¿Sabes porque siempre vuelves a cometer los mismos errores del pasado una y otra vez?

G. S.

Las reflexiones del Dr. Maurice Nicoll responden a dicho interrogante es decir sobre como evitar repetir los errores del pasado por lo que haremos alusión a aquellas para responder dicha pregunta y ayudarte a salir de tan nefasta y eterna rueda giratoria que comprenden los errores del pasado.

De esta manera y haciendo alusión al autor mencionado anteriormente, se trae a colación una de sus reflexiones la cual sugiere que el ser humano se convence una y otra vez que el paso del tiempo es sinónimo de evolución. Es decir, el ser humano piensa que solo con el paso del tiempo evoluciona como ser, no hay otra variable en juego mas que la cuestión temporal. No obstante eso, si uno se pone a leer un poco de historia inmediatamente se da cuenta, comenta Nicoll, de que las guerras, las cuales son consideradas por los sujetos como cosas que pasan de manera excepcional son, en realidad, comunes ya que desde la prehistoria vivimos de guerra en guerra. Por lo cual, este hecho de las guerras, no es azaroso sino que es un elemento constante a lo largo del tiempo. Este mismo hecho alude justamente a lo poco que hemos podido evolucionar a lo largo y a lo «ancho» de los siglos. Con esto, Nicoll nos quiere hacer reflexionar sobre la frase «el nivel de ser de un hombre, atrae su vida». En otras palabras, si hay guerra es claro que el hombre no ha evolucionado en lo absoluto, sino justamente se ha quedado varado en lo destructivo y paradójico de las guerras. Nicoll refiere que el ser humano atrae lo que es y no lo que será, es decir la historia y todo lo que pasa en la vida de una persona se vuelve a repetir porque sigue en el mismo nivel de ser por lo que sigue atrayendo, una y otra vez, las mismas circunstancias, los mismo sentimientos, cree las mismas cosas, y así sucesivamente. Como podemos dilucidar, nada cambia, todo permanece absolutamente igual.

Entonces ¿Como evitar repetir los errores del pasado?

El Dr. nicoll propone que para que la historia personal de un hombre cambie, es decir cambien las circunstancias que se le presentan, piense y sienta cosas diferentes y nuevas, es necesario que haya un cambio en el nivel de ser del hombre. En otras palabras un cambio del nivel  en el que el hombre vive de manera natural su vida rutinaria.

El autor pretende con sus reflexiones que, quien lea estas ultimas, comprenda que cada uno de nosotros nos encontramos en un determinado nivel de ser y para enseñarlo hace alusión a una escalera, la cual tiene muchos escalones que se extienden de manera vertical en donde hay personas que se encuentran en escalones que están por encima de nosotros y otros que se encuentran en escalones que están situados por de bajo del nuestro. Esta escalera, aclara, nada tiene que ver con el tiempo, el tiempo futuro no es sinónimo de evolución ni mucho menos de estar en mayores niveles de ser, sino que quienes están en niveles mas altos, se encuentran en este mismo instante en dicho nivel, lo mismo para los niveles inferiores. El tiempo nada tiene que ver con estos diferentes niveles, sino que justamente se trata de niveles coexistiendo en el ahora.

De esta manera, el trabajo sobre sí mismo que  se propone es en el mismísimo instante que constituye el ahora, el presente. Este trabajo sobre sí trata por ejemplo de la represión de las emociones negativas, del recuerdo de sí, de la no identificación con las molestias y peleas, de no rendir cuentas, etc. Y tiene que ver con una acción que uno puede realizar ahora mismo sobre sí mismo. Por ejemplo, cita Nicoll, si un hombre que está desesperado, se detiene un instante y se observa en dicha situación, observa la misma lentamente y trata de recordarse a sí mismo, de darse un choque de conciencia, o en otras palabras trata de comprender el sentido de su actitud, es decir trata de transformarse, de transformar su respuesta mecánica a las situaciones que lo rodean, se da cuenta que todo ha cambiado, su estado de ánimo pierde sentido y desaparece. Este suceso, alega Nicoll, representa un cambio instantáneo en el nivel de ser. De esta manera el autor introduce las diferentes (tres) etapas de un hombre.

sunset 3325080 340 mensaje de sananda: el gran evento se acerca ID148413 - hermandadblanca.org

Etapas del hombre, claves para no repetir el pasado.

La primer etapa está constituida por los primeros años de vida, hasta los tres, cuatro o cinco años. Al nacer, el ser humano es pura esencia, esencia a partir de la cual puede crecer y desarrollarse, y esa esencia es lo único verdadero que posee. Pero aquel crecimiento es limitado, no puede crecer por sí misma luego de los tres o cinco años.

La segunda etapa del hombre consiste en la formación de aquello que rodea a la esencia y justamente es la que la ayuda a desarrollarse, esta realidad que rodea la esencia es la personalidad. Esta última, es una realidad ajena a la esencia, que se adquiera de la vida mediante los sentidos. Es así como un niño deja de ser el mismo y llega a ser algo diferente de su sí mismo. De esta manera, el centro de gravedad pasa de la esencia a la personalidad, esto quiere decir que el niño aprende a hacer diferentes cosas mediante la imitación y así sucesivamente. Entonces cuanto más rica es la personalidad, mejor será el crecimiento de la esencia, por lo que cuanto más débil es una personalidad menor será el crecimiento de la esencia o no se llevará a cabo dicho crecimiento.

La tercer etapa del hombre tiene que ver con aquel hombre que ha desarrollado su personalidad y puede arreglárselas con la vida a su manera, con las herramientas que posee y de una forma suficientemente razonable. Es decir, esta tercer etapa es el puntapié para el desarrollo de su esencia. Solo a partir de aquí puede desarrollarla, a partir de una personalidad rica y fuerte. Por ejemplo, alude Nicoll, un hombre que a pesar de ser muy reconocido e importante socialmente hay en él una esencia pobre. Este hombre, por ejemplo, hace todo para lograr mayores méritos por temor a la pérdida de su reputación, pero no hace nada por sí mismo, sino que todo lo que hace, lo hace por su estatus, popularidad etc. Supongamos que este hombre sienta un vació muy grande a pesar de todas sus “riquezas”. Está materialmente satisfecho, tiene joyas, casa, etc., pero siempre se siente vacío. Este hombre, afirma Nicoll, se está aproximando a la tercer etapa del desarrollo ya que ha llegado a una posición en la cual su parte verdadera, es decir su esencia puede crecer y de esta manera llenar o mejor dicho reemplazar el sentimiento de vacío por un sentimiento de significación. Es así como para que se lleve a cabo entonces este desarrollo debe en palabras de nicoll sacrificar su personalidad es decir realizar un trabajo de inversión un trabajo que vaya en sentido contrario a todo lo que venía haciendo.

La tercer etapa entonces tiene que ver con aquel momento en donde el hombre se siente vació, donde ya la personalidad no lo satisface y necesita encontrar un nuevo sentido a su existencia. Tal como dice Nicoll, esta tercer fase consiste en volver pasiva la personalidad para que de esta manera la esencia pueda crecer.
persona y elefante reconiendo los errores del pasado ¿sabes porque siempre vuelves a cometer los mismos errores del pasado ID149373 - hermandadblanca.org

Tipos de aprendizajes acordes a cada una de las etapas del si mismo

Como consecuencia de cada una de estas etapas hay tres formas de enseñanza que una persona puede encontrar a lo largo de su vida.

La primera es aquella enseñanza que proviene de las ideas de la madre, es decir la esencia toma las ideas, creencias y sentimientos de la figura materna y las hace propia.

Luego la segunda forma de enseñanza es aquella que incorpora a través del mundo, es decir el sistema de creencias, las memorias colectivas, etc. Es así como la personalidad se va formando.

La tercera forma es cuando el hombre comienza a preguntarse, por ejemplo, ¿cual es el lugar que ocupo? pregunta que puede hacerse a expensas del tipo de personalidad.  Resumiendo la tercer etapa “empieza al final de la segunda etapa, cuando la personalidad ya está formada y un hombre ha saboreado la vida y visto cómo son las cosas y se siente insatisfecho y comienza a buscar algo más, algo que lo hará comprender mejor, algo que lo ayudará y lo encaminará y eventualmente lo completará”.

¿Te has sentido así algunas vez? ¿Sientes una especie de vacío en tu vida?

Si es así te invito a que sigas preguntándote y ahondando en tu interior y comiences a trabajar sobre tu sí mismo.

REDACTORA: Gisela, redactora hermandadblanca.org
FUENTE:  Libro “Comentarios psicologicos sobre las enseñanzas de Gurdieff Y Ouspensky” del Dr. Maurice Nicoll

6 comentarios

  1. gissela y salva buen aprendizaje con esos escritos la sabiduría divina ilumine de este don a mujeres con principios espirituales y nos sigan ilustrando lo que el mundo por venir ,gracias

  2. Holaa Gisela. El problema fundamental que hace que caigamos una y otra vez en nuestros mismos errores pese a muchos propósitos de la enmienda, radica fundamentalmente en la falta de energía en nuestra esfera energial, y que es equivalente al poder volitivo de nuestra conciencia de ser. Esa merma energial que padecemos es común al ser humano por una razón de causa: La depredación a la que estamos sometidos por una raza de seres inorgánicos que no vemos, y que se alimentan de la energía de nuestra esfera. Los Nuevos videntes de don Juán y de Castaneda nos hablan de ellos, como los Voladores, y también como la Mente Foránea.Y puedo avalar su existencia pues personalmente he visto uno de ellos. Inicialmente, durante la adolescencia se alimentan del receptáculo irradiante exterior de nuestra esfera, dejándola en los mínimos energiales suficientes para que no fallezcamos, ya que a partir de ahí, nos infundirán pensamientos contradictorios en nuestra mente que crean estallidos emocionales y pasionales en nuestra esfera, que abducirán obteniendo su bocado alimenticio. Ellos son los responsables que perdieramos el fulgor total de nuestra esfera de energía que nos mantenía en el estado conciencial del Paraiso. Estado que no es para nada mítico, sino que chamanes y budistas, han aprendido a recuperarlo. Los chamanes lo llaman: el estado de conciencia del Conocimiento Silencioso. Y los budistas: el estado de vacuidad de pensamientos o ausencia de mente del Nirvana. Todos nuestros conocimientos adquiridos sobre filosofías y esoterismos, nos sirven de muy poco si no recuperamos primero la energía esencial de nuestra esfera que el depredador inorgánico mantiene en los mínimos irradiantes. Y de ahí, que ambos conocimientos utilicen las técnicas sicofísicas que nos permiten recuperar el máximo nivel de nuestra energía, que implementan junto a las teorías intelectivas como forma de aprendizaje. Teorías que de poco valdrían si no fuera por las prácticas del Yoga y de la Meditación que los budistas emplean. Así como los Pases Mágicos, llamados por Castaneda la Tensegridad, y la práctica sicoenergial de la Recapitulación, que los Nuevos Videntes practican para recuperar todo nuestro caudal de energía perdido.
    Si no conoces al que fuera el antropólogo y profesor en la UCLA Carlos Castaneda, y sus trece libros editados sobre las Enseñanzas de don Juán, te lo aconsejo encarecidamente. En ellos, Castaneda transcribe su periodo de aprendizaje del conocimiento tolteca de la energía, cuya finalidad consiste en vivir como guerreros y guerreras responsables de nosotros mismos y acceder a la Maestría de la Conciencia de Ser, como Hombres y Mujeres de Conocimiento, alcanzando el estado de conciencia del Conocimiento Silencioso. Existe otro libro que también te recomiendo, escrito por Taisha Abelar, aprendiza tomada por don Juán, que narra también su proceso de aprendizaje con el maestro nagual. Su titulo es Donde Cruzan los Brujos y está editado en Gaia.
    Y si lo deseas, te puedo enviar el libro escrito por Maitreya titulado Te Presento a Dios. El Amanecer de la Nueva Conciencia Universal. Libro que estará acabado en breve, y que se encuentra cruzado por la Atenergia. Nueva disciplina que Maitreya lega al mundo a fin que alcancemos el estado del Nirvana o del Conocimiento Silencioso a nivel global la humanidad al completo. Ese es el siguiente paso evolutivo que la raza humana debe dar. Seguir aferrados al estado de la Razón y continuar por el camino tecnológico del transhumanismo y del hombre cibernético como apunta la ciencia, será el camino de la aberración y de la auto extinción humana. La Atenergia, aboga por el fin de las religiones que han sido creadas bajo el dominio del Ego. Religiones que han sido causa de separatismos y guerras, y que de muy poco o nada han servido a la evolución humana. La disciplina de la Atenergia, propone el destierro del Ego de nuestras conciencias, y retomar el vínculo que perdimos con el Espíritu Incondiconado de la Divinidad, que nos devolverá al estado del Paraíso. al estado de conciencia búdico del Conocimiento Silente. Un fuerte abrazo para tí y resto de la hermandad. Y también para todos los que lean este comunicado. Besitos tiernos por doquier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx