Home » Mundo Espiritual » Ocio Espiritual » Viajes Espirituales » El Libro de los Muertos: El Portal Egipcio hacia el Más Allá

El Libro de los Muertos: El Portal Egipcio hacia el Más Allá

20170115 gonzevagonz23596 id121162 el libro de los muertos el portal egipcio hacia el mas alla el libro de los muertos 600×350 - EL LIBRO DE LOS MUERTOS: El Portal Egipcio hacia el Más Allá - hermandadblanca.org

                               “Oír es precioso para el que escucha” – Antiguo proverbio egipcio –

ORÍGENES Y ANÁLISIS

Pocas civilizaciones han despertado tanta admiración a lo largo de la Historia cómo la fascinante raza egipcia que gobernó las tierras del Nilo a lo largo de miles de años.

Egipto no tuvo rival en su época. Fueron astrónomos, visionarios y estudiosos del mundo espiritual. Inventaron el alfabeto escrito, el arado tirado por bueyes, las cerraduras, las lámparas de aceite, el maquillaje, el vidrio, el papiro y la momificación entre otras muchas cosas. Se dice que la disposición de las pirámides está directamente relacionada con el cosmos y que sus tumbas tenían una abertura oculta que apuntaba en dirección al Reino del Más Allá.

Mucho se ha escrito sobre las maravillas de éste pueblo sabio y enigmático, pero sin duda el famoso Libro de los Muertos tiene el honor de ser considerado el documento funerario más famoso del mundo.

No obstante, poca gente sabe que su archiconocido nombre no es el auténtico, sino el nombre popular con que lo bautizó el egiptologo prusiano Karl Richard Lepsius, porque los papiros que lo contenían solían aparecer enterrados con los difuntos.

Sin embargo los egipcios lo llamaban rau un peret em heru, que significa “fórmulas de salir al día”(de la tumba, se entiende).

Vamos a realizar un breve análisis del Libro de los Muertos o Libro de la Salida al día, siguiendo las directrices de los profesores Josep Cervelló y Jose Lull:

Las versiones más antiguas del texto funerario estaban reservadas a la familia real, pero después su uso se extendió al resto de la clase dirigente: los cortesanos, los altos oficiales, los señores locales y gobernadores provinciales, las damas…

Al principio se encontraba grabado sobre los ataúdes o sobre sudarios o vendas. Pero desde comienzos del Reino Nuevo se generalizó el papiro como soporte principal. También puede hallarse pintado o esculpido en las paredes de las tumbas.

La lengua utilizada es el egipcio de tradición y la escritura es el jeroglífico cursivo en tinta negra y roja.

Desde mediados de la dinastía XVIII, los distintos capítulos o fórmulas se acompañan de viñetas ilustrativas.

El cuerpo del Libro de los Muertos es el resultado del trabajo creativo de los sacerdotes de Tebas, por lo que a la primera recensión se la llama recensión tebana. En la época Saíta se fijó de manera más rígida la secuencia de las fórmulas y el contenido de las viñetas dando lugar a la llamada recensión saíta.

PUBLICIDAD GOOGLE

La finalidad del Libro de los Muertos es la de proteger y guiar al difunto en su viaje al Más Allá, por ello se colocaba el papiro en el ataúd para que lo tuviera al alcance si lo necesitaba.

CONTENIDO DEL “LIBRO DE LOS MUERTOS”

Se conocen ciento noventa y dos fórmulas, que no guardan una estructura canónica. Cada papiro es diferente en el número, la selección y el orden de los capítulos, según los gustos y la capacidad económica de quien lo encarga. Hay papiros que llegan hasta los veinte metros de largo y contienen la mayoría de fórmulas, mientras que otros están reducidos a una sola página y a alguna fórmula. Existieron auténticas fábricas funerarias de éste libro; los rollos se preparaban de manera estándar, y en los pasajes donde tenía que ir el nombre del difunto se dejaban espacios en blanco a la espera de un comprador.

El Libro de los Muertos describe un Más Allá sincrético, único pero dual, subterráneo y celeste a la vez, gobernado complementariamente por Osiris y Re (dioses egipcios de la resurrección y del sol respectivamente)

El contenido del Libro de los Muertos se ha dividido convencionalmente en cinco partes.

Primera parte: el Cortejo Fúnebre

La primera parte está dedicada al cortejo fúnebre, al entierro.

La primera fórmula enfatiza la identificación entre Osiris y el difunto:

“Comienzo de las fórmulas de salir al día”

De la exaltación y de la glorificación, de salir y de entrar en la necrópolis. Es una cosa útil en el hermoso Occidente, que se dice el día del entierro, de la entrada después de la salida. Se dice:

(…) Oh vosotros que hacéis que las almas perfectas entren en la casa de Osiris, haced que el alma perfecta del Osiris N, es decir nombre del difunto, entre con vosotros en la casa de Osiris, de manera que él oiga como vosotros oís, vea como vosotros veis, se levante como vosotros os levantáis, se siente como vosotros os sentáis. Oh vosotros que dais pan y cerveza a las almas

perfectas en la casa de Osiris, dad pan y cerveza, de día y de noche, al alma del Osiris N, justo de voz ante los dioses señores de Abidos, justo de voz ante vosotros. Oh vosotros que abrís los caminos y allanáis las vías para las almas perfectas en la casa de Osiris, abrid los caminos y allanad las vías para el alma del Osiris N.” (LSD 1)

Justo de voz” significa que el difunto ha superado el juicio en el Más Allá.

En el Más Allá, el difunto tiene que realizar todos los trabajos que hacía en vida, algunos muy poco atractivos, como por ejemplo, las labores agrícolas. Por este motivo, en esta primera parte del Libro de los Muertos, existe una fórmula para hacer trabajar a un ushebti.

Un ushebti es una estatuilla, que lleva en las manos unas azadas y que reemplaza al difunto en los trabajos del Más Allá; se colocaba en gran número en las tumbas.

La fórmula dice así:

Fórmula para hacer que un ushebti haga los trabajos de la necrópolis”

“Se dicen las palabras: Oh tú, ushebti, si se convoca al Osiris N justo de voz

para hacer todos los trabajos que se hacen allí en la necrópolis, acude tú, en

cualquier momento en que se trabaje para cultivar los campos, para regar

las riberas, para transportar por agua la arena del Occidente y del Oriente.

¡Lo haré yo! ¡Heme aquí! – debes decir” (LSD 6)

Segunda parte: la Regeneración del difunto:

La segunda parte del Libro de los Muertos trata de la regeneración del difunto. Consta de una serie de fórmulas que tienen por finalidad regenerar al difunto, purificándolo, devolviéndole su individualidad, su poder mágico, su corazón y su nombre, e impidiendo que los gusanos devoren su cuerpo o que su carne se pudra. También lo protegen de animales maléficos, como serpientes, cocodrilos o insectos.

El corazón, la sede de la memoria, es devuelto al difunto para que testifique sobre su conducta en vida ante el tribunal de Osiris, por eso, una fórmula lo conjura para que no testifique en contra del difunto.

Esta fórmula dice así:

PUBLICIDAD GOOGLE

Fórmula para no permitir que se mantenga lejos el corazón del Osiris N en la necrópolis”

Se dicen las palabras: Oh corazón mío de mi madre, oh corazón mío de mi madre, no te alces contra mi como testigo, no te opongas a mi en el tribunal, no te vuelvas contra mi ante el guardián de la balanza. Tú eres mi ka que estuvo en mi cuerpo, el protector que hizo fuertes mis miembros. Si tú te decantas por el bien, estaremos a salvo. No calumnies mi nombre ante el tribunal que asigna su posición a la gente. No digas mentiras contra mí ante el dios excelso, señor del Occidente. Colocar las palabras sobre un escarabeo de jade, montado en electro y con un anillo de plata. Sea colgado del cuello del espíritu [del difunto].”

Al final de la fórmula tenemos una instrucción que nos indica que el texto, además de en el papiro, debe ser inscrito en un escarabeo (piedra tallada en forma de escarabajo) que debe ir colgado del cuello del difunto.

Tercera parte: “Salida al Día” y Juicio de Osiris

La tercera parte del Libro de los Muertos es la más extensa y la más importante porque trata precisamente de la Salida al Día y del juicio ante el tribunal de Osiris.

Tras haberse regenerado, el difunto exclama:

“Yo tengo poder sobre mi corazón, yo tengo poder sobre mi corazón, yo tengo poder sobre mi boca, yo tengo poder sobre mis brazos, yo tengo poder sobre el agua, yo tengo poder sobre los líquidos, yo tengo poder sobre el río, yo tengo poder sobre las riberas, yo tengo poder sobre quien actúa contra mi. Yo me levanto hacia la izquierda y me coloco a la derecha, yo me levanto hacia la derecha y me coloco a laizquierda, yo estoy sentado y me levanto, y me sacudo el polvo. Mi lengua y mi boca son guías experimentadas. En cuanto a aquel que conoce este libro, sale al día y camina sobre la tierra en medio de los vivos. No será destruido” (LSD 68)

Si el difunto ha superado la prueba será declarado “justo de voz”, es decir, justo en aquello que dice.

Este es un extracto de esta larga fórmula:

“Fórmula de bajar ante el tribunal de las Dos Maat por N [el difunto]

Salud, oh Gran Dios, señor de las Dos Maat. Yo he venido a ti, mi señor, habiendo sido conducido a contemplar tu belleza. Yo te conozco, yo conozco el nombre de los cuarenta y dos dioses que están contigo en este tribunal de las Dos Maat, que viven de la masacre de los malvados, que se tragan su sangre, en el día en que se sopesa la conducta ante Unennefer. Yo he venido a ti, te he traído la verdad y he alejado por ti la maldad. No he cometido maldad contra los hombres. No he maltratado a los bóvidos. No he hecho algo mal en vez de algo justo. No he conocido lo que no debe existir. No he empezado ningún día pidiendo un donativo a quienes tenían que trabajar para mí. No he blasfemado contra dios. No he empobrecido a ningún mísero. No he hecho nada que disguste a los dioses. No he causado enfermedades. No he causado hambre. No he matado. No he causado perjuicio a nadie. No he robado los panes de los dioses. No he sustraído las tortas de los espíritus. No he sido pederasta. No he cometido actos impuros. No le he quitado a ningún niño la leche de la boca. No he privado al ganado de la hierba. No he capturado con la red los pájaros de la divinidad. No he robado peces de su lago. No sufriré ningún daño en este país en la sala de las Dos Maat porque yo conozco los nombres de los dioses que se hallan en ella. Oh Ser de larga zancada, que sales de Heliópolis, no he cometido pecado, Oh Abraza-llama, que sales de Babilonia, no he robado. Oh Narigudo, que sales de Hermópolis, no he sido envidioso. Oh Traga-sombras, que sales de la Caverna, no he saqueado. Oh Ser de miembros terribles, que sales de Rosetau, no he matado hombres. (…) Oh Uamenti, que sales del lugar de ejecución, no he cometido adulterio. Oh Mira-lo-que-trae, que sales de la casa de Min, no he cometido actos impuros. (…) Salud a vosotros, oh dioses. Yo os conozco y conozco vuestros nombres. Yo no caeré y vosotros no golpearéis. (…) No se dirá: “¡Mentira!” en relación a mi anteel Señor Universal, porque yo he practicado la justicia en Egipto.” (SLD 125)

Unennefer, es uno de los epítetos de Osiris y significa “aquel que está eternamente en buenas condiciones“. Con estas palabras “No he cometido maldad…” comienza la confesión negativa. La frase “lo que no debe existir” quiere decir, el mal.

Cuarta parte: el Mundo Subterráneo

La cuarta parte del Libro de los Muertos está dedicada al mundo subterráneo. Una serie de fórmulas da cuenta del viaje del difunto, identificado con Re, por el Más Allá; otras contienen una descripción topográfica del reino de ultratumba; y otras se refieren a la protección del difunto y de las varias partes de su cuerpo, son las fórmulas relacionadas con la máscara funeraria a la que se llama la “cabeza misteriosa” y con los amuletos protectores.

La imagen de la izquierda muestra una viñeta con la representación de algunos amuletos, a la derecha los mismos amuletos como objetos que eran colocados entre las vendas de la momificación.

Quinta parte: Homenaje a Osiris-Re

La quinta parte del Libro de los Muertos contiene diversas fórmulas de homenaje a Osiris sobre las que no me voy a extender.

20170115 gonzevagonz23596 id121162 el libro de los muertos el portal egipcio hacia el mas alla 1187239514 1393 - EL LIBRO DE LOS MUERTOS: El Portal Egipcio hacia el Más Allá - hermandadblanca.org

Hasta aquí éste breve viaje por los enigmas del famoso Libro de los Muertos egipcio. Si algún lector desea ampliar sus conocimientos sobre éste tema tan fascinante, le aconsejo que tome el maravilloso curso de Egiptología ofrecido por la plataforma de aprendizaje online Coursera.

https://es.coursera.org/

Le garantizo de antemano que no se arrepentirá.

AUTORA: Eva Villa, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE:

https://es.coursera.org/learn/egypt

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Eva Villa (Redactora-Traductora GHB)

Escritora, guionista y pintora. Mis aficiones son los viajes, los idiomas, los animales y la búsqueda incansable de conocimiento.


Un comentario
  1. User comments

    meda gusto encontrar este sitio yyo busco informa cion y quisiera serparte de algo asi

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend