Es el momento de la redención, no del castigo

Fanny Zapata

Mensaje del maestro Hilarion acerca de la redención, el perdón y el castigo, canalizado a través de Vania Rodrigues.

«Queridos hermanos y hermanas de este hermoso planeta! ¡Yo soy Hilarion!

El camino de la evolución ha traído sorpresas para muchos, mientras que para otros ofrece buenos recuerdos, que casi estaban olvidados. Recuerdos importantes para ser vistos de frente y con mucho amor. En esto no hay nada que pretenda lastimarte o dañarte. Estos son sentimientos, acciones y momentos tal vez difíciles para ti.

man 1867009 1280 es el momento de la redencion no del castigo i468556

En el camino de la evolución puedes encontrarte con situaciones que parecen ser un castigo, pero que en realidad son oportunidades para el aprendizaje del alma. Fuente: Pixabay.

A pesar de todo, se trata de eventos y recuerdos que debes examinar de cerca, para que tengas la dimensión real de lo que sucedió allí y qué sentimientos y emociones estuvieron involucrados.

Aquí no hay castigo. Algunos piensan que les estamos haciendo ver cosas malas para castigarlos. ¿Por qué insistes en pensar en nosotros de esta manera? No somos así, Padre/Madre Dios no es así. Ningún ser de Luz castiga a nadie, ni siquiera al peor ser del universo.

El castigo no existe

El castigo no existe, solo la consecuencia del acto realizado, y el resultado nunca es para nosotros. La consecuencia sería un castigo, si tuvieras que hacer algo por nosotros, y el castigo sería tener que hacerlo, pero los resultados de tus acciones se vuelven en tu contra. Y ninguno de nosotros está involucrado en esto.

¿Hasta cuándo vas a insistir en que te estamos castigando? ¿Qué tan difícil es aceptar que cada paso en falso vuelve, al menos con la misma energía, a quien aplicó esa energía? Cada vez que te niegas a verlo, vuelve con mayor intensidad.

La verdad es que no hay castigo, sino una reacción. A cada acción, siempre hay una reacción opuesta. Si es una acción para el bien, el bien vuelve a ti; si es una acción para tu daño o el daño de otra persona, eso también vuelve a ti.

Es difícil aceptar lo que muchos de ustedes creen ver; es duro verte practicando cosas que ahora juzgas en los demás. Y por eso tal vez entiendas por qué insistimos tanto en el no juzgar. No podéis juzgar a nadie, porque no sabéis lo que hicieron vuestras almas allá atrás, y os puedo asegurar que muchos han hecho cosas oscuras ante la Luz.

Pero tranquilos, que el tiempo no es de castigo sino de redención. Es hora de pedir perdón, perdonar y despojarse de esta carga que llevan vuestras almas, de una vez por todas.

No estamos juzgando lo que se hizo, cómo se hizo o cuánta energía se aplicó, sino estamos permitiendo que cada uno de ustedes se deshaga de la carga. No hay juicio. Se están juzgando a sí mismos, y esta es una experiencia de aprendizaje significativa.

Por lo tanto, no apuntes con el dedo al otro, porque ese mismo dedo puede volverse contra ti, y el pasado, el viaje del alma para muchos, sigue siendo un enigma. Entonces, ¿cómo saber? ¿Cómo puedes realmente decir que tu alma siempre ha andado en rectitud?

Presta atención a tus sentimientos

Antes de que nos culpéis, pensando que os estamos castigando mostrándoles todo lo que han hecho vuestras almas, tomad otra postura. Basta con aceptar que lo hecho, hecho está, y lo que hay que hacer ahora se refiere a una sola palabra:

Perdón

Esta palabra y este acto están entre los más poderosos del universo. El perdón, o la petición de perdón, desde el corazón, viniendo desde lo más profundo, puede eliminar muchas cosas. Cuando hay un perdón sincero, ocurre el aprendizaje y se concluye la lección.

hand 4661763 640 es el momento de la redencion no del castigo i468556

Maestro Hilarion: no estamos aquí para juzgarlos. Fuente: Pixabay.

No estamos aquí para juzgarte, ni esta ha sido nunca nuestro objetivo. El momento es de puro amor y se trata de  que caminemos de la mano contigo. Si ustedes pueden ver lo que sus almas han hecho y no les gusta, pues este es el momento de aprender, de enfrentar la verdad, y simplemente usar la palabra perdón de la forma que deseen.

Así que simplemente reciban todo con mucho amor y aceptación. Al mirar todo lo que está pasando como un castigo, los pasos se dan hacia atrás, no hacia adelante. El ego habla más fuerte; es el ego casi diciendo:

«Todo esto es una mentira. ¡No lo creas!»

Y muchos hacen eso, sin imaginar que podrían hacer actos o acciones mejores. Crees que eres demasiado superior para eso. Entonces lamento informarte que estás caminando hacia atrás, no hacia adelante.

A veces la verdad hiere. Algunas verdades son desagradables, mientras que otras son definitivamente horribles, pero cada alma debe poner en práctica lo que tiene y poner fin a ese aprendizaje. Vuestras almas lo merecen, y es algo necesario para la ascensión: este aprendizaje, esta aceptación con mucho amor de todo lo que vuestras almas han hecho.

Observen que no me refiero a lo que ustedes, como almas conscientes, han hecho. Ninguno es un santo, por lo menos no en el camino que siguen. Así no que no tengan como meta convertirse en santos, ni siquiera ser perfectos.

No se trata de justificar lo que ven como un castigo. En lugar, acepten los eventos con su corazón, pues solo de esta manera podrán manejar lo que les espera mientras continúan en su viaje. De lo contrario, experimentarán un retroceso no deseado»

Mensaje canalizado por Vania Rodrigues.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

http://www.crystalwind.ca/awaken-the-soul/channeled-messages/the-ascended-masters/hilarion-nothing-is-punishment-it-s-just-lessons

Publicado en https://hermandadblanca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx