Anna Bonus Kingsford: Prefacio sobre sus sueños

José Contreras
José Contreras

Anna Bonus Kingsford: Prefacio sobre sus sueños (1)

Introducción

Luego de haber presentado la introducción a la vida de la Doctora Anna Bonus Kingsford y varios de sus sueños y revelaciones, es oportuno traducir el prefacio que ella escribió y donde explica en que consiste su facultad y su presenta su visión como médico sobre esta capacidad de soñar de manera tan vívida que no tiene relación con los sueños ordinarios.

Ella vincula esta capacidad con los sueños presentados y reconocidos en las antiguas culturas de Grecia y del mundo oriental. Tambien cita a diversos autores, pero en esta traducción no se presentan esas citas, para centrarnos en los planteamientos de la Doctora Kingsford.

A continuación traducimos el prefacio de “Dreams And Dream-Stories” de la Doctora Anna Bonus Kingsford.

Traducción de: Kingsford «Prefacio sobre sus sueños»

Registro de sueños

Las crónicas que voy a presentarle al lector no son el resultado de un esfuerzo consciente de imaginación. Son, como lo indica el título, registros de sueños, que ocurrieron por intervalos durante los últimos diez años y están presentados casi en el mismo orden de su ocurrencia.

Fueron escritos tan pronto como era posible después de despertarme de sueño en el cual se presentaron.

Estas narrativas, necesariamente sin un estilo estudiado y con faltas de elegancia en la dicción tienen al menos el mérito de los colores vívidos y frescos; ya que ellos fueron pasados al papel cuando el efecto y la impresión de cada visión respectiva eran fuertes y enérgicos en la mente y antes de que la ilusión de su realidad transmitidas por las escenas presenciadas y los sonidos escuchados en el sueño tuviesen tiempo de alejarse.

¿Soy la única?

No sé si estas experiencias son solo mías. Hasta ahora no he conseguido a nadie en quien la facultad de sueño fuese tan fuerte o de un desarrollo tan extraño como el mío.

La mayoría de los sueños, aun cuando son vividos de manera inusual y lúcida, traicionan una necesidad de coherencia en su acción y tienen una incongruencia de detalles y de drama del personaje que los marca  como un producto de una función cerebral incompleta y desarticulada.

Características de estos sueños

Pero los rasgos más remarcables de las experiencias que voy a mostrarles presentan una continuidad metódica de sus secuencias y se muestra un propósito inteligente revelado tanto en los eventos presenciados como el las palabras oídas o leídas.

Algunas de estas últimas, realmente parecen en el tema y en a profundidad, a los apólogos de las escrituras orientales; y, en más de una ocasión, el escenario de los sueños muestra características de manera exacta de regiones remotas, ciudades y montañas que, en esta existencia al menos, nunca he conocido, ni, hasta donde puedo recordar, ni siquiera he oído su descripción y, sin embargo, cada imagen de estos climas no familiares se han revelado en mi visión dormida con un esplendor,  color y definición descriptiva que por contraste, me hizo ver la vida despierta con más opaca y menos real.

Novela de Bwlter Lytton

No conozco ningún paralelo con este fenómeno, con la excepción de la novela de Bwlter Lytton titulado “Los peregrinos del Rin», en el cual se relata la historia de un estudiante alemán investido con tal facultad de soñar que para él se invertía el sentido de lo que es el sueño y el despertar. Su verdadera vida estaba en sus sueños y sus horas de estar despierto le parecían como intervalos de freno a la actividad que ocurrían dentro de una existencia de vivido interés que pasaba totalmente en un estado hipnótico.

No conozco ningún paralelo con este fenómeno, con la excepción de la novela de Bwlter Lytton titulado “Los peregrinos del Rin, en el cual se relata la historia de un estudiante alemán investido con tal facultad de soñar que para él se invertía el sentido de lo que es el sueño y el despertar. Su verdadera vida estaba en sus sueños y sus horas de estar despierto le parecían como intervalos de freno a la actividad que ocurrían dentro de una existencia de vivido interés que pasaba totalmente en un estado hipnótico.

Los sueños me instruyen

No es que ocurriese en mí esta inversión de las condiciones naturales. Por el contrario, las invalorables percepciones e iluminaciones que he adquirido por medio de mis sueños me han permitido aclarar muchas dificultades y enigmas de la vida, e incluso de la religión, que de otra manera habrían permanecido en la oscuridad para mí.

Me aportaron luz sobre los eventos y vicisitudes de una carrera llena con situaciones desconcertantes. Ha sido una luz que como la luz solar penetró hasta las causas y origenes de las circunstancias y le han dado significado y coherencia a gran parte de mi vida en lo que de otra manera me habría parecido como inconsistente o incoherente.

¿Es histeria?

Habiendo obtenido una educación médica, he especulado sobre el modus operandi del fenómeno, pero mis especulaciones no son de tal carácter como para incluirlas en forma de hipótesis.

No tengo ninguna teoría que ofrecerle al lector para explicar mi facultad,  al menos en lo referente al aspecto fisiológico. Por supuesto, habiendo obtenido una educación médica, he especulado sobre el modus operandi del fenómeno, pero mis especulaciones no son de tal carácter como para incluirlas en forma de hipótesis.

Estoy familiarizada con la mayoría de la proposiciones referentes a la cerebración inconsciente, que han sido presentada por los científicos, pero ninguna de estas proposiciones puede, por un proceso de expansión o modificación, razonable ser ajustada a mi caso. La histeria, a la que los expertos médicos están acostumbrados a hacer referencia en sus múltiples categorías al estudiar las experiencias anormales que han encontrado, es claramente inadecuada para explicar mi situación.

No son sueños histéricos

La coherencia tan singular y la unidad dramática observable en estos sueños, así como la belleza poética y la delicada sutileza de las instrucciones y sugerencias que conllevan no se adecúan a esas condiciones de la histeria. Además, durante el periodo completo que cubrieron estos sueños, estuve muy ocupada y casi continuamente sumida con tareas científicas y literarias que demandaban juicios acertados y completa conciencia y mente objetiva.

En el tiempo en que ocurrieron la mayoría de las visiones más vívidas y remarcables, estaba siguiendo mi curso como estudiante en la Facultad de Medicina de París, preparándome para los exámenes, visitando diariamente las salas  del hospital y asistiendo a clases.

Después, cuando me gradué, me dediqué a cumplir con los deberes de mi profesión y a escribir en la prensa artículos científicos. Nunca he tomado opio, hachís o cualquier otra sustancia productora de sueños. Una taza de té o café era lo más cercano en esa dirección. Menciono estos detalles con la finalidad para evitar las inferencias que, de otro modo, se puedan hacer sobre la génesis de mi facultad.

¿Cómo interpretar los sueños?

Con referencia a la interpretación y aplicación de sueños determinados, considero que es mejor no decir nada. Obviamente, la mayoría son alegóricos y aunque en algunas partes son oscuros, invariablemente son armoniosos.

Para personas relacionadas con el método de interpretación de los mitos griegos y orientales son tolerablemente claros. No voy a aventurarme en una interpretación mía, sino que me limito a exponer los sueños como ellos me ocurrieron y las impresiones que me quedaron en la mente al despertarme.

griegos 2027504 960 720 anna bonus kingsford prefacio sobre sus sueos i218016

Para personas relacionadas con el método de interpretación de los mitos griegos y orientales, estos sueños son tolerablemente claros.

Experiencias imperfectas

Desafortunadamente, en algunos casos que no he transcrito aquí, mi memoria despierta fracasó en recordar con exactitud o totalmente algunos discursos oídos o palabras escritas vistas en el curso de la visión. En estos casos solo quedaron impresiones fragmentarias en el cerebro y frustraron todo el trabajo despierto para recordar los pasajes faltantes.

Sin embargo, estas experiencias imperfectas no fueron numerosas, por el contrario, me maravillo constantemente de encontrar con qué facilidad y certeza podía, con mi conciencia ordinaria, recordar las imágenes presenciadas en mis sueños y reproducir las palabras que había escuchado  o visto escritas. Algunas veces, pasaron varios meses en los cuales no ocurrían ninguna de estas visiones excepcionales, sino solo sueños ordinarios, incongruentes e insignificantes.

Me maravillo constantemente al encontrar con qué facilidad y certeza podía, con mi conciencia ordinaria, recordar las imágenes presenciadas en mis sueños y reproducir las palabras que había escuchado  o visto escritas.

Influencia del clima

La observación basada en una experiencia de considerable duración me justifica y me permite afirmar que el clima, la altitud y las condiciones eléctricas no dejan de tener influencia en la producción del estado cerebral necesario para el ejercicio de esta facultad que he descrito.

El aire seco, la altura, y una atmósfera fresca, tranquila y estimulante favorecen su actividad.

Mientras que, por otro lado, la humedad, la proximidad a ríos, los cielos nublados y el clima pesado y depresivo será suficiente para impedirlo por completo durante un periodo indefinido. Por lo tanto, no es sorprendente que el mayor número de estos sueños y, de manera especial, los más vívidos, detallados e idílicos me hayan ocurrido mientras estaba en el continente. (NOTA: Ella vivía en Gales, Reino Unido  y viajó por diferentes países europeos)

En mi propia residencia a orilla del río Severn, en una ciudad húmeda y baja del país, muy rara vez experimenté esas manifestaciones y algunas veces después de una larga temporada en casa, me he sentido tentada a creer que el regalo de los sueños me había dejado para no retornar. Pero como consecuencia de una visita a París o a Suiza siempre me confirman en mi regalo. La tensión magnética o psíquica necesaria nunca deja de reactivarse y antes de transcurrir  muchas semanas, mi diario se enriquece con los  registros de mis visiones nocturnas.

castle richmond 3962743 960 720 anna bonus kingsford prefacio sobre sus sueos i218016

En mi propia residencia a orilla del río Severn, en una ciudad húmeda y baja del país, muy rara vez experimenté esos sueños.

La condición de ayuno

Quizás sea valioso remarcar que gran número de sueños incluidos en este volumen, ocurrieron hacia el amanecer, algunas veces después del amanecer, durante un segundo sueño. La condición de ayuno, unida posiblemente con algún estado sutil magnético o atmosférico parece que dispone más a impresiones de este tipo.

En referencia a esta condición, considero oportuno agregar que en los pasados quince años me he abstenido de comer carne. No digo vegetariana porque durante todo el periodo he usado productos animales como mantequilla, queso, huevos y leche. En los tiempos antiguos era conocida  la influencia del ayuno y de la comida sobria sobre la perspicacia del cerebro durmiente. En esos tiempos los sueños eran altamente estimados más de lo que son ahora. Esto se hace evidente en los textos de la teúrgia y del misticismo.

(NOTA: aqui presenta de citas de otros autores que no hemos incluido)

Pero no deseo multiplicar las citas, ni molestar al lector con hipótesis inapropiadas para el diseño de este pequeño trabajo. Habiendo contado brevemente los hechos y las circunstancias de mi experiencia hasta donde las conozco, procedo sin más comentarios a desarrollar el cuadro de mis sueños y dejar que ellos les cuenten sus propios cuentos.

Conclusión

A diferencia de otras presentaciones de los sueños de la Doctora Kingsford, en esta ocasión no vamos a hacer muchos comentarios.

Ella señala que su habilidad estaba en tener sueños que no cumplen con las características de los sueños, como la de tener elementos que chocan con el mundo racional. Esto nos hace pensar que surgían de una fuente diferente a la del inconsciente que estudió Sigmund Freud.

Estos sueños pueden estar más relacionados con un nivel de conciencia superior que aún estamos por desarrollar.

 

Referencias

Anna Bonus Kingsford   “Dreams And Dream-Stories” 

 

 

José Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Sugerencias de lectura

Sueño de Anna Kingsford (8) El laboratorio de vivisección

Anna Bonus Kingsford Sueño (10) El enigma del viejo reencarnado

Anna Bonus Kingsford El Ángel de la Guarda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx