Nuestra estrella central: Solaris

«Saludos, soy El’lah, su amorosa guía del sistema estelar de Sirio. Hoy vengo con un mensaje sobre la naturaleza mística de su estrella, a la que llaman el Sol, y a la que nosotros conocemos como Solaris.

La conciencia creadora de nuestra estrella

En todos los sistemas estelares, la estrella que es el punto focal de ese sistema y sus cuerpos planetarios, tiene una conciencia creadora dentro de él.

Esta conciencia creadora establece las intenciones para el desarrollo de toda la vida dentro de ese sistema estelar. Se convierte en la intención rectora general de todas las fragmentaciones individualizadas de conciencia, dentro de su sistema, para experimentar.

photoshop g12a12961e 1280 i415758

La estrella central en cada sistema estelar tiene consigo la intención rectora del universo. Fuente: Pixabay.

Esta única intención, siempre será una reminiscencia o una versión del pensamiento o intención original, que dio a luz a su universo.

A medida que se establece esta intención rectora, la estrella -tras la formación del sistema y sus cuerpos planetarios- comenzará a enviar ondas de plasma de energía y viento solar a todo el sistema.

Transportadas por estas ondas, viajan varias formas de vida microbiana, que a su vez comienzan a colonizar los diversos cuerpos planetarios. Así dan a luz a las diferentes formas de vida en cada cuerpo planetario, ayudando en el desarrollo de la experiencia, siempre dentro de la intención rectora del sistema estelar.

El Sol proporciona la energía para el florecimiento de la vida

La estrella también proporciona la fuerza vital, a través de su luz y la energía que emite. Esta permite el florecimiento y el desarrollo de las diversas etapas de la vida, en cada uno de estos cuerpos planetarios. Cada etapa en su propio tiempo único, con el fin de servir a la intención general.

Desde luego, siempre hay factores desconocidos que pueden afectar a las distintas formas de vida, a medida que evolucionan y obtienen diferentes niveles de sensibilidad, cada uno a su manera. Esto puede afectar el equilibrio de los campos de energía e información dentro del sistema estelar, así como también afectar eventos potenciales.

El sol o estrella, es tanto el dador como el sustentador de la vida, en más de un sentido; y es el agente creativo, mediante el cual la vida sensible puede evolucionar, moviéndose por todas las etapas de su evolución.

En vuestro planeta, en este punto muy particular en el tiempo y el espacio, su sol Solaris está proporcionando ondas de plasma de energía y luz. Incrustados dentro de ellas, hay códigos para el despertar de la vida sensible, ahora en la 3ª dimensión sobre la Tierra, con el fin de alentar su proceso evolutivo hacia la siguiente etapa de la conciencia, en la 4ª dimensión.

Esto ocurre simultáneamente con la propia evolución de su sol. De hecho, la totalidad de su sistema estelar se está reorientando en su posición sobre el plano galáctico, y todo ocurre mientras se encuentra de viaje, alrededor del Gran Sol Central, ubicado en el corazón de su galaxia.

Todas estas cosas suceden en perfecto movimiento y medida, en tiempos y ciclos que ocurren como un reloj, orquestados por una conciencia creadora aún mayor, que se encuentra dentro de su centro galáctico.

Solaris: la estrella guía para el despertar

Este proceso, muy complejo y místico, se está orquestando en niveles multidimensionales. Requiere un gran influjo creativo, modelado y re-modelado, así como otros ajustes, y todo para apoyar la intención rectora original de la conciencia creadora, dentro del corazón de Solaris.

Esto también coincide con la intención original de la conciencia creadora, dentro de su centro galáctico.

Tales eventos están todos en perfecta alineación entre sí, y se darán cuenta de que, incluso al nivel de cada ser humano y demás seres en su planeta, este mismo pensamiento o intención original les está guiando en su propia evolución personal y despertar.

No es más que una reminiscencia, un reflejo de la intención rectora original, que se remonta al Creador / Fuente de su universo.

Cuando uno ve la belleza de la mecánica celeste, desarrollándose dentro de un sistema planetario, un sistema estelar o una galaxia, dentro del universo como un todo, siente que es una visión muy mística. Requiere una orquestación de tal complejidad, belleza y disposición divina … que tal vez la palabra «mística», puede ser la única capaz de describir la belleza de todo lo que se desarrolla a tu alrededor.

El universo, una visión mística

Cuanto más evolucionas, y más conciencia adquieres de esa gran imagen que tienes a la mano, más hermoso y místico se vuelve este proceso.

astronomy gfbd816fd8 640 i415758

La mística belleza del universo. Fuente: PIxabay.

Y mientras más grande sea la imagen que obtienes, más intensa será la música.

La sinfonía de la evolución es algo hermoso para la vista, queridos.

Este es nuestro mensaje para ustedes en este día, pero además deseamos expresarles nuestro mayor amor por ustedes, y por todos los seres de su planeta.

Siempre estamos aquí, del otro lado del velo, listos para servir y ayudar. Solo debes saber que siempre estamos en tu corazón y pensamientos, guiándote y apoyándote en silencio, y estamos presentes cuando necesitas o deseas comunicarte con nosotros.

Nos despedimos expresando, como siempre, que eres amado.

Y así es»

Mensaje canalizado por Ben Rafael Guevarra.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://voyagesoflight.blogspot.com/2021/12/message-from-ellah-of-suns-and-solaris.html?m=0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx