Home » Mensajes del Cielo » Emoción en el Hogar por Jordi Morella

Emoción en el Hogar por Jordi Morella

Los 7 arcángeles

 

Hay una gran emoción en el Hogar para estos próximos meses de la recta final de este nuevo ciclo planetario. Hay una energía emotiva, alegre, de dicha y amorosa para el período que las almas que nos encontramos en este espacio de nombre Gaia, por los cambios que se han de producir a raíz de las decisiones que todos los que nos encontramos en la condición humana hemos decidido  o las van a tomar.

 

Para unos será de recogimiento, replanteamiento consciente. Para otros, de alegría máxima al sentir el por qué de todo lo sucedido y haberse subido al tren de esta transformación habida en nuestro planeta. Habrá otros que se sentirán empujados a actuar de una manera en concreto, siendo los que siempre han ido a remolque de lo dictado a nivel social, político y religioso. Todavía habrán algunos, también, que verán como su vida empieza a materializar su voluntad debido al trabajo realizado a lo largo de estos años. La cuestión es que a partir de ahora, en este segundo semestre del 2012, las cosas no van a ser como antaño, e incluso, como hace poco, porque los cimientos de la nueva Tierra y la nueva raza humana han de empezar a despuntar a partir del Gran Despertar de estos nuevos tiempos.

 

2012 es año de nacimientos y desapegos. Es un período donde aquello que no resuene con nuestro corazón tiene que ser desprendido y permitir que lo parejo a nuestras nuevas energías sea atraído para nuestro mayor bien y evolución. Para muchos parecerá que todo sigue igual. Respetemos a los adormecidos porque, en su momento, nos volveremos a encontrar, y esta vez, sabiendo del papel exacto de cada uno y en relación a la humanidad.

 

Muchos os encontraréis en el mejor momento de vuestra vida, y no me refiero a nivel económico, sino a nivel personal, a nivel interior. Precisamente, es a este aspecto al que me refiero. Habrá muchos que os sentiréis libres, sin grandes o ninguna posesiones materiales, en cambio, sentiréis el resurgir de vuestra verdadera esencia. Sentiréis el amor en vuestro interior, con deseos de compartirlo. Sentiréis la presencia de nuestros hermanos de la Luz con vosotros, como no los habíais sentido hasta ahora. Los sentimientos más sublimes que tenemos en nosotros, emanan a flor de piel desde nuestras entrañas humanas. Nuestra divinidad pide paso para llevar a término aquello que habéis venido a hacer. Es una gran eclosión la que se está manifestando en estos momentos de nuestro proceso. Todo se confabula para reestructurar las energías de nuestro amado planeta Tierra.

 

Todo tiene un fin, un sentido más allá de lo terrenal, y los momentos que nos encontramos nos empujan a materializar esta finalidad divina en cada uno de nosotros para lo acordado con el universo.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Las inquietantes almas de la Tierra sienten los movimientos energéticos que se producen en el interior de cada ser. Desde el exterior nos van llegando energías que nos llevan a tomar actitudes o reflexionar sobre nosotros mismos y lo que nos está sucediendo. Las puertas de los corazones empiezan a abrirse como no lo habían hecho hasta el presente. Son muchos los que han escuchado la llamada. Son muchos los que sienten la necesidad de hacer cambios en sus vidas. Son muchísimos los que se cuestionan hacer cambios en sus vidas, y esta vez, llevarlos a término, activando unas fuerzas interiores ignoradas hasta hace poco.

 

La gran activación del corazón clama la presencia de nuestra divinidad en esta dimensión para cumplir con la llamada divina en el interior de cada uno.

 

Grandes momentos se avecinan a partir de ahora, para muchos de alegría, para otros de desastres, incomprensión y desolación, depende del grado de consciencia adquirida. Habrá quienes quieran hacer caso omiso a los nuevos tiempos. Respetarlos porque ellos también son parte de nosotros. Gran parte de ellos continuarán su proceso más allá de nuestra Tierra. Habrá un espacio para ellos, porque aquí, en Gaia, los seres que la habitarán y el propio planeta en sí, vivirán con una elevación energética más alta a la actual.

 

La Tierra se regenerará y los divinos humanos conviviremos armoniosamente con nuestros seres hermanos de la naturaleza. Cada vez seremos más Uno, y sentiremos la necesidad del respeto, cambiando nuestra alimentación tal como ha sido hasta ahora, para la mayoría de vosotros. La tierra dará los frutos necesarios para inducirnos a una alimentación vegetariana y vegana. Ya de pequeños se inclinarán a la toma de alimentos de este tipo. Recordar quiero ahora, que los grandes Maestros de la Tierra, o no comían carne, siendo vegetarianos, como los esenios, el Maestro Jesús, Buda,…por ejemplo, o no ingerían alimentos físicos, como por ejemplo St. Germain.

 

Todo está cambiando hacia una nueva vida más desde nuestra esencia espiritual. Hay mucho que hacer, todavía. ¡Es cierto!, y por eso, desde el sol y el centro de nuestra galaxia nos están dando una mano para que todo sea según lo establecido. Muchos ya sabéis a qué me refiero.

 

En alguna que otra vez, ya he comentado algo al respecto sobre los próximos meses. Depende de nuestro estado de consciencia, la vida nos parecerá sonreír o que todo se remueve sin donde poner los pies en tierra firme. El fuego todavía hará más presencia, como símbolo de purificación. Las aguas hace tiempo que nos están limpiando, y la tierra no para de avisarnos con sus temblores, que la hora de la reestructuración anunciada ya está aquí. Estamos en medio de un gran torbellino energético, donde todo necesita ponerse en su lugar. Aquellos que nos dejan, así ha de ser para dejar lugar a nuevas energías para el avance del Despertar. Todo se sincroniza con la Voluntad Divina de nuestra existencia.

 

Naturalidad. Sí, naturalidad es la actitud a mantener ante los hechos que vivimos y se avecinan. La vida sigue según lo acordado para cada uno. Decidisteis estar donde estáis y vivir lo que estáis viviendo. Así lo acordasteis. Así, pues, ¡aquí estáis! Nada es lo que parece y lo que veis no es. La interpretación de lo vivido no debe de ser desde la mente, sino desde el corazón. Entonces, todo tiene sentido.

 

Nos dirigimos hacia una cuesta arriba hasta el mes de diciembre, pero no verla como un obstáculo para ser vosotros, sino como el interruptor que os permitirá llegar a vosotros todavía más. Aprovechad el impulso y las fuerzas de estas energías que nos llegan y nos rodean para atrevernos a dar los pasos necesarios para ser nosotros, reafirmarnos y abrir las puertas que nos conducirán a nuestra divinidad manifestada. Este proceso no es un impedimento para ser felices cuando nos encontremos o ya os encontráis en él, sino una ayuda, un manantial donde poder saciar nuestra sed de bienestar, de integridad. Esto sucederá ya entrado en el otoño, o primavera para algunos.

 

La verdadera felicidad reside en ser uno mismo y sentir la paz, la calma y la armonía que somos en nuestro interior, escuchando en todo momento la voz de nuestro corazón. El Padre sabe lo que se hace. No dudéis. Confiad y no temáis en hacer aquello que vuestro corazón os dicte, porque lo mejor de la vuestra vida, todavía está por llegar: ¡Ser vosotros mismos! Este amor os atraerá la realización en vuestra vida, la expresión majestuosa de vuestra esencia ante el mundo, el amor compartido y vuestra Voluntad manifestada. Vosotros sois parte de Dios. Sois Dios mismo en una biología aparentemente física. Esto os puede confundir, aunque por suerte, cada vez sois más los que estáis despertando a la nueva Consciencia que os permitirá llegar a vuestra divinidad.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Nos encontramos en la recta final del gran cambio, donde las almas se están definiendo qué quieren hacer a partir de ahora. La polaridad se está extremando cada vez más. El libre albedrío hace que cada uno decida sobre su porvenir. Los extremos están cada vez más lejos entre sí y la balanza se está decantando más hacia un lado que a otro.

 

A ti también se te ha preguntado qué es lo que quieres hacer: adaptarte a los nuevos tiempos, a esta nueva era, o continuar como siempre has actuado y pensado.

 

Hace unos dos años, más o menos, se nos permitió avanzar sin esperar a las demás almas, debido que no evolucionábamos como debíamos de hacerlo aquellos que nos disponíamos a avanzar. De esta manera, hemos vivido y sentido lo experimentado hasta el presente. ¡Wauuu! ¡Inmenso! Cómo si hubiésemos hecho un aprendizaje grande, pero comprimido para estos momentos de la historia de la humanidad.

 

La selección se está haciendo libremente. Así debe de ser para la nueva humanidad y la Nueva Jerusalén.

 

La Nueva Tierra nos espera, así como nuestros hermanos del Hogar esperando estos momentos para hacerse presente entre nosotros de una manera visible.

 

Ves a tu interior y reafirma tu ser, definiendo la vida que quieres llevar. Todos los cambios que se están produciendo en estos momentos en ti son frutos de tu intencionalidad manifestada en su momento. Ahora es tiempo de reafirmación y manifestación.

 

No temas. No estás solo/a. El Hogar y tú, están contigo.

 

Que el Amor y la Paz sean en ti, y recuerda que pase lo que pase, no es lo que parece. Dentro de este proceso se encuentra la decisión de tu Voluntad. Tú decidiste.

 

Todo  va bien.

http://jordimorella.blogspot.com 
Facebook: Jordi Morella

 

Emoción en el Hogar por Jordi Morella

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend