Mensaje de Gaia: ¿Es Ostara la diosa olvidada de la primavera?

Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento

gaia mensaje de gaia: ¿es ostara la diosa olvidada de la primavera ID204177 - hermandadblanca.org

Muchas diosas en el mundo son asociadas con la temporada de primavera. Una diosa que parece recibir más atención, es Ostara. Su nombre se parece al de la Pascua, por ello sus tótems de fertilidad, como las liebres y los huevos, son parte de esta tradición religiosa. También hay un gran debate sobre si ella existió o fue una Diosa. La información se perdió u olvidó, sin embargo Ostara sigue viviendo en la historia.

Sus orígenes comienzan en Alemania, se dice que traía renacimiento, renovación y fertilidad a la tierra durante el mes de abril. Fue responsable de despertar la creatividad y apoyar el crecimiento de una nueva vida. Ostara calentó los vientos, ayudó a los árboles a florecer y la nieve a derretirse. Su presencia permitió a la Madre Tierra renacer.

 

En la antigüedad, estábamos más conectados con la tierra y la Madre Tierra, la primavera era un milagro. La gente asombrada observaba cómo brotes florecían en ramas desnudas y la hierba verde germinaba de la nieve. La primavera fue un tiempo de esperanza. Era señal de que la Tierra estaba sana, floreciente y continuaba renaciendo después del duro invierno.

La Madre Tierra renace, se recrea y renueva a sí misma, igual tú puedes hacerlo

ostara mensaje de gaia: ¿es ostara la diosa olvidada de la primavera ID204177 - hermandadblanca.org

No importaba cuál dureza o frialdad había en la Tierra, ella tenía la fuerza y sabiduría para renacer. La liebre es un emblema de la diosa Ostara. La leyenda dice que transformó un ave herida en una liebre que ponía huevos de colores. Un día Ostara se enojó con la liebre y la arrojó Gaiaa los cielos formando la constelación de Lepus, pero ordenó que una vez al año pudiera regresar en primavera para compartir sus huevos de colores. Se cree que está conectada a la Luna y que es un símbolo de la feminidad y  fertilidad. Al igual que la Luna, la liebre nocturna penetra en la oscuridad a diario y emerge de nuevo por la noche. La Luna renace noche tras noche, razón por la que se cree que la Liebre está conectada a diosas de la fertilidad como Ostara.

 

El huevo es igualmente un símbolo que se asocia con la diosa, representa una nueva vida, el equilibrio de la energía masculina y femenina. Él (y todas las semillas) es energía, está lleno de promesa y vida nueva.  Simboliza el renacimiento de la naturaleza, la fertilidad de la tierra y toda la creación.  “El huevo cósmico guarda el balance entre macho y hembra, lo claro y oscuro, en la yema y la clara de huevo. 

  La esfera dorada de la yema representa al Dios Sol envuelto por la Diosa Blanca, un equilibrio perfecto. Se adecúa con Ostara y el Equinoccio de Primavera pues todo está en equilibrio, aunque la energía es de crecimiento y expansión. ” Se piensa que la gente honra a Ostara durante el mes de abril pintando huevos y colgándolos en los árboles, bailando y cazando liebres para usarlas en rituales.

 

madre tierra mensaje de gaia: ¿es ostara la diosa olvidada de la primavera ID204177 - hermandadblanca.org

Los huevos y las liebres como símbolos de la primavera, fertilidad y el renacimiento se observan en diversas culturas, algunos argumentan que no necesariamente provienen de Ostara. Quizás nunca sepamos la verdad sobre este misterio de Ostara, pero hay una época del año que nos recuerda el milagro del planeta Tierra mientras cambian las estaciones. No olvidemos que la Diosa aporta creatividad y renovación a nuestras vidas. Sin importar lo que pase; cuán duras o frías sean las cosas, nada dura para siempre. Así como la Tierra pasa por las estaciones, tú también por la vida. Si la existencia ha sido fría para ti, el calor siempre vendrá a cubrirte.

 

TRADUCTORA: Lurdes Sarmiento, redactora y traductora en la gran familia de la Hermandad Blanca

FUENTE: Canalizado por Tanaaz

URL original: https://foreverconscious.com/ostara-the-forgotten-goddess-of-spring

1 comentario

  1. Hola. Muy curioso el creativo origen pagano de pintar los huevos a la llegada de la primavera. Pues como hoy día todos sabemos, la Iglesia católica, tomó la mayor parte de las antiguas celebraciones paganas, que acopló a su doctrina.
    Con todo, todas las antiguas culturas celebraron los hitos de la climatología de forma creativa y festiva, y dieron nombre a unas supuestas entidades, que se las daba por las responsables de esos cambios del clima que traían la vida o la muerte a su llegada (primavera e invierno) y cada cultura, dió nombre y género, a sus dioses y diosas, según sus lenguas habladas. Por lo que en esencia, el fenómeno que marca un hito, es el mismo para todos, solo que según las distintas culturas y sus respectivas lenguas, se les dió distintos nombres y variopintos caracteres a esas supuestas entidades, a los que se les atribuyó la categoría de dioses y diosas.
    Por entonces, el ser humano era totalmente dependiente de la agricultura, del buén tiempo, de la lluvia, y de la fertilidad de la tierra de cultivo, pues de su fruto dependía su vida. Y ante el gran misterio que suponía la existencia, la vida y la muerte, hizo responsable a entidades superiores y poderosas, de todos los fenómenos portentosos que provocaban la vida o la muerte. Fenómenos meteorológicos como la lluvia, el rayo y el trueno, como las tormentas, los huracanes, los terremotos y las erupciones de los volcanes, condicionaban totalmente la vida de los seres humanos, y suponían un absoluto misterio que no sabían explicar. Y dieron nombre e identidad divina, a esas poderosas fuerzas que se desatan en la naturaleza planetaria, Y además, relacionaron desde la moral -el buen o mal comportamiento de los hombres- con el premio o el castigo de esas identidades a las que adoraban.
    Hoy sabemos que los cambios de las estaciones se deben a la inclinación del Planeta con respecto a la elíptica que forma en su giro de 365 días alrededor del Sol.
    La ciencia nos explica y da nombre a todo lo que descubre del misterio de la existencia. Pero eso no le resta el misterio de su origen y de su perfecta armonía sobre el caos, y de si existe un gran Dios hacedor de toda esa maravilla que es el Universo y la vida, de su orden y belleza, o simplemente es proceso del azar.
    Como tampoco tenemos claro, si existe una sincronía natural, entre el comportamiento humano y el orden de las fuerzas implacables de la naturaleza. Fuerzas, que aún a día de hoy, seguimos siendo dependientes, pues la buena o la mala climatología, traen la vida o la muerte..
    Un abrazo para todos y todas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx