¿Qué es y cómo funciona la hipnoterapia?

Pedro González
Pedro González

La hipnoterapia es un método curativo que consiste en la búsqueda de traumas psíquicos de los pacientes. El terapeuta sugiere al paciente, que se encuentra bajo un estado hipnótico inducido, que abandone sus síntomas o hábitos.

La hipnosis es eficaz como apoyo a tratamientos de reducción de peso, bulimia, reducción del estrés o el tratamiento de fobias. Se ha demostrado su valor para inducir estados de analgesia -no sentir dolor temporalmente- pero no existen pruebas suficientes de que realmente se puedan «curar» las afecciones únicamente mediante este procedimiento.

¿Cómo funciona la hipnoterapia?

En la hipnoterapia, el terapeuta se comunica con el mundo del paciente a través de sugerencias y vivencias que provoca por intermedio de la palabra. Desde este punto de vista la hipnosis es un fenómeno más de comunicación.

hermandadblanca horizonte 300×200.jpg - Hipnosis Ericksoniana, el Viaje al Inconsciente - hermandadblanca.org

El hipnólogo intenta comunicar sensaciones de seguridad, de cuidado, consideración y respeto. A través de esta relación consigue que el paciente atenúe sus mecanismos de defensa y consiga alcanzar un estado de serenidad físico y mental.

La hipnosis es un estado natural de relajación profunda, pero el paciente en ese estado no deja de estar alerta. Tiene control total sobre lo que quiere o no quiere hacer y rechazará inmediatamente cualquier concepto que le sea incómodo.

Si al paciente le agrada todo lo que escucha y desea íntimamente que se cumplan los conceptos de los que habla el terapeuta, permitirá que entren en su subconsciente de la forma más natural.

El terapeuta no posee ningún tipo de poder o fuerza desconocida, es un especialista en guiar a otras personas para que alcancen un estado hipnótico que les permita realizar cambios en su vida.

Si en cualquier momento del proceso hipnótico, el paciente desea salir, se pondrá alerta de forma natural. No es posible mantener a un paciente hipnotizado en contra de su voluntad.

La hipnoterapia y las leyes de Coué

Emilio Coué fue un farmacéutico y psiquiatra francés (1857-1926) al que se le considera el autor del método curativo basado en la autosugestión.

Durante la Primera Guerra Mundial, tuvo problemas para acceder a las drogas con las cuales realizar sus tratamientos, y fue en ese momento en que decidió probar con placebos.

Coué tuvo tiempo suficiente para observar los procesos de recuperación de sus pacientes y llegó a la conclusión de que la mayoría de ellos se recuperaron como si hubieran estado medicados con sus drogas habituales.

 

Sus investigaciones dieron origen a tres conclusiones llamadas “Leyes de Coué”.

Las Leyes de Coué

Ley de Atención Sostenida

Cuando una persona concentra su atención en una idea o pensamiento, dicha idea tiende a realizarse y tenderá a manifestarse en forma espontánea.

Ley del Esfuerzo Reversible

Si una persona piensa que no puede realizar alguna tarea, cuanto más lo intenta menos puede llevarla a cabo. Su estado mental asegura que «le gustaría hacer esto o aquello, pero no puede«.

Ley del Afecto Dominante

Una emoción fuerte siempre tiende a reemplazar a una emoción débil. Una emoción asociada a una sugestión hará que la sugestión sea más efectiva.

Una sugestión vinculada a una emoción, predominará sobre cualquier otra sugestión que se encuentre en ese momento en la mente.

A pesar de que no se ha verificado la eficacia de la hipnoterapia, se considera una medicina alternativa complementaria que puede apoyar diversos tratamientos con razonable eficacia. Uno de los enfoques más prometedores de esta disciplina es la llamada “hipnosis conductual”.

Este tipo de hipnoterapia entiende que los beneficios son el resultado de diversas variables psicológicas, como las expectativas, la motivación, la imaginación activa y las actitudes apropiadas.

Visto en Excelsior, por Pedro, redactor de la Hermandad Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx