Activación del Rayo Dorado Mixto de Nueva frecuencia.

David Trias
David Trias

Estamos en la integración interna de la energía masculina y la femenina. En este proceso purificamos las informaciones que han sido distorsionadas y veladas mediante enseñanzas condicionadas por los miedos. Estas distorsiones generan una sumisión y por lo tanto una pleitesía que genera una jerarquía energética limitante. Tanto por jerarquía como por limitante ya nos da la información que no se tratan de frecuencias de luz.

Igual que con el discurso del miedo mediante castigos y juicios, también nos damos cuenta las emociones que eso nos despierta y detectamos desde nuestro ser que no pueden pertenecer por sentido común universal a las frecuencias de luz a las que hemos decidido acceder y permanecer.

Estamos en los procesos de abrir los corazones a estas energías amorosas que ahora integramos. Realizamos la oración para descubrir cual es realmente el rayo dorado mixto afinado para nuestro ser:

 

 

Con el tiempo que destinamos a esta llama estamos haciendo vibrar en una intensidad determinada a todas nuestras células desde su espacio fractal, donde realmente estamos activando la luz interna en su expresión ilimitada.

En este momento integramos también el permitirse, el darse permiso, el agradecerse y el sentir el merecimiento de ser y sentirse un ser de luz. Este instante del yo soy carece de palabras y se inunda uno mismo de emociones y sensaciones tan sutiles y ligeras como indescriptibles para el lenguaje hablado o expresado. Aquí iniciamos el lenguaje expansivo, el del pulso que emitimos con nuestra presencia coherente. Nuestra propio estado y permanencia cada vez más prolongada en el tiempo emiten como un latido de corazón ligeramente más intenso por ir acompañado de una emoción consciente, ese latido lo llamamos pulso e irradia circularmente a partir de nuestro ser yo soy nuestra emoción en la nueva frecuencia de luz.

Ese instante del yo soy carece de palabras

Recuerda tomar tu tiempo diario a tu propio proceso, a tu propio momento a tu ser yo soy en estado presente, activado y dilatando el espacio temporal desde tu frecuencia de amor lo más intensa posible sin esfuerzo.

Obsérvate y despierta conscientemente toda la información del espacio que te rodea tanto físico como energético. Se tu ser yo soy en estado presentes y consciente permaneciendo constantemente en una frecuencia de luz y amor.

 

images 4 activación del rayo dorado mixto de nueva frecuencia. ID169100 - hermandadblanca.org

 

Date cuenta de la cantidad de cosas que se mueven a tu alrededor y que tú eliges cuales te influyen y afecta y cuáles no. Activa recibir la información de los permisos inconscientes que has estado dando durante tanto tiempo. Agradécete estos permisos porque has sido una hermosa i importante parte de tu aprendizaje y al despertar esta parte en ti todo este conocimiento que ya tienes sentirás una inmensa sensación de bienestar.

Recuerda que es más fácil permanecer en un estado en el que te sientes pleno que desplazarte  a un estado donde predomina el miedo y el dolor. Integra esta información, pues hay un velo extendido que transmite incoherentemente lo que no es. Siente  que opción es la más obvia, cual resuena más intensamente en tu ser. ¿Prefieres i elijes permanecer en un estado de plenitud o prefieres y elijes situarte en un espacio de miedo y dolor?

Si así lo sientes y así lo quieres, sabrás que nada ni nadie elige por ti, despiertas y recuperas la capacidad del ser creador que realmente eres. Revocas y deshaces todos los pactos, tratos y acuerdos realizados y dados consciente o inconscientemente.

Pasa a una posición de observador constante de todo lo que te rodea, de lo que ves y de los sientes. Desde esta posición despiertas tu conocimiento de ti mismo en tu máxima expresión de luz. La autosinceridad se intensifica y haces caer todos los velos que hasta ahora no te han permitido ver realmente el ser ilimitado y maravilloso que ya eres.

Dedícate unos instantes durante esta integración a descubrir la cantidad de cosas de tu entorno que pueden afectarte si les has dado algún permiso.  Revoca desde tu interior respirando la llama de la resurrección cualquier permiso consciente o inconsciente que hayas cedido y recupera tu integridad.

Tus permisos funcionan en dos direcciones, en los que das, y en los que te permites. Los que das son cesiones donde quedas a expensas que otros decidan por ti en toda la amplitud de cosas que te puedas imaginar ahora mismo. Los que te permites o no te permites son las limitaciones que has llegado a ponerte o a quitarte para llegar a ser el ser limitado que ahora mismo eres.

Tus permisos funcionan en dos direcciones.

En ti mismo esta hacer el primer paso para ser el ser ilimitado que realmente eres, siéntelo por un momento, siente ese primer paso, ese cambio a  acción, al movimiento, al despertar del ser creador que tú ya eres. Siente esa decisión amorosa pero contundente de moverte a una frecuencia de luz más intensa. Respira del rayo de la resurrección y siente aquí y ahora, sin esques y sin peros, a todo tu ser expresar desde la emoción el primer paso, la primera afirmación, genera tu momento de luz ahora, decide ser y recuperar todo lo cedido, decide permitirte.

Y sobre todo, una vez sentida esta emoción, agradécete y deja que ese agradecimiento traspase todos tus cuerpos para integrar este momento de luz y felicidad plenos.

Acabas de empezar a enfocarte en conocerte a y amarte, te acompañamos en esta emoción que te sitúa en una frecuencia que puedes integrar ahora mismo ya que la estas sintiendo y por lo tanto ya la identificas y activas cada vez que decidas.

Estamos cada vez más activos en nuestro momento presente y esto nos sitúa en un espacio/tiempo donde despertamos nuestro ser creador que genera y genera momentos desde el amor y la luz. Se consciente de estas palabras y las emociones que nos permiten expandir. Se consciente que nuestro desplazamiento por el tiempo en estado presente, tiene otra velocidad,  cada segundo se dilata.

Observa desde esta frecuencia en a que te encuentras ahora mismo, la cantidad de emociones densas que has ido coleccionando, observa los miedos, las inseguridades, las confusiones, las contradicciones. Observa bien i date cuenta que los estás viendo desde otro plano, como algo lejano, distante, como algo que ahora mismo no está en ti. ¿Y porque ha pasado esto? porque pertenece a otra frecuencia donde ahora mismo no estas. Integra lo que acabas de sentir.

Cuando escoges con claridad, ya no hay separación y activas tu yo soy. 

 

Te haces ser en estado presente.

 

Generalmente, lo primero que hacemos es despertar grandes cantidades de información que ya tenemos y hemos integrado a lo largo de los tiempos. Una vez hemos despertado una gran parte del ser ilimitado que realmente somos, empezamos a  aprender cosas nuevas. Al principio podemos sentir las dudas de cuando despertamos o cuando aprendemos, pero las mismas emociones nos van descifrando cuando es cada caso.

El despertar es el recordar, el sentir de alguna manera que ya sabias esto. El aprender es el alimento de tu ser, es el sentir la felicidad de crecer, de tornarse diferente con lo que estas integrando. Cuando integramos la observación en nuestro estado presente continuo, estamos constantemente conscientes de nuestros cuerpos y de nuestras emociones, y estos, nos revelan todo lo que precisamos para distinguir. Estamos en el rayo de la resurrección.

Respira del rayo y activa la siguiente afirmación  para ti “yo soy la resurrección y la vida”. De nuevo, observa y siente como traspasa tu ser. Repítela de nuevo alunas veces si así lo sientes para darte permiso para sentirla y expandir tu afirmación a todos tus cuerpos. Repite desde el sentir y observando unos instantes después de cada repetición. Desplazate al Templo del Rayo Dorado Mixto en Nueva Frecuencia:

 

 

Mientras despertamos, más conscientes llegamos a ser en estado presente y esto nos desplaza por frecuencias de luz cada vez más intensas y con emociones más ligeras y agradables.

La resurrección, el resurgir, el despertar, todo esto desde el servicio sin egoísmo aunque empezando por uno mismo. Uno de los mejores regalos para los seres queridos es ser y estar en la felicidad, el bienestar y la plenitud. Por esta razón empezamos por nosotros mismos.

Desde el rayo de la resurrección despertamos nuestro ser creador y activamos conscientemente este proceso de estar creando constantemente. Creamos desde el amor y la luz generando así nuestro camino. Cogemos conciencia de que creamos el camino por donde pasaremos y vamos pasando. Con nuestros pensamientos, intenciones y emociones, cada día creamos y nuestra vida refleja cómo hemos dispuesto. La llama de la resurrección nos ayuda en este proceso de integración.

 

5 comentarios

    1. Dios mío ..es difícil pero lo boy a lograr gracias maestros gracias Padre desde mi yo soy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx