Arcángel Rafael. Artículo de Henrique Rosa.

Patricia Gambetta
Patricia Gambetta

Mensaje Canalizado.

En Portugués el Original.

¡Que la Luz esté con vosotros!

Todas las cosas que el Arcángel Miguel trajo necesitan ser muy reflejadas, pensadas, porque entre las razones de tanto caos interno están la falta de reflexión y la dificultad del ser humano para pensar.

Muchos creen que están pensando, pero en realidad piensan lo que otros piensan, copiando modelos, conceptos, según los condicionamientos; no están pensando de acuerdo con sus sentimientos más puros, ni según su conciencia.

Es muy fácil para el ser humano huir de su conciencia y adherirse a patrones, estereotipos, conceptos y prejuicios, quedar al margen de las situaciones, de los acontecimientos, y huir de sus responsabilidades, dejándose dominar por las influencias externas y por los pensamientos de otros.

Entonces, ¿cómo puede posicionarse ante una realidad humana, que hoy exige una participación de todos, una integración mayor de todos, si su mente está dominada?

Es hora de que el ser humano abandone sus catecismos mentales, sus doctrinas, todo aquello que le fue inculcado y que resultó en el fracaso de su evolución.

Todo lo que ha contribuido y ha traído éxito a las parcelas mayores de la humanidad es positivo, pero todo lo que sigue siendo perpetuado y que no añade nada a la evolución del ser humano, y que aumenta su ansiedad, su miedo, su inseguridad, como las dificultades para un acceso al alma debe ser demolido en las mentes.

Hay sistemas humanos que todavía seguirán alimentando todo esto, porque forman parte del juego de las sombras, pero al ser humano se le dio la capacidad de discernir y de pensar sobre el pasado, el presente y el futuro.

Y la acción de todos aquellos que se encuentran en el Camino de la Luz ha sido de transmitir la necesidad de un continuo cuestionamiento, lanzando las semillas que puedan traer las transformaciones internas y externas para una renovación de la vida y un avance en la evolución.

La humanidad está muy carente de fuerzas grupales reales. Una fuerza grupal es una unidad de almas, mentes y conciencias, y las mentes humanas están fragmentadas y contaminadas en su gran mayoría.

Sabéis que una mente fragmentada y contaminada es como una mente infantil que obedece a los comandos externos para no ser castigada. Este es uno de los grandes problemas de la humanidad. La mente humana está muy orientada hacia fuera, a los patrones de todo tipo, modelos, normas, encarcelada demasiado a las etiquetas y, por lo tanto, es controlada desde afuera hacia adentro.

La naturaleza de la mente es estar en unidad con el universo externo y con el universo interno, porque así mantiene el equilibrio necesario para expandirse. Lo que creó desequilibrios y desarmonías mentales fue su fragmentación en función de la esclavización a los comandos externos.

Esto explica la dificultad de la mayoría de los seres humanos para pensar.

El mundo externo hoy es un gran torbellino de miles de voces con resonancia negativa para el alma.

La mente es un instrumento del alma y es una parte de la mente cósmica. Por lo tanto, el universo de la mente es todavía algo poco conocido y necesita ser desbravado con conciencia. Muchos hablan de la mente superior, pero se olvidan de que es necesario iniciar un gran trabajo de transformación, de transmutación y de renovación en la mente inferior, pues la mente superior sólo se expande si la mente inferior puede alinearse con ella, ya que son partes de una misma moneda.

El desarrollo espiritual consiste en la alineación entre la mente superior y la mente inferior, a través de una acción consciente, en que gradualmente las energías de la mente inferior son reconocidas y transformadas, transmutadas y elevadas a una octava arriba.

El desarrollo de la mente se da cuando hay una búsqueda real de unión interna y el alma puede dinamizar energías para liberarla de los condicionamientos, de las contaminaciones y de los encarcelamientos.

El alma no logra expandirse con una mente aprisionada a ilusiones y fantasías, a fanatismos ya las emociones inferiores.

Así, la mente necesita ser purificada a través de un trabajo constante con el alma y con el Maestro individual.

Todo discípulo busca la ayuda de su Maestro individual para comprender mejor sus dificultades y expandir las energías mentales.

A veces, este trabajo se demora porque la mente puede estar enérgicamente muy arraigada en las ilusiones, en las fantasías, las distorsiones y los bloqueos, sin embargo, es de mucha importancia para todo discípulo.

La experiencia interna con el alma y con el Maestro individual lleva gradualmente a una unidad entre la mente, la conciencia y el sentimiento. Es preciso tener persistencia, una vigilancia constante y mucha fe para alcanzar un equilibrio de las energías mentales.

De este modo, la mente se renueva y la capacidad de pensar y de cuestionar se convierte en una acción natural, pues es un atributo de todos los seres humanos la capacidad para pensar, reflexionar, crear nuevas ideas y ponerlas en práctica, a fin de que sean experiencias vivas que produzcan nuevas sabidurías.

Mientras el ser humano esté aplicando sus capacidades mentales para destruir y autodestruirse, la mente superior no tiene condiciones de dirigir la mente inferior.

Las potencialidades naturales y divinas de la mente son infinitas porque son creadoras e innovadoras. Sin embargo, son pocos los que buscan una expansión mental.

La Era Acuariana trae muchos elementos nuevos para la expansión de la Mente y de la Conciencia. La regencia del 7º rayo y la acción de todas las energías ligadas al Tercer Aspecto de la Trinidad, o Dios-Madre, llevarán a una gran revolución interna que resultará en la renovación y la expansión de la mente.

Las energías del 7º rayo están actuando en el sentido de demoler la mente vieja porque ella todavía alimenta muchas ilusiones, es lenta y posee energías muy densas.

El proceso de transmutación es interno y muy dinámico, pero la personalidad necesita estar integrada y consciente de él. Sólo así es posible transmutar lo viejo en nuevo, transmutar las energías densas en energías sutiles.

La unidad es una fuerza natural de la vida que brota, nace espontáneamente. La unidad que encontramos en la naturaleza es la misma que podéis vivir internamente y externamente. Una flor se entrega a los procesos que la transforman hasta que pueda reflejar su belleza y exteriorizar la fuerza de la unidad conquistada.

Todos los ciclos naturales están formados de fuerzas que están en unidad.

El ser humano no está en interacción con sus ciclos naturales y por eso rechaza la transformación y la transmutación, que son procesos naturales de la evolución en todos sus niveles.

La mente humana está fuera del ritmo natural y no logra asimilar la idea de que también tiene ciclos naturales. Entonces, ella se vuelve artificial y, por lo tanto, no puede entrar en sintonía con el alma. Para que la mente sea transformada es necesario un buceo hacia adentro, o sea, el ser humano necesita volverse hacia dentro de sí mismo en la búsqueda de su centro geométrico principal que está en el alma.

A través de la sintonía con el chakra del corazón, puede avanzar gradualmente en la comunión con el alma, buscando sentir las energías que posee para retomar sus ritmos internos naturales y sus ciclos de evolución naturales.

La mente necesita estar orientada hacia este centro geométrico, hacia el alma. Y cuanto mayor sea la entrega a este proceso, más fácilmente la mente absorbe energías nuevas y las mueve para transformar y transmutar todo lo que es contrario a su expansión.

De este modo, la mente pasa a discernir mejor lo que viene de fuera y lo que viene de dentro, del alma, y ​​esto se traduce en la capacidad de pensar y reflexionar de acuerdo con la conciencia y con los sentimientos más puros.

Todo discípulo necesita dedicarse a una expansión de sus energías mentales.

El trabajo individual es muy importante desde que está aliado también a un trabajo grupal, porque estáis lidiando con energías de carácter universal. Sois una célula de un gran cuerpo, el cuerpo del universo, y una célula no evoluciona sola ni logra generar energías sola.

De la misma manera, debéis buscar la unión grupal a fin de que la fuerza grupal pueda mover dentro de ustedes las energías necesarias a vuestra evolución individual. Y mientras estén reunidos en el plano físico, en nombre de los objetivos superiores y en favor de toda la humanidad, muchos otros seres de otros planos superiores estarán sintonizados a las energías grupales que muevan espiritualmente, componiendo la unidad grupal.

Las energías creadas alimentarán también vuestros cuerpos, densos y sutiles, así como fortalecerán vuestra mente y expandir vuestros sentimientos y vuestra conciencia.

Por lo tanto, la unión de almas forma una unidad de conciencias y ésta eleva la mente a octavas superiores. La humanidad es un gran cuerpo donde todos están insertados, vuestra evolución está intrínsecamente ligada a la evolución de todos vuestros hermanos.

En la medida en que ese cuerpo planetario evoluciona también las posibilidades de que vuestra alma evolucione aumentan. Pero, si al contrario la Tierra, como ser que es, quedarse imposibilitada de avanzar en su viaje evolutivo, vuestras almas también quedarán.

La conciencia planetaria depende del despertar de las conciencias individuales a través de una acción grupal verdadera.

Un grupo de personas que se reúne con el objetivo de formar una unión grupal necesita saber que las almas de todos los componentes son que formarán una unidad grupal.

El trabajo es de almas y para las almas. Antes de comenzar a donar energías deben aprender a recibirlas, para formar un campo de fuerza grupal. Este campo de fuerza necesita ser alimentado continuamente por las energías superiores y las acciones grupales deben ser realizadas de modo que la alineación individual, entre personalidad y alma, pueda ser un canal de manifestación y expansión de las energías superiores, y todos los componentes juntos puedan formar un proceso de canal grupal por donde las energías puedan fluir naturalmente y de acuerdo con los objetivos superiores.

Ellos fuertes forman una corriente fuerte. Esto es un trabajo de alta magia blanca y sólo puede ser dirigido por los integrantes de la Gran Fraternidad Blanca y por todos los seres ligados a ella. Las uniones grupales deben ser naturales, espontáneas. Ningún Ser de Luz, ningún Maestro o incluso uno de nosotros impone esta acción a quien sea.

¡La decisión es tuya!

¡Que la Luz quede con vosotros!

Canal Espiritual: Henrique Rosa

TRADUCCIÓN PORTUGUÉS-ESPAÑOL: Patricia Gambetta, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE:  “Jornal de Ciéncias Esotéricas”. A Sabedoría Universal da Síntese. Henrique Rosa y Lourdes Rosa.

4 comentarios

  1. Hola Paca Lara, estoy deacuerdo totalmente contigo, No se me había ocurrido cuando he leído el mensaje canalizado, pero tienes razón en que aquí no hay exclusivas ya para nadie que bastantes exclusivas hemos tenido con la Iglesia católica apostólica y romana que lleva imponiendo su dominio al ser humano para sus propios intereses durante XVII siglos sin que nada hayan mejorado al ser humano más allá de que han vivido como reyes y nos han impuesto una moral represiva que ha generado seres enfermos que confunden la sana sexualidad con el diabólico. No obstante, si finalmente me lanzo a organizar la Meditación Grupal de la que he hablado en mi reciente mensaje anterior, si quiero contar con la Hermandad Blanca para cooperar entre todos en su organización y realización, y a la que también estás invitada Paca si desearás unirte a ello, sin personalismos de nadie ni liderazgos de carismáticos personajillos que bien saben regar las orejas de aquellos ingenuos de carácter devoto que necesitan líderes para realizarse, y que le llenen bien sus bolsillos con las cuotas que imponen por transmitirles "su gran sabiduría" que solo ellos pueden darles junto con esas grandes sonrisas que tanto conquistan a los pobres de espíritu, que por cierto a ver si espabilan, y buscan las certezas de sus inquietudes espirituales en sus propios corazones. Un fuerte abrazo para todos.

  2. Me ha encantado y estoy en total acuerdo con todo lo que se dice. Y además me anima para afrontar un reto que llevo en la cabeza desde hace tiempo que no se si seré capaz de realizarlo. Ese reto se llama: La Meditación Grupal Sanadora de Gea. Meditación que saldrá publicada junto con el libro que estoy acabando y que deseo promover para reunir grandes grupos de gente para uniendo todas las energías de los participantes darle a Gea de lo que es bueno: Todo el amor de nuestros corazones que bien se merece por ser la gran Madre sideral que a todos nos sostiene y alimenta, y que la estamos arrasando y yermando. No se muy bien de que modo lo haré para organizar estas reuniones que tienen como centro la Torre Eiffel de París, que utilizaremos como un gran diodo para canalizar la energía de todos los participantes, además de enviar nuestros rayos de amor fusionados a cada uno de los siete grandes vórtices de energía (chakras) de la esfera energial de Gea, ser consciente de si misma como cada uno de nosotros lo somos, siendo además las unidades pensantes de la conciencia de ser de Gea. Todo se andará. Un fuerte abrazo para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx