DE PORTALES ECOLÓGICOS A SEMILLAS ESTELARES – Alejandro Roselló

Joselin Narea


«Hay portales orgánicos digitalizados y poco más, y semillas estelares que viven haciendo de su espacio interior un laboratorio de pruebas».

ESCUCHA…

LEER…

En uno de sus últimos vídeos, Emilio Carrillo nos ofrece una tipología humana para los más de 7.700 millones de criaturas humanas que habitan el planeta Tierra. Específicamente nos dice que hay 7 tipos de personas, las primeras 4 formarían parte de lo que él llama «Vieja Humanidad» y las tres últimas de la «Nueva Humanidad». ¿En qué tipo crees que encajas? Ver:

1. Están los ciegos que no ven que esta casa es una ruina y se desmorona, y viven de manera inconsciente y mecánica con el chip de supervivencia. En su versión más baja ya son casi meros «portales orgánicos» digitalizados e idiotizados, y poco más.

2. Nos encontramos con aquellos que empiezan a ver y sospechan que algo huele mal, pero prefieren complacientemente no salir de su conocida zona de confort y quedarse en esa casa que se derrumba. Ellos son los que eligen matar su tiempo sin complicarse mucho la vida con distracciones banales y superficialmente. «Especialistas sin espíritu, joyeros sin corazón» como decía Max Weber hace más de un siglo en su magnífica obra de 1904 «La ética protestante y el espíritu del capitalismo».

3. También hay quienes ven el macabro lío e intentan reformar la casa desde dentro para que no se caiga, sin darse cuenta de que son los propios cimientos, las raíces mismas, las que están podridas y ya no hay reforma posible que valga la pena. Poner vino nuevo en odres viejos, en el fondo, no es una elección inteligente a corto, medio o largo plazo.

4. Otros seres humanos son solo espectadores pasivos que se dedican a quejarse o elaborar con el doloroso colapso, dando fuerza y sustento al sistema, quedando así atrapados dentro del patético juego proyectado por la caja tonta y otros altavoces mediáticos.

5. Hay, por otro lado, otro tipo de seres humanos algo más conscientes pero que buscan a alguien que les salve el y les construya una nueva casa, delegando en otros el cambio requerido en uno mismo: alguien vendrá, algo sucederá, la vida dirá y bla, bla, bla… Nuevos lobos con piel de oveja, nuevos falsos profetas, algoritmos biométricos y metaversos virtuales.

6. También hay quienes se ponen manos a la obra pero solo lo hacen de vez en cuando, no siendo la construcción del Nuevo Mundo una prioridad en su día a día ni en la mayoría de sus hábitos y forma de vida. Muchos pensadores divergentes y voces disidentes hoy están en esta franja vibratoria de conciencia, que inevitablemente está aumentando.

7. Finalmente, en la minoría de la minoría, están los que se ponen manos a la obra de manera constante y perseverante en su propio modo de vida y están sentando las bases del nuevo hogar cada uno de sus días de una manera cada vez más coherente y honesta. Verdaderas semillas estelares, fractales más despiertos que inspiran e iluminan discretamente con sus palabras, sus acciones y su propio ejemplo vital. ¿Conoces alguno de ellos?

¿Y dónde te encuentras en este ranking? ¿Como un portal orgánico que vive casi automática e inconscientemente o como una semilla estelar que vive y trabaja con devoción consigo mismo haciendo de su espacio interior un laboratorio experiencial de prueba y error?

La equivalencia entre materia y energía es bien conocida; la atención plena de forma sostenida produce y acumula energía que, de una forma u otra, finalmente se materializa. La distracción vacía y banal, la sobreestimulación sensorial, la distorsión mental, la inercia adquirida en el tiempo, la mala educación recibida, etc., desdibujan constantemente su punto de anclaje o foco de atención. Como dijo el genio incomprendido de Tesla: «Si quieres entender el Universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración». Entonces, si toda su ignorancia, complacencia, victimismo, miedo y confusión se convirtieran en energía eléctrica, todo el planeta se iluminaría.

¿A qué esperas? ¡Sé el cambio que quieres ver en el mundo! Y, en este momento, no posicionarse supone un consentimiento tácito y seguir cargando como camellos jorobados, más aún cuando se agota el tiempo de lo tibio. La atención plena sostenida es, por supuesto, selectiva. Verás, lo incorporas, pero no puedes servir bien a dos maestros.

ALEJANDRO ROSELLÓ

Más de Alejandro Roselló narrado por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

FUENTE: https://mivozestuvoz.net/2022/05/18/de-portales-organicos-a-semillas-estelares-alejandro-rosello/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx