Por encima de las nubes (Parte 1/6)



Cuando el cielo está despejado vemos el sol cuando el cielo está cubierto de nubes permanece oculto pero si subimos en avión hasta mil metros de altura o más, nos encontramos por encima de las nubes, y allí el sol brilla siempre, nunca está oculto… Nada hay más sencillo y evidente que esto, hasta es infantil, pero vais a ver cómo se pueden interpretar estos fenómenos.

Desde el punto de vista esotérico, en el terreno de las correspondencias, las nubes no son otra cosa que pensamientos y sentimientos opacos, densos y apagados, que cuando pasan a través de nuestro corazón y de nuestro intelecto nos ocultan el sol. Un sol brilla siempre dentro de nosotros, un sol que es Dios mismo, la fuente de la vida, la fuente de la luz… Siempre está ahí, en el fondo de nosotros, en el centro de nuestro ser pero no lo vemos, ni lo sentimos, estamos en las tinieblas, tiritamos, estamos casi moribundos…

Sí, en el ser humano existen ciertas regiones en las que nubes espesas ocultan el sol casi todos los días, porque no sabe cómo elevarse hasta las regiones límpidas y soleadas. Debe, pues, encontrar el medio de subir por encima de las nubes y de quedarse allí, para ser independiente y libre, porque de lo contrario se verá obligado a esperar mucho tiempo hasta que las nubes se disipen para poder, por fin, calentarse, iluminarse, alegrarse. Las criaturas tienen diferentes condiciones atmosféricas en su fuero interno, y sus pensamientos, sus sentimientos, su manera de vivir son tales que su cielo está, a menudo, cubierto de nubes muy espesas que impiden que los rayos del sol espiritual penetren en ellos. Viven así en el frío y en la oscuridad y se lamentan no reciben las bendiciones del sol porque se quedan demasiado abajo.

Un verdadero discípulo es consciente de esta situación. Sabe que a veces el aire está lleno de polvo, de humaredas y de brumas espesas, y que otras veces es límpido y claro. Como lo han visto esta mañana, por ejemplo, ¡qué radiante period el sol!… Si saben cómo mirarlo, cómo conectarse con él, cómo abrir sus puertas y sus ventanas, estarán en éxtasis. En estas condiciones de limpidez, de claridad, de paz, tienen la posibilidad de ver las cosas claras dentro de ustedes mismos para resolver muchos problemas. Empiezan a comprender cómo han perdido, hasta ahora, su tiempo y su salud cómo, al extraviarse, se han vuelto egoístas, rebeldes, dispuestos a pelearse con todo el mundo… Después, poco a poco, encuentran las causas, las razones… y comprenden que, si cambian, si piensan y viven de otra manera, si se abandonan a esta luz divina y la dejan trabajar en ustedes, todo tomará otro aspecto, todo se volverá claro, límpido y maravilloso.

(Continúa…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
«

FUENTE: https://with-omraam.com/es/por-encima-de-las-nubes-parte-1-6/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx