Home » Sabiduria y Conocimiento » Teosofía » Las raíces de la Sociedad Teosófica

Las raíces de la Sociedad Teosófica

Hay movimientos que surgen a lo largo de la historia de forma espontánea. Otros nacen de una cuidada proyección de pensamiento y preparación. Por eso, hoy, te preguntamos: ¿quieres conocer de cerca las raíces de la Sociedad Teosófica? Te acercamos todos los detalles al respecto.

El orígen y las raíces de la Sociedad Teosófica

Pues bien, la Sociedad Teosófica era el proyecto de dos Maestros de Sabiduría, los Mahatmas Kuthumi y Morya. El objetivo de ambos era mostrar al mundo moderno la Sabiduría Universal. Esto precisamente había sido perseguido durante 1500 años en Occidente.

El Maestro Morya lo detalló en una carta en la que se podía leer lo siguiente: “Uno o dos de nosotros esperábamos que el mundo hubiera avanzado a tal punto que la Doctrina Oculta podría ganar una aceptación intelectual. Y pudiera darse el impulso para un nuevo ciclo de investigación oculta.  Otros más sabios pensaban de modo diferente”.

Por su parte, Blavatsky tenía gran valía, tal y como precisa el Maestro Kuthumi: “Deben saber que a partir del siglo V d.C., Iniciados de origen occidental eran muy pocos. Yo nada más sé del conde de Saint Germain, Agrippa y Paracelso. Quien al parecer fue la reencarnación anterior de Blavatsky”.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Teosofia011

Llegó un momento en el que se dió un encuentro entre los tres principales fundadores. En dicho encuentro, Blavatsky conoció a su Maestro Morya en 1851.

Tras Blavatsky aceptar la oferta que le hizo su Maestro, recorrió el mundo en búsqueda de conocimiento y desarrollo oculto. En total, estuvo cerca de siete años. En 1873 fue enviada de París a Nueva York con el objeto de fundar la Sociedad Teosófica.

Más movimientos que originaron las raíces de la Sociedad Teosófica

Henry Steel Olcott fue un hombre muy brillante. En un primer momento, fue un destacado científico.

En 1874, mientras trabajaba Olcott, sintió la necesidad de investigar el espiritismo. Los artículos que publicó marcaron y conoció a Blavatsky por casualidad. Olcott introdujo a la señora Blavatsky a sus lectores y posteriormente ella lo introdujo con los Mahatmas, volviéndose primero un discípulo de ella y luego del Maestro Morya.

Finalmente, Olcott introdujo a la señora Blavatsky a sus lectores. Y, además, por fin, ella lo introdujo con los Mahatmas. Así pues, se volvió primero un discípulo suyo, y luego convirtiéndose en el Maestro Morya.

PUBLICIDAD GOOGLE

En cuanto a William Quan Judge, era abogado de profesión, y no fue hasta el otoño de 1874 cuando Judge se encontró por primera vez con Blavatsky. A partir de ese momento, se empeñó en la persecución de las enseñanzas de los sabios orientales.

Llega el nacimiento de la Sociedad Teosófica

Finalmente, años más tarde, en 1889, Blavatsky confirmó esta asociación kármica. Una asociación muy antigua en la que se identificaba a Judge como uno de los vehículos entre los Maestros y el movimiento teosófico.

Las raíces de la Sociedad Teosófica

Por lo que respecta a la formación de la sociedad, Blavatsky fue la que comenzó todo. Con ella se comenzaron a tener reuniones. Fue la del 7 de septiembre de 1875 para escuchar una conferencia de George H. Felt la que inició todo el movimiento. Se creó tal debate, y de ahí decidieron crear la Sociedad Teosófica. Judge propuso que el coronel Olcott fuese el presidente electo de esta sociedad.

Así nació la Sociedad Teosófica, hace ya más de un siglo, que ha aportado gran valor y sabiduría al pensamiento actual, tanto en Oriente, donde es milenario, como en Occidente, donde aún no es tan aceptado por una buena parte de la sociedad actual, pero no cabe duda de que sus enseñanzas son muy valiosas y aportan mucho bienestar al mundo.

Visto en Esoterismo-Guía, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Pedro González (Redactor GHB)

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend