Retroalimentación entre lo profundo y lo elevado

Jorge Ariel
Jorge Ariel

La retroalimentación es un mecanismo por el cual una cierta proporción de la salida de un sistema se redirige a la entrada, con el fin de regular su comportamiento. Tal comportamiento controlado por la realimentación negativa, aplicada a un animal, al ser humano o a las máquinas es un principio determinante y directivo, en la naturaleza o en las creaciones humanas.

El mecanismo consiste en realimentar sobre alguna entrada del sistema una acción o propiedad física (fuerza, voltaje, etc.) proporcional a la salida o resultado del sistema, de forma que se invierte la dirección del cambio de la salida. Esto tiende a estabilizar la salida, procurando que se mantenga en condiciones constantes.

En cambio, la realimentación positiva es una realimentación en la cual el sistema responde en la misma dirección que la perturbación, dando por resultado la amplificación de la señal original en vez de estabilizar la señal.

PRÓLOGO: lo profundo

Lo que soy es mi destino, lo que hago es mi libre albedrío

Un individuo está en manos del destino, es decir, los acontecimientos y circunstancias que se producirán a lo largo de su vida y que lleva inscritos, pero más importante es la manera en que un ser los vive y las experiencias y las lecciones que obtiene de ellos; pues es ahí donde interviene su libre albedrío. El propósito del arco argumental es mover a la personalidad de un estado a otro para efectuar el cambio.

El aprendizaje es esencialmente un proceso de revelación y el énfasis necesariamente se pone sobre el inteligente reconocimiento de lo que ha de ser revelado. La revelación acordada es dada al alma, registrada por la mente y más tarde es transferida al cerebro, de ahí la importancia de entrenar a la mente para que sea receptiva a las impresiones superiores. Aprender es mejorar el desempeño bajo condiciones invariables, aprendemos de nuestra experiencia y de la de otros, por lo que dicha experiencia ha de estar sometida al control y la autorregulación.

La calificación se fundamenta en el conjunto de cualidades buenas o malas del aprendiz, las cuales son la causa de sus reflejos de comportamiento, haciendo referencia a las fortalezas y debilidades personales del ser, los cuales dependen tanto de él y de sus actos, como de los demás y las circunstancias, así como las oportunidades y riesgos del entorno.

La evaluación es un proceso permanente de comunicación y reflexión sobre los resultados de los aprendizajes de los aprendices. Este proceso se considera formativo, integral y continuo, y busca identificar los avances, dificultades y logros de los aprendices con el fin de brindarles el apoyo pedagógico que necesiten para mejorar.

La retroalimentación ayuda al aprendiz a comprender sus modos y estilos  de aprendizaje, a valorar sus procesos y resultados y autorregular su aprendizaje, en ese sentido la retroalimentación contribuye a la construcción de la autonomía a través de esos procesos de reflexión que motiva a los estudiantes a resolver sus problemas, crear nuevas producciones, replantear sus trabajos a aprender identificar sus estrategias de aprendizajes, identificar sus logros y necesidades así como desarrollar de manera consciente una autoevaluación de lo que aprende y cómo aprende.

La flecha suprema que lanza Arjuna con su arco divino toca el centro del objetivo último de cualquier ser humano que viva en este mundo, traspasa el velo de sus ilusiones y de su ignorancia para contemplar el Ser Absoluto o Única Realidad.

retroalimentar retroalimentacion entre lo profundo y lo elevado i234796

EL PRESENTE: El flash

Cuando la luz ilumina las mentes de los hombres y agita la luz secreta dentro de todas las demás formas, entonces Aquel en Quien vivimos, revela Su oculta y Secreta Voluntad iluminada.

En fotografía, el diafragma es la parte de la cámara que determina el tamaño de la apertura de ésta hacia una fuente luminosa.  El flash, por su parte, es el dispositivo que actúa como fuente de luz artificial intensa y dura, que generalmente abarca poco espacio y es transportable. Un flash electrónico contiene un tubo lleno de gas xenón, en el que una descarga eléctrica de alto voltaje genera un arco que emite un destello luminoso con una duración del orden de milésimas de segundo.  Los ledes, aunque aún no alcanzan los niveles de potencia para reemplazar a los flashes de xenón de las cámaras de consumo, ya han sido usados en las cámaras de teléfonos móviles.

El aprendizaje por la vista está definidamente conectado con el sendero del discipulado. Es fácil reconocer que el aprendiz tiene en su cerebro un mecanismo de gran poder, capaz de controlar la vida de la personalidad. La visión fundamenta nuestra comprensión del proceso de revelado. Es fácil reconocer que el aprendiz tiene en su cerebro un mecanismo de gran poder, capaz de controlar la vida de la personalidad: El tercer ojo, el centro ajna, responde al ojo rector del alma. Los ojos derecho e izquierdo, toman los impulsos entrantes, y los dividen en dos corrientes: Ojo derecho, energía espiritual.  Razón pura. Comprensión. Ojo izquierdo, energía mental. Intelecto. Conocimiento.

diafragma como se expande la conciencia con la revelacion i213406

La mente y el alma

La mente o el sentido común, como solía llamarse, emplea los sentidos físicos de percepción y, mediante su conjunta contribución, obtienen una «visión total» y una síntesis de percepción del mundo 3D, de acuerdo al punto de desarrollo del hombre, y a su capacidad mental para reconocer, interpretar y relacionar correctamente lo que le fue impartido a él por la actividad de los cinco sentidos. Esto es lo que se quiere significar cuando se emplea la frase «el ojo de la mente,», y esta capacidad la posee en común la humanidad en diversos grados de desarrollo.

Más tarde, el ser humano emplea el «ojo del alma», revelándole un mundo de fenómenos más sutiles, el reino de Dios o el mundo de las almas. Entonces la luz de la intuición fluye, trayendo el poder de reconocer, interpretar y relacionar correctamente. Como resultado del pensamiento enfocado «en el corazón», el ojo espiritual se abre, transformándose en agente directriz, empleado conscientemente por el aprendiz mientras realiza su trabajo de acuerdo a la Ley de Sacrificio.

El alma es el eje del sistema del hombre espiritual; es el asiento de la vida y de la conciencia que animan a la personalidad, y es la potencia motivadora en cada encarnación, de acuerdo a la experiencia que condiciona la expresión del hombre espiritual en determinado renacimiento. En las primeras etapas de la experiencia dicho «ojo» permanece cerrado; no existe capacidad para reflexionar, tampoco para pensar con el corazón, es decir, pensar desde los niveles del alma.

A medida que el intelecto se desarrolla y el poder de enfocarse en el plano mental se acrecienta, la realidad de la existencia del alma llega a conocerse y el objetivo de la atención cambia. Le sigue la capacidad de enfocarse en la conciencia del alma y así fusionar el alma y la mente, de tal modo que tiene lugar la unificación y el hombre puede entonces comenzar a pensar «con su Corazón». Además, se abre el «ojo del alma», y la energía de los niveles del alma, inteligentemente empleada, es dirigida desde esos niveles y afluye en lo que ahora ambiguamente se denomina «el tercer ojo». Inmediatamente, la personalidad en los tres mundos comienza a expresarse como alma en el plano físico, y la voluntad, el propósito y el amor, empiezan a controlar.

La ley  del libre albedrío

Sentido de la responsabilidad, del deber, conciencia de uno mismo, respeto por las leyes de la vida, de la naturaleza, por los demás y cualquier forma de vida, es todo lo que asociamos con la palabra Dharma. Cuatro palabras nos describen las distintas etapas de evolución del instinto al intelecto en el desarrollo de la responsabilidad: desempeño, deber, disciplina y devoción.

El régimen y las reglas de conducta nos llevan a tener un buen desempeño. El cumplimiento del deber es el segundo paso hacia el desarrollo del sentido de responsabilidad. Participar en el desarrollo del mundo nos acerca al dharma como un aspecto del karma. Cuando se superan los tres niveles y se desarrollan los aspectos divinos, se pasa a la esfera de la obligación.

Desempeño: aplicación inteligente. Deber: amor responsable. Disciplina: voluntad intencionada.

A medida que la raza humana adquiere una acrecentada pureza en los tres mundos, el inmaculado destino será paralelamente efectivo, punto muy importante sobre el cual reflexionar, haciéndolo de dos maneras: la interpretación individual y la que concierne a toda la humanidad. Cuando se hace esto regularmente, se logra una visión incluyente entre la parte y el todo:

  1. Las normas de los integrantes en el hogar.
  2. El desempeño del escolar en el grupo.
  3. Los deberes del ciudadano con la sociedad.
  4. La obligación del individuo hacia la humanidad.
  5. La responsabilidad de las personalidades en la vida.
  6. La reacción del discípulo al karma personal y humano.
  7. La relación del aprendiz con el Consejo de Maestros.

El alma no tiene un destino individual, sino que está sumergida en el Uno. Su destino es el del grupo y el del Todo, su deseo es la elaboración del gran Plan, y su voluntad, la glorificación del Ser encarnado. La actual planificación humana constituye el primer indicador del surgimiento del aspecto Voluntad. La planeación de fines consiste en diseñar un futuro deseado y extraer de él los ideales, objetivos y metas que el resto del proceso de planeación se consagrará en conseguir.

EL PASADO: el flashback, lo retro.

Cuando el propósito de los Señores del Karma no tenga ya aplicación, y todos los planes entretejidos y estrechamente relacionados se hayan cumplido, entonces Aquel en Quien vivimos puede decir: “¡Bien hecho! ¡Sólo lo bello permanece!”

La retrospección o escena retrospectiva es una técnica, utilizada tanto en la literatura como en el cine y la televisión, que altera la secuencia cronológica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al pasado. Se utiliza con bastante frecuencia para recordar eventos o desarrollar más profundamente el carácter de un personaje.

La analepsis es una vuelta repentina y rápida al pasado del personaje, diferente al «racconto», que es también un quiebre en el relato volviendo al pasado, pero este último no es tan repentino y es más pausado en lo que se refiere a la velocidad del relato.

flashback

Recapitulando el pasado.

En literatura El ruido y la furia de William Faulkner o Pedro Páramo de Juan Rulfo son ejemplos significativos. Un buen ejemplo en cinematografía es La conquista del honor (Banderas de nuestros padres), de Clint Eastwood o el Doctor Zhivago de David Lean. En series de televisión pueden tomarse como ejemplos Lost (Perdidos), Fringe, Psych, donde se utiliza este recurso para conocer con mayor precisión acontecimientos del pasado de los protagonistas.

El espacio y el tiempo

Como el Ser Uno es infinito en sus planes y eterno en sus propósitos, es intrínsecamente imposible para cualquier ser humano llegar a aprender o a comprender jamás estos planes y propósitos divinos en su plenitud, por tal motivo vamos abordando los conceptos del participación, planificación y propósito, en los tres niveles de Humanidad, Consejo y Concilio.

El espacio contiene y condiciona el movimiento, incluso se mueve.

El tiempo se produce por virtud del movimiento y porque la mente está intrínsecamente consciente de lo secuencial.

La ley del destino

Actos fallidos, manifestación de la voluntad instintiva, acciones inconscientes, reflejos del comportamiento, acontecimientos y circunstancias programadas, encadenamiento de causas, de efectos y de los deseos y los actos que las producen, es todo lo que relacionamos con la palabra karma.   El verdadero concepto del karma concierne predominantemente a los ciclos y a la secuencia de los acontecimientos mundiales. Determina la secuencia de la evolución, del progreso evolutivo, el período de los reconocimientos kármicos y la terminación de un ciclo kármico.

A medida que la Ley del Karma se hace sentir en el plano físico externo, tienen ante sí la evidencia de las tres etapas de Penetración, Polarización y Precipitación. Al mismo tiempo en los planos internos, y debido a la existencia de la realidad interna, tienen las tres etapas correspondientes: Luz que Avanza, Correcta Dirección, Impacto. Existe también aquí una indicación de la estrecha interrelación de lo externo y lo interno, que produce una condición en la cual el aprendiz crea una situación análoga a la fase -la extensa fase de la creación del karma y la precipitación final del así llamado desastre crítico en su vida del plano físico.

La Ley del Destino ha entrado en vigencia desde que se fundó en la Tierra la Jerarquía; es resultado de la unida dedicación y consagración al servicio, destacada nota de los Ashramas unidos. Por lo tanto, es una ley séptuple, porque toma los siete colores de los siete rayos, las siete cualidades, los sistemas y métodos, técnicas y expresiones de energías de los siete rayos. En lo que concierne a la humanidad dicha ley está libre de todo mal, debido a su móvil altruista y, en cierta medida, es una ley que difícilmente la comprenderán. Un destino inmaculado, exento de toda mala intención, es un enigma para el discípulo común. Parece contravenir otras leyes con las cuales está familiarizado.

cinta magn 2 retroalimentacion entre lo profundo y lo elevado i234796

EL FUTURO: el flashforward, lo progre.

Cuando lo más bajo de lo inferior, lo más denso de lo sólido y lo más elevado de lo superior, sean todos elevados por las pequeñas voluntades de los hombres, entonces Aquel en Quien vivimos puede elevar la vívida e iluminada esfera de la Tierra y convertirla en radiante luz, entonces, otra Voz más excelsa le dirá: “¡Bien hecho! Sigue adelante. La Luz brilla‘”.

La prolepsis es un movimiento de prospección. Narra acontecimientos futuros, anticipaciones con respecto al presente de la historia, de modo que este puede conocer de antemano hechos que ocurrirán más tarde. Igualmente, la prospección puede darse de dos formas: La previsión, que corresponde a la proyección hacia el futuro de forma breve; y la premonición, un amplio salto en el futuro de la historia, para regresar a la narración inicial.

disco magn 2 retroalimentacion entre lo profundo y lo elevado i234796

Por ejemplo, la novela Crónica de una muerte anunciada se inicia revelando el desenlace para luego comenzar a narrar los eventos cronológicamente, no sin un continuo uso de prolepsis para relacionar los hechos presentes con el destino final del protagonista. En la serie de televisión Flashforward toda la población mundial pierde el conocimiento durante 2 minutos y 17 segundos en los cuales cada persona tiene una visión de su propia vida dentro de 6 meses, concretamente hasta el 29 de abril de 2010.

La realidad y el poder

El ser humano habitado por el espíritu tiene poderes de previsión-discernimiento, puede visualizar el futuro. Sólo las actitudes progresistas y que miran hacia adelante son personalmente reales. La personalidad crea un singular sentido del tiempo mediante el discernimiento de la Realidad, más una conciencia de presencia y la noción de duración.

Son tres los niveles de la realidad finita: materia, mente y espíritu. Son tres las manifestaciones de la energía física: fuerza, energía y poder. El poder es el nivel electrónico de la materia-energía. Cuanto más brillante sea el resplandor de la personalidad espiritualizada, tanto más grande será la sombra proyectada por la mente interviniendo sobre su investidura material. En el Universo, las tres energías, física, mental y espiritual, se hallan coordinadas, pero en el cosmos evolutivo, la energía-materia es dominante, excepto en la personalidad, donde el espíritu, a través de la mediación de la mente, lucha por imponerse.

Leyes del sistema

Toda mente Creadora trabaja con el fin de ejecutar un plan ordenado y expresarlo por medio de un objetivo visible. Ser rige por ciertas leyes definidas que guían la selección de las escenas, controlan el espacio y las formas que Él erige y Le indican el procedimiento a seguir para consumar Su idea.

  1. La ley de vibración y el plano atómico.
  2. La ley de cohesión y el plano espiritual.
  3. Ley de desintegración y el plano intencional.
  4. Ley de control magnético y el plano intuicional.
  5. Ley de fijación y el plano mental.
  6. Ley del amor y el plano astral.
  7. Ley de sacrificio y el plano físico.

EPÍLOGO: lo elevado

retroeter retroalimentacion entre lo profundo y lo elevado i234796

El ser humano es un sistema intencionado al poseer voluntad e intenciones propias, por lo que puede producir iguales resultados de diversas maneras en el mismo estado, puede por lo tanto seleccionar los fines, así como los medios y también cambiar sus metas bajo condiciones constantes.

El sistema regulador del ser humano es su cuerpo bioenergético que rige al sistema endocrino, que a su vez controla las siete zonas principales del cuerpo físico mediante sus glándulas y hormonas, que se constituyen en factores energéticos e indicadores de vitalidad. Los centros como puntos focales, son agentes y transmisores para las siete energías de rayo.

Los centros que están debajo del diafragma como son el esplénico, el solar, el sacro y el básico son controlados por los cuatro éteres del plano físico planetario; los centros que están arriba del diafragma como son el cardíaco, el laríngeo, el ajna y el coronario son controlados por los éteres cósmicos desde los planos intuicional, intencional, espiritual y divino respectivamente. Así empezamos a comprender la expresión “como es arriba es abajo” y la interacción entre lo profundo y lo elevado. Lo profundo hace referencia al cuerpo bioenergético y lo elevado al campo electromagnético terrestre.

Existe una relación entre la Humanidad como centro laríngeo del planeta y el Consejo de Maestros como centro cardiaco y hay actualmente una acrecentada respuesta de la humanidad al centro coronario, Shamballa, donde la voluntad de Dios es conocida. El centro coronario es el agente dinámico del Propósito, el centro cardíaco es el agente del Plan en evolución y el centro laríngeo es el agente de Participación de los seres humanos. Propósito, Planificación y Participación son los tres vértices de la Voluntad humana.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx