El Consejo de Luz Pleyadiano: una semilla de esperanza

Fanny Zapata
Fanny Zapata

Estimados lectores, en esta ocasión queremos compartir con ustedes este mensaje del Consejo de Luz Pleyadiano, canalizado por Gillian MacBeth-Louthan:

«Bienvenido, somos el Consejo de Luz Pleyadiano. Estamos a tu lado en las arenas de la vida. Estamos arriba en los lazos de luz mientras estás abajo en el valle de la vida terrestre.

Vemos tus esperanzas saltar desde los acantilados buscando volar y muchas veces aterrizar por debajo del resultado deseado.

Tienes una semilla de esperanza y luz que nunca puede atenuarse

A medida que tu humanidad se vuelva más grande en todas sus debilidades y miedos, comenzarás a arrojar una sombra de duda más grande. Cada incertidumbre, cada miedo, cada punto de escape dentro de ti proyecta una sombra muy larga.

Alimentas lo que es oscuro con tus miedos y te permites convertirte en una víctima una y otra vez como un bucle de tiempo. Te vuelves pesado como pan sin levadura con cada palabra de negatividad de otros.

No permitas que se apague la llama de tu luz interior. Fuente: Pixabay.

Te encuentras en un umbral de la descomposición molecular. Te encuentras en un umbral que te anuncia que ya no giras en la luz como lo has hecho en el pasado. Ya no giras en la verdad como solías y ya no giras en la creencia como una vez lo hiciste.

Mientras te encuentras en este umbral proyectando esta larga sombra de duda, llegas a un punto de aniquilación completa. Llegas a un punto de descompresión, como un globo que te hace perder el control. Como uno que se transmite de la nave nodriza a la tierra, te interpones entre aquí y allá.

No estás aquí y no estás allí. Flotas entre toda la materia y toda la antimateria. Intentas aferrarte a quien una vez supiste ser, pero es como abrazar a un fantasma. No puedes tocarlo. Te aferras a tus recuerdos de cuando la vida era simple y fácil.

Tu humanidad está abatida porque se siente como si hubiera perdido el control del buen barco de mareas que alguna vez fue la vida. Sientes como si la vida te engañara en una esquina y te pintaras a ti mismo en un lugar triangular y con forma de abanico.

Una vez creíste con todo tu corazón y alma que podías manifestar y crear lo que quisieras

Una vez creíste en algo mucho más profundo que la fuente de tu creencia en este punto de la vida.

Te has rendido. El sonido de esa renuncia se hace eco. Un disparo en la oscuridad es lo que te pedimos. Solo apunta y dispara hacia el movimiento en la noche oscura del alma. Debes creer con todas tus vibraciones que nada puede destruir lo que sabes que eres.

Puedes manifestar todo lo que está guardado en tu corazón. Fuente: PIxabay.

Has permitido que la amante oscura de la vida te abofetee en un lugar de obediencia. Has permitido que la materia te posea. Las mismas moléculas de tu luz discuten tu futuro y se unen en actitudes durante todo el día.

Cada aspecto de tu ser, tanto positivo como negativo, fluye como una carga de batería. Imagina que estás almacenando luz como un dispositivo solar y tienes una carga positiva o negativa. Imagina que cada pensamiento de los 186,000 segundos de tu día están cargando positiva o negativamente la batería solar de tu vida.

La vida está repleta de ilusiones, pero tú representas una luz entre todas ellas

Estás en un lugar entre aquí y allá, un lugar de simulación, un lugar que se esculpe de tu carga positiva o negativa a cada pensamiento y situación. La energía del tiempo te envuelve con fuerza. Te has puesto en un tiempo muerto.

Las vibraciones de la vida son una ilusión siempre cambiante. Parecen reales al tacto y parecen reales al gusto pero son fugaces. Tu humanidad está buscando una salida de las circunstancias actuales y los dilemas.

Te pedimos que salgas de ti mismo y al mismo tiempo que entres en el abismo muy profundo en tu celda de luz original y te veas a ti mismo.

Mira la belleza que eres, el maestro que eres, el ser de luz que eres. Solo debes estar allí por un momento, siente  a todos los que creen en ti, siente a todos los que te aman, siente a todos los que son parte de ti en cada nivel del ADN.

Siempre estamos a tu lado. Fuente: Pixabay.

Nunca has sido abandonado, jamás has sido abandonado. Te apoyamos y creemos en ti incluso cuando no crees en ti mismo. Estás en el ápice de tu luz.

Lo que te sucede se refleja en tu mundo. En lugar de ahogarte en las penas de los demás, debes estar unido a nosotros con todos los niveles de tu luz y con todos los aspectos de aquellos que te apoyan en la luz.

Eres tan amado más allá del tiempo y más allá del espacio. Has estado bien sembrado por este tiempo, este lugar y serás la gracia salvadora por tu creencia y así es.

Somos el Consejo Pleyadiano de Luz.»

Puedes ver el articulo original en el siguiente link:

https://spiritlibrary.com/gillian-macbeth-louthan/pleiadian-council-of-light

Traductora:

Fanny Zapata, Redactora y Traductora en la Gran Familia de hermandadblanca.org

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx