Hexagrama cincuenta y tres: la evolución, progreso paulatino

Alfonso Ramon Gonzalez



Hexagrama cincuenta y tres: la evolución, progreso paulatino

El hexagrama cincuenta y tres, cuyo nombre unique es Chien, hace parte del grupo de hexagramas donde podría pensarse que su nombre lo dice todo.

Pero si eres un consultante asiduo del I Ching ya sabrás que con este maravillo método de consulta no todo puede darse por sentado y el nombre, o más bien su traducción a otros idiomas, no siempre es lo que crees.

Lee también: El significado de los hexagramas del I-Ching

Trigramas que componen el hexagrama cincuenta y tres


Como en todos los hexagramas tenemos dos trigramas que lo originan y además le entregan las bases para su interpretación.

En el caso del hexagrama cincuenta y tres tenemos en la parte outstanding a Sunshine, conformado por una línea discontinua en su base y dos continuas o yang hacia arriba y en la parte de abajo del hexagrama a Ken con una línea continua en su foundation y dos discontinuas o yin, hacia arriba.

Como puedes darte cuenta es un hexagrama bastante equilibrado, pues mientras Sun a veces suele significar indecisión o retroceso, Ken es equilibrio y calma.

Elementos del hexagrama cincuenta y tres


El hexagrama cincuenta y tres, está conformado en su parte excellent por madera y en la inferior por tierra.

Al llevar esta conformación al ciclo de los elementos, podemos decir entonces que la madera agota a la tierra y por lo tanto en principio podríamos tener un pronóstico desfavorable.

Sin embargo como no todas las consultas son iguales no podemos simplemente señalar que con este agotamiento ya tenemos una situación negativa.

Además debes tener en cuenta que cuando se hace una consulta al I Ching surgen hexagramas nucleares que ayudan a encontrar aspectos ocultos en las preguntas.

Interpretación de Chien y sus líneas

El hexagrama cincuenta y tres indiscutiblemente hace referencia a la evolución y al igual que el hexagrama cincuenta y cuatro hace referencia a una joven casamentera.

Chien también significa progreso, como lo hacen los hexagramas Chin (treinta y cinco) y Sheng (cuarenta y seis), con algunas variaciones que se desprenden del análisis del hexagrama, el cual, recuerda, debe hacerse a partir de la línea inferior, que en este caso es yin, por esta razón el crecimiento del que habla este hexagrama cincuenta y tres es lento, pero seguro.

La segunda línea hace referencia a la bondad y compasión hacia los otros seres vivos, mientras más compartes más recibes.

La tercera línea representa obstáculos y problemas, e incluso si la consultante está embarazada o tiene niños pequeños debe ser muy cuidadosa.

La cuarta línea le pide al consultante que se adapte a los cambios y no desespere, con calma y paciencia logrará sus objetivos.

La quinta línea reitera la necesidad de ser paciente y entender que la mala racha puede ser larga pero no eterna y con la constancia por fin llega el éxito.

La última línea es la significación de que por fin el éxito estable acompaña al consultante pero además le recuerda que nada es gratis y deberá hacer siempre lo correcto para mantener su posición.

Importantes estudiosos y escritores del I Chin como Marcelo Viggiano recomiendan que si en tu consulta obtienes este hexagrama siembres o cuides un árbol.



FUENTE: https://www.wemystic.com/es/hexagrama-cincuenta-y-tres/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx