Lleva la paz a todos lados: un mensaje de Yeshua

Fanny Zapata

Apreciados lectores, no se pierdan las maravillosas enseñanzas del maestro Yeshua, transmitidas a través de la Universidad de Oakbridge. Son un verdadero tesoro de iluminación y sabiduría al alcance de todos.

«Escucho decir:

«Ahora, Yeshua, en la paz no hay mucho dinero, ni monedas de oro «.

Ajá, ¿lo has comprobado? Nada hay más digno de todo el oro del mundo que conocer la paz y saber regalar la paz a otro.

Lo que el mundo necesita son portadores de luz, personas que lleven la luz y digan a los demás:

“Saben, se siente muy bien en este espacio de luz, en este espacio de paz. Pruébalo conmigo: respirar; sostener; exhalar.»

Aprende a crear un espacio para la paz y compártelo

Haz eso. Y si piensan que estás loco, llegará un momento (esta es una predicción mía, que sé que es cierta) de su experiencia de vida donde van a necesitar respirar, y al hacerlo sentirán paz con eso.

Puede que se acuerden o no que fuiste tú quien se los dijo. Pero en lo más profundo de los recovecos de su mente, has plantado una semilla pacífica, una semilla que dice: «Existe algo más que la confusión».

jesus christ 4676641 1280 jeshua lleva la paz contigo i231754

Lleva la paz a donde quiera que vayas. Fuente: Pixabay.

Tú no tienes que resolver todos los problemas

Cuando te enfrentas a lo que parece ser un problema insuperable y dices:

«Yeshua, no sé cómo hacer esto. No sé cómo resolver este problema»

En primer lugar, quizás no tengas que resolverlo. Quizás no sea un problema. En segundo lugar, mientras inhalas profundamente, deja pasar un tiempo. La inspiración puede llegar en ese momento, la respuesta que estás buscando. O la respuesta puede ser que realmente eso no es lo que deberías estar buscando, porque lo cierto es que buscas un poco de paz.

Permítete respirar profundamente y permanecer en paz.

Hay quienes buscan el oro proveniente de hacer que otros despierten poco a poco sus actitudes, pero no ponen las recompensas monetarias por encima de su paz y tú sabes el bien que la paz le hace a todos.

Hay muchos en tu mundo que están sufriendo: los que no tienen refugio sobre la cabeza, los que no tienen comida para nutrir el cuerpo, los que no tienen comida para nutrir el alma. Y están mirando fuera de sí mismos para que se les dé.

Lo que puedes hacer es decirles palabras de paz. Diles palabras de aliento y luego prosigue haciendo algo que sea tangible, algo que puedan entender. Da lo que tengas que dar. Cuentas con las sagradas escrituras, que hablan de personas que han ayudado a un hermano o hermana que necesitaba algo. Tienes la historia del que cruzó la calle para ayudar a un extraño.

Permítete dar

De esta forma sentirás que estás salvando la brecha de la separación.

Eso en sí mismo es un regalo para ti. Cuando cierras la brecha de la separación, recibes una recompensa; no una gran recompensa como esas que se promocionan en los periódicos y en la caja cuadrada, sino una recompensa que te hace saber:

“He estado en esa situación en otra vida, o puedo encontrarme en esa situación más adelante en mi vida. ¿Cómo me gustaría que me trataran? ¿Qué significaría más para mí? »

Eso te mantendrá muy ocupado dando y le hace bien al cuerpo.

Estás ahora en un momento de decisión. Eso es lo que está pasando. Has preguntado y gritado a los cielos. Has dicho:

«¿Qué diablos está pasando?»

Bueno, en la naturaleza del cielo hay una oportunidad para la paz. Es una oportunidad para que salgas de la piel de este cuerpo y vivas en el corazón y le des al hermano / hermana lo que, en primer lugar, se entenderá como una ayuda, y en segundo lugar, es un puente separación que se siente.

girl 1718430 640 lleva la paz a todos lados un mensaje de yeshua i231754

Hay mucha felicidad en todos los actos de generosidad. Fuente: Pixabay.

Permítete ser muy activo al dar. Tienes mucho. Mira a tu alrededor cuando estés en su casa, tu lugar de residencia. Mira a tu alrededor. Tienes más de lo que puedes manejar en cualquier momento. Permítete dar. Permítete decir: «De mi generosidad, todo lo que tengo, te doy lo que necesitas».

Sí, el ego pequeño va a decir:

«Bueno, mira lo genial que soy».

Después de un rato, ese pequeño ego será olvidado. Ni siquiera tendrás que prestarle atención y decir: “Apártate de mí”, porque no existirá para ti. Estarás tan ocupado buscando a alguien que te necesite que no pensarás en «Mira lo que he hecho».

Te preguntarás más bien:

“¿Qué puedo hacer a continuación? ¿A quién puedo servir después? ¿A quién puedo invitar a comer, incluso un trozo de pan para alguien que tiene el hambre que duele?

Permítete dar. Sí, tienes la obligación de hacer frente a sus deudas. Harás eso. En cualquier caso, lo harás. Pero de tu abundancia, da. Tiende un puente a la separación. Yo soy mi hermano / hermana. Ahí voy y tengo hambre. Ahí voy, y me duele pensar: “¿Qué voy a hacer por mi familia, mis hijos, mis preocupaciones? «

Permítete abrirte y dar. Sé un portador de luz. Sé el portador de comida. Sé el que tome la mano de otro y diga: «Mira, yo sé dónde hay un banco de alimentos. Sé dónde hay comida «.

Puede que no lo sepan o que no quieran saberlo.

“Mi familia nunca ha tenido que ir a un banco de alimentos. Yeshua, no puedo hacer eso. Sí, mis hijos tienen hambre, pero no puedo ir a pedir comida «.

Oh, sí, puedes, y tus hijos te necesitan. Sal de tu pequeño yo. Toma ese orgullo que dice:

«Bueno, mi familia nunca ha tenido necesidad de pedir ayuda».

Es un nuevo día. Permítete recibir ayuda ahora para que puedas vivir otro día y ayudar a otras personas. No eres una isla solo para ti: eres un portador de luz. Llevas luz y esperanza, y más que eso, llevas el sustento físico que la gente necesita.

Pero ya basta de eso por el momento.

Por quienes han  dejado atrás su cuerpo físico

Quiero hablarles ahora de los que han aprovechado la oportunidad para abandonar el cuerpo debido a la llamada pandemia, que se ha extendido por la santa Madre Tierra.

Hay muchos… Conoces los números a través de tu caja cuadrada todos los días, cada hora de todos los días si la sintonizas, te dicen cuántas personas han dejado atrás el cuerpo.

Pero alégrense, esas personas no son víctimas, de una cosa tan pequeña que ni siquiera la puedes ver. Ellos dijeron «Sí» y dejaron que su energía se transmutara en luz para convertirse en ángeles que te cantan.

Ellos decidieron que nadie más escuche su voz humana. Porque antes nadie escuchó su voz humana cuando gritaron de vez en cuando. Pero sí oyeron esa voz suave y susurrante que ha dicho: «Ven a mí».

Y aunque a la mente humana no le gusta dejar ir lo conocido y entrar en lo que parece ser desconocido, han respondido al llamado. Son los ángeles de este tiempo. No los llores.

Celebra una nueva existencia

Celebra su nueva existencia y ten bien presente sus nombres. Organiza una fiesta de cumpleaños para ellos, porque tuvieron un nacimiento hacia un nuevo ser. Son los ángeles a los que quieres llamar. Te miran y ven que tú los has llorado con gran duelo, pero en verdad no quieren que hagas eso; porque cada uno dijo que sí, y  nadie se va sin antes  estar de acuerdo.

Por eso algunos aguantan más, porque han sido, como ustedes los conocen en vida, los tercos. Algunos resisten más y otros dicen: «Está bien, me iré». Cada uno celebra la luz que es. Son verdaderamente los portadores de luz.

Ahora, ustedes son los portadores de luz hasta donde pueden ver, pero no logran ver tan lejos como les gustaría. Y no estoy sugiriendo que muera el cuerpo para llegar allí de inmediato. Pero sí les digo que comulguen con aquellos que han permitido que el cuerpo sea arrojado a un lado y están viviendo como la luz que son, porque se están regocijando. Pero no es un falso regocijo al estilo de «Oh, gracias a Dios, he terminado con esa vida».

world 3043067 640 lleva la paz a todos lados un mensaje de yeshua i231754

Tras dejar el cuerpo, el alma se vuelve energía y luz. Fuente: Pixabay.

No. Una vez que toman la decisión de dejar el cuerpo atrás, su atención se centra en la luz que son. Su enfoque está en la expansión del Ser. Miras el cuerpo y dices: “Bueno, ¿Cómo puede ser eso una expansión? Parece todo marchito y descolorido, y parece que realmente duele «.

Pero eso no es lo que son, ni tampoco lo que tú eres. Tu eres la luz. Ellos son los portadores de la luz y se han movido para reconocer, sentir y regocijarse como la luz que son.

Los portadores de luz no necesitan llevar cargas pesadas

Los que lloras, los lloras porque extrañas su asociación. Extrañas tener esa facilidad de comunicación. Eso va a cambiar, ha cambiado para algunos, donde hay un momento en el que se puede escuchar: “Eso sonaba como Joe, sonaba como Richard, sonaba como Jim o como Catherine. ¿Dónde está Kevin? ¿Estás aquí? Ah, no puede ser «.

Seguro que puede ser. Deja esa idea estrecha que asegura que esto es todo lo que hay y alégrate. Tienes coros de ángeles que hace apenas unos días, semanas, meses, incluso años, estaban arrastrando un cuerpo y haciendo lo mejor que podían, siendo amigos, ayudando, haciendo lo mejor. Pero ahora dirían: «Deberías verme ahora».

En verdad, deberías verlo: hay un resplandor. Recuerda a alguien que haya abandonado el cuerpo recientemente y pregúntale: «En el tiempo de tranquilidad, muéstrame lo que eres ahora».

Y no te sorprendas si él o ella te muestra su luz, su resplandor y su felicidad expandiéndose. Realmente son los portadores de la luz y no necesitan llevar más cargas. No tienen por qué hacerlo, pero tú a veces sientes que tienes que ser la luz tanto como puedas y animar a los demás. No obstante ellos saben que elevan a los demás simplemente por ser la luz que son. No tienen que trabajar en eso.

«¿Quieres decir que puede ser así de fácil?»

Claro, yo lo hago todo el tiempo. Bueno, bromeo. Pero en verdad, eres la luz, aunque te has enamorado tanto del cuerpo y de lo que puede hacer y lo que no puede hacer con él.

Sin embargo tienes hermanos y hermanas que han conocido la luz que son mientras aún tienen el cuerpo activo. Has conocido a personas que han caminado por el camino y se han alejado tanto del él porque sabían que eran ligeros.

Tienes hermanos y hermanas que se han ido fácilmente con la sonrisa en el rostro y haciendo sugerencias útiles, donde su alma estaba cantando aunque el cuerpo podría haber estado dolido. Has conocido a algunos que te han elevado solo por su Ser, solo por ser quienes son y ser felices.

Deja que una sonrisa te ilumine el rostro. Una sonrisa le hace bien al cuerpo y le hace bien a otra persona ver una sonrisa. “¿Por qué estás sonriendo? ¿Qué hay en el mundo a lo que puedas sonreír? «

Y tú dices: “Ah… ¿sabes?, vi ese diente de león y era tan bonito. Vi la lluvia brillando bajo el sol. ¿Sabes que cada gota de lluvia contiene un arco iris? ¿Sabías?»

Así le dirás a un amigo, y él te responderá: «Uh, te has vuelto loco. Ahora estás mirando gotas de lluvia «. ¿Qué mejor cosa que hacer que mirar una gota de lluvia y contemplar el arco iris bajo la lluvia?

Recompénsate por el solo hecho de ser humano. Cada uno de ustedes ha estado de acuerdo en que lo es y la forma que tendrá por un tiempo. Disfrútala. Es un regalo que te das a ti mismo. Incluso al bostezar… ¿has pensado en el milagro de un bostezo? Simplemente surge desde adentro y la parte posterior de la garganta quiere expandirse, y se siente tan bien permitirse flotar con ese bostezo.

Te doy un regalo. Bosteza. Es un regalo. Permítete regocijarte. De eso se trata la vida en todas sus formas. Alegría. Estar en alegría de nuevo. Alegría. Sí, tienes desafíos; al menos, el mundo los llamará así. Puede llamarlos desafíos o puede llamarlos recompensas.

read 369040 640 lleva la paz a todos lados un mensaje de yeshua i231754

Regocíjate con el solo hecho de ser, es un regalo de Dios. Fuente: Pixabay.

«Pero Yeshua, si tengo fiebre alta y el cuerpo se siente tan cansado y débil, ¿quieres que me regocije con eso?»

Sí, porque te muestra lo creativo que puedes ser.

Dirás: “Oh, Dios mío, vuelve a hablar de la creación «.

Sí, porque estás creando. Regocíjate en lo que sea que estés creando.

Has visto a algunos que se han lesionado por alguna razón u otra que quizás han perdido el uso de sus piernas. «Pero todavía tengo brazos, Yeshua».

Has visto a algunos que han perdido todas las extremidades o están paralizados en las extremidades. «Sí, pero Yeshua, todavía puedo sonreír, y tengo una mano que todavía funciona, y puedo trabajar en la silla de ruedas».

Por eso mira lo que tienes y todo lo que puedes hacer. Sea el portador de la luz. No es necesario que levantes grandes cargas, se trata simplemente de ser y alegrarse por ello una y otra vez.

Que así sea.

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://eraoflight.com/2021/01/15/yeshua-the-light-bearers-no-heavy-lifting-required/

Traducido por: Fanny Zapata, redactora y traductora en la gran familia de hermandadblanca.org

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx