Metafísica: aproximación al problema del Ser – Parte 2

Kevin 333
Kevin 333

En al artículo anterior se hizo un abordaje general a la metafísica aclarando su etimología, división, y su consistencia. Teniendo claro que la ontología es la rama general de la metafísica y el fundamento de todas las ciencias y saberes, porque ellas se cimientan en el estudio del ente común u ontológico, esto es: todo aquello con existencia material y formal dentro del espacio tiempo, p.ej: tu, tu casa, una mesa, una montaña, un cigarrillo, o el número 5; aprehendido por la intuición de los 5 dedos de la mano, etc. Entonces quedaría por responder a las otras dimensiones. Para ello es necesario, con anterioridad entender los métodos de los que se vale la metafísica para cuestionar y acceder a lo real.

¿Cuáles son los métodos de la metafísica?

Todos los grandes sistemas de metafísica; para su construcción se valen de herramientas que permiten acceder a la razón humana al SER; en la pretensión de abordar la totalidad de lo real. Tales herramientas parten de métodos intuitivos y métodos discursivos basados en la experiencia. No sin antes hacerlo desde una actitud de apertura que, como un niño con incesante curiosidad se arroja a preguntar sobre todo lo que ve, esta es la actitud o capacidad de asombro propia del filósofo y del buscador. En este sentido, los métodos intuitivos son considerados directos o inmediatos, mientras que los discursivos son indirectos o mediatos. Hay que tener mucho cuidado y emplear los dos en conjunto para una mayor solidez.

Métodos intuitivos:

Estos conforman un camino de inicio para la metafísica, parten siempre de los datos sensoriales y de las percepciones obtenidas gracias a los sentidos, aprehendiendo directamente cualquier ente; siendo entonces, el método más engañoso para el espíritu, pero que a su vez puede irse perfeccionando. Además toda intuición sensible inicia el campo del saber experimental para comprobar diversas hipótesis. Como es de notar cabe la pregunta ¿por que la intuición en su grado más básico, es decir sensible, puede ser engañosa?

Esto es porque la realidad captada únicamente por los sentidos es tan solo una apariencia, y no conlleva a una esencia, por ejemplo; si fuese solo por nuestros sentidos, percibimos que todas las estrellas y astros que vemos en el cielo, giran alrededor de nuestra tierra, y solo se distancian –por ilusión óptica- a no muchos kilómetros de lo que realmente lo hacen, asimismo se afirmaría que la tierra no tiene rotación, cuando sabemos que todo esto es falso.

¿Qué otros tipos de intuición hay en metafísica?

Además, en la metafísica hay otros tipos de intuición más elaboradas para ir hacia el objeto mismo, entre ellas se destacan:

La intuición formal o también llamada intuición espiritual: esta se da por un acto mismo de la psique, por uno de los principios lógicos, a saber: el principio de identidad (que dice que el ser es igual a si mismo o A=A) y el principio de no contradicción que dice “una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto” con esto la mente capta directamente la diferencia cualitativa o formal de unos entes de otros. Aquí se engloba también la meditación y sus tipos para la captación de esencias, ya que la meditación es un acto que comprende a la intuición real.

La intuición Real: es la que se usa propiamente en filosofía y metafísica, y permite captar la esencia, consistencia y existencia de cualquier ente, penetrando en la realidad de las cosas, correlacionándose intersubjetivamente con ellas. Por esto, la intuición real se divide en: Intuición intelectual, volitiva y emotiva.

  • La intuición intelectual: esta pertenece a un segundo grado de abstracción y pretende captar la esencia de un objeto, su constitución y posibilidad. Se basa en el principio lógico de identidad que dice: “todo ente es igual a si mismo” permitiendo preguntar  por la autenticidad de la realidad. P. Ej. ¿son los viajes astrales reales o meras ensoñaciones con tintes realistas producto de mi mente? Entre algunos filósofos que usaron esta intuición destacan platón, Spinoza y Husserl.
  • La intuición emotiva: este tipo de intuición pertenece al campo de lo estético, lo ético y lo moral, y permite captar el valor de las substancias, sean primeras o segundas. Este tipo de método pregunta sobre las propiedades axiológicas de las cosas y de la consciencia humana. Ej: ¿es dios bueno o mano? ¿es la música reguetón agradable u desagradable?, o ¿la pintura de la última cena de da vinci fea o hermosa?
  • Intuición volitiva: permite discurrir y captar la existencialidad de un objeto, esta intuición es existencialista porque permite verse a si mismo como un ser inmerso en el mundo con objetos que trascienden la propia subjetividad, siendo en una instancia los obstáculos que se presentan en la vida y ante los deseos humanos los que le dan existencia a las cosas. De esta forma esta intuición permite captar también la utilidad de lo que se encuentra fuera de mi ser, p Ej: ¿Si existe dios o un ángel para que me sirve?, ¿Para que me sirve hacer un viaje astral?

Como se entrevé las intuiciones pueden caer en la mera subjetividad, pero abren el camino a la reflexión por comprender la realidad, permitiendo que tu elabores tus propias conjeturas, razonamientos e hipótesis de todo aquello que percibes, sientes y de las maneras como captas el mundo, con el fin de que te hagas un ser mas libre y autónomo.

Métodos discursivos:

Por otra parte, la metafísica, se vale de los métodos discursivos, los cuales no van de forma directa al objeto ni lo toman como una realidad evidente, sino que lo rodean para estudiarlo de manera mas reflexiva hasta dar con su consistencia, veracidad y esencia con un tono mas “objetivo” entre estos métodos destacan principalmente:

La mayéutica: Es un método que se desarrolla con un momento heurístico del espíritu humano, es decir, ante alguna pregunta, la psique tendrá que buscar y hallar una respuesta o definición inconsciente interna cada vez más satisfactoria, hasta llegar a un criterio esencial, a esto se le conoce como el arte de parir ideas.

La dialéctica: Este método es más elaborado que el anterior, porque una vez obtenido el concepto, criterio o definición dada ante la pregunta, se perseguirá a contrastarla con una contraposición crítica a la idea hallada o “parida” contra-diciéndola hasta llegar a un esclarecimiento de la verdad esencial de alguna realidad o ente. Este es un momento agonístico para el alma, donde se lucha para alcanzar un criterio de verdad un tanto más objetivo.

Este método según Platón hacia que el alma humana recordará lo que había olvidado al entrar en contacto con éste cuerpo físico. Asimismo, podría relacionarse también con la técnica de asociación libre usada por el psicoanálisis de Freud, para hallar contenidos inconscientes en los pacientes.

La poesía: esta es un género literario para conectarse con el Ser a través de analogías estéticas y en ello, develar el carácter inaccesible e inefable del espíritu, lo cual se escapa del lenguaje racional. En ultima instancia, constituye un método sobre la aletheia de la realidad y de la dimensión subjetiva.

La duda cartesiana: Este método marcó el inicio a la modernidad, gracias a Descartes, quien partió de una cuestión irrebatible y de la cual puedan derivarse las otras. Primeramente se duda de todo el conocimiento posible: ¿es este mundo real?, ¿existe Dios?, ¿Es esto un sueño con tintes realistas en la cabeza de un ser divino? o ¿cómo sé que no estoy solando?

En efecto, se puede dudar de todo esto, pero hay algo de lo cual no puedo dudar: ¿Puedo dudar de que estoy pensando? Desde luego sí, y al hacerlo caigo en cuenta de que estoy ejerciendo todo mi pensamiento, y si pienso es porque intuyo volitivamente e intelectualmente que hay algo interno que existe, de allí el famoso cogito ergo sum” (o pienso luego existo (soy). De allí que la conciencia y el pensamiento sean el fundamento para percibir la realidad metafísica.

El método cartesiano, parte siempre del yo como verdad indudable, para luego comprender 4 pasos, a saber:

  1. No aceptar nada que sea capado por lo sentidos como evidente.(que como ya vimos los sentidos nos engaña.)
  2. División de la realidad o ente a estudiar en tantas partes como fuere posible.
  3. Ir de sus elementos simples a los más elaborados y complejos.
  4. Enumerar o sintetizar las diversas divisiones que se han hecho.

Método fenomenológico: Este combina elementos de ambos métodos y se dirige a la experiencia de la cosa misma tal como se manifiesta a la conciencia; a través de la intuición y procede luego a describir el análisis o descomposición de lo que implica y resulta de tal intuición, apartando cualquier prejuicio o teoría cualquiera sobre la cosa misma, con el fin de comprender la constitución de la cosa misma. Posee los siguientes elementos:

  1. Reducción fenomenológica (poner entre paréntesis lo estudiado y descomponerlo en sus partes),
  2. Corroboración inter-subjetiva (trasciende el subjetivismo cartesiano, al poner el objeto en un horizonte social)
  3. Reducción eidética (intuición de esencias, despojando del objeto sus elementos no esenciales o accidentales en un acto de la imaginación)

El Tarot: este método es a su vez, una herramienta intrapsiquica para descubrir los pliegues de la psique humana, a través del simbolismo y de los arquetipos básicos que se instauran en el inconsciente personal y colectivo investidos por una serie de arcanos.

Este método, al igual que el anterior, es una combinación tanto de la intuición sensible y real, como de las propiedades discursivas, ya que se intuye un arcano simbólico a través de los sentidos, la aprehensión intelectiva y la sincronicidad, antecediendo a una pregunta cuya respuesta se haya oculta en el interior, con el fin de dilucidarla y reflexionar su contenido esencial para integrarlo a la consciencia.

Como se puede entrever, a partir de todos estos métodos básicos de la metafísica y su aplicación; el ser humano logra aprender a discernir dentro de la apariencia de la realidad con el fin de comprender aspectos ocultos del ente ontológico, y de los tipos de entes. En los próximos artículos iremos dilucidando otras herramientas, y cuestiones tratados en las presentes temáticas, así como los tipos de entes que hay.

Autor: Kevin Samir Parra Rueda, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

Más información en:

  • Ferrater, J. (1964). Diccionario de Filosofía. (5ta ed.). Buenos Aires, Argentina: Editorial Sudamericana.
  • Morente, G. (1980). Lecciones preliminares de filosofía. (9na.ed.). México D.F: Editorial Porrúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx