Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Gautama Buddha » El Gran Alma Buda – Una Parábola por Sabine Sangitare

El Gran Alma Buda – Una Parábola por Sabine Sangitare

budaYo soy el gran alma Buda. Con la energía de la Atención, los rayos de luz que están anclados en los Tonos de la Veracidad, te saludo OMAR TA SATT.

Siente en el Aquí y Ahora la energía de la gran alma Buda. Respírala y déjate caer.

Porque esta energía toca tu alma.

Abre tu corazón. Y mientras respiras la energía de la gran alma Buda, te relajas, te expandes y reúnes a tus chakras, Buda te transmitirá los mensajes a través de Sangitar.

Ahora te contaré la parábola de Buda de dos niños humanos.

Escucha las palabras que llegan directamente a tu alma.

Porque al final de esta historia, la gran alma Buda te va a preguntar algo.

 

Ahora voy a empezar: Existieron dos niños humanos a los cuales Dios les dio algo.

Recibieron un regalo, un capullo de flor.

 

Uno de los niños vió el capullo y se alegró inconmensurablemente. Preguntó: „¿Qué debo hacer? ¿Qué significa esto? ¿Por qué he recibido este regalo?“ Y el alma de Dios respondió: „Deja que simplemente suceda. Lo único que debes hacer es regar el capullo cada día y verla con atención y amor“.

El niño empezó a regar el capullo con gran esmero.

Cada día visitaba el capullo, se sentaba delante y disfrutaba de los colores. Pero un día llegaron seres humanos y le preguntaron: „¿Qué es esto? El niño dijo: „Esto viene de Dios.

Es un capullo de flor.

Lo riego y sucederá algo“. El primer ser humano respondió: „

¿Por qué está cerrado?

Inténtalo abrir“. El segundo ser humano dijo:

„Si el capullo viene de Dios ¿porque lo tienes que regar? El tercer ser humano que llegó le dijo al niño:

Pon atención!

Quien sabe lo que sucederá cuando este capullo se abra“.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

El siguiente ser humano dijo: „¿No ves las sombras en el capullo?

Si llega algo de Dios, ¿cómo puede tener sombras?“

 

El niño cada vez estaba más inseguro y perdió su confianza.

La felicidad y alegría que sentía cuando recibió regalado el capullo desapareció.

Empezó a preguntarse: „¿Qué pasa si los seres humanos tienen razón? ¿Qué pasará si sucede algo malo cuando se abra el capullo? ¿Qué sucede si la riego pero no se abre? Entonces todo ha sido en vano y paso tanto tiempo con este capullo“. Y el niño humano se fue.

El segundo niño humano recibió el mismo capullo.

Este niño también estaba lleno de alegría y euforia.

 

Empezó a regar el capullo y disfrutaba también de los colores.

 

A él también le llegaron seres humanos y le hicieron las mismas preguntas.

 

Pero el niño vio a los seres humanos y les preguntó:¿Por qué debo dudar de algo que viene de Dios? Yo estoy sentado aquí y disfruto“.

Y el niño hizo algo que nosotros consideramos como un milagro.

Este niño humano iba cada día al capullo y observaba cada mínimo cambio, los colores, como cambiaban.

 

Un día se abrió el capullo y aparecieron varios ángeles.

 

Tomaron al niño y le dijeron:

Ven, sumérgete en el capullo, en esa energía, báñate dentro“.

El niño lo hizo y encontró las perlas más maravillosas en esa energía, que radiaban con una preciosa fuerza.

 

Este niño era a partir de ese momento el niño más feliz del mundo. A menudo llegaron seres humanos y preguntaban:

¿Qué es lo que sientes en ese capullo?“ y el niño respondía:

 

Todavía no lo sé, pero es igual lo que sucede en mi vida, cuando llego aquí cambia todo“.

La gran alma Buda te cuenta esta historia porque hoy te regalo este capullo.

El mismo capullo que recibieron estos dos niños humanos.

Y tú decides cómo tratar este capullo.

Ahora te voy a entregar este capullo.

Abre tus manos, entra en la profundidad de tu intención y vuélvete a expandir.

Respira a un ritmo que te lleve a la profundidad de tu ser.

Se abren todos tus canales.

Serán los ángeles los que te van a regalar este capullo tan especial.

 

Esto lo vamos hacer acompañado de los Tonos de la Veracidad.

 

(Suena una canción)

 

La gran alma Buda te pide ahora que contemples el capullo de flor con tu ojo interno.

PUBLICIDAD GOOGLE

Tómate algo de tiempo. ¿Cómo es?

¿Qué sientes?

Con cada respiración eres consciente que esto es un regalo.

Un regalo energético desde la Veracidad para ti en el Aquí y Ahora.

Y ahora te pregunto:

¿Quieres tomar una decisión?

¿Deseas honrar este regalo practicando la atención?

Porque la historia de fondo es que la Atención se libera para aceptar los regalos de la vida.

La Atención está unida al Agradecimiento.

 

Y estas energías te permiten reconocer y sentir lo que significan los regalos.

 

Si llevas este regalo con plena Atención en tu corazón, entonces vivirás lo mismo que el niño que confió plenamente y experimentó el milagro.

Porque muchos seres humanos se mueven en la Dualidad casi no sienten los regalos que les llegan.

Si eres consciente que la Aceptación es algo Positivo, cambia tu Actitud.

 

Si eres consciente que la Atención y el Agradecimiento son una energía que te hace posible de tratar diferentemente las situaciones de la vida en el Aquí y Ahora, entonces experimentas el Milagro.

 

 

Porque ahí no existe la separación.

 

Es Unidad, es una Unión.

Los mensajes que te llegan al alma contienen estos regalos energéticos.

 

Pero la Aceptación y también la Aplicación es algo que tienes que decidir tú.

No mañana, sino AHORA.

Si te decides por el Agradecimiento por los regalos, ya podrás sentir ahora un cambio cuando ves y sientes de nuevo estos regalos.

La gran alma Buda os quiere preparar para la aceptación de estos regalos y vivirlos como algo normal.

Si vives en la Atención, entonces también estás atento de tu alma.

Esto causa que tu alma esté feliz y se produce una compensación.

Esta compensación también la podrás sentir en tu aspecto corporal.

 

Deja que la energía de Buda fluya dentro de ti y siente como te llega la Felicidad.

Porque sólo cuenta lo que sientes.

Esta sensación la puedes sentir en cada momento de tu vida.

 

Regala también a Lady Gaia la Felicidad y la Paz.

De este modo se despide la gran alma buda de cada uno de vosotros.

 

Pronuncio los Tonos con la fluyente energía de AN’ANASHA.

 

El Gran Alma Buda – Una Parábola  por Sabine Sangitare

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
Un comentario
  1. User comments

    Quiero favor henviar mas…

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend