Wesley Baines – 5 Experiencias cercanas a la muerte que reafirmarán tu fe

Diana Martinez
Diana Martinez

No hay misterio más grande que qué yace más allá de la muerte. No tenemos manera de saber qué sucede cuando la vida termina, y aquellos que cruzan por completo al más allá lo hacen a través de una puerta sin regreso.  

No obstante, hay unos que, mediante gran tragedia y dolor, han tenido un vistazo de qué yace más allá. Éstas son personas que han estado lo más cerca posible de una muerte clínica, y han revivido. Y cuando regresan, traen consigo recuerdos de lo que vieron.

Hay un increíble consuelo en esto, ya que afirma que la vida no termina luego de la muerte, que quizás hay algo más. Es maravilloso recordar que nuestros seres amados que han partido, esperan por nosotros, y que detrás de todo eso, hay un Dios bueno y lleno de amor esperando abrazarnos.

Y para aquellos que dudan de su fe, las narrativas personales de experiencias cercanas a la muerte pueden ser un empujón hacia la dirección correcta. Estas experiencias tienden a ser remarcablemente constantes en sus detalles; demasiado para ser ignorado.

Todos, a veces, necesitamos algo que alimente nuestra fe. La mayoría de nosotros caminamos por la vida sin ver una señal vinculada con lo sobrenatural, y sin escuchar historias de encuentros con Dios, Sus ángeles, y lo que hay después de la vida en general.

Si necesitas algo de esto, sigue leyendo. Aquí encontrarás 5 experiencias cercanas a la muerte que reafirmarán tu fe y te dejarán con una sensación espiritualmente refrescante.

1. El milagro en la ruta Hammertown

Jim Bay tenía el hábito de caminar cada noche después de un duro día de trabajo. En la noche del 15 de noviembre del 2009, sin embargo, él cayó desde una altura de 14 pies, primero su cabeza, dentro de un barranco. Aunque fue capaz de volver a la carretera, quedó gravemente herido. Se rompió 23 huesos, incluyendo su cráneo.

Mientras yacía en la carretera, muriendo, se le apareció una luz. Era brillante, abrumadora, pero con cierta “suavidad”. Se sintió “reconfortante, aunque la luz me sostenía de cierta manera en sus brazos”. Según su libro, Miracle on Hammertown Road, fue la cosa más hermosa que Jim había visto.

Pero entonces, desde esa luz, apareció una figura: Dios. El dolor de Jim se fue. Le fue más sencillo respirar. Pensar que Dios había llegado para llevarlo al Cielo, hizo que Jim se preocupara porque dejaría a su familia.

Dios le aseguró que “no era su momento”.

Jim nunca fue religioso, y aunque creía en Dios, no creía en La Biblia y en aquellos que habían matado en su nombre. Dios lo corrigió con gentileza, diciendo: “Aquellos en poder de interpretar Sus palabras pensando en su propio beneficio”. Con la orden de relatarle a los demás su experiencia, Dios se marchó, dejando a Jim solo con su dolor y heridas, pero con la confianza de que viviría.

Jim sobrevivió, y después de muchas cirugías, se recuperó, y ahora usa su experiencia para darle a los demás la esperanza y la luz que él mismo recibió durante su roce con la muerte.

2. Un pastor conoce a su Dios

El 18 de enero de 1989, Don Piper, un ministro Bautista, quedó atrapado bajo un camión mientras conducía a casa desde una conferencia a la que asistió en Texas. Él quedó aplastado; todo su cuerpo roto por el impacto. Cuando los paramédicos llegaron, no encontraron señales de vida, y pensaron que había muerto. Cubierto con una lona, otro pastor rezó por él. No obstante, según Piper, él ascendió al Cielo, donde pasó los siguientes 90 minutos de su vida mientras le rezaban.

De inmediato, se encontró a sí mismo rodeado por familiares y amigos fallecidos, mirando hacia la magnífica entrada del Cielo. Detrás de la entrada había una luz que Piper describe como algo que no puede ser visto por un cuerpo terrenal. Para Piper, fue la experiencia más gloriosa de su vida.

Luego de esos 90 minutos, Piper se encontró a sí mismo de regreso en su cuerpo, viendo la lona que lo cubría. Tuvo que soportar 13 meses de hospitalización, 34 cirugías, y un año de terapia y rehabilitación. Una cosa que nunca pudo quitarse, fue la intensa necesidad de regresar al Cielo.

Él ahora le habla a las audiencias alrededor del mundo sobre su experiencia, la cual recopiló en su libro, éxito en ventas, 90 Minutes in Heaven. Él utiliza el ingreso que obtiene de su libro, al igual que de sus charlas, para fundar más de 40 proyectos ministeriales alrededor del mundo.

3. Un neurocirujano en el Cielo

Dr. Eben Alexander proviene de una distinguida familia de eruditos, y recibió su título de la Universidad de Medicina de Duke en 1981. Por años, él fue escéptico sobre las historias que contaban aquellos que morían y revivían, afirmando que podían explicarse mediante conocimientos relacionados con el cerebro humano.

No obstante, en el 2008, el Dr. Alexander contrajo meningitis bacteriana, lo que lo dejó en coma. Durante su semana inconsciente, su actividad cerebral, dijo, era técnicamente cero. No había electrones funcionando. Las alucinaciones eran imposibles. Todo estaba negro, hablando científicamente.

A pesar de esto, el Dr. Alexander experimentó un viaje que cambió su vida; algo que no podía explicar, ni siquiera con su entrenamiento médico avanzado.

Su experiencia fue severamente diferente a muchas otras experiencias cercanas a la muerte. Él renació en un monje primitivo y fue guiado por una hermosa chica de ojos azules hacia un “inmenso vacío” que era “completamente negro” y también  “rebosaba con luz”.

Toda su travesía es descrita en su libro, Proof of Heaven, el cual se convirtió en un éxito de ventas durante su publicación. En él, el Dr. Alexander trata al alma desde un punto de vista científico, argumentando que como su cerebro no tenía actividad eléctrica durante su coma, lo que experimentó debe cambiar la forma en la que vemos la consciencia y qué espera por nosotros después de la muerte.

4. Un profesor ateo es salvado por Cristo

Antes de su experiencia cercana a la muerte, el Dr. Howard Storm era un profesor de arte en la Universidad al Norte de Kentucky. Él también era ateo y, dicho por él, una persona hostil que utilizaba su ira como un arma para controlar a aquellos a su alrededor. Por encima de todo, él estaba seguro de que todo lo que no podía ser evidenciado en el mundo físico no existía. Sin embargo, esto cambió debido a lo que experimentó.

Con 38 años, el Dr. Storm vivió un evento que le transformó la vida. En junio de 1985, llevó a un grupo de estudiantes a un viaje por Europa, y mientras regresaba a su habitación en un hotel de París, sintió de repente un severo dolor abdominal. Fue llevado al hospital y lo diagnosticaron con una perforación intestinal que requería cirugía, pero ningún cirujano estaría disponible hasta el día siguiente. Mientras esperaba, el dolor se volvió tan intenso que Storm supo que iba a morir, y eventualmente perdió el conocimiento.

Durante su período de inconsciencia, él se encontró de pie fuera de su cuerpo. Atraído por las voces que lo llamaban, abandonó la habitación del hospital, y encaró a un número considerable de criaturas humanoides pálidas que comenzaron a atacarlo y humillarlo, conduciéndolo por un pasillo largo y oscuro.

Luego de escuchar una suave voz diciéndole “Rézale a Dios”, él recitó algunos versos de La Biblia. Las criaturas huyeron, asustadas, y él le pidió a Cristo que lo salvara. Jesús personalmente apareció ante el Dr. Storm, rescatándolo de los demonios y enviándolo de regreso a su cuerpo. 

La experiencia sacudió al Dr. Storm hasta lo más profundo de su ser, y el ateo extremo prosiguió a entrar en un seminario. Sirvió como pastor en Norwood, Ohio por más de una década. Él escribió un libro sobre sus experiencias titulado, My Descent Into Death.

5. Ángeles en el agua

La Dra. Mary Neal es una cirujana ortopédica y autora del libro éxito en ventas To Heaven y Back, el cual relata cómo fue su roce con la muerte que la dejó con una fe imborrable.

Mientras hacía kayak en el sur de Chile, la Dra. Neal pasó por una pequeña cascada, algo sencillo para su experiencia en el deporte. Cuando llegó a la base, ella fue empujada hacia abajo por la tremenda ferocidad de la cascada, y quedó atrapada alrededor de 8 pies bajo la superficie.

El volumen del agua que caía desde arriba la sostuvo en su lugar, y sin importar lo que intentara, no podía hacer nada para liberarse. Quieta, ya que como cirujana estaba acostumbrada al estrés, se mantuvo relativamente calmada, y solo pidió que “se hiciera la voluntad de Dios”.

En ese momento, fue abarcada por una sensación de confianza y seguridad. Dijo que “creo que Cristo me sostenía”. Ella describió haber sido recibida por un grupo de seres espirituales que estaban emocionados por verla, quienes le dieron la bienvenida y la protegieron.

La Dra. Neal estaba lista para cruzar la línea de la muerte, hacia el enorme poder amoroso de Dios que ella podía sentir en el otro lado, pero no era su hora, y los espíritus se lo dijeron. Ella se despertó con alguien dándole respiración boca a boca, y una cantidad de huesos y ligamentos rotos. Todo el camino a casa, sin embargo, no sintió dolor.

Esta experiencia acompaña a la Dra. Neal todos los días, y le sirve para reafirmar su fe. Nunca olvidará la intensa sensación de ser incondicionalmente amada que irradiaba de aquellos en el Cielo.

Una experiencia reafirmadora

La cosa de las experiencias cercanas a la muerte es que no son solo para aquellos que las experimentan, sino que casi siempre son un recordatorio de las verdades espirituales que a veces olvidamos en nuestra rutina mundana de vida.

Así que si te interesa conocer más información, intenta leer algunos libros de estas personas que han estado cerca de la muerte y han regresado. A ellas se les permitió hacer esto por una razón, y esa razón es reafirmar tu fe.

creer en dios wesley baines 5 experiencias cercanas a la muerte que reafirmaran i216433

Traducido por: Diana Martínez, redactora y traductora en la gran familia hermandadblanca.org 

Canalizado por: Wesley Baines

Página original: https://www.beliefnet.com/faiths/5-near-death-experiences-that-will-reaffirm-your-faith.aspx

2 comentarios

  1. Tuve muchas experiencias maravillosas con la presencia de mí ángel de la guarde en mí pueda una vez después de mucho orar para verlo y muchas respuestas de los angeles ante pedidos de protección en momentos difíciles de que son tan reales como el sol la luz y son puro amor en estado único

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx