Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Manifestación Básica y Tomando Acción por Brad Yates

Manifestación Básica y Tomando Acción por Brad Yates

mujer en colores rojos y aura amarillaFrecuentemente me preguntan que ponga en mis palabras el cómo crear deliberadamente las cosas que deseamos. Aquí está – el proceso de cuatro pasos para manifestar lo que realmente deseas (y sí funcionan con el dinero – yo los he utilizado exitosamente para eso. Para ser honestos, me costó trabajo hacerlo. Lo que deseo decir es que intelectualmente sabía que funcionaría, pero…) 

1. Créalo
2. Acláralo
3. Vívelo
4. Suéltalo 

Ahí lo tienen. ¡Disfrútenlo! ¡Felices manifestaciones! 
Bueno, está bien – Les daré más detalles. 

Paso Uno: Créalo
Primero, decide qué es lo que realmente deseas. ¿Deseas una nueva casa, un auto, un trabajo? ¿Deseas a alguien especial? Escríbelo. 

Comienza con algo como: 
“¡Estoy tan feliz! Tengo…” 

Entonces has la lista de las cosas que deseas a detalle. 
Es importante que lo escribas en tiempo presente. Si escribes, “Quiero esto” entonces vibras con la frecuencia del deseo – y el deseo de ello es lo que continuarás atrayendo. Requieres vibrar en armonía como si ya lo tuvieras. 

Escribe cosas positivas. Porque si escribes algo como, “Mi nuevo novio es un perdedor,” estás atrayendo vibraciones “perdedoras”. Es importante que no hagas esto. 

En lugar de pedir dinero, enfócate en lo que deseas obtener. No limites al Universo diciendo que algo requiere pagarse en efectivo. Si deseas un carro nuevo – enfócate en el carro. El dinero quizá aparezca, pero te lo podrías ganar también. 

Una vez que has dado los parámetros de lo que deseas, escribe el final, “Esto, o algo mejor – por el bien mayor de todos los involucrados.” Dale 

una oportunidad al Universo de darte algo mejor y/o apropiado – el Universo sabe más que nosotros. 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Paso Dos: Acláralo

Aquí es donde el TLE entra en juego. Con demasiada frecuencia estamos enviando energías contradictorias, manteniendo a distancia de nosotros lo que conscientemente deseamos. 
Imagina que entras en un restaurante y ordenas una hamburguesa. 

Cuando el mesero se va a ir con tu orden, dices, “Mmm… no debería comer eso. Quizá debería ordenar una ensalada.” Entonces piensas más y dices, “Bueno, quizá un sándwich de pollo es probablemente lo que debería comer.” El mesero se espera a ver qué es lo que vas a querer, y tu te preguntas porqué no tienes tu hamburguesa todavía. 
Aclara cualquier pensamiento contradictorio. El Universo los considera todos. Algo que usamos mucho es: “No merezco tener esto.” Usa TLE o cualquier otra herramienta para eliminar los bloqueos para que tengas éxito. 

También requieres aclarar tus intenciones. Si dudas acerca de tus motivos, puede ser que bloquees el obtener tu objetivo, o puede ser que limites tu habilidad de recibir de manera jubilosa. Asegúrate que deseas algo por las razones correctas (y solo tú decides qué es bueno para ti.) 
Trabaja en esto hasta que piense acerca de obtener exitosamente tu objetivo sin sentir ninguna resistencia. 

 

Paso Tres: Vívelo

Ahora que puedes pensar acerca de obtener exitosamente tu objetivo sin sentir ninguna resistencia – hazlo. Piensa de verdad en tenerlo – y permítete disfrutarlo. 
Siente todos los pensamientos positivos que esperas experimentar cuando disfrutes esto en tu vida. Realmente siente lo bien que se siente. 
Ahora sería un buen momento para darte golpecitos y visualizarte disfrutando de tu objetivo. A medida que disfrutas, permite que los sentimientos positivos te bañen y te atraviesen – sintiéndote bien en cada músculo, nervio, fibra, tejido, célula y átomo de tu cuerpo. Has esto una vez al día – es un recordatorio diario de lo que deseas. 

Otra gran manera de efectuar este paso es con una pareja. Dile, “Tengo este __________ nuevo en mi vida – y ¡estoy muy feliz!” De nuevo, en presente y en términos positivos. 

Tu pareja te dice, “Es maravilloso – ¡cuéntame más!” 
Y tú – y el/ella piden más – y más, y más, y más. Continúa repitiendo esto mientras felizmente compartes tu feliz situación y ambos se alimentan en la emoción del otro – construyendo así energía con vibración. Deja que el otro se emocione por compartir algo contigo también. 

 

Paso Cuatro: Suéltalo
A esto lo llamo “Deja el asunto y deja que Dios haga.” 
Requieres estar separado del resultado. De otra manera, puede ser que limites tu energía, preguntándote “¿Dónde está lo que deseo?” 

Esta no es una buena energía de atracción. 
Un granjero no planta una semilla y luego la mira con frustración esperando a que crezca. Hace lo que requiere hacer para alimentarla, pero después deja que la naturaleza haga lo que requiere hacer. 

Además, no controles el cómo sucede algo. Puede ser que estés viendo hacia una puerta, esperando que entre alguien en especial y que finalmente no lo veas porque entró por otra puerta. 
Esto no significa que no actúes. Has lo que requieras hacer – deja que el Universo sepa que estás hablando en serio. Pero no te sorprendas si la manifestación se presenta de manera que no parezca estar relacionada con lo que estás haciendo. 

El TLE puede ser una herramienta muy buena en este paso también. “Aunque siento que REQUIERO OBTENER ESTO AHORA, lo suelto.” 
Si has creado tu visión, si has limpiado todas las objeciones internas al respecto, si te estás permitiendo vivir la experiencia y realmente sientes lo maravilloso que sería tenerlo – y no se está presentando – entonces confía que realmente no es lo mejor para ti en este momento. 

Pero los “Retrasos de Dios no son los Rechazos de Dios.” 

Generalmente hay más en lo que requerimos trabajar. La abundancia existe. Está en todas partes. El no estarla experimentando está proporcionalmente relacionado con la resistencia que tenemos al respecto. 
Deja de resistirte. 
Manifiéstalo. 
Te lo mereces. 
¡Ah, espera…! 
Después que salió la película de “El Secreto”, hubo críticas acerca de sólo desear, y muchos de los expertos de la película comenzaron a hablar acerca de la necesidad de actuar también. Así es que decidí agregar un paso a Manifestación Básica. Realmente, no era algo nuevo – este es un artículo que escribí en el 2004 – y me parece bien incluirlo ahora. Disfrútenlo. 
Tomando Acción

PUBLICIDAD GOOGLE

¿Qué hacíamos antes de Mapquest (sistema de mapas en línea)…? 

Ahora, cuando tengo un destino en mente, puedo escribirlo y Mapquest me dice cual es el mejor camino, y cuánto me tomará llegar, y hasta me sugiere restaurantes en el trayecto. 
Antes de esto, requería encontrar el camino yo mismo. 
Buscaba en mapas, y me preguntaba sobre cual sería el mejor camino. 

Algunas veces agregaba horas a un viaje en las etapas de la planeación –preguntándome qué sería mejor hacer. No comenzaba hasta saber que había tomado la decisión correcta. 
¿Has hecho esto alguna vez?
¿Has hecho esto en otras áreas de tu vida…? 
Teníamos un dicho en la escuela de terapia de hipnosis: El perfeccionismo te lleva a dejar las cosas para más tarde y esto te lleva a la parálisis. 
Siempre es chistoso escuchar a la gente que está paralizada decir con cierto orgullo que son perfeccionistas. Como si estuvieran diciendo, “Soy así de BUENO.” 
Quizá. Pero generalmente están ASÍ de atorados. Y esto no es algo para presumir. 

Todos tenemos deseos, esperanzas y sueños. Y cosas que deseamos hacer que harían la diferencia en nuestras vidas y las vidas de otros. Pero frecuentemente no actuamos porque demandamos saber la forma correcta de hacer las cosas. 
Esto es lo que Mike Dooley llama “Los cómos maldecidos.” Queremos saber CÓMO va a suceder. ¡Qué tontos!
El Universo tiene muchas formas de hacer que algo suceda – y sin embargo rutinariamente nos limitamos a lo que podemos pensar. 
Nuestra tarea es decidir lo que deseamos, y enfocarnos en ello de manera positiva. No es nuestra tarea el saber cómo va a suceder. 
Esa es la tarea del Universo. 

Pero… 

Esto no significa que vamos a sentarnos como un bulto esperando a que llegue la quincena.
¿Conocen la historia de Lana Turner? Estaba inocentemente sentada en una fuente de sodas cuando un productor la descubrió y la convirtió en estrella. 
En mis días de Hollywood, aparentemente yo pensaba que era mucho mejor que la Señorita Turner porque pensaba que sería descubierto dentro de mi departamento. 
No pasó así.
Requerimos salir y actuar.

Así es que, nos atoramos con la pregunta: ¿cuál acción es la correcta? 

No te preocupes de eso. 
Como dijo uno de los mentores de Mike Litman, “No requiere salir bien – solo requieres iniciarlo.” 
Así es que en lugar de esperar a saber cuál es la acción correcta, toma la acción que creas que es la mejor. Esto es, una acción que podrá moverte hacia tu meta.

Si tu meta es bajar de peso, una acción correcta sería la de inscribirte a un gimnasio. 

Inscribirte en un “Club de Helados del Mes” no lo sería. 
Si viviendo en la costa de California, desearías ir a esquiar a Wyoming, el rentar un barco pesquero no sería una acción correcta. Usar Mapquest sí lo sería. 

Hay muchas otras acciones que podrías tomar. 
Cuando pienses acerca de tu objetivo, pregúntate: “¿Qué podría hacer para llegar a donde deseo llegar?” Deja que las ideas fluyan, y pregunta lo siguiente de cada idea, “¿Es posible que esto me moverá en la dirección deseada?” Entonces elige una y comienza. 
Claro, te podrás equivocar, y quizá haya consecuencias por ello. No requieres casarte con una idea – Cambia estrategias a lo largo del camino. Pero sí hay una consecuencia definida si no actúas: te quedas atorado. 

Si insistes en encontrar la mejor acción, puede ser que la nieve se haya derretido para cuando llegues al lugar para esquiar.
Decide lo que requieres. Se claro. Y entonces toma la acción que creas que es la mejor. Así, el Universo sabrá que estás hablando en serio acerca de tu intención. Si no te deseas mover, el Universo podría pensar que es uno más de tus caprichos. Muestra tu compromiso hacia tu objetivo, moviéndote. 

Y no te sorprenda que encuentres mejores formas de hacer que lo que requieres aparezca “mágicamente”. 
Ahora…¿qué esperas…? ¡Avanza! ¡Has algo ahora mismo!

Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien. Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones. 

“Nunca podrás ganar en el mundo exterior más de lo que ganas en tu mente.” 
“Me merezco la vida de mis sueños. La creo fácilmente ahora.”

Fuente: https://www.facebook.com/atreuyam/posts/10151808406919892:0

 

Manifestación Básica y Tomando Acción por Brad Yates

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)

Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend