo que haga y dejar que esa sea la perfección de mí.

ADAMUS: Entonces el desafío ha sido la…

ELIZABETH: Sí, absolutamente. Criticar en vez de la aprobación.

ADAMUS: La propia…

ELIZABETH: ¿Amor?  ¿Aprobación?

ADAMUS: La propia duda, rechazo, análisis crítico (Adamus está escribiendo)

ELIZABETH: Sí, todas esas.

LINDA: ¿Juicio?

ELIZABETH: Sí, juicio.

ADAMUS: Y todo lo propio, y quizá podemos decir que es merecimiento. “No me lo merezco”.

ELIZABETH: Absolutamente.  Buena palabra.

ADAMUS: Y si fueras merecedora, primero que todo, Dios estaría en tu umbral cada mañana con el desayuno si fueras merecedora de ello.

ELIZABETH: Sí.

ADAMUS: Y todo fluiría perfectamente en tu vida y todos por supuesto te amarían y estarían asombrados de ti.

ELIZABETH: ¡Bien dicho!

ADAMUS: Sí, sí.

LINDA: Esto no se traduce muy bien. Estás siendo sarcástico, ¿correcto?

ADAMUS: Sí.

 

ELIZABETH: ¡Ah, sí!

LINDA: Solamente quiero ayudar a aquellos que tienen que traducir las canalizaciones.

ELIZABETH: Oh, buen punto.

ADAMUS: Entiendo.  Así que todo esto es basura-propia y, si pudiera aquí, yo diría que eso es probablemente una de las cuestiones más grandes, y al parecer regresa a la previa, al drama, pero también es más fácil mirar tu lado oscuro que tu lado de luz. Tú no crees necesariamente que el lado de luz – y no pretendo diferenciar la oscuridad y la luz, pero aquellos que lean esto lo harán – es casi más atractivo. Ellos son atraídos a mirar lo oscuro, y la evaluación – “Si yo fuera una persona mejor, sería más espiritual y más iluminado”.  De ningún modo.

¡Tienes que conocer a algunos de los Grandes Maestros Ascendidos en los otros reinos! Ellos fueron criminales. Fueron herejes. No acataban la ley – ninguno. Le hablaban profanamente  a Dios y de Dios. Pero eran los rebeldes. Tenían que huir de lo que voy a hablar en un momento – las fórmulas. Así que gracias. Es muy intuitivo.

ELIZABETH: Gracias a ti.

ADAMUS: Entonces vayamos a uno más.

LINDA: Okey.

ADAMUS: Las manos vuelan hacia arriba.

LINDA: Los valientes. ¿Tienes una elección?

ADAMUS: No, adelante, tú escoge.

LINDA: Okey. Oh, eso todavía no.

STEVE: ¿Primero recibo el premio?

LINDA: No, tú recibes primero el micrófono. ¡Disculpa!

STEVE: Confusión mental.

ADAMUS: Confusión mental.  Sí. Y esas dos palabras son básicamente la misma palabra (risas), así que vamos a llamarlo solamente “mental”. Hubo un tiempo en que mental no era confundido, pero eso fue hace mucho tiempo. Uno de los otros libros que me encantaría que alguien escribiera, ya que yo tengo otros en mente: sólo regresar y realmente canalizar el pasado y la crisis Atlante, el cambio de la mente a Dios.

STEVE: A mi mente le encantaría saber todo sobre eso.

ADAMUS: Sí.  Sí, le encantaría. Pero si tu escribieras el libro, tendría que venir de tu corazón, y entonces tu mente diría: “Pero tú estás inventado esto”.  Pero ¿lo estás?  Esa es la gran pregunta y ese es el dilema mental que ocurre. Uno grande.  Uno grande.

Así que, bueno. Hemos llegado exactamente adónde quería estar – doce – y es hora de decidir quién recibe… oh, después de que te sea entregado tu premio. ¿Quién obtiene los quinientos?

LINDA: ¿Quinientos qué?

ADAMUS: Tengo en el bolsillo de Cauldre… pero primero decidamos quién lo recibe. Yo en lo personal estaría honrado si pudiera premiar a Joe por su honestidad (la audiencia aprueba y aplaude). Un llano billete de quinientos dólares – de Hungría. Sí (risas). Y si lo levantaras para la cámara, por favor. Levántalo… no, ven acá.

LINDA: (A Joe). Tu bolsa del cuello se ve bien.

ADAMUS: Y se ha dicho que ahí hay un parecido con mi imagen. Y si pudiéramos encontrar una manera de proyectarlo aquí arriba también. Continúa sosteniendo para la cámara (la imagen llega a la pantalla y Shaumbra dice: “¡Ahh!”). Gracias.  Gástalo sabiamente.

Gracias. Entonces… (La audiencia aplaude). Y Linda estuvo tan preocupada que yo  regalara la granja.

Moviendo Algo de Energía

Entonces tomemos un – hmm, tanto de qué hablar – pero por un momento tomemos un descanso de la evolución de energía antes de sumergirnos en el tema. Tengamos un poco de música.

LINDA: Por favor.

ADAMUS: Y hagamos una aberturita de la voz. Así que Aníbal si quisieras, tienes nueve minutos.

ANÍBAL: (Cantando).  ¡Nueve minutos!

ADAMUS: ¡Nueve minutos!

ANÍBAL: Nueve minutos.  Bien. Y ojalá no existiera el tiempo para nada.  Sentémonos con la cabeza en alto y tomemos una respiración profunda. Primero, vamos a comenzar poniendo las manos en la cara… y canturrear con las boca hacia adelante (la audiencia participa).  Hmmmmmmmmmmm.

Muy alto.  Tan alto como puedan. Hmmmmmmmmmmm. Canturreando.  La boca hacia adelante como un pájaro, el amanecer de un pájaro. Hmmmmmmmmmmmmm. ¿Pueden sentir la vibración? ¿Pueden sentir la vibración en el cráneo? (Pone las manos sobre la cabeza).

Hmmmmmmmmmmmmmm. Más fuerte. Más fuerte. Respiren más profundo.  Hmmmmmmmmmmmmm.

Manos aquí (lados de la cara). ¡Ah-h-h-h-h-h-h-h-h-h-h-h! ¡E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e!

¡E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e! Como una espiral. ¡Más alto, más alto, más alto!

Voy a demostrar – e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e – y de regreso abajo, arriba hacia la voz de la cabeza. Nada más usen la voz de la cabeza, no vayan abajo. Mucha gente quiere quedarse solamente en la voz del pecho. Queremos ir por la voz de la cabeza.  Okey, respiración grande.  ¡E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e!

 

¿Cómo se siente eso?  Hagámoslo de nuevo.  Hagámoslo de nuevo.  Respiración grande.  ¡E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e!

Qué tal ¡Jah, Jah, Jah!  Tienen que abrir la boca. Primero tienen que abrir la boca. Boca grande.  Sin reprimir. ¡Jah, Jah, Jah, Jah!  Expresen.  Expresen.  ¡Jah, Jah!  Muy rápidamente. ¡Jah, Jah, Jah, Jah, Jah, Jah, Jah!

Párense, párense, párense. Manos en la barriga y primero abran la boca y presionen y luego obsérvenme, obsérvenme. ¡Jah, Jah!  Primero abran la boca. ¡ Jah, sí, Jah, sí, Jah, Jah, Jah!

Hagamos el tono O. O-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o. Hagan las manos. O-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o. ¡Más alto! O-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o. O-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o.

E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e. Boca abierta. E-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e.

Hagamos A-a-a-a-a-a-a-a-a. Hagamos U-u-u-u-u-u-u-u-u. Hagamos O-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o. Y Ah. Ah-h-h-h-h-h-h-h-h-h-h-h…

Voy a hacerlos cantar uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho.  Okey, ya está.  Uno… ¡Extremo!   Exageren, exageren, exageren, exageren,  Escandaloso. Buena respiración y O-n-n-n-n-n-e…

Si empiezan así de alto, ¿hacia dónde van a ir? Empiecen bajo.  Buena respiración y ya está u-n-n-n-n-o…

Buena respiración, D-o-o-o-o-o-o-o-s… T-r-e-e-e-e-e-e-e-e-e-e-s… C-u-u-u-a-a-a-a-a-t-r-o… C-i-i-i-i-i-i-i-n-c-o… S-e-e-e-i-i-i-i-s-s–s… S-i-i-i-e-e-t-e-e-e-e-e.  ¡Abran la boca!

Algunos de ustedes no tienen la boca abierta.  Hacen “siete”. ¡SIETE!   Sean escandalosos, extremos.  Vamos.  S-i-i-i-e-e-t-e-e-e-e-e…  O-o-o-o-o-c-h-o-o-o-o-o.

¡Muchas gracias!  (Aplauso de la audiencia).  Gracias. Ya se pueden sentar. (Aníbal hace una carcajada exagerada y la audiencia lo imita).

LINDA: Gracias.  ¡Gracias!  ¡¿Esa es una voz o qué?!  Guau.

La Zona del Despertar

ADAMUS: Queridos Shaumbra, el mes pasado hablamos de esta convergencia o este juntarse de la forma de ola humana y la forma de ola divina. Comprensiblemente, lo estoy simplificando demasiado, puesto que hay un montón de otras formas de ola que participan en esto. Pero como recuerdan, hablábamos de que lo divino tiene un flujo, tiene un ritmo que ustedes pueden tocar, y el humano tiene su propio flujo y ritmo. Y estos dos, a veces es una danza muy hermosa la que ejecutan juntos.

Ellos vuelven a reunirse y luego se marchan a su propio viaje, y regresan. Y cada vez cuando están acercándose uno a otro, están compartiendo sus experiencias, están compartiendo lo que están aprendiendo. Precisamente como ustedes están sentados aquí ahora mismo, parte de ustedes aprendiendo y experimentando, existe su divino que también está en otros reinos que está aprendiendo y expandiendo.  Es una danza hermosa. Es una danza natural.

Tarde o temprano, estos elementos deciden reunirse, y eso es lo que está sucediendo ahora mismo. De manera que estas formas de ola en algún punto se cruzan y sencillamente hacen en conjunto una danza eterna, una y otra y otra vez de nuevo.  Este punto justo aquí es llamado el punto “X” o despertar o la zona, y ese es donde ustedes están. No es donde muchos humanos están. Ellos están en alguna parte aquí atrás, aquí adentro, pero ese es donde ustedes están.

Tobías, en el trabajo que hizo con ustedes durante los años – durante las eras, de hecho, pero durante los años – estaba haciendo esta danza con ustedes y los trajo a esta zona del primer despertar. Les dio confianza, si es que ninguna otra cosa, de que eran divinos, de que no estaban locos. Los ayudó a aliviar algunas de las heridas que habían soportado a lo largo del camino – el humano había soportado a lo largo del camino. Los ayudó a echar una mirada al potencial futuro que los traería hasta este punto de una manera que fue reconfortante y tranquilizadora y donde ustedes  podrían examinar sus potenciales.

Así que él ayudó a traerlos aquí y nosotros hicimos una entrega libre, y él dijo: “Adamus, tú tómalo desde aquí, porque yo estoy volviendo a entrar. Voy a evitar esto (las formas de ola). Estoy volviendo a entrar para estar con Shaumbra en esto (el punto “X”) y trabajar con ellos de una manera muy diferente”.

De manera que, y recientemente hablábamos de esto con otro grupo, pero justo antes de que llegas a esa zona (el área de la “X”), el humano se pone muy, muy errático, si fuéramos a exagerar en este justo antes de que llegas al punto “X”.  (Adamus dibuja una forma de ola angulosa).  Se ponen muy erráticos.

El espíritu – su divino – responde con una forma interesante de compasión, un reflejo muy interesante de ustedes.  Cuando se hacen erráticos, salen de la experiencia y para tener también compasión y entendimiento por lo que ustedes están pasando, él igualmente se pone errático (Adamus dibuja otra forma de ola angulosa) y decide no seguir con el patrón exacto de ustedes sino salir de la sincronía con ustedes.  Aquellos de ustedes con antecedentes en ingeniería, ciencia, entienden la sincronización. Cuando las frecuencias están trabajando juntas al mismo nivel, es una música hermosa. Cuando no lo están, suena horrible. Se siente horrible.

Pero hay un propósito en ello. No es efectuado con un intento malicioso o estupidez de parte del divino, y generalmente no de parte del humano, porque este – para simplificarlo – cuando él (el patrón en forma de ola) está fuera de sincronización o fuera de fase, existe entonces un deseo muy fuerte de regresarlo a la fase – pero no la vieja fase, no los viejos patrones.  Y esto, en esta zona errática justo antes de llegar a la zona “X”, estos patrones erráticos de alguna manera se están comunicando uno con otro – no con palabras o sonido – pero se están comunicando y diciendo: “Vayamos al siguiente nivel. Hagámoslo diferente.  En vez de solamente este constante reflujo circulando, esta constante especie de danza del cisne, unámoslo”.

Este comportamiento errático le da, llamémoslo, energía o impulso para llegar al punto en el que ustedes están ahora mismo – el despertar. Y no me gusta tanto el término “despertar”, suena como si estuvieran dormidísimos, y en realidad nunca lo estuvieron. Solamente habían creado distintos niveles de conciencia, y están diciendo: “Abramos esos ahora”.

Un montón de cosas interesantes suceden aquí dentro, y juntos, trabajando juntos con Shaumbra de todo el mundo, vamos a estar escribiendo y hablando de lo que sucede en la zona errática y luego qué sucede una vez que llegan acá (la zona “X”).  ¿No hubiera sido interesante y de ayuda si hubiera habido algo para ustedes que no fuera alguna mierda filosófica…?

SHAUMBRA: ¡Sí!

ADAMUS: Gracias… eso no fue teoría, eso no fue solamente alguien tratando de vender un millón de libros, que alguien solamente estuvo tratando de hacerse a sí mismos grandiosos y estilo gurú. ¿No hubiera sido valioso si alguien hubiera presentado esto, no con todos los detalles, por supuesto, pero dijera: “Aquí está un poco de lo que está sucediendo. Ustedes van a tener su propia forma de experimentarlo, pero aquí está un poco de lo que está sucediendo”. Y eso es lo que estamos haciendo.

Esa es una de las grandes razones por la cual vinieron acá a la Tierra, por qué se quedaron aquí en la Tierra, por qué sienten esta conexión con Shaumbra. Y lo vamos a hacer de una manera simple, fácil de entender, no del tipo de material lustroso. Vamos a ponerlo en términos que los humanos puedan entender. ¿Por qué ponerlo en unos términos esotéricos, teológicos que nadie entienda qué aguas revueltas están leyendo?  Vamos a bajarlo, porque, saben, podemos hacer eso, porque ustedes han pasado por la experiencia y no quieren hacerlo más complejo de lo que era. Y era suficientemente complejo. Así que tenemos una demanda de simplicidad.

¿Entonces qué sucede en esta zona (“X”)?  Y a propósito, verán que hay una diferencia en la zona errática contra la zona “X”.   Diez años de estar en la errática, ahora estamos en la “X”.

Fórmulas

¿Entonces qué sucede aquí?  ¿Qué sucede aquí?   Bueno, varias cosas. Las fórmulas no funcionan, y las fórmulas son esas cosas que ustedes han ideado, las formulitas para su vida humana. Sencillamente ya no funcionan. Los humanos e incluso los ángeles viven según las fórmulas – pequeños y lindos sistemas de creencias pre-empacados, como ir a la tienda de comestibles a la sección de congelados, pero esta es en realidad la sección de la creencia no estimulada y toman cosas del anaquel – fórmulas para cómo ellos vivan.

Ahora bien, de acuerdo, algunas fórmulas son apropiadas. Una fórmula para manejar su coche, es como un acuerdo común. Pero la mayor parte de la gente queda tan atrapada en las fórmulas. ¿Cómo vestirse?  Saben, es una fórmula. Hay muchas diferentes fórmulas para cómo se supone que coman. Pero la gente tiene creencias de la fórmula. Tienen rutinas y hábitos que repiten una y otra y otra vez de nuevo para intentar darse una sensación de orden en la vida, pero en realidad no sienten que haya ningún orden.  Tratan de hacer orden, pero saben que no hay.  Es como intentar barrer las hojas en un vendaval.  Sencillamente no va a funcionar. Pero las fórmulas dan confort.

Las fórmulas fueron desarrolladas hace muchísimo por acá (pre-despertar), me refiero a vidas de fórmulas, y ahora ustedes llegan acá (“X”) y ellas no funcionan. Eso da la impresión de que el humano se está cayendo a pedazos (Adamus dibuja una figura “caída”). Eso da la impresión de que todo está desmoronándose y el humano está cayendo por algún abismo no sabiendo si alguna vez se recobrará. Y eso no es cierto de ningún modo.  Absolutamente no cierto. Solamente se siente de esa manera y a veces ustedes lo experimentan de esa forma, pero es parte de la experiencia.

De manera que las fórmulas no funcionan, y ustedes probablemente hallaron eso en su propia vida.  Han intentado regresar a las viejas fórmulas, las viejas maneras de hacer las cosas, y ellas no funcionan.

Ahora bien, naturalmente el siguiente paso es ¡intentar crear una nueva fórmula! ¡Por supuesto!  Absolutamente.  De manera que existe un intento desesperado, como un intento demasiado desesperado de buscar, de tratar de encontrar la nueva fórmula, el nuevo proceso y procedimiento. Y ahí es donde, por cierto, todos ustedes han pasado por el resquebrajamiento de las fórmulas o ellas al parecer aún están desestructurándose a sí mismas para que la energía pueda ser libre. La energía finalmente no quiere estar atrapada en una fórmula. Es de circulación muy libre. Joe sabe eso.

Pero hay un intento desesperado de la mente por crear la nueva fórmula. Y entonces ustedes ponen sobre ella lustrosas palabras elegantes y la van a llamar “Nueva Energía”. Bueno ¿lo es?   ¿Es esa no más la misma vieja fórmula arreglada un poquito y asignada un nuevo título?  Sí. Sí, porque hay… denme un poco de latitud en esto, pero generalmente no hay fórmulas Nueva Energía. Existe una física detrás de eso, puesto que la Vieja Energía de hecho respondía a las fórmulas. Lo que era efectuado ayer puede ser replicado hoy, y luego ustedes sencillamente lo repiten y perfeccionan y lo hacen una y otra y otra vez de nuevo hasta que llegan a la crisis y el caos. Pero la Vieja Energía era vibracional y previsible, en su mayor parte. Así que ustedes continuaban jugando con ella de nuevas maneras, pero en realidad bastante previsibles. Si vierto agua sobre David, lo cual no voy a hacer, bueno, hay respuestas previsibles.

La Nueva Energía, en su mayor parte, no puede ser confinada en una fórmula, porque no es vibracional. No tiene patrones en ella. Porque lo puedan hacer una vez no necesariamente significa que lo puedan hacer otra vez. Así que parecería ser muy caótica, Bonnie, pero no lo es. De hecho es bastante hermosa. Y cuando profundices en la Nueva Energía más y más y más, vas a darte cuenta de, bueno, es hermosa.

Ustedes no necesitan fórmulas. No necesitan procesos y procedimientos. Si había cualquier proceso involucrado con la Nueva Energía trabajando con la Vieja Energía, el proceso es inherente a él. No necesita ser creado o fabricado o analizado. El proceso es inherente a él. Pero cambia, así que la mente se confunde.  Parece como que todo se está yendo a pique, pero no lo está. Se está re-estructurando antes de ser edificado nuevamente. Así que las fórmulas no funcionan.

Lo que también tienen ustedes es lo que yo llamo “El síndrome de Gabriel”.  ¿Qué es esto?  Cuando están en esta zona aquí, este lugar de la trompeta… pero es la trompeta es de ustedes. Una vez respondieron a la trompeta de Gabriel y frecuentemente han lamentado eso (risas), el llamado para venir a la Tierra, el llamado a los reinos angélicos para entrar y compartir esta asombrosa experiencia en la Tierra  Creo que fue escrito por algunos ángeles de la publicidad que lo sobre-vendieron un poco, pero… (Risas).  Sí.  “¡Vayan a ver el mundo¡” (Adamus ríe entre dientes). Son los folletos de viaje originales que se repartieron: “Vean el Mundo”.

Así que la trompeta de Gabriel sonó, y suena. Y – (risas) eso fue gracioso – y ustedes llegan a la Tierra para asumir todas estas experiencias. Bueno, tienen su propia trompeta de Gabriel continuando dentro cuando llegan a este punto aquí. Es el llamado a cada parte de ustedes para integrarse. Esta (“X”) es de hecho la integración – sus aspectos, vidas pasadas, potenciales futuros, potenciales pasados no experimentados – es cada parte de ustedes, y, obviamente, lo divino y lo humano de las formas de ola que ahora se están juntando.

De manera que tienen esto sucediendo y ello crea un montón de lo que parecería ser caos, un montón de ruido. De repente, todos están regresando a casa al mismo tiempo, y parte de ustedes no está tan seguro de querer a todos de regreso en casa. Al parecer has disfrutado tener la casa para ti mismo – en otras palabras, falta de conciencia – pero ahora todos están regresando a casa. Y no solamente están visitando. Se están quedando.  Pero es bueno, porque se están integrando. Ustedes están trayendo de regreso toda esa energía a su vida.

Así que tienen todo esto prosiguiendo y entonces hacen esta profunda zambullida al interior.  Hablamos antes de ello en algunos de los otros desafíos. A veces se vuelve obsesivo y te vuelves súper-crítico, súper-desconfiado de ti mismo, súper-analizador de ti mismo y también de todos los demás. Hay una tendencia de los metafísicos a querer analizar a todos, puesto que entonces ese día en particular no tienen que analizarse a sí mismos tan duramente. Pero quieren analizar a todos. Y no estoy hablando solamente del análisis de software, algo mecánico, científico o matemático, sino del análisis del comportamiento humano.

Uno de los… (Adamus ríe entre dientes).  Ustedes conocen a los – perdónenme si estoy pisando zona prohibida aquí – pero los que se convierten en los consejeros y los psicólogos son los que están precisamente aquí (donde las formas de ola son angulosas y erráticas). Quizá son los más inapropiados pero posiblemente los más empáticos para estar analizando y aconsejando a otros, puesto que están en la zona errática y no tienen ninguna idea de lo que está pasando – “Pero seguro se siente bien hablar hoy de tus problemas y no de los míos”.  Así que no se pretende ofender a nadie, pero sucede.

Entonces aquí en esta zona (“X”) hay una inmersión profunda al interior. Es una zambullida de auto-descubrimiento. Es una zambullida a ver qué está pasando. Es una zambullida para abrir la conciencia, pero conduce a un montón de duda, un montón de análisis súper-crítico y se vuelve obsesivo.  Se convierte en su primer pensamiento en la mañana y el último en la noche. Y muchas veces traen ese análisis obsesivo a nuestro lado durante el estado de sueño y – ¡caray!  Es interesante… ¡no!

Llega a un punto en el análisis en que creo que Tobías lo resumió perfectamente – ¡”Me importa un comino!”.  No, él dijo: “No importa” (risas). Lo mismo. Lo mismo, cuando sencillamente dices ¿cuánto puedes analizar? ¿Cuánto te puedes enfocar en todas las cosas traviesas malas que hiciste en vidas pasadas y en esta vida? ¿Cuánto puedes introducirte al lado oscuro del evento que ocurrió?  Creo que los he invitado a considerar los otros potenciales que nunca han considerado en algo malo que hicieron o que sucedió…  No te estoy seleccionando (a Aníbal), sólo que me encanta tu collar. De hecho, ¡perdiste eso camarada! (muchas risas cuando Adamus toma el collar de Aníbal y se lo pone).  Sí, gracias. ¡Y sí se ve mejor en Cauldre! (Adamus ríe). Entonces ¿nada es sagrado?   No, no, no.

Así que entran en la inmersión profunda del súper-análisis y tienden a atascarse ahí y necesitan que alguien o algo aparezca y los sacuda fuera de ello y diga: “Fue interesante, pero ¿por qué no consideras el otro lado de ese evento que tuvo lugar o los otros lados de él, de eso malo que le hiciste a otro?”.  Hay un millar y un millón de otros potenciales que son tan reales como el que fue llevado a cabo aquí afuera, y es muy real. ¿Por qué no vas a mirar el lado brillante de las cosas o el otro lado, de todos modos?  ¿Por qué volverse tan obsesivo, como Pete estaba diciendo, por qué volverse tan obsesivo encima del drama y la oscuridad?

De manera que, queridos Shaumbra, aquí es donde están ahora mismo. Están en medio de ello, y a veces es absolutamente deprimente. Tengo que admitirlo, sí, lo es.  A veces se preguntan lo que alguna vez hicieron para merecer esto. A veces es absolutamente estimulante, vigorizante y liberador para ustedes.  Y a veces las iluminaciones son tan sobrecogedoras que llegan a estar empeñados en tener más iluminaciones – y entonces tratan de estudiar y trabajar en ello y todo lo demás y luego al parecer entran en un surco de nuevo. Pero ahí es donde están.  Ahí es donde están.  Hay – no quiero decir buenas noticias, pero las cosas evolucionan. Supongo que eso son buenas noticias. Las cosas evolucionan.

Y nuevamente, estamos simplificando, un viaje humano muy trágico y épico.  En otras palabras, estamos diciendo movámonos más allá.  Vayamos a ello.

¿Qué Hacer?

¿Entonces qué pueden hacer cuando están justo aquí (en la zona “X”)?  ¿Qué pueden hacer?  Hemos hablado del problema. ¿Qué pueden hacer?

Entonces aquí estamos… voy a re-diagramar esto, de hecho.  Permítanme desperdiciar algo más de papel aquí. Como muchos de ustedes saben o lo han entendido, tenían algo llamado Merkaba (Adamus dibuja una estrella de David). Merkaba. Esta era representativa de muchas, muchas cosas diferentes. Yo siempre la llamé una joya con muchas facetas – si imaginan esto como tri-dimensional u octa-dimensional – a la que podían mirar desde todos los diferentes ángulos. Pero aquí dispuesta así podrían decir que uno es masculino (el triángulo de abajo), el otro femenino (el triángulo de arriba). Entonces esta parte masculina, esta parte femenina, o luz y oscuridad, eran los diferentes componentes que estaban entremezclándose uno con otro. Esto también podía ser representativo de lo humano y lo divino. Pero esto es lo que ustedes eran.

Ahora yo saco provecho de – nuevamente, no siendo critico, sino siendo un observador – siempre me divertían esas clases que les enseñaban a girar una parte de su Merkaba en una dirección y la otra  – ni siquiera puedo hacerlo, es tan confuso – y la otra parte en la otra dirección. Como si fueran a obtener algo de eso aparte de mareo, nauseas e incluso más confusión. No se trata de girarlas. Quiero decir, girar la energía de ustedes es como el drama, girarlo para que puedan recibir una pequeña anulación del cargo de ello, pero luego están directo de regreso a más o menos donde estaban cuando pararon. Así que estoy re-diagramando por aquí.

Así que estos elementos separados finalmente se juntaron y (Adamus dibuja un punto rodeado por un círculo rodeado por un cuadrado con las puntas hacia arriba, abajo y los lados)… ese ahí no es un muy buen dibujo Cauldre.  Vamos a re-hacerlo. Recuerden nuestro símbolo original para ustedes (punto con un círculo alrededor de él), y esos elementos se han reunido, ya no la Merkaba sino ahora la Nueva Energía. Entraré en eso dentro de un momento en los 13 minutos que nos quedan.

Pero están aquí en la zona “X” y la pregunta es: ¿Qué puedes hacer ahorita?  ¿Qué puedes hacer mientras estás aquí?  Ya sabes que se soluciona, porque tienes al humano/divino, masculino/femenino, toda otra parte dual tuya empezando a mezclarse conjuntamente de regreso. Pero los ingredientes críticos aquí dentro son la confianza (Adamus escribe), y la confianza no es ciega, por cierto.  Tampoco voy a usar la palabra “fe” ahí dentro – ¿fe en qué?  Pero una confianza sana en ti mismo – no una confianza ciega sino una confianza sana – requiere o te hace señas para que te abras de verdad, que dejes que esas fórmulas se disuelvan.

Una confianza sana en que estás pasando por un proceso que es muy apropiado, y finalmente ya no va a ser un proceso. El proceso desaparece. Una confianza en que tú eres Dios también, pero no seas estúpido o ciego con ello. En verdad, en verdad deja que tu sí mismo humano, tu conciencia humana sienta dentro de ello.  ¿Se siente bien para ti?  ¿Se siente bien abrir tu divino?  ¿Está totalmente como una pared en blanco? ¿Es como un gran abismo cuando te abres a la confianza de tu divino?  Si lo es, toma una respiración profunda.  No hay prisa. No hay una carrera.

Lo que estoy diciendo es que la confianza tiene que ser real.  La confianza en tu propio divino, en tu propio sí mismo, necesita ser real. No la puedes fabricar, no la puedes manipular, y de hecho, esta confianza en realidad no puede ser un sistema de creencia como has conocido los sistemas de creencias en el pasado, en otras palabras, solamente una linda estructura mental de la que puedes colgarte desesperadamente. La confianza tiene que ser muy real.

Así que pídete a ti mismo, a medida que estás explorando esto, puesto que la confianza es una de las claves – confiar en ti mismo. No en Él (señalando hacia arriba) o Ella, no en los guías del espíritu, no en un gurú, sino sólo en ti mismo. Da énfasis ocho veces a “sólo” con puntos de exclamación en negrita. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Sólo!!!!!!!! en ti mismo. Ni siquiera en hermosos abalorios o cristales o mantras o cualquier otra cosa. La confianza tiene que ser real. No me digas: “Okey Adamus, voy a confiar en mí mismo”, y luego salgas de aquí a volver a desconfiar de  ti mismo.

Puedes invitarte a experimentar la confianza en ti mismo. Puedes introducir esa experiencia a tu vida. Tengo que avanzar aquí, se está haciendo tarde.

De manera que confianza. El otro, la compasión (Adamus escribe). La compasión es tan importante aquí – por ti mismo. Algunos lo llamarían perdón, de algún modo. La compasión es aceptar cada parte de ti, puesto que tienes todos estos aspectos, tienes todas estas partes y piezas regresando. Ellos necesitan sentir esa compasión. Es la bienvenida a casa. No puede ser fabricada. En otras palabras, no puedes nada más decir: “Voy a ser compasivo”, y luego ir a casa y empezar a aporrearte o decirte que no puedes llegar a ella de inmediato hasta que mejores las cosas en ti mismo. La compasión tiene que ser honesta.

La compasión, como Aandrah y On pueden decirte, puede ser algo desafiante. Cuando vas al sitio de la compasión dentro de ti mismo, ello también haría surgir todas tus cuestiones de por qué no has sido compasivo. Todo lo que no ha sido compasionado… (Risas por la nueva palabra de Adamus) va a surgir. Cada herida, cada aspecto fracturado, cada aspecto malvado, oscuro, miserable va a surgir, porque a fin de cuentas, quiere tu compasión pero no cree realmente en tu compasión. Así que nuevamente, ello cae en ser real contigo mismo.

La compasión es ser capaz de mirar el peor incidente en tu vida, el peor, y ser capaz de – siempre lo has mirado desde aquí (mirando hacia adelante) – ser capaz de caminar por el otro lado de ese incidente y mirarlo desde acá (mirando hacia atrás). Y no estoy hablando de ver alguna bondad falsa en él, sino que estoy hablando de sentirlo de verdad, entenderlo de verdad. No te vayas a lo mental, sino a entender de verdad lo que en realidad sucedió en ese incidente y con los otros involucrados, si los hubo.  ¿Qué estaba pasando realmente?  Lo has estado mirando desde una sola perspectiva y plano. Si realmente quieres tener compasión, emocionalmente y con sentimiento, camina alrededor a cada ángulo como un observador y déjate experimentar.

Has estado acarreando contigo una cruz por un largo tiempo – un montón de cruces. Échale una mirada a la cruz. La cruz no era una para clavarse; la cruz era la intersección de lo divino y lo humano justo aquí – la “X” o cruz. Así que mírala desde esa perspectiva.  Entonces – entraremos más en esto en la próxima disertación – pero un par de cosas en nuestros momentos que se acercan a su fin.

Libre Albedrío y Voluntad Divina

Un par de cosas. El mes pasado dije que: “¿Los humano tienen libre albedrío?”.  No, Puede que lo tuvieran en algún momento, pero renunciaron a él, a través de su libre albedrío. Renunciaron a él.  Se lo dieron a muchas otras cosas.

En esta zona, la zona “X” a la que estamos regresando, ello pide una cuestión de ustedes. Aquí dentro (“X”), libre albedrío, por usar la definición de ustedes, pero la soberanía – el libre albedrío – puede ser traído de regreso, resucitado. Podrían tener esa herramienta una vez más, pero tiene que ser desde un reconocimiento muy consciente de su voluntad divina. Eso les dará algo para reflexionar durante el próximo mes. El libre albedrío regresa al humano cuando el humano reconoce conscientemente su voluntad divina.

La voluntad divina no debe ser confundida con el destino o algún Dios distante.  Lo divino es ustedes, y por lo tanto esa voluntad, esa forma de ola es ustedes. Cuando el humano reconoce su forma de ola como divina, cuando llegan a este punto “X”, el libre albedrío sí regresa. Cuando la soberanía es aceptada y llevada a cabo, la verdadera voluntad divina por todo – por todo lo que les vaya a pasar a ustedes – regresa por completo.

De manera que en respuesta a la pregunta: ¿los humanos tenían libre albedrío?… dando muchísima marcha atrás. Los seres angélicos tenían libre albedrío.  Renunciaron a él.  Renunciaron a él. Esa conciencia fue traída a la Tierra y a los humanos se les ha dicho que tienen libre albedrío, pero nunca nadie lo cuestionó. “Si tuviera libre albedrío, ¿por qué tengo que morir? Si tuviera libre albedrío total, ¿por qué no haría yo esto y esto y esto?  Si tuviera libre albedrío total, ¿por qué todavía tengo que cumplir con las leyes, las estructuras y las fórmulas?”.  ¿Ven?

Así que, no, los humanos no, pero ustedes, mis queridos amigos, pueden integrar la voluntad divina, el libre albedrío, de vuelta al Yo Soy donde ya no está diferenciado. El Yo Soy es todo. No necesitan libre albedrío en ese punto. Ni siquiera necesitan voluntad divina.  Los dos se juntan, y se convierte en el Yo Soy.

Nueva Energía

Oh, se nos está acabando el tiempo, y quiero hacer dos ejercicios específicos para que esto no sea solamente largas conferencias tediosas sobre la naturaleza de la realidad y hacia dónde están ustedes yendo a continuación.

Posados aquí en el punto “X”… oh, tan poco tiempo. Voy a suplicar una indulgencia o pagaré por una si tengo que hacerlo. Haré que Cauldre la pague.

LINDA: Todo está bien. Todo está bien.

ADAMUS: Necesitaremos unos cuantos minutes pasadas las 5:00.

LINDA: Te consentiremos.

ADAMUS: Entonces… y me voy a apurar con esto. Regresaremos a ello el próximo mes.

Ante todo, tomen una respiración profunda. Primero que nada, tengo que sacar mi pelota (Adamus saca una pelota roja). Así que, ahora, Nueva Energía. Hablemos de eso por un momento y luego vamos a entrar en los potenciales.

La Vieja Energía, la vieja conciencia, eran dos elementos separados. Ustedes tenían conciencia, como lo hemos hablado una y otra y otra vez. Tenían conciencia, representada por esto (Adamus dibuja el punto rodeado por el círculo), y tenían energía, la cual era creada por su deseo de regresar al Hogar, que entraba a la conciencia (Adamus dibuja como una culebrita que entra por abajo al círculo) – energía, conciencia – para crear la realidad, para manifestar, así la conciencia podía experimentarse a sí misma. Eran dos componentes separados – conciencia, energía.

Esto que llamamos Nueva Energía es muy diferente, porque – usando la pelota como ejemplo – no es la conciencia y no es un elemento separado de la energía. La Nueva Energía es literalmente la integración de la conciencia y la energía, juntas en el mismo paquete. En el mismo paquete.

De manera que la conciencia no necesita llamar a la energía para apoyarla. Ya la tiene incorporada, y eso proporcionará un montón de discusión más adelante. Ya está ahí. Por eso es nueva. Nunca antes ha estado ahí, pero también funciona de una manera muy nueva. Sistema operativo totalmente nuevo. Así que tengan eso en mente. Vayamos al siguiente paso.

Potenciales

Estamos aquí en la zona “X”, y ustedes dicen: “¿Qué sigue?”. Y esa es realmente una muy buena pregunta.  “¿Qué sigue?  Estoy aquí adentro. Es asombroso, pero – ¡guau! – ¿adónde vamos de aquí?”.

Adónde vamos desde aquí es que empezamos a entrar en los potenciales. Los potenciales de hecho no están en el futuro. Suena como que lo estarían. Suena como que estarían fuera en algún rollo lineal allá abajo, pero no lo están. El potencial para cualquier cosa externa de esta experiencia inmediata ya está justo aquí. De hecho muy, muy pocas personas se imaginan los potenciales.  Están a la espera del destino. Así que parte del problema ha sido una falta de imaginación. Cuando ciertos de ustedes han entrado en los potenciales del futuro, se ponen analíticos. Quieren hacerlo muy ordenado, o lo hacen con una perspectiva humana muy limitada. En otras palabras, estás imaginando poco. Te estás perdiendo la mayoría de los potenciales, casi todos los potenciales. No te estás permitiendo sentir dentro de ellos.

Y otro poco es que existe este nuevo potencial que está ahí, que ustedes se están perdiendo totalmente, puesto que están buscando algo que al parecer era como los viejos potenciales. Un poquito de conciencia, agréguenle unas cuantas tazas de energía, revuélvanlo y optimistamente resulta. Hay potenciales sorprendentes aquí mismo, ahora mismo, disponibles para ustedes para su `qué sigue’. Potenciales sorprendentes, y algunos de ustedes convocarían a la Vieja Energía, algunos a muy Nueva Energía. Pero ellas son sus elecciones. Son el campo del que tienen que elegir, y es casi ilimitado.

No pueden llegar ahí a través de su cerebro, y ese es uno de los otros elementos aquí atrás, cuando estábamos hablando básicamente sobre los síntomas… (Adamus está dando vuelta a las hojas del rotafolio). Me encanta hacer eso con el papel. Uno de los otros elementos es lo mental – una tendencia a ser mental – pero la mente no funciona aquí adentro (“X”) o no como ustedes piensan que debería. Todo revienta a la mente cuando están acá en este punto.

Así que hay una tendencia que tienes como creador que dice: “Voy a ir a explorar mis potenciales”. Bueno, primero que nada, no vayas allá afuera. Ellos están aquí mismo. En segundo lugar, déjate explorar. No pienses en ello; explóralo. Siente dentro de ello. Por años Tobías ha estado hablándoles de sentir contra pensar y ustedes caminan de puntillas dentro de ello. Sumérgete en ello. No tienes mucho que perder. Realmente déjate ir y siente todos los potenciales, o tantos como quieras.


¿Qué semeja sentir?  Bueno, ¿resuena?  ¿Se siente como que es realmente tuyo? ¿Es algo que quisieras experimentar en tu vida?  No tienes que ponerte detallado o literal. Solamente estoy hablando de sentir. Sentir. Yo imagino todos estos potenciales como burbujas flotando a todo tu alrededor ahora mismo, y tú empiezas a viajar dentro y fuera de ellas. Sintiéndolas. Realmente todavía  no tienes que hacer una elección, así que no tengas miedo de sentir. ¿Se siente dramático?  ¿Se siente bien?  ¿Se siente como tú?   Muchas de ellas se van a sentir como planas o viejas, y de pronto tú vas a… a medida que vas desplazándote alrededor de tus potenciales, algo resonará. Algo sencillamente tañerá la campana, sencillamente se va a sentir bien.

Me gustaría experimentar cabalmente con ello ahora mismo. Entonces si quisieras, eres bienvenido a cerrar tus ojos, pararte de cabeza o lo que sea. Voy a pedir un par de cosas que te, primero que nada, dejes sentir,  En segundo lugar, no te vayas a lo mental. Tercera, sé el observador, vaga por ahí, diviértete con ello.

Ahora bien, tienes todos estos potenciales de lo que viene a continuación, y no estoy necesariamente hablando de un empleo, sino de qué sentimiento, qué pasión, qué vivencia en tu vida.  Sin ponerte literal, ahora solamente déjate rondar estas increíbles burbujas de potencial. No tienes que pagar por ellas, no hay buena o mala y de hecho no tienes que elegir ahorita.

(Silencio por alrededor de un minuto)

Ahora detengámoslo ahí por un momento. Sé que vamos a continuar trabajando en esto así que tendremos suficiente tiempo. Y voy a pedirles que tengan… no voy a llamarla tarea en casa. Solamente diremos `una experiencia’ pero en realidad es la tarea en casa. Hacer esto es muy simple y toma una increíble cantidad de delicadeza y apertura. No necesariamente van a lograrlo de inmediato, y cuando lo logren, se van a preguntar por qué no lo lograron de inmediato.

Así que aquí está lo que les voy a pedir que hagan entre ahorita y nuestra próxima reunión. Vayan a una tienda departamental y comprométanse, garantízate que no vas a comprar nada, y pasa una hora vagando por ahí. Una tienda grande que ofrezca un montón de cosas distintas – ropa y zapatos y perfumes y joyería y artículos domésticos –  y solamente vaguen por ahí, departamento por departamento, observando – la mercancía, no necesariamente a otra gente – solamente observando y sintiendo, porque cada artículo se va a sentir diferente.

Algunos van a gritar su nombre. Algunos van a hacerle cosquillas a su capricho. De otros solamente van a querer alejarse. Esto va a ser un buen entrenamiento o experiencia cuando regresemos y disertemos más sobre los potenciales. Ustedes son el observador. No están tratando de resolver nada. No tienen que analizar nada. Solamente están ahí pasando de estante en estante, de anaquel en anaquel.

¿Qué semeja?  Porque de alguna manera es como con lo que vamos a continuar trabajando, experimentando, sobre sus potenciales. Es como pasar por una tienda enorme con muchos artículos. Sentirlos, experimentarlos, percibirlos. Regresaremos, en nuestra próxima sesión vamos a entrar mucho más profundo en los potenciales, adónde van ustedes desde ahora.

En nuestra próxima sesión, yo quería hacerlo aquí, pero luego también vamos a hacer algo de imaginación potencial para la humanidad.  Para la humanidad.  No para salvarlos, sino para añadir. Vean, ahora mismo la humanidad, la conciencia de masas, puede usar algunas nuevas perspectivas agregadas al fondo de opiniones y perspectivas que ya tienen.  Saben, ellos han llegado a sus propias fórmulas y surcos, pero de hecho la conciencia de masas está mandando su propio llamado que dice: “Cualquiera con una perspectiva diferente, un potencial distinto, por favor pase. Agregue su conciencia o potencial”.

De manera que de hecho el próximo mes vamos a entrar en un potencial para una nueva fuente de energía. Una nueva fuente de energía. No piensen en ello, porque entonces se van a poner técnicos y analíticos. Solamente vamos a entrar y vamos a imaginar y luego agregar a los potenciales para una nueva fuente de energía. Obviamente esto es oportuno. Esto de la tragedia del derrame de combustible, saben, el lado oscuro de ello es por supuesto un montón de playas sucias y un montón de pescados y pájaros y animales muertos. Ese es el lado oscuro, y el daño medio ambiental. Van a escuchar ese drama por semanas y quizá meses por venir.  Y entonces los políticos van a usarlo como una oportunidad para subir y decir: “Tenemos que hacer algo para proteger nuestro medio ambiente”.  ¿Por qué no lo hicieron antes?  Ahora mismo ellos están haciendo algo para impresionar a los espectadores y así ganarse las ovaciones de la audiencia.

Pero sí trae conciencia. Ese es el lado brillante. Está trayendo enorme conciencia, no al medio ambiente sino a la energía.  ¡Oigan!  En este momento ustedes tienen esta energía exudando de la Tierra; muy vieja, olorosa, apestosa, apestosa energía.  En la superficie y en los encabezados ellos están clamando por el medio ambiente, pero aquí el asunto real es la energía. ¿Qué sigue?  Quedan veinticinco, quizá 30 años con la abundancia, el flujo de la energía del combustible. No se va a hacer humo después de eso, pero va a llegar a ser muy costosa.

Entonces este derrame, ¿es algo malo?  Bueno, déjenme decir, hay formas mejores de manejar los desafíos, pero de hecho podría ser algo muy benéfico para la humanidad echarle una mirada a la energía. Y eso, es sobre lo que estamos todos.  Nosotros somos la Nueva Energía.

Con eso, queridos Shaumbra, recuerden que todo está perfecto y bien en toda la creación. Es mi honor y alegría estar aquí con ustedes en la zona “X”.

Por lo tanto, Yo Soy el que Yo Soy, y también ustedes son.

Hasta el próximo mes, adiós. (N. de T: adiós dicho en español).

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra,  quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento de Dios en su interior.

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe.  Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.

Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra.  Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes.  Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir.  Nunca estás solo,  ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

 

Presentado al Círculo Carmesí
Mayo 1, 2010
www.crimsoncircle.com

Nota: Las ilustraciones de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF.


Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com

Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

 

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)

Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

3 comentarios
  1. User comments

    Maravillosa conclusión!!

  2. User comments

    Hermooooooooooooooooooso!!! Me encantó el artículo. Además muy impresionada porque me digo será que yo misma creé esta lectura porque en la fase de mi despertar en la cual me encuentro viví, EXPERIMENTE el proceso exactamente tal cual como allí está descrito Guaaaao y recontraguuuuao! Ahora me pregunto ? Y ahora que sigue????? JEJEJEJE. Más sin embargo, estoy muy confiada en mi misma porque Yo soy la que yo soy ! y todo absolutamente está en perfecto orden. Así es. Namasté. ;)= GRACIAS.

  3. User comments

    Hola! Me parece que os habéis confundido de foto…. La foto es de ADAMA, pero la canalización es de ADAMUS SAINT GERMAINT….. jajajaja

    Saludos!!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend