Aprende a proteger a la Madre Gaia: un mensaje de los Arcturianos

Fanny Zapata
Fanny Zapata

A continuación un mensaje conmovedor de Los Arcturianos, canalizado a través de Suzanne Lie acerca la historia de nuestra Madre Gaia y de nosotros mismos. Hicimos una promesa con nuestra planeta al venir aquí, aunque pocos la recuerden y es necesario cumplirla.

¿Quieres saber cúal fue esa promesa? En este maravilloso mensaje te lo explicamos todo.

Proteger y amar incondicionalmente a la Madre Gaia

Queridos Arcturianos, ¿tienen un mensaje para nosotros hoy?

«Sí, nosotros los Arcturianos tenemos un mensaje para todos en cualquier momento o lugar en el que sientan la necesidad de comunicarse con los seres de dimensiones elevadas, que resuenan en los mundos dimensionalmente superiores.

Hay muchas personas, diríamos la mayoría de ellas, que no piensan en sus propias expresiones dimensionales superiores de sí mismas.

Al igual que la Madre Gaia tú tienes numerosas versiones multidimensionales para escoger. Fuente: Pixabay.

Lo cierto es que cada humano tiene al menos una versión multidimensional de su propio ser. Sin embargo, ese «Yo Multidimensional» es un secreto, oculto para la mayoría de los seres humanos.

¿Por qué alguien querría mantener secreto su propio Ser Multidimensional de los humanos tridimensionales que lo rodean cada día y en tantas formas?

¿Sabías que tienes muchas versiones multidimensionales a la disposición?

La respuesta a esa pregunta es bastante simple en verdad: a los humanos no les gusta ser demasiado diferentes de otros humanos.

Pero por otro lado, los humanos a menudo se esfuerzan por ser lo más diferentes posible de los otros.

Es bastante difícil para un humano de tercera dimensión recordar que en realidad tienen muchas versiones de su propio YO Superior de Dimensión Superior.

Sin embargo,  el vehículo terrestre y tridimensional de un ser humano, casi nunca es consciente de las muchas versiones dimensionales superiores de sí mismo, disponibles para que las utilice en su vida diaria.

«¿Como puede ser?» te escuchamos preguntar “¿Cómo podríamos no saber que somos Seres Multidimensionales? ¿Cómo no darnos cuenta de que tenemos muchas opciones en cuanto a qué partes de nuestro SER estarán en nuestra vida diaria?

Además, ¿qué componentes de nuestro SER necesitarán permanecer en secreto para los demás y, muy a menudo, en secreto para nosotros mismos?

Antes de continuar con este mensaje, los Arcturianos explicaremos desde nuestra perspectiva superior, de la quinta dimensión y más allá, cómo nuestra realidad parece ser diferente de la realidad de la tercera dimensión.

Las versiones de un Ser Multidimensional

Primero, están los humanos que NO tienen idea del concepto de «dimensión». Durante muchos, muchos eones, la mayoría de los humanos NO tenían pensamientos, comprensión, experiencias ni recuerdos de que tenían otra versión de sí mismos,  la cual resonó en las frecuencias más altas de la realidad.

Estas «Versiones Superiores» de su Ser se encontraban entre las muchas entidades galácticas que se habían ofrecido voluntariamente para tomar una forma tridimensional. Así podrían aprender sobre Gaia tridimensional.

Pero, ¿por qué les importaba la Tierra / Gaia tridimensional?

La respuesta es que estas entidades galácticas habían venido de su propio Hogar Planetario para ayudar a Gaia con su ascensión.

Sin embargo, hubo un  gran peso psíquico para la mayoría de los seres tridimensionales, quienes habían optado por asumir la frecuencia MUY baja de un cuerpo.

¿Por qué estos primeros valientes guerreros de la Tierra decidieron adoptar una baja frecuencia de resonancia?

Tuviste que descender hasta la tercera dimensión y formar parte de Gaia. Fuente: Pixabay.

Ellos asumieron las frecuencias más bajas del YO planetario de Gaia para poder ayudarla a recordar que ELLA, Gaia, es la expresión multidimensional de la Tierra.

La Madre Gaia desciende a la tercera dimensión

Por supuesto, han transcurrido incontables eones desde que la Madre Gaia hizo su gran sacrificio para reducir su frecuencia innata desde la quinta dimensión, a través de la cuarta dimensión, y hacia la tercera dimensión.

¿Por qué Gaia hizo este sacrificio? Lo hizo porque sabía que ella, Gaia, sería necesaria para convertirse en el Mundo natal de una especie humanoide que necesitaba vivir en un planeta de tercera dimensión.

Por supuesto, la Madre Gaia todavía tiene sus expresiones dimensionales superiores de SER, pero la mayoría de los humanos NO pueden elevar su propia resonancia física, así como su conciencia, más allá de la frecuencia tridimensional de sus «cuerpos».

Sería necesario un cuerpo tridimensional para vivir en el planeta Gaia, que para entonces había bajado su resonancia de la sexta / séptima dimensión a la quinta y cuarta dimensión.

Finalmente, el cuerpo planetario de Gaia se instaló en un cuerpo terrestre tridimensional.

Sin embargo, Gaia nunca estuvo muy feliz con esa resonancia de tan baja frecuencia. Pero ella había prometido reducir su resonancia planetaria a la tercera y cuarta dimensiones para que los «humanos» pudieran ocupar su cuerpo planetario, llamado por ellos mismos «la Tierra».

A Gaia tampoco le gustaba el nombre Tierra, pero tenía sentido para los humanoides de entonces, muy primitivos. Entonces Gaia se instaló con el nombre de «Tierra».

Afortunadamente, con el tiempo, los humanos que estaban en una realidad espiritual comenzaron a llamar a la Tierra por su verdadero nombre: ¡Gaia! Y esto se notó por el giro de su ser planetario al viajar alrededor del Sol.

Gaia es la esencia misma del planeta Tierra

De esta manera, la Tierra se convirtió en el nombre del orbe planetario en el que vivían los humanos, y Gaia pasó a ser el nombre del Alma interdimensional, que era la esencia, la fuerza vital y el núcleo del planeta llamado Tierra.

Finalmente, más y más seres llegaron a vivir en la superficie del cuerpo de Gaia. Algunos de estos viven en el cuerpo de Gaia, como los insectos, las vías fluviales y muchos animales, los que viajaron en cuatro patas, así como los Seres que vivían en el cielo, que a menudo hicieron nidos en lo que finalmente se llamaron «los árboles».

Algunos seres llegados a Gaia han tenido comportamientos egoístas y destructivos, dañando los bosques y los ríos. Fuente: Pixabay.

A lo largo de muchos, muchos ciclos de viaje de Gaia, ella aprendió acerca del Sol, un nuevo tipo de ser en las inmediaciones de Su Cuerpo Planetario.

Afortunadamente, algunos de estos seres, más tarde conocidos como «humanos», se convirtieron en reyes y amaron todo lo que encontraron en este nuevo y maravilloso mundo.

Seres de lugares lejanos llegaron a Gaia

No obstante, desafortunadamente, otros seres vinieron de lugares lejanos en lo que llamaron «naves estelares». Algunos de estos primeros visitantes a Gaia fueron amables con Su Ser Planetario.

Sin embargo, otros fueron muy desagradables y causaron un gran daño al prístino planeta Gaia. De hecho, más y más «humanos», como eventualmente fueron nombrados, llegaron a la «Tierra», pero estos destructivos seres nunca la llamaron Gaia.

Gaia era el nombre de un ser vivo que respiraba, y los «humanos» solo pensaban en Gaia como una «cosa» con la que podían hacer lo que quisieran.

Lo que aquellos seres desagradables no sabían era que Gaia era un ser vivo, con una familia de otros Seres Planetarios.

Estos Seres Planetarios resonaban en las frecuencias más altas de las dimensiones cuarta y quinta superiores, incluso en frecuencias más altas de la realidad.

Gaia no está sola en el universo, tiene una gran familia. Fuente: Pixabay.

Y estos seres, pertenecientes a dimensiones superiores, llamaron a otros Seres también dimensionalmente superiores de Arcturus, Venus, Marte, así como las Pléyades y de Antares.

Debido a la llamada de la Madre Gaia, muchos seres de diferentes sistemas estelares se unieron para ayudar a Gaia a lograr la estabilidad en su cuadrante del espacio.

La Madre Gaia: un ser planetario poderoso

De esta forma Gaia se convirtió en un ser planetario fuerte, por derecho propio. Sin embargo, entonces llegaron los humanos y todo comenzó a cambiar. Los «bípedos», como se llamaba a menudo a los humanos, fueron compañeros bienvenidos para Gaia, al menos por un tiempo.

Pero muy pronto, los humanos comenzaron a talar demasiados árboles de Gaia, tornaron oscuras muchas vías fluviales de Gaia, mancharon el aire con la invención humana llamada «smog», y se consideraron más importantes que cualquier otro ser en el planeta.

Afortunadamente, a veces el humano tenía ideas inteligentes y amorosas sobre lo que Gaia necesitaba y cómo se lo podía brindar. Sin embargo, la mayoría de los humanos seguían pensando en sí mismos, porque olvidaron su verdadero linaje.

Incluso se olvidaron de cómo prometieron ayudar a Gaia cuando tomaron su encarnación. Los humanos habían jurado pensar en los demás y en la Madre Gaia primero, y en ellos mismos en segundo lugar. Pero entonces, los líderes llegaron a un deseado, pero no merecido sentido de «poder sobre los demás» y sobre todo ¡Poder sobre la Tierra! «

Gaia es una joya de amor y luz

¿No se dieron cuenta los humanos de que al destruir o simplemente dañar su planeta, estarían destruyendo y / o dañando el hermoso y prístino lugar que sus antepasados ​​habían encontrado hace mucho, mucho tiempo?  Los humanos de antaño atesoraban a Gaia como una joya de Amor y Luz.

Fue la lujuria por el dinero lo que estaba alejando a los humanos del Amor y la Luz, que primero los llevó a atesorar a la Joya Gaia y los convirtió en humanos, no en protectores de la Madre Gaia, sino en sus enemigos.

¿Cuándo aprenderán los humanos que si destruyen su planeta simplemente no tendrán dónde vivir?

Nosotros, su Familia Galáctica, sabemos que todavía hay muchos, muchos humanos que pueden recordar a su SER Superior Dimensional Superior, el que a su vez recuerda lo que prometió a los Seres Superiores de los Pleyadianos, Arcturianos, Antárticos y Venusinos, antes de tomar su actual recipiente de forma humana.

Esta promesa dice así:

YO, MIEMBRO DE LA SOCIEDAD GALÁCTICA, JURO Y SEGUIRÉ JURANDO PROTEGER Y AMAR INCONDICIONALMENTE A LA MADRE GAIA»

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente vínculo:

https://sananda.website/the-arcturians-via-suzanne-lie-february-12th-2020/

Traducido por: Fanny Zapata, redactora y traductora en la gran familia de hermandadblanca.org

1 comentario

  1. Hola, yo soy Antariano, he venido con un objetivo que cumpliré muy pronto, honro al Universo y al Padre Creador Original del mismo, somos de la fuente y a ella vamos, estaremos muy pronto en Quinta Dimensión, los felicito por este mensaje tan hermoso, abrazos llenos de luz para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx