Maitri: como desarrollar amor incondicional hacia uno mismo

Jimena Gomez
Jimena Gomez

En la cultura occidental solemos hablar de la importancia de mantener una buena y sana autoestima. ¿Pero sobre qué está basado nuestra autovaloración personal? En este artículo reflexionaremos sobre ello e introduciremos un nuevo concepto que deviene del budismo: maitri.

Estamos atravesando un contexto de pandemia. ¿Qué sucede cuando todo parece derrumbarse, cuando las estructuras caen y ya nada permanece igual? Muchos han perdido el trabajo, o van visto dificultades económicas. A otros la crisis les tocó en el terreno de salud o en las relaciones.

Crisis es oportunidad

Sin duda, todo ello ha afectado en mayor o menor medida al bienestar general de la población. No obstante, estas situaciones pueden ser el comienzo de una gran aventura: los procesos de crisis conllevan excelentes oportunidades para discernir sobre lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas, y nos alientan a reflexionar sobre qué estructuras construimos y creamos nuestra realidad y si nos sentimos cómodos y a gusto con lo que creamos o no.

Lo que construimos, ¿lo hacemos para tener, para poseer, en una lógica consumista y materialista en búsqueda de “aparente” seguridad? ¿O vivimos desde la esencia, desde el espíritu, creando una vida coherente con nuestros valores personales y lo que somos? Si basamos nuestra autoestima en logros externos, en poseer, en cumplir mandatos sociales y culturales cuando todo ello se venga abajo, sufriremos.

Aprende a amarte

El maitri es un concepto budista que nos invita a desarrollar una amistad y amor incondicional por nosotros mismos, independientemente de las circunstancias, de los errores, de los defectos o miserias que podamos tener.

En estos momentos de incertidumbre, la invitación es ir hacia adentro, a encontrar esos rincones luminosos de nuestro corazón, que están a la espera de ser abiertos para transformar nuestra vida, desde adentro hacia afuera.

Maitri: amor compasivo

El maitri nos conecta con el amor y la compasión esencial, nos ayuda a ser buenos con nosotros mismos, a tenernos paciencia, a tratarnos como a un niño pequeño. ¿Cómo te tratas? ¿Cómo es tu diálogo interno? ¿Cómo te tratas cuando cometes un error? Muy frecuentemente, aparece el saboteador interno, esa vocesita que nos cuestiona y nos dice que no lo hicimos bien, que no hicimos o dimos suficiente, que nos equivocamos.

love 3388626 1280 227659 2 i227659

El amor sana. Fuente: Pixabay

La sanación sólo puede acontecer cuando elijamos dejarnos en paz, cuando conectamos con la inocencia de nuestro corazón y aprendamos a ser compasivos con nosotros mismos. No importa cuán destruido esté tu mundo: tienes ahora mismo la capacidad de conectarte con tu interior, con los latidos de tu corazón y puedes decirte unas palabras de aliento. Tú puedes hacerlo. Tratate a ti mismo como a la persona que más amas en este mundo.

La vida es un buen maestro

En esta vida, nada es permanente. Debes aceptar el dolor como parte intrínseca de esta experiencia humana, aprendiendo de él sin aferrarse. Porque como dice Pema Chodron en su libro Cuando todo se derrumba: “Lo que hace que el planteamiento del maitri sea tan diferente es que no estamos tratando de resolver ningún problema. No estamos luchando por hacer que el dolor desaparezca o por ser mejores personas. De hecho, renunciamos completamente a controlar y dejamos que nuestras ideas y conceptos se caigan a pedazos”.

En suma, el maitri es un estado de no violencia, hacia nosotros mismos y hacia el mundo. Aceptamos lo que nos toca: nuestro dolor, observamos nuestra resistencia y decimos SI a lo que es. Pero sobre todo aprendemos a conectarnos con nuestro amor compasivo y con la tibieza que habita en nuestro propio corazón.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx