Proyección astral. Guía para poder realizarla



Proyección astral. Guía para poder realizarla

La proyección Astral o también conocido como viaje astral es una experiencia que se refiere a sacar el cuerpo astral fuera del cuerpo físico y viajar hasta otros espacios o al llamado plano astral.

¿Cómo realizar la proyección astral?


Se dice que esta capacidad de salir del cuerpo físico, la tienen todos los seres humanos y es algo organic que se create involuntariamente durante el sueño por ejemplo, pero la proyección astral es poder salirse del cuerpo, de desdoblarse de manera consciente, esto podría lograrse con práctica gracias a nuestra voluntad.

Como dijimos, algunas personas desarrollan la proyección astral de forma organic, otras a menudo la experimentan durante la enfermedad o cuando participan en una experiencia cercana a la muerte, pero también se puede intencionar y tratar de conseguir esta proyección del cuerpo astral, aquí veremos algunas instrucciones de cómo ejercitar.

Práctica de Proyección Astral

Esta práctica se divide en tres partes:

Parte 1: Preparación

El primer paso es la preparación. Se recomienda hacerlo en la mañana en lugar de hacerlo por la noche. Justo al despertarte, cuando todavía estás somnoliento, se dice que es más fácil.

Es más fácil alcanzar un estado de relajación más profundo ya que el cuerpo ha descansado. Esto es una sugerencia para iniciante, ya que el viaje astral se puede realizar a cualquier hora del día.

El segundo paso es crear el ambiente adecuado. La proyección Astral requiere un estado de relajación profunda, por lo que se debe realizar en una parte de su casa donde estés completamente cómodo. Túmbate en tu cama o sofá y relaja tu mente y cuerpo.

Es más fácil realizar la proyección astral solo. Si sueles dormir con una pareja, elije una habitación distinta para la práctica de la proyección astral. Asegúrate de que nadie va a entrar en la habitación cuando estás en el vuelo astral.

Relajación. Recostado, con los ojos cerrados, ve poco a poco sintiendo tu cuerpo, luego detecta los puntos tensos y relájalos, hay diversas técnicas de relajación que puedes aplicar, escoge la que te resulte más efectiva.

Respira profundamente y exhala por completo. No mantengas la tensión en tu pecho o los hombros, simplemente, relájate. Enfoca tu mente en la respiración. No te dejes llevar por pensamientos o preocupaciones. Sólo hay que dejarse hundir en la relajación.

Puede ser de ayuda el uso de un cristal de cuarzo para aumentar las vibraciones y protegerte de energías negativas.  Ponlo suavemente en tu tercer ojo ligeramente por encima del centro de las cejas con los ojos cerrados y respirando profundamente.

Siente las vibraciones, puedes imaginar oro, blanco, morado o cualquier colour de la luz. Durante la meditación y el viaje astral puedes mantener el cristal en la mano, en el pecho o en el stomach.

Proyección astral

Parte 2: Mover el Alma del Cuerpo

Llegar a un estado hipnótico. En completa relajación, déjate ir a un especie de transe, casi a punto de dormir, pero con conciencia de lo que ocurre, es estar en el borde de la vigilia y el sueño, en una especie de estado hipnótico.

Para lograr este estado debes: con los ojos cerrados, concentrarte en una parte de tu cuerpo como la mano, el pie o en un solo dedo, tienes que visualizarlo en tu mente a la perfección, luego flexiona esa parte del cuerpo, pero sin moverla, por ejemplo estira los dedos en tu mente sin moverlos físicamente, sólo la energía el cuerpo astral.

Después de que domines esta práctica puedes ampliar tu foco atencional a todo el cuerpo. Comenzando por hacer lo mismo con las piernas, los brazos, la cabeza hasta conseguir movilizar tu cuerpo energético totalmente sin mover tu cuerpo físico.

Entrar en un estado de vibración. Las vibraciones vienen en oleadas a diferentes frecuencias, el alma se prepara para abandonar el cuerpo. Debes mantenerte calmo y no tener miedo ya que el temor puede hacerte perder el estado de relajación y meditación. Observa, con clama, la energía que circula por tu cuerpo.

 Utiliza tu mente para mover el alma de tu cuerpo. Imagina que mueves tu cuerpo en tu mente para ponerte de pie. Levántate de la cama y camina por la habitación, luego mira tu cuerpo en la cama.

Se necesita mucha práctica para llegar a este punto, aunque a otros les resulta más fácil. Si tienes problemas para elevar todo tu cuerpo astral, ve practicando con algunos miembros, poco a poco hasta que puedas dominarlo.

De regreso a tu cuerpo. Tu alma siempre permanece conectada a tu cuerpo con una fuerza invisible, conocida como el «cordón de plata.» Deja que esta fuerza guíe tu alma a tu cuerpo y vuelva a entrar, mueve los dedos físicos, los pies y así todo el cuerpo hasta recuperar toda la movilidad.

Parte 3: Explorar el Plano Astral

Confirma que estás logrando la proyección Astral. Después que domines bien el “salir” de tu cuerpo físico, no des la vuelta para mirar tu cuerpo, en lugar de ello, sal de la habitación y camina a otra habitación de la casa.

Examina un objeto en la otra habitación, algo que no hayas notado bien antes en el sentido físico. Haz una nota psychological de su colour, forma y tamaño, prestando atención a tantos detalles como sea posible.

De regreso a tu cuerpo, y después de un tiempo, ir físicamente a la habitación y revisar el objeto que examinaste durante el viaje astral. ¿Puedes confirmar los detalles que notaste cuando exploraste el objeto con la mente?

Explorar más a fondo. Mientras más domines la proyección astral puede aventurarte a ir, primero a lugares conocidos y un poco más distantes y luego al volver ir físicamente, verificar los detalles de lo que viste en el viaje astral.

Poco a poco puedes aventurarte a ir más lejos y ganar suficiente experiencia para desplazamientos pero siempre a los lugares que están completamente familiarizados con la confianza de haber realizado la proyección astral.

No hay nada que temer

Puedes escuchar opiniones acerca de que el viaje o proyección astral es peligroso, pero este mismo temor puede hacer que no logremos tener estas experiencias, porque durante el viaje el “cordón de plata” no se rompe. Es pura energía y la energía no puede ser rota.

El cordón de plata nunca puede ser roto, pero se dice que el alma puede ser retrasada de volver a entrar a su cuerpo si gastas demasiada energía fuera de él o estás con pensamientos negativos. Debes siempre envolverte en una esfera transparente y luminosa que te proteja de cualquier fuerza negativa.



FUENTE: https://www.wemystic.com/es/proyeccion-astral/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil