Civilización china: conoce su historia

Kevin 333
Kevin 333

A nivel cultural, la civilización china constituye uno de los episteme milenarios que alimentan el espíritu humano en diversos sentidos, desde: la arquitectura, historia, filosofía, esoterismo, astrología y religión, permeada por su lenguaje complejo. Siendo una de las culturas más antiguas e importantes, aun en la actualidad.

Inicios de la Civilización China

Se data de que uno de los primeros homínidos vivió en china hace más de 300.000 años y su descubrimiento ha sido esclarecedor para la historia de aparición del homo sapiens. Tal homínido fue el Sinanthropus pekinensis, encontrado sus fósiles en pekin en 1927.

Sin duda alguna, el lenguaje es el vehículo del pensamiento, y por ende de la cultura. En este sentido, una sociedad es marcada por su gramática y semántica, ya que determinan el modo de percibir y entender el mundo. Así, la civilización china con su lenguaje, conforma una construcción de pictografías y arquetipos que datan desde el siglo XVIII Antes de Cristo, a través de los cuales los magos, y metafísicos chinos milenarios; predecían el futuro en los llamados “huesos oráculos”.

No obstante, las épocas modernas y contemporáneas han desafiado su idioma y con ello, a la civilización china. Debido a que, con sus caracteres no es posible representar formulas químicas, ni físicas, por lo que ellos han integrados caracteres occidentales.

Sin embargo, desde sus inicios, su literatura se ha investido por la sabiduría de Confucio. Ya que éste pensador; utilizaba la literatura más antigua que había en la civilización china antigua. Entre ella destaca el Chau- Ching, que involucra una sabiduría basaba en el respeto y el orden del amor de los sistemas familiares, en especial de los hijos hacia los padres y sobre la importancia de honrarlos.

La Civilización China y su sistema Imperial

Sistémicamente, como se observaba en su literatura más profunda; al igual que los niños debían honrar a sus padres, el adulto debía honrar a un ser superior, el cual dictaba las leyes que regían la civilización china a través de la jerarquía más alta: El hijo del cielo (o el famoso emperador).  Este era “ministro del cielo” y obtenía casi poder ilimitado sobre sus congéneres, y solo su buen comportamiento le garantizaba su puesto.

De aquí, se fundan las dinastías chinas que eran el símbolo de la representación de la divinidad en la tierra; similar al papa occidental, pero con la diferencia de que tal Ser supremo; al tener una connotación tan superior; no podía lidiar directamente con el humano, por eso ponía a la casa imperial, como reflejo de sí mismo, encarnado en el deseo del pueblo manifestado por el proverbio: “El cielo ve con los ojos del pueblo y escucha con las orejas del pueblo”.

¿Qué diferenciaba al emperador chino a un emperador occidental?

Una de las principales diferencias se encuentra, en el hecho de que el emperador de la civilización china, no gobernaba en virtud de leyes burocráticas; sino en la tradición de normas morales milenarias, por lo que tenía que ser un ejemplo de aprendizaje vicario para su pueblo. De no serlo, era establecida una revolución y revocado del poder por “mandato divino” expresado por la voluntad del pueblo. Sin embargo, esto se vio permeado por la corrupción durante la dinastía Han (140-86 a.C)

Religión de la civilización china.

La religión china a diferencia de la occidental, suele ser más práctica y es concebida más como una filosofía que como un dogma. Estas prácticas metafísicas son influidas por un carácter politeísta, y de sincretismo, donde se integran elementos del taoísmo, el budismo y el pensamiento de Confucio. En ellos, se veneran a un conjunto de dioses, así como el sistema planetario mediante rituales chamanísticos. Por otra parte, dentro de la civilización china es de gran importancia el I ching, que más que un sistema de adivinación antiguo, es un modo para acceder al presente de la conciencia y observar cuales son los modos o elementos de la psiquis que están disgregados, con el fin de responsabilizarse del presente continuo.

Asimismo se toma en consideración el sistema zodiacal, donde intervienen 5 elementos (madera, metal, agua, fuego y aire) que hacen alusión a los 5 sentidos del ser humano. Y los 4 puntos cardinales que presiden las cualidades de los animales o signos zodiacales.

  • El norte: La rata, bufalo y cerdo),
  • Sur: Caballo y cabra.
  • Este: Tigre, conejo y dragón
  • Oeste: Serpiente, mono, gallo y perro.

Autor: Kevin Samir Parra Rueda, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

Mas información en:

  • Pijoan, J. (1982). Historia del mundo. Tomo VI. Barcelona, España: Salvat Editores. S.A.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx