Tu alma ama la luz en todos y en todo

Fanny Zapata

Los Ángeles, a través de Ann Albers, quieren manifestar que tu alma ama la luz que hay en todo, pero no todo tiene que gustarte siempre.

Tu alma ama la luz que hay en todas las cosas

«Queridos amigos, los amamos tanto.

¿Saben una cosa? Algunos de ustedes son demasiado duros consigo mismos.

A veces, vives bajo la premisa falsa de que para ser “santo” o “espiritual”, deben gustarte todos los seres vivos y todas las cosas. Pero esto, querido amigo, es una manera errónea de interpretar el amor.

Si bien amar forma parte de tu naturaleza, nunca viniste al planeta esperando que te gustaría, o más bien resonarías con todos y con todo. La luz dentro de ti ama la luz dentro de todos los seres y todas las cosas, pero la personalidad que encarnas en la Tierra tiene sus propias preferencias y deseos únicos.

child g67e46bb04 1280 tu alma ama la luz en todos y en todo i461831

Aunque una persona o una cosa no te agraden, tu alma ama la luz que hay en ellas. Fuente: Pixabay.

Y así es como se pretendía que fuera.

Cuando viniste a este planeta, sabías que te encantaría la variedad, el contraste y las increíbles oportunidades para crear, inspiradas en la danza del Amor y en tantas formas diferentes. Sabías que te encontrarías con las almas que amas, pero bajo distintas apariencias y variadas personalidades.

Reconociste que habría algunas que sí recordarían su conexión con el Amor y otros que la olvidarían, y que algunos resonarían contigo y otros, por el contrario, te desafiarían a amarte a ti mismo.

Supiste que tendrías tus preferencias, tus gustos y aversiones, y sabías que estos sentimientos te ayudarían a recordar más sobre quién deseas ser, qué deseas experimentar, qué crearías y cómo quieres crecer.

Viniste a la Tierra sabiendo que tus sentimientos de afinidad o repulsión eran simplemente fuerzas que te guiaban, para ayudarte a permanecer en el camino de tu mayor alegría.

En lugar de juzgarte a ti mismo o al otro cuando sientas un “gusto” o un “disgusto”, date permiso para sentir tus preferencias.

Permítete «gustar» o «disgustar» de cualquier otra personalidad, cosa, situación, creencia o comportamiento que encuentres en tu vida. Existen ciertos alimentos que tú prefieres, atuendos que son tus favoritos, gustos en cuanto a colores y decoración.

También existen ciertas personas, creencias y comportamientos que tú favoreces por encima de otros. Esto es tal y como estaba destinado a ser.

Acepta tus preferencias y aléjate de las cosas que no te gusten

Tu alma ama la luz dentro de todas las cosas y todos los seres. Pero tú, como ser humano, tienes sus preferencias. Se puede amar sin gustar, tanto como una madre ama a su hijo, le guste o no su comportamiento en un día determinado.

friends gf26375acc 640 tu alma ama la luz en todos y en todo i461831

Acepta tus preferencias tal como son, aprender a ver el lado bueno de todas las cosas. Fuente: Pixabay.

Puedes amar sin gustar, tanto como un verdadero amigo te ama incluso si sus creencias sobre un tema determinado son diferentes a las tuyas.

Se puede amar sin gusto, tanto como un chef puede amar la diversidad de ingredientes con los que agasaja a sus invitados, a pesar de no querer comérselos todos.

Puedes amar, incluso si a los demás no les gustas, porque te sientes mejor cuando te enfocas en la luz que existe dentro de todos.

El secreto de la felicidad está disfrutar de las cosas, los seres y las situaciones que te gustan y dejar de condenar y tratar de cambiar las que te desagradan. Sé honesto contigo mismo y toma sus decisiones en consecuencia:

«Soy quien soy. Tú eres quien eres. La vida es lo que es. ¿Qué sigue?»

Cuando te gusta alguien, disfruta su presencia o simplemente disfruta pensando en él. Y si no te gusta el comportamiento o la personalidad de alguien, tienes muchas opciones, así que elige una que se sienta bien para ti.

Puedes optar por buscar los puntos buenos de alguien, si eso hace que te sientas mejor. O puedes elegir alejarte. También podrías observar en silencio y tratar de comprender o decidir honestamente que no tienes ningún interés en hacerlo.

Elijas lo que elijas, que sea la respuesta que te parezca la más correcta y amorosa. Confía en que cuando haces lo que sientes que está bien en tu alma, también será lo correcto para todas las almas involucradas.

Puede que no te sientas muy amoroso alejándose de alguien, aún cuando lo hagas amablemente, pero te aseguramos que es más amoroso alejarse honestamente, que fingir que esa persona te gusta.

Él o ella sentirá la disonancia de una forma u otra, y la relación nunca será realmente satisfactoria para ninguno de los dos. Esa otra persona puede decir que no quiere que te vayas, pero en el fondo de su corazón quiere a alguien que sí desee estar con ella. El rechazo de una persona es la redirección de otra.

Tal vez quedarse callado no se sienta demasiado amoroso, en lugar de decidirse a entablar una batalla con alguien que quiere discutir.

Pero es preferible ver un alma en paz que dos en guerra. En última instancia, no importa lo mucho que un ego quiera una discusión, todas las almas realmente desean la paz.

Quizá que no siempre se sienta amoroso decir: “no, honestamente no puedo hacer eso por ti” cuando alguien quiere desesperadamente que hagas algo por ellos. Pero  sí lo es decir la verdad en lugar de mentir para complacer al otro, y quedar con un corazón resentido.

En última instancia, todas las almas quieren que los dones se den libremente y con alegría.

Hay una gran diferencia entre el juicio y el discernimiento. El juicio dice: “no tienes derecho a serlo”. El discernimiento dice: “no eres adecuado para mí”.

Queridos, absolutamente todos y todas las cosas tienen un lugar, un propósito y el derecho de estar en el gran rompecabezas de la vida, ya sea que encajen natural y fácilmente con su pieza del rompecabezas o no.

Como en la vida, todas las piezas pertenecen, pero no todas van juntas.

Y te aseguramos que no fuiste puesto en esta Tierra para comer cada artículo en la tienda de comestibles, y tampoco para que te gusten todas las personas, todas las cosas, ni todo cuanto existe.

Que Dios te bendiga. Te amamos mucho.

Los Ángeles»

Un mensaje canalizado por Ann Albers.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

Message from the Angels via Ann Albers, February 12th, 2022

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx