Anna Bonus Kingsford Sobre el “hombre de poder” (21)

José Contreras
José Contreras

Anna Bonus Kingsford Sobre el “Hombre de poder”

Introducción

En esta ocasión, Anna Bonus Kingsford nos presenta otro mensaje recibido en 1880 y que ella transcribió para compartirlo con sus futuros lectores.

Este texto esta numerado 21 y el título en inglés es CONCERNING THE «MAN OF POWER»  Aquí se trata sobre como el ser humano tuvo el derecho al paraíso y como por egoísmo renunció a ese poder. sin embargo, se resalta que ese poder puede ser recobrado.

Sin embargo, la Doctora Kingsford deja claro que esto siempre es una elección. El ser humano puede ascender, pero también puede descender mucho más bajo.

Como se ha hecho en las presentaciones anteriores, se comienza con la traducción del texto del original inglés al español y luego se hacen comentarios sobre el texto para aportarle algunos elementos al lector. Sin embargo, hay que insistir en que cada lector debe hacer su propia lectura con sus criterios, ya que estos son textos simbólicos que se prestan para múltiples interpretaciones.

Traducción del texto Sobre el «hombre de poder»

Todo tiene cuatro partes

He dicho que todo tiene cuatro partes, tanto el planeta como el hombre. El hombre perfecto tiene un cuerpo externo cuádruple (gaseoso, mineral, vegetal y animal), el cuerpo sideral tiene cuatro partes (magnético, ódico, simpatético y elemental), un alma de cuatro partes, compartiendo el elemento almico de todos lo grados que ha pasado que son elemental, instintivo, vital y racional

Menos el espíritu, que tiene tres

y un espíritu trino, (tres porque no tiene una parte externa) deseos, voluntad y obediencia. No hay nada en el universo distinto al Hombre y el Hombre Perfecto es el Cristo Jesús.

Texto alquímico

“Mercurio” fecundado por el “azufre” se convierte en maestro y regenerador de la “sal”. Es el Azoth, o la magnesia universal (de los Alquimistas), el gran agente mágico, la luz de la luz fecundada por la fuerza animadora, o energía intelectual, que es el azufre.

Al igual que la sal, es una materia simple. Todo lo que es materia contiene sal y toda sal puede ser convertida en oro puro por la acción combinada del azufre y el mercurio.

Estos algunas veces actúan tan rápido que la transmutación puede ocurrir en una hora, en un instante, casi sin esfuerzo y sin costo. Otras veces, debido a las disposiciones contrarias del medio atmosférico, la operación puede necesitar días, meses o años. La sal es fija; el mercurio es volátil.

alchemy 2029573 340

La fijación de lo volátil es la síntesis: la volatilización de lo fijo es el análisis. Sobre la aplicación a lo fijo del mercurio sulfurado, o el fluido astral que se muestra poderoso por la operación secreta del alma, se obtiene la maestría sobre la naturaleza. Los dos términos del proceso son materialización y transmutación. Estos son los dos términos de la “Gran Obra” –la redención del espíritu a partir de la materia.

Efectos naturales de causas excepcionales

Los Milagros son efectos naturales de causas excepcionales. El hombre que ha logrado no desear nada y no temer nada, es maestro de todo.

El iniciado del más alto grado –quien tiene el poder de comandar a los espíritus elementales y por eso aplacar la tormenta y tranquilizar las olas, puede, por medio del mismo agente, curar los desórdenes y regenerar las funciones del cuerpo. Esto lo hace por el ejercicio de su voluntad que pone en movimiento al flujo magnético.

Las almas viejas

Tal persona, un Adepto o Jerarca de la ciencia magnética es, necesariamente, una persona de muchas encarnaciones. Estas personas se encuentran principalmente en el Oriente.

Porque es allí donde las almas más viejas suelen congregarse. En el Oriente fue donde surgió la ciencia humana; y el suelo y los fluidos astrales están cargados con energía como si fuese una gran batería de muchas pilas.

Así que el Jerarca del Oriente es un alma vieja y tiene el soporte magnético de una cadena de almas viejas y, también la tierra bajo sus pies y el medio a su alrededor está cargado con energía eléctrica en un grado que no se consigue en otras partes.

El cuerpo real del hombre

Entonces, el cuerpo ódico o sideral es el cuerpo real del hombre. El cuerpo fenomenal (él que percibimos) es secundario. El cuerpo ódico no tiene necesariamente de la misma forma o apariencia del cuerpo externo, pero es de la naturaleza del alma.

La creación del hombre a la imagen de Dios “antes de la transgresión” es la imagen del hombre que tiene poder. Es decir, tiene un cuerpo ódico en el cual los elementos no están fijos, un cuerpo como el de “Cristo resucitado”. Lo que he dicho en relación a la volatilización de la sal, ayudará a entenderlo.

Pero cuando se cometió el “pecado de idolatría”, el hombre dejó de tener poder sobre su propio cuerpo y se convirtió en un “pilar de sal”, solidificado y material. Quedó desnudo.

adan sculpture 235279 1280 768x576 anna bonus kingsford sobre el hombre de poder 21 i215286

El hombre estaba destinado a tener poder sobre su cuerpo por evolución desde el ser rudimentario para, al final, se polarizó y recibió el fuego divino de Dios y por lo tanto el poder sobre la “sal”. Pero debido a su perversa voluntad hacia lo externo, se despolarizó y fijó lo volátil. Entonces supo que estaba “desnudo” y así perdió el “Paraíso”.

 

Cómo recobrar el Paraíso

¿Se puede recobrar el Paraíso? Sí. Por medio de la Cruz y la Resurrección de “Cristo”. Así como en “Adán” todos morimos, también en “Cristo” viviremos. En tanto que lo terrestre muere, lo celestial vive. El cuerpo puede ser transmutado en su prototipo, el cuerpo magnético. Este es el trabajo de un adepto.

El cuerpo magnético se puede abandonar al flujo ódico y liberar al alma. Este es el trabajo de la evolución después de la muerte.  Pero transmutar el cuerpo fenomenal , el cuerpo magnético y el alma dentro del espíritu, es el trabajo de “Cristo”. Jesús dijo: “Tengo el poder de destruir mi cuerpo y reconstruirlo”

¿Hombre solo externo?

Tú me has dicho. Si el cuerpo ódico o sideral es el hacedor del cuerpo físico, ¿cómo puede este ser diferente en la forma? ¿Cómo puede un hombre ser humano externamente, y en lo interno ser un lobo, una liebre o un perro?

Cuando llegues a ser un adepto sabrás que no hay contradicción en ese hecho. Las transiciones del cuerpo sideral no son repentinas. Él se transforma gradualmente y no experimenta cambios por cataclismos. En realidad es parcialmente humano antes de dejar de usar la forma de hombre rudimentario, o sea, de un animal. Ya he hablado de esto en la visión sobre las creaturas torturadas en laboratorios (Ver nota 1).

Aspiración hacia lo divino

Y es todavía parcialmente rudimentario cuando se convierte en humano. La indulgencia en sus bajas tendencias puede fortalecer su viejas predisposiciones y acentuarlas. Por otra parte, la aspiración hacia lo divino acelerará el cambio y provocará la pérdida de sus bajos atributos. Lo que nace de la carne está en la imagen de la carne, pero lo que viene de más allá, es de más allá.

El vientre puede dar a luz solo su propia clase, en relación a los generadores. Y en lo que se refiere al ser humano, incluso en su menor grado, el alma tiene el poder para revestirse con el cuerpo humano. De aquí que el cuerpo ódico siempre posee algún atributo de la humanidad, pero puede perderlo por su pecado, y en tal caso regresa, en una nueva encarnación, en la forma de bestia.

Este retorno a la forma inferior, algunas veces, es solo penitencial, pero otras es retributivo. El adepto puede ver el ser humano en la bestia y puede decir si esa alma es un alma en ascenso o en descenso. También puede ver el alma en un hombre. Los hombres, a su vista, no son de la misma forma o apariencia. Si tus ojos fuesen abiertos, te asombrarías  del número de animales que encuentras en la calle y de la escasez de humanos. La parábola de la Ciudad Encantada, en las fábulas del orientales, describen este misterio.

 

NOTA 1: Ver No. 14. El laboratorio subterráneo. XIV. THE LABORATORY UNDERGROUND

 

Interpretación de Anna Bonus Kingsford Sobre el “hombre de poder”

La Doctora Anna Bonus Kingsford comienza refieriéndose a cuatro cuerpos: El físico con cuatro partes, el ódico (la percepción) con cuatro partes, el alma con cuatro partes y el espíritu con tres. En total son trece partes.

Luego en un texto alquímico se refiere a la capacidad del ser humano de convertirse en sal (materializarse) o elevarse al espíritu.

Hay una definición de lo que son los milagros: Los Milagros son efectos naturales de causas excepcionales.

También se aclara que hay personas que han logrado un desarrollo muy alto, por haber vivido muchas vidas en esa búsqueda de lo espiritual.

Pero también hay otros que no han elegido el espíritu, sino el egoísmo. Estos son animales en cuerpo de hombres. Por eso pregunta: ¿Cómo puede un hombre ser humano externamente, y en lo interno ser un lobo, una liebre o un perro?

La Doctora Kingsford hace referencia a cuentos orientales, en los cuales hay personas que se convierten en animales y animales que se convierten en seres humanos. También en estos cuentos algunas personas se convierten en piedras.

man piedra 1483479 340

Como se ha dicho antes, estas interpretaciones tienen la intención de ayudar al lector a llegar a sus propias conclusiones, ya que estos textos permiten múltiples interpretaciones.

En tanto que lo terrestre muere, lo celestial vive. El cuerpo puede ser transmutado en su prototipo, el cuerpo magnético. Este es el trabajo de un adepto.

 

Referencias

Anna Bonus Kingsford Sobre el “hombre de poder” (21) 

 

 

 

J. Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Sugerencias de énlaces

Los Arcanos Menores del Tarot Rider

Los misterios de los Arcanos Mayores

Anna Bonus Kingsford Sueño (4) El Consejo de Perfección

 

 

 

3 comentarios

  1. Les comento algo el hombre no puede tener mas poder ke el que Dios kiera ke tenga El dice lo tengo todo bajo control si alguien llegase a tener algun tipo de poder fuera del ke Dios kiera seria anulado ese poder o tendría duras consecuencias existenciales se los digo por experiencia y testimonio propio.

    1. Dios no impone porque no es un dictador, ni intenta controlar…Dios siempre paga con AMOR. Las duras consecuencias existenciales surgen por el mal proceder, la envidia, el odio y todo sentimiento destructivo que se genera en personas que, por lo general, han sufrido poca evolución en sus vidas. Y con este mal accionar hacia seres mucho más evolucionados a nivel espiritual, intelectual y moral… lo único que se consigue es un rebote energético que vuelve multiplicado por 100 y que termina afectando al culpable y a todo su entorno… A los seres de luz hay que amarlos, aprender de ellos y respetarlos porque ellos proceden de la fuente de la que emana el AMOR más puro…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx