Eridu, la ciudad más antigua de la Tierra

Fanny Zapata

¿Es la ciudad de Eridu la más antigua que se conoce? Durante la última década, ha habido una serie de revelaciones arqueológicas que hacen retroceder la línea de tiempo de la evolución humana y las diversas diásporas de nuestros antepasados.

Inicialmente, descubrimientos de este tipo provocan cierta resistencia, ya que los arqueólogos se quejan ante la abrumadora perspectiva de reescribir los libros de historia, aunque una vez que se presenta suficiente evidencia a las instituciones establecidas, se acepta una nueva cronología.

unnamed file eridu la ciudad mas antigua de la tierra i468320

Reconstrucción artística de la ciudad de Eridu, en la antigua Mesopotamia, que tal vez sea la ciudad más antigua de la Tierra, según afirman algunos expertos. Fuente: Wikimedia Commons.

Pero esto realmente solo pertenece a la era del desarrollo humano que precede a la civilización, las épocas de nuestro pasado en las que éramos simplemente cazadores-recolectores y nómadas que vagaban por las sabanas.

Eridu: ¿es la civilización humana mucho más antigua de lo que se piensa?

Intente desafiar la línea de tiempo consensuada de la civilización humana, y es probable que se encuentre con burla y rigidez.

Por el contrario, alguien de una persuasión alternativa puede profesar historias de civilizaciones antiguas, como la Atlántida o Lemuri, con mitología especulativa que relata una edad de oro perdida en la historia humana. Civilizaciones que tal vez fueron responsables de la construcción de las pirámides y otras maravillas del mundo.

Los escritos de Solón y Platón son señalados con frecuencia como evidencia de la existencia de estos antepasados, lo cual es emocionante, pero difícil de corroborar sin pruebas físicas.

El investigador Matt LaCroix parece encontrarse en algún lugar en medio de estas dos perspectivas. Si bien dice que está fascinado por las pistas atenienses que detallan la destrucción de la Atlántida, encuentra evidencia más convincente en la antigua Mesopotamia, un lugar que la academia ya reconoce como «la cuna de la civilización«.

Es aquí donde encontramos las ruinas de la ciudad más antigua de la Tierra de la que tenemos pruebas físicas: la ciudad de Eridu.

Esta metrópolis arcaica está bien documentada en textos históricos que cubren la antigua Sumeria y el imperio babilónico Pero también hay un componente mitológico en Eridu, que puede implicar que la civilización humana es mucho más antigua de lo que creemos, muchos órdenes de magnitud más antiguos.

Los reyes sumerios que llegaron del cielo

Ese componente mitológico proviene de la lista de reyes sumerios; un registro de antiguos monarcas y semidioses que se remonta a más de 250.000 años hasta el momento en que “la realeza descendió por primera vez del cielo”.

Esta crónica real generalmente se interpreta como mitología. En ella se dice que los primeros reyes vivieron y gobernaron durante decenas de miles de años, particularmente durante la era antediluviana. Sin embargo, después del diluvio, los reinados de los reyes comenzaron a acortarse a cientos de años. Esto mismo ocurrió con algunos de los patriarcas del Antiguo Testamento, llegando finalmente a lapsos de vida equivalentes a nuestra mortalidad moderna.

De hecho, hay pruebas de que los nombres de algunos de los reyes más contemporáneos de la lista en verdad existieron.

Los intentos de preservar la documentación de este linaje tremendamente antiguo se remontan al último gran rey asirio, Asurbanipal, que gobernó hace varios miles de años.

exhibition i am ashurbanipal king of the world king of assyria british museum 31033563287 eridu la ciudad mas antigua de la tierra i468320

Asurbanipal, rey asirio, nació hacia el 668 a.C. y murió en 627 a.C., y es conocido por su famosa biblioteca, la primera de su tipo de la que se tiene referencia y poseía más de 30.000 tablillas de arcilla. Fuente: Wikimedia Commons.

Gracias a sus esfuerzos por compilar una enorme biblioteca de la cultura sumeria, que ya era antigua en su época, tenemos textos que incluyen la Epopeya de Gilgamesh y el Enūma Eliš que sobrevivieron hasta la modernidad.

El misterio de los Annunakis en Eridu

Milenios más tarde, estos textos que describen el panteón sumerio serían descubiertos y traducidos por Austen Henry Layard, antes de ser interpretados por Zecharia Sitchin.

Las traducciones de Sitchin inspiraron a muchos a atribuirse la idea de que los dioses Anunnaki de la tradición sumeria eran una raza extraterrestre, progenitores de la humanidad.

LaCroix dice que la perspectiva de Sitchin también lo intrigó al principio, pero a medida que indagaba más, encontró detalles que el erudito alternativo no entendió. Es decir, la idea de que los humanos fueron creados como una especie esclava para una raza industriosa de supervisores alienígenas, que los usaban  para extraer minerales preciosos de la tierra.

En cambio, LaCroix dice que los textos describen un esfuerzo increíble por parte de ciertos Anunnakis, conocido como Igigi, para construir una infraestructura en la Tierra.

La humanidad: una especie creada para alcanzar un enorme potencial

Esto permitiría que la civilización floreciera, antes de crear a la humanidad como una especie perfecta, con el potencial de ascender a un poder enorme, tal vez incluso más que los propios Anunnaki.

Según LaCroix, posiblemente en varias ocasiones hemos estado cerca de alcanzar ese potencial a lo largo de nuestra historia en este planeta, pero los desastres naturales y los conflictos nos han retrasado.

Lamentablemente, estos contratiempos continúan durante los últimos tiempos, ya que la guerra en el Medio Oriente ha llevado a la destrucción de artefactos preciosos, que podrían brindarnos una mayor comprensión del que posiblemente sea el período más importante de la historia humana.

Entre estos artefactos están las innumerables tablillas cuneiformes en lugares como Nínive, que han sido saqueados y vendidos en mercados negros de todo el mundo. Y si estos sitios no están siendo destruidos por extremistas religiosos, ocurre que los arqueólogos los están ignorando en gran medida.

Un excelente ejemplo de esto es Eridu y su icónico zigurat, el templo de E-Abzu, que permanece enterrado en las arenas del sur de Irak.

Según la leyenda sumeria, Eridu fue establecida por el mismo dios Annunaki, Enki, para ser su hogar. Aquí, las tablillas cuneiformes literalmente sobresalen de la arena, esperando que lleguen las personas adecuadas, que se ocupen de preservarlas y descubran los secretos perdidos de la humanidad.

Autor: Michael Chary

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes leer el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://www.gaia.com/article/the-city-of-eridu-is-the-oldest-on-earth-its-largely-unexplored

1 comentario

  1. La Luz será iluminado en Gaia cuando todos nosotros somos conscientes de nuestras Vibraciones de Energía Canalizadas desde Nuestro YO SUPERIOR….OH ALMAS ANTIGUAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx