Historia de la Tierra IV: Marte y Maldek

Fanny Zapata

«Saludos queridos amigos, somos los Fundadores. Hoy examinaremos las principales guerras e infusiones de almas en vuestro mundo, las cuales marcaron el comienzo de lo que llamáis violencia y conflicto. Su Tierra no fue el único planeta en su sistema que recibió atención extraterrestre. Hace diez millones de años había tres planetas que albergaban formas de vida: la Tierra, Marte y Maldek.

Para muchos de ustedes, lo que ocurrió entonces no será agradable, pero sospechamos que la mayoría ahora son almas maduras y pueden manejar un poco de desagrado en medio de toda la gloriosa Creación.

La conquista de Marte y Maldek

La Tierra, Marte y Maldek eran los planetas tercero, cuarto y quinto, contando desde su Sol en ese momento. Desde luego, el ambiente en el cuarto y quinto planeta era un poco más frío y menos hospitalario que en la Tierra, pero eso no impidió que los extraterrestres colonizaran estos mundos.

Los que llegaron a Marte y Maldek eran aventureros, dispuestos a soportar los duros inviernos y los áridos paisajes que salpicaban estos planetas, aunque había bosques y vida vegetal en las regiones ecuatoriales, y mucha agua y hielo en las regiones polares.

planet alien sky 2038601 1280 historia de la tierra iv marte y maldek i470432

Marte y Maldek, en su mayor parte áridos y fríos, fueron cuna de antiguas civilizaciones. Fuente: Pixabay.

Muchas de esas almas que perecieron durante la gran inundación de la Tierra reencarnaron en Marte y Maldek. Las civilizaciones que ya se estaban desarrollando en esos mundos procedían de muchos sistemas estelares diferentes, y ahora la raza raíz de las Pléyades se unió a la mezcla.

Como podrán imaginar, los seres que residían en esos mundos habían descendido en vibración a la cuarta densidad. Pero las almas nacidas en un mundo de cuarta densidad no recibieron el mismo tipo de atención amorosa que experimentan las almas en la séptima densidad. Por lo tanto, estos planetas exteriores fueron un depósito para una extraña variedad de formas de pensamiento y creaciones, lo que resultó en un reino astral rico y variado: el reino de la creación de pensamientos, la imaginación y el sueño.

Las infusiones de los sistemas estelares de Draco y Orión

A lo largo de este período, muchos seres de toda la galaxia se enteraron del experimento de la Tierra y sus planetas vecinos. De esta forma, un grupo de almas del sistema estelar Draco envió naves exploradoras a la Tierra hace unos 40 millones de años, y otra oleada aproximadamente uno o dos millones de años antes de la gran inundación, es decir, hace unos 12 millones de años.

Aunque no se asentaron en masa, sus informes a los consejos draconianos pusieron a la Tierra, Marte y Maldek «en el mapa» para su exploración y posible conquista.

Otro grupo, proveniente de la constelación de Orión, también se fijó en las nuevas almas de la Tierra y sus compatriotas en Marte y Maldek. Nosotros, las almas de las densidades 7 y 12, todavía estábamos monitoreando de cerca el experimento de la Tierra, y estas civilizaciones menos agradables de Orión y Draco no lograron establecerse en la Tierra gracias a nuestra cuidadosa observación.

De lo contrario, habría sido como entrar en nuestro laboratorio y anunciar que se hacían cargo del experimento. Teníamos una vibración protectora alrededor de la Tierra y cosas como esta no sucedieron, al menos no en ese momento.

Sin embargo, Marte y Maldek no gozaban de esa protección porque, francamente, ese no era nuestro terreno. Estos planetas eran más como un «todos contra todos».

La llegada de los reptilianos a Marte y Maldek

Y así llegaron los exploradores, en pequeños números al principio, creando pequeños asentamientos en medio de las comunidades existentes. Una vez que comenzó a ocurrir el mestizaje, las almas de Orión y Draco también comenzaron a encarnar. A la forma de reptil de Draco le resultó difícil adaptarse a los entornos de Marte y Maldek, y la reencarnación se convirtió en el método preferido para infundirse en estos mundos.

spacecraft 441708 640 historia de la tierra iv marte y maldek i470432

De los sistemas estelares de Draco y Orión llegaron multitud de almas a Marte y Maldek. Fuente: Pixabay.

Tanto el sistema de Orión como el de Draco tenían una amplia variedad de seres conscientes, y los exploradores asentados en Marte y Maldek tenían una mentalidad bastante agresiva y guerrera. Su objetivo principal al llegar a vuestro sistema solar fue la conquista y la extracción de recursos naturales. Básicamente, obtener cualquier cosa que les diera poder y prestigio.

Estas almas habían olvidado hace mucho tiempo su conexión con la Fuente y sentían que necesitaban tomar de los demás para sentirse completos y plenos.

La destrucción de Maldek

No pasó mucho tiempo antes de que comenzara la guerra en Marte y Maldek. Debido a la proximidad de Marte a la Tierra y la mirada atenta de nuestros miembros, los oriones y draconianos estaban menos dispuestos a reencarnar en masa en Marte. Preferían la relativa distancia de Maldek. 

Comenzaron a llegar en grandes cantidades y muy pronto la civilización maldekiana contaba con millones de almas. Construyeron grandes ciudades de piedra y, al igualar su conciencia, estas ciudades tenían grandes fortalezas y torres para brindar protección contra los ataques.

En algún momento, los pueblos maldekianos descubrieron la tecnología de neutrones y comenzaron a fabricar bombas e implementos de guerra. En ese momento (hace varios millones de años) no había medidas de seguridad para evitar las consecuencias desbocadas de esta tecnología. 

Aunque la civilización maldekiana comenzó hace más de diez millones de años en el tiempo de la Tierra, continuó evolucionando hacia una serie de facciones en guerra. Esta guerra atrajo la atención de grupos extraterrestres benévolos y malévolos de varios sistemas alrededor de la galaxia, pero debido al acuerdo de no interferencia y la protección del libre albedrío, se hizo poco para intervenir.

Hace unos 3.200.000 años, los conflictos se intensificaron y se desplegaron las armas de neutrones. Se suponía que era un «intercambio nuclear limitado» entre dos de las facciones en guerra. En este punto, el ADN de las almas era una mezcla de hebras draconianas y de Orión, las cuales contenían genes agresivos.

Cada lado en este conflicto (aunque ambos lados tenían un ADN similar) quería superar al otro, y las armas se hicieron cada vez más grandes y numerosas. El primer intercambio solo destruyó unos pocos miles de humanoides. El lado más dañado reconstruiría y tomaría represalias, cada vez con mayor devastación.

La explosión que destruyó Maldek

Aunque parecía ser un descubrimiento accidental, se desarrolló una bomba de neutrones particularmente poderosa utilizando una rara combinación de catalizadores elementales. Los científicos involucrados en su desarrollo no se dieron cuenta del alcance de sus capacidades destructivas.

Esta arma fue disparada contra una base militar escondida bajo tierra en territorio enemigo. Dentro de esta base había cientos de armas de neutrones. El enemigo, al darse cuenta de que se acercaba la bomba, intentó hacer volar sus armas base. Varias docenas de varios cientos de armas fueron lanzadas y explotaron en el cielo, creando un destello brillante.

Sin embargo, no pudieron interceptar el arma más poderosa que se aproximaba y entró en los silos del enemigo, encendiendo simultáneamente más de 200 armas enterradas en el suelo. La combinación de la explosión del arma más poderosa y las 200 armas nucleares convencionales resultó en un poderoso terremoto que destrozó el planeta Maldek.

art 2621330 640 historia de la tierra iv marte y maldek i470432

Maldek fue destruido por una descomunal explosión. Fuente: Pixabay.

Finalmente el planeta quedó deshecho en cientos de fragmentos, que se convirtieron en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Más de diez millones de almas perecieron en la explosión, y luego reencarnaron en Marte.

Nosotros y los otros grupos benévolos quedamos horrorizados por lo que sucedió y solicitamos a la Divinidad un mayor nivel de intervención, para evitar que algo así volviera a suceder.

La explosión resultante alteró las órbitas de Marte y la Tierra e interrumpió gravemente las bases etéricas de Júpiter y Saturno. Una ola de interrupción electromagnética salió del sistema solar y los seres de toda la galaxia se dieron cuenta.

Entonces se convocó un consejo en el sistema Alcyone, hogar de la Gran Hermandad Blanca, y se estableció que no se permitiría una destrucción planetaria como esta en ninguna parte de la galaxia.

Somos los Fundadores»

Un mensaje canalizado por Sal Rachele.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

http://www.crystalwind.ca/eureka-amazing/cosmic-stargate-portal/the-founders/the-founders-earth-history-part-3-4

Publicado en https://hermandadblanca.org

1 comentario

  1. Alohaniisn tana..Dios Aum Sat Tat siempre mantenga la sinceridad de la nuera era y la fuerza de la hermandad blnkha Om Septo AUM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx