Entre la ingeniería genética y la inteligencia artificial.

Jorge Ariel
Jorge Ariel

Los genetistas denominan genotipo a la información  genética de un individuo, mientras que se refieren a fenotipo para describir la manifestación de esa información. Así que, hasta cierto punto, la frecuencia energética que pasa a través del genotipo determina las manifestaciones del fenotipo. Esto significa que el entorno  afecta enormemente en el ámbito de sentimientos y de comportamientos y, lo que es más importante, influye sobre quién pensamos  que somos.

En el nivel más sutil, el entorno lo constituye la vibración del mundo subatómico. En realidad, la frecuencia con la que estamos sintonizados es la que determina el entorno, sin importar el punto geográfico en que habitemos. La sombra es el gran fenotipo colectivo de la humanidad que se establece gracias al miedo, lo que como consecuencia crea un ambiente que coloca al cuerpo físico bajo una enorme tensión.

Tenemos que conseguir, de algún modo, elevar la frecuencia energética viajando más allá del genotipo. Cuando sucede esto, el fenotipo —el modo en que se expresa y se experimenta en nuestra naturaleza— también cambiará. Cada uno de los pensamientos, de los sentimientos, cada palabra que pronunciamos y cada acción que llevamos a cabo tiene el efecto de programar directamente los genes y, por ende, la realidad. A nivel cuántico, creamos el ambiente que programa los genes.

LA INGENIERÍA GENÉTICA

La ingeniería genética humana es una alteración del genotipo de un individuo con el propósito de elegir el fenotipo antes de la concepción, o cambiando el fenotipo ya existente en un niño o un adulto. ​Esta ingeniería promete curar enfermedades genéticas como la fibrosis quística, e incrementar la resistencia de las personas a las enfermedades infecciosas. Se especula igualmente que la ingeniería genética podría ser además utilizada para cambiar la apariencia física, el metabolismo, e incluso mejorar las facultades mentales como la memoria y la inteligencia; aunque por ahora, estos usos se limitan a la ciencia ficción.

La epigenética, por su parte,  se define como el estudio de los mecanismos que regulan la expresión de los genes sin una modificación en la secuencia del ADN. Establece la relación entre las influencias genéticas y ambientales que determinan un fenotipo. En epigenética, la idea del impacto ambiental se extiende al mundo electromagnético de la física cuántica para así incluir la actitud humana. A nivel cuántico, el entorno es nuestra  actitud.

El ADN no puede actuar solo, y se vale del ARN para transferir esta información vital durante la síntesis de proteínas. Los genes de las células tienen la función de sintetizar y combinar varios aminoácidos para producir proteínas, que son el componente básico de la vida.

anillos cod la transfiguracion entre la ingenieria genetica y la inteligencia i212130

Los principales aminoácidos también se agrupan en familias genéticas, los 21 anillos codónicos. Cada uno de estos anillos codónicos tiene un nombre específico y actúa como un órgano de programación colectiva del cuerpo superior de la humanidad. Gran parte de nuestra mitología humana surgió de esos conjuntos químicos, y cada anillo contiene grandes misterios. Poseen conexiones directas con muchos de los primeros alfabetos sagrados, como el alfabeto hebreo, y mantienen una relación con el complejo simbolismo del tarot, que hacen parte de la inteligencia arquetípica.

Camino iluminado: las tres secuencias.

claves geneticas la matriz: genética en clave virtuosa ID167189 - hermandadblanca.org

El camino está dividido en tres etapas  o secuencias. Cada una de ellas viene representada por un trayecto de contemplación y de transformación potencial en nuestra vida. El ADN, como quintaesencia de la vida está programado para, eventualmente, volverse autoconsciente. Dirigido por la herida sagrada, busca constantemente su propia naturaleza superior.

La secuencia de atracción: secuencia para liberar los hondos patrones emocionales de la vida.  La herida  es la causa de todo el sufrimiento humano, así que  con esta Secuencia de Venus, haremos un viaje en profundidad por los aspectos de nuestra vida en que sentimos una buena dosis de incomodidad. La Secuencia de Venus nos ofrece un sendero seguro y amable para llegar al núcleo de la Herida Sagrada, un camino que podemos abordar en diferentes etapas. Se trata de un viaje de amor hacia las razones por las que no sentimos continuamente el amor.

En nuestro primer ciclo de siete años la herida sagrada se manifiesta como un reflejo físico de contracción. En el segundo ciclo de siete años, desde los 7 a los 14, se manifiesta como un mecanismo de defensa emocional-estratégico  y en el tercer ciclo de 7 años la herida se manifiesta como una creencia mental, particular, de nuestra propia falta de merecimiento. Los momentos internos del darse cuenta son los saltos de consciencia conocidos como Dharma, Karma, Inteligencia, Comprensión y Amor. La sombra es la suma total de las fuerzas psíquicas y mentales, que se expresan en la personalidad. Es la base de la inteligencia, que en su momento oportuno enfrentará a la Presencia.

La secuencia de activación: describe una serie de tres saltos de consciencia que se despliegan en la vida cuando se activa el propósito. Nuestro propósito superior no es otro que el de sanar la Herida Sagrada y regresar al punto perfecto de integridad, la maravillosa Quiescencia que existe desde antes del principio de los tiempos y que todavía está impresa dentro de nosotros. Esta frecuencia está definida por la Cruz de encarnación, la que a su vez determina las vidas horizontal y vertical del ser humano. Los dones son las virtudes y cualidades aportados por el Espíritu divino.

La secuencia del servicio: recorrido contemplativo cuyo objetivo es abrir la mente a una visión del universo trascendente. Una vez que nuestro corazón comienza a abrirse empezamos también a ser testigos del florecimiento orgánico de nuestra prosperidad. Los temas del propósito, el amor y la prosperidad fluyen naturalmente unos desde los otros como una secuencia: Camino Iluminado de Integración.

La joya se refiere al nacimiento de una inteligencia colectiva. Una vez que se hayan abierto nuestros corazones, el verdadero significado de la prosperidad en nuestras vidas cambiará por completo. En vez de tratarse de un logro personal, la prosperidad se observa como una necesidad de ponernos al servicio de algo más grande que nosotros mismos. Los poderes son las habilidades desarrolladas por el ser humano al poner en acción su inteligencia.

Antes de que podamos alcanzar el nivel del  Todopoderoso debemos purgar el ADN de toda esta memoria genética. Esto también significa que, a medida que aumentamos la frecuencia, tendremos que procesar patrones de la Sombra cada vez más profundos que se originaron en nuestro pasado ancestral colectivo.

Es esa capacidad del ADN de tejer luz a su alrededor la que revela su función verdadera y secreta dentro de nuestro organismo: actuar como un superconductor, cuyo único propósito es aumentar exponencialmente la frecuencia que entra y sale de nuestro cuerpo. Esto, a su vez, conduce a una completa transmutación del tejido de nuestro ser, convirtiéndonos en tejedores de la luz.

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

La Inteligencia artificial constituye un concepto que surgió de un programa de investigación que incluía campos anteriormente dispares como la investigación operativa, la cibernética, la lógica y la informática. El punto en común era un intento de  captar o imitar las habilidades humanas empleando máquinas. Actualmente, si una molécula tiene una memoria que puede registrar lo que sucede dentro de la célula, ¿se trata de nanotecnología o de computación?

La verdadera inteligencia se activa de la mano de la paciencia y del apaciguamiento del corazón, que sólo más tarde confirmará la mente. La precisión es lo que sucede cuando la inteligencia natural alcanza un equilibrio entre el corazón y la mente, pero con una salvedad: que el corazón, el principio femenino, es quien toma el control sobre la vida. El principio masculino, el intelecto, habrá de ponerse al servicio del principio femenino, que es la esfera de la intuición, de la escucha y del recibir, y no la del pensamiento, que es la expresión y la transmisión.

 

Ciencia cognitiva: Las tres mentes.

circuitos cómo ha contribuido la cibernética con un modelo de gestión ID157043 - hermandadblanca.org

La ciencia cognitiva se centra en el estudio científico de la mente y sus procesos. Los científicos cognitivos estudian la inteligencia y el comportamiento, centrándose en la manera en que los sistemas nerviosos representan, procesan y transforman la información. Entre las facultades mentales de las que se ocupan estos científicos figuran la atención, la percepción, la memoria, además del lenguaje, el razonamiento y la emoción. El campo de análisis al que se dedica esta disciplina científica abarca muchos niveles de organización: desde el aprendizaje y la toma de decisiones hasta la lógica y la planificación; de los circuitos neuronales hasta la organización modular del cerebro.

Hay tres rutas clásicas que conducen a una consciencia más elevada: la concentración, la meditación y la contemplación. A pesar de que cada ruta es muy diferente, las tres hacen parte del proceso general de meditación y todas conducen a la misma meta final, la absorción.

La mente concreta realiza los procesos básicos del pensamiento, constituidos por seis operaciones elementales (observación, comparación, relación, clasificación simple, ordenamiento y clasificación jerárquica) y tres procesos integradores (análisis, síntesis y evaluación). La concentración es la ruta del esfuerzo. A través de la concentración, el esfuerzo es con el corazón, la mente y el alma para congregar al ser interior con la verdadera y más elevada esencia. La mayoría de los sistemas místicos y todos los tipos de yoga se basan en la ruta de la concentración. La concentración tiene sus raíces en el hemisferio izquierdo del cerebro. A través de un proceso gradual de perfeccionamiento continuo, este camino también lleva a una visión iluminada de la naturaleza de la realidad.

La mente práctica realiza los procesos ejecutivos del pensamiento. Estructuras procedimentales complejas de alto nivel de abstracción como los procesos directivos (planificación, supervisión, evaluación y retroalimentación), ejecutivos, de adquisición de conocimiento, y discernimiento. El aprendizaje llega a ser un proceso metacognitivo que incluye dos tipos básicos de cambio: La asimilación o análisis y la acomodación o síntesis, formación de conceptos complejos a partir de los más simples. La meditación es el gran arte pasivo, en el que simplemente todas las formas, pensamientos y sentimientos son observados exactamente tal y como son. Con el paso del tiempo, esta observación continua favorece que surja, de forma natural, una gran claridad interior, que culmina en una visión iluminada de los fundamento de la realidad. La meditación tiene sus raíces en el hemisferio derecho, holístico, del cerebro.

La mente abstracta  efectúa el proceso principal de adquisición de conocimientos, la conceptualización, donde se transforman a través de conceptos intermedios, en pensamiento positivo, gracias al circuito dinámico activo también conocido como el “sí mismo” o Yo soy. La contemplación utiliza aspectos tanto de la meditación como de la concentración. Tiene sus raíces en el cuerpo calloso, la parte del cerebro que une los hemisferios izquierdo y derecho.

LA TRANSFIGURACIÓN

mensaje para los trabajadores de la luz para el mundo un mensaje para los trabajadores de la luz – 19 de julio de 2019 ID208985 - hermandadblanca.org

Durante el proceso de aprendizaje que precede a la tercera graduación, la mente trabaja en forma nueva. Su trabajo transmutador en el plano físico se ha cumplido; su trabajo transformador en la naturaleza emocional ha sido exitoso, y ahora su trabajo transfigurador en la personalidad como un todo, es llevado adelante, haciendo posible  los logros de la Transfiguración. El agente transmutador, en el primer caso, es la mente concreta; el agente transformador es el alma, mientras que el agente transfigurador es la Tríada espiritual, actuando por intermedio de la mente  abstracta.

Mientras que nuestras células aprenden a capturar la luz, nuestro sistema digestivo irá muriendo gradualmente, ya que la luz contiene los nutrientes necesarios para alimentar el cuerpo sutil. En lo que respecta al pH del cuerpo, esta espiritualización de la forma física irá debilitando gradualmente los extremos de la escala de pH y, por lo tanto, reduciendo la acidez y la alcalinidad del cuerpo. Por fin, cuando todas las soluciones del cuerpo se vuelvan neutras, los iones de hidrógeno que forman las mismas bases de la escala del pH se evaporarán y el cuerpo físico desaparecerá simultáneamente.

Ciencia de impresión: los tres procesos.

mandala diseno humano colores fondo blanco–ID0 - hermandadblanca.org

Ciencia de Impresión es el nombre dado al proceso por medio del cual se establece la necesaria relación entre las tres unidades de vida: la voluntad, la sabiduría y la actividad. Es el poder de utilizar las energías de los rayos para atraer e imprimir constantemente la revelación progresiva. Involucra la continua apertura de un nuevo ambiente que abarca todos los reinos de la naturaleza, desde la célula eucariota hasta las neuronas, llegando los discípulos a ser susceptibles a la impresión espiritual. Sensibilidad a la impresión es la capacidad de engendrar un aura magnética sobre la cual pueden actuar las impresiones más elevadas.

La Ciencia de Impresión podría considerarse, en última instancia, como la ciencia fundamental de la conciencia misma, porque el resultado del contacto y del impacto conduce al despertar y al desarrollo de la conciencia. Contacto es el reconocimiento de un medio ambiente. Impacto es la interacción consciente con ese medio ambiente que favorece la transmisión de información reveladora.

Una mente bien entrenada captará la impresión fugaz, la someterá al efecto de la actividad mental, que la hará concreta, producirá la forma requerida y, cuando ha sido correctamente creada y orientada, conducirá finalmente a la exteriorización de la impresión registrada,  que tomó forma como intuición y oportunamente encontró su lugar en el plano mental.

Durante el proceso de aprendizaje que precede a la tercera graduación, la mente trabaja en forma nueva. Su trabajo transmutador en el plano físico se ha cumplido; su trabajo transformador en la naturaleza emocional ha sido exitoso, y ahora su trabajo transfigurador en la personalidad como un todo, es llevado adelante, haciendo posible  los logros de la Transfiguración. El agente transmutador, en el primer caso, es la mente concreta; el agente transformador es el alma, mientras que el agente transfigurador es la Tríada espiritual, actuando por intermedio de la mente  abstracta.

Transmutación es el proceso mediante el cual las energías tienden hacia arriba. Del centro sacro al centro laríngeo. La creación física es trasmutada en creación artística. Del centro plexo solar al centro cardíaco. La conciencia individual y emocional es trasmutada en conciencia grupal. Del centro base  al centro coronario. La fuerza material es trasmutada en energía espiritual. De cualquiera de los cinco centros que se hallan en la columna vertebral, al centro ajna. La vida sin coordinación es trasmutada en integración de la personalidad. De los seis centros, relacionados entre sí, al centro más elevado de la cabeza. La actividad de la personalidad es trasmutada en vida espiritual.

Transformación es el proceso mediante el cual las energías tienden hacia abajo en tres etapas.  La etapa de energización de la vida creadora, vía el centro laríngeo, poniendo así a los centros coronario y laríngeo, a ambos y al centro sacro, y a los tres, simultánea y conscientemente, en relación consciente.  La etapa de energización de la vida consciente de relación, vía el centro cardíaco, poniendo a los centros coronario y cardíaco,  a ambos y al centro plexo solar, y a los tres, simultánea y conscientemente, en estrecha colaboración. La etapa de energización de todo el hombre, vía el centro básico, poniendo a los centros coronario y básico, a ambos y al centro ajna.

Transfiguración es el proceso mediante el cual las energías tienden hacia el centro, poniendo a los centros coronario, básico y ajna simultánea y conscientemente, en expresión rítmica y coordinada. Los tres tipos de energía expresados por medio de la Tríada espiritual, pueden empezar a fluir por intermedio del reflejo de sí misma en tercera dimensión: la inteligencia, la intuición y la intención.

REFERENCIAS

Alice Bailey. Telepatía y el vehículo etérico.

Raymond Kurzweil. La era de las máquinas espirituales.

Richard Rudd. Las claves genéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx