COSMOGRAFÍA: disciplina de los tejedores en la luz

Jorge Ariel
Jorge Ariel

Tejedores en la luz es el nombre dado al cuarto grado de estudios ofrecido por la Escuela Arcana. El nombre de «Los Tejedores en la Luz» deriva del trabajo horizontal. El arte de tejer implica un doble proceso, la urdimbre y la trama, exigiendo además la actividad del tejedor, mientras mantiene el modelo en su mente superior. La luz del alma ilumina, con su conocimiento, la elevada mente del tejedor, presentándole el canon o arquetipo del modelo que ha de ser tejido.

La mente inferior es la lanzadera; la urdimbre constituye la perpendicular del propósito planeado y dinámico; la trama, el hilo de la necesidad o el móvil dictado por el desarrollo práctico del canon arquetípico. El tejido terminado es el objetivo logrado, o la acción consagrada al plan, por medio del amor. Por lo tanto, todos los estudiantes de cuarto grado tienen que lograr otro aspecto de la síntesis. No pueden permanecer mucho tiempo como simples estudiantes de la Sabiduría. Han de convertirse en ejecutores.

El navegante de hoy día puede calcular su mapa de ruta e identificar sus claves genéticas, utilizar la brújula del cosmos que está constituida por Leo, Acuario, Tauro y Escorpio, mientras que los puntos cardinales Capricornio, Libra, Cáncer y Aries,  son universales e inherentes a la vida de nuestro universo local. La imagen del barco nos da una idea de las diferentes funciones del intelecto y de la emoción. Arriba en el puente hay un capitán quien tiene la visión, indica la dirección y da las órdenes, abajo se encuentran los maquinistas que se ocupan de hacer avanzar el barco, de dar propulsión. En el cerebro está la visión, pero el corazón contiene el impulso. La conciencia plena sólo se logra cuando muere el ego, empezamos a estar atentos y dejamos de estar sometidos a nuestros propios deseos, miedos y reacciones.

La verdadera construcción del puente arcoiris sólo tiene lugar cuando el discípulo comienza a enfocarse definidamente en niveles mentales y, por lo tanto, cuando su mente actúa consciente e inteligentemente. La verdadera inteligencia se activa de la mano de la paciencia y del apaciguamiento del corazón, que sólo más tarde confirmará la mente. El prana fusionado con el ego reside en el corazón. Para alcanzar los objetivos del curso se utilizan las técnicas del agni yoga y el pranayama, también se invita a los estudiantes a practicar la doctrina del corazón.

Cosmogenia: el genio de la lámpara.

El don más grande del universo es la vida,

la alegría más grande para esa vida en la conciencia,

la felicidad para esa conciencia es la fuerza de voluntad,

la raíz de la voluntad es el amor.

 

Nuestro propósito superior en la vida es compartir nuestra genialidad particular con el resto del mundo. Vemos que la palabra genio tiene una clara conexión con la palabra gen, que es una de las razones por las que ha pasado a estar asociado a ciertas personas «especiales» que tienen el don de la inteligencia o del intelecto, heredado genéticamente. Pero mientras que nuestra función vital viene marcada por el sol de nacimiento, nuestro genio está en la tierra y su propósito superior surge de ella.

Las virtudes contienen la clave para activar nuestros genes, brotan de un telar maravilloso dentro de cada uno de nosotros y sólo desde el corazón surge el hilo que nos conducirá por el laberinto. El proceso de desvelar nuestro propósito más elevado consiste en transferir la autoridad de la mente al corazón.

Las 64 frecuencias de la Sombra forman un campo de energía colectiva generado por recuerdos genéticos de la época en la que formábamos parte del reino animal. El enfoque principal de las 64 Sombras es la supervivencia individual basada en el miedo y, como tal, estimulan tanto las partes más  antiguas del cerebro como la fisiología correspondiente. El miedo es una de las manifestaciones más comunes de la energía astral y constituye para la mayoría, el Morador, la Sombra que cubre a la personalidad. La sombra opera a través de la expresión represiva o de la expresión reactiva.

En función del carácter, la cultura y de las condicionantes de la infancia, es probable que actuaran más unos patrones de crianza que otros. La naturaleza represiva se manifiesta como un patrón psicológico más introvertido, basado en el temor, mientras que la naturaleza reactiva es más extrovertida y se manifiesta con ira, que no es otra cosa que la expresión exterior del miedo. También es común que muchos seres humanos nos movamos y oscilemos entre estos dos polos, por lo que es importante tener ambos en cuenta.

Las pruebas en Escorpio conciernen a los tres aspectos del ser humano, cuando se fusionan y mezclan en el plano físico. Primero, la prueba de la apetencia que constituye las predilecciones y tendencias naturales inherentes a la naturaleza animal, las cuales son principalmente tres: el sexo, la comodidad física y el dinero, como energía concretizada. Segundo, las pruebas conectadas con el deseo y el plano astral. Son de naturaleza más sutil, produciendo efectos automáticos en el plano físico; no son inherentes a la naturaleza animal sino impuestas por el deseo, que también son tres: temor, odio y ambición, o deseo de poder. Tercero, las pruebas de la censuradora mente concreta, que son: soberbia, egoísmo y crueldad. El peor tipo de crueldad no es de naturaleza física, sino más bien de carácter mental.

El psiquiatra David Viscott ha reducido la complejidad emocional a un simple ciclo que se repite incontables veces en la vida de todo el mundo. Este ciclo se inicia en el presente, donde sólo se siente dolor y placer, y termina con complejos sentimientos centrados exclusivamente en el pasado tales como la culpa y la depresión.

El dolor en el presente se siente como OFENSA.

El dolor en el pasado se recuerda como ENOJO.

El dolor en el futuro se percibe como ANSIEDAD.

El enojo inexpresado, redirigido contra uno mismo y contenido dentro, se llama CULPA.

El agotamiento de energía al redirigir el enojo hacia dentro es DEPRESIÓN.

El círculo vicioso se origina en este manejo inadecuado de la emoción. La herida sagrada ha quedado sepultada y se disfraza de enojo, ansiedad, culpa y depresión.

Es en la diferenciación entre el  talento y el genio que logramos ver la importancia de las virtudes. El talento es mero conocimiento y habilidad, mientras que la genialidad implica haber despertado las virtudes del amor del auténtico Yo. Entre el talentoso y el genio encontramos un círculo virtuoso, se trata del campo de energía del verdadero caballero, simbolizado en el corajudo y cortés acto heroico que caracteriza a todos los grandes héroes y heroínas.

El secreto para aprovechar la actividad y la creatividad se encuentra realmente en la primera sombra: la entropía. Entropía y creatividad son la danza eterna que representamos en el universo que habitamos. La personalidad creativa es aquella que mezcla la energía mental, la energía emocional y la fuerza vital en un todo coherente.

Cosmografía: el lenguaje de la luz.

Dios es la luz, la biblia lo dice.

Dios es la luz Pablo lo repite.

Dios es la luz, búscalo y verás.

En el capítulo 1 versículo 5 primera de Juan.

En la tradición católica solía asociarse las virtudes a los siete pecados capitales, que como acabamos de ver fueron tomados de los nueve atributos del deseo. Así teníamos las parejas de: Pereza-diligencia, envidia-caridad, lujuria-castidad, orgullo-humildad, ira-paciencia, gula-templanza, avaricia-generosidad.

El pecado es pues una ausencia total de los deberes de amor, mientras que el vicio es la omisión del respeto que se le debe a otro ser humano, que en la misma tradición cristiana solían llamarse dones del Espíritu Santo, esto debido a que la inteligencia es la auxiliadora de la mente que otorga los dones de entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, etc.

El intelecto se suele confundir con los términos inteligencia y comprensión, no obstante, el intelecto se aplica a la capacidad de pensar de la mente humana. El intelecto es la habilidad de manipular el conocimiento, pero éste es bastante diferente de la comprensión. «Conocimiento-sabiduría», es un término sinónimo de fuerza-energía». El conocimiento aplicado es fuerza que se expresa a sí misma; la sabiduría aplicada es energía en actividad. La comprensión es el potencial encontrado en el conocimiento para acceder a la sabiduría. Vemos además diferencias entre fuerza y poder.

La fuerza siempre se basa en la mente, mientras que el poder viene del vientre. El poder es natural, enraizado y conectado universalmente con la vida, fluye tal y como es desde el gran centro umbilical de nuestro ser. De manera que la habilidad para actuar en armonía con las fuerzas naturales, es la verdadera fortaleza. La fortaleza es inconsciente de sí misma y conduce a la admiración; y en este supremo punto del camino florece el poder de la majestuosidad.

Por otro lado, mientras más intelectuales somos, menos inteligencia utilizamos. La inteligencia es asunto del corazón, mientras que el intelecto es territorio de la mente. La sombra 62 está obsesionada con los datos y los datos nacen del lenguaje y de los nombres. Los nombres y el lenguaje, a su vez crean el soporte lógico (software) de la mente humana.

Las palabras en sí son simplemente indicadores y códigos que nos llevan a un estado que va más allá de las palabras mismas, de ahí que los mántrams sean esas palabras de poder que ponen en movimiento las energías ocultas de la naturaleza y llaman a los devas a realizar su trabajo. Cada palabra tiene su frecuencia, y la vibración, el orden y la sintaxis de la dicción generan una cierta aura. Al nivel áurico, las palabras no provienen ya de la mente. No son pensamientos que se convierten en palabras. Emergen directamente del puro y desnudo vacío. La verdadera diferencia entre el Alma-luz  y su sombra-personalidad  estriba en la ausencia total de miedo, lo que significa la total ausencia de autoidentificación.

En las zonas del cerebro quedan archivadas las emociones, en el hemisferio izquierdo el sentido, la consecuencia, la relatividad, la transparencia y la legitimidad. En el hemisferio derecho la claridad, la definición, la verdad y la creencia. La luz del entendimiento se aloja en la glándula pineal, donde se realiza la transición de emociones negativas a emociones positivas de ahí que, sea una afirmación válida,  “sentimos con el cerebro y pensamos con el corazón”. Vemos como entre las claves 1 y 2 se forma un bucle infinito vertical, mientras que con las claves 63 y 64 un bucle infinito horizontal, que se corresponden con los anillos del fuego, el agua, la divinidad y la alquimia respectivamente.

manvirtuoso warner el dechado de virtudes de los heroes y los superheroes i219039

El círculo virtuoso se origina en la permanente aceptación de la que florece la rosa del Amor universal. Cada uno de los círculos virtuosos actúa como un circuito de programación colectiva del cuerpo superior de la humanidad.

Heridos desde el comienzo (25), tenemos que librar una batalla contra la sombra (38), superar las limitaciones de la mente (17), abandonar la necesidad de controlarlo todo (21) y encontrar el verdadero Ser (10) antes de que podamos despertar (51).

El camino iluminado de integración es aquel que se fundamenta en la Mente Divina.  Un alma iluminada es aquella que integra los pensamientos de Dios.

Cosmometría: el trazado de la red.

Existen tres formas psicosociales 

que todo Maestro puede transfigurar:

Las mentes cuadradas, los círculos viciosos

y  los triángulos amorosos.

La ciencia subyacente en toda la creación es la geometría sagrada. Las verdades eternas contenidas en el diseño humano y divino reúnen todas las ciencias humanas, las artes y los enfoques para la comprensión a través de los hemisferios izquierdo y derecho. Todo nuestro ser está construido sólo por líneas de fuerza vivas, inteligentes, que se mueven y fluyen sin resistencia. La divina cosmometría es el lenguaje de la perfección, la manifestación de la impecabilidad, en la cual todos los movimientos e inspiraciones cristalizan en una emanación de la luz pura. También hay diferencias entre dos de las fuentes de poder, entre el Todopoderoso y lo Majestuoso. Majestón es uno de los Espíritus Reflexivos, el número 50, padre de los otros 49, quien a su vez fue creado por el Ser Supremo. El Todopoderoso tiene su fuente de poder en los Hijos Creadores, los Ancianos de los Días y los Siete Espíritus Rectores.

Los rayos de luz son las siete emanaciones de los “siete Espíritus ante el trono de Dios”; Sus emanaciones proceden del nivel monádico de percepción, segundo plano etérico cósmico. Podemos afirmar que estas siete grandes y vivientes Energías constituyen en su totalidad el vehículo etérico del Ser planetario. La energía hace referencia a la vitalidad natural que fluye en nuestros quehaceres diarios en el mundo. Siempre que nuestros actos estén alineados con el universo, la energía requerida para ejecutarlos provendrá de lo más profundo de nuestro ser.

El cuerpo humano emite una serie de señales sutiles de energía bioeléctrica que juntas forman un poderoso campo electromagnético conocido como AURA.  El cuerpo etérico encarna tres tipos de energía: la vital, la emocional y la mental, mientras que el cuerpo energético está conformado por los cuatro éteres cósmicos: intuición, intención, propósito y ser puro.

Los centros se activan por el cultivo de las virtudes, son llevados a la condición irradiante por medio del correcto vivir, los pensamientos elevados y la actividad amorosa.

La ciencia cognitiva nos ha permitido correlacionar el triángulo mental conformado por el Hijo de la mente, la mente abstracta y la Mente Universal. Cuando estos tres aspectos están perfectamente relacionados y activos se convierten en los factores que dirigen el propósito divino y lo reducen a la forma que denominamos el Plan estratégico.

El triángulo central de energías representa a los tres rayos que condicionan los vehículos periódicos del ser humano: el rayo monádico, el rayo del alma y el rayo de la personalidad. Los tres centros planetarios tienen su analogía en el cuerpo etérico humano: Shamballa, Consejo y Humanidad. El centro coronario es el agente dinámico del propósito, el centro cardiaco es el agente del plan de desarrollo y el centro laríngeo es el agente de participación de la humanidad. Cada centro a su vez posee un triángulo central de energías. Uno de sus vértices expresa la vida animadora de la forma, otro la cualidad de su conciencia y el tercero la vida integrante y dinámica que mantiene unidas la vida y la forma.

El corazón es el centro del Ego, es el motor de la voluntad, con la capacidad de acumular memoria para su supervivencia en el plano material. Este centro lo vemos como un triángulo equilátero cuyos tres vértices nos aportan la sinergia, la sinastría y la sinarquía necesarias para activar el centro cardíaco. Es mediante la construcción del puente entre la aceptación y la iniciativa, el despertar y el amor universal que se activa el centro cardíaco.

circuitos cómo ha contribuido la cibernética con un modelo de gestión ID157043 - hermandadblanca.org

Los circuitos eléctricos son diseñados a partir de la tensión y corriente de cada uno de los centros de poder, así cada circuito se relaciona con un tipo específico de rayo: el de la lógica rayo rosa, el de abstracción rayo azul y el de la sabiduría rayo amarillo.

A través de los circuitos podemos reconocer el funcionamiento de un programa evolutivo que nos trasciende, y también su modo de atraernos consistentemente a colaborar y a conectar los unos con los otros. Mientras que la presión está en relación con el agua, la tensión lo está con el fuego. La tensión, como diferencia de potencial, se mide en voltios, la intensidad de corriente se mide en amperios.

Una mónada espiritualizada es aquella que ha energizado los pensamientos cristalizándolos en gemas: joyas preciosas.

7 comentarios

  1. Maravillosa información. Crear un curso ara poder aprender cada una de las manifestaciones espirituales. Lineas espirituales de acuerdo al desenvolvimiento del espíritu en la materia durante sus existencias.

    1. Gracias Wanda. Invito a todos los lectores a conocer su diseño de nacimiento, para que a partir de él tejan su dechado de virtudes en el telar de luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx