Sal rosa: descubre los beneficios para tu cuerpo

Isabel Piquer



Sal rosa: descubre los beneficios para tu cuerpo

Sal rosa es un tipo de mineral formado por residuos de evaporación que ocurrió hace la friolera de doscientos cincuenta millones de años. Después de capturar la energía fotónica del sol, estos residuos sufrieron enormes presiones debido al antiguo plegamiento.

Los únicos sitios donde se puede obtener sal rosa son el Himalaya, Perú, Bolivia y Polonia. De ahí se extraen en grandes rocas que posteriormente, tras ser limpiadas y lavadas, se reducen a tamaños pequeños, hasta convertirse en granos y se utilizan, por ejemplo, como sal de mesa.

La importancia de este mineral radica en sus numerosas propiedades purificantes que ayudan a equilibrar el cuerpo. Al consumir la sal rosa ingerimos ochenta y cuatro elementos en baja concentración y perfecta cristalización, lo que permite al organismo metabolizarlos fácilmente y obtener un mayor aprovechamiento de los mismos.

En Asia, América y Europa su consumo se ha vuelto muy común debido a su importantísimo valor nutricional así como a sus beneficios terapéuticos y cósmicos.

Beneficios de la sal rosa


sal rosa

La sal rosa es un ingrediente mineral con numerosos usos cosméticos y terapéuticos que son muy útiles para tu cuerpo.

A diferencia de la sal refinada, que promueve la retención de líquidos, la sal rosa ejerce el efecto contrario. Esto se debe a su aporte de hasta diez tipos de oligoelementos diversos que una vez asimilados en el cuerpo permiten vivificar las funciones que controlan el nivel de fluidos en los tejidos.

Aumenta la energía. Los antioxidantes y electrolitos que aporta ayudan a elevar el nivel energético, tanto físico como mental, de forma natural. Al agregarlo en batidos o jugos, o solo diluido en agua, aumenta la oxigenación de las células y fortalece los músculos.

Reduce la presión arterial. Aunque el exceso de sodio puede elevar los niveles de presión arterial, la sal rosa puede controlar la hipertensión porque sus minerales regulan los niveles de sodio, estabilizando así los latidos del corazón.
Sirve como un remedio alcalino eficaz para reducir el exceso de acidez de la sangre gracias a sus minerales esenciales. Simplemente diluya un poco de ella en agua y tómela.

Facilita la absorción de nutrientes neutralizando la acción negativa que producen los ácidos en el sistema digestivo.

Ayuda a hacer frente a las migrañas. La asimilación de los minerales de la sal rosa por parte del organismo genera la segregación de la serotonina, la hormona que favorece el bienestar y reduce el dolor. También tiene un efecto antiinflamatorio, calmando así la tensión de los músculos existentes en la cabeza y reduciendo los dolores de cabeza.



FUENTE: https://www.wemystic.com/es/sal-rosada/

1 comentario

  1. En Venezuela, específicamente en el Edo Nueva Esparta; hay un pequeño mar rosa dónde se consigue suficiente sal rosa para surtir a todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx