Home » Sabiduria y Conocimiento » 2010, Año de simplificar nuestra vida, por Angy Bahl

2010, Año de simplificar nuestra vida, por Angy Bahl


Flor de la vida corazon

Por días, semanas, meses o por año, APLICO alguna palabra que encierre el punto importante donde debo enfocarme para que mi vida tenga algún sentido… y más en este tiempo de crisis que está viviendo nuestro planeta, donde la gente está tan inmersa en la problemática ecónomica, política, de salud, existencial, espiritual; que llega a perder el enfoque de hacia dónde va, que es lo que quiere en su vida y si tiene algún sentido seguir viviendo con todo este caos que se está presentando.

Por supuesto que el buen juez por su casa empieza, así que la palabra resuena primero en mi y la hago propia, ya después la aplico con las personas a mi alrededor, por consiguiente, todo tiene sentido una vez que esa “palabra” es aplicada en mi propia vida.

En este momento, 11 de Enero del 2010, estoy resonando fuertemente con la palabra SIMPLIFICAR.

Primero vamos a ver qué significa SIMPLIFICAR, después veremos la manera en que la he estado aplicado en mi misma, de manera que sirva para que entiendas que ya puedes darte un tiempo de “respiro” para que tu fe en ti mismo regrese y se instale en forma más permanente, dejando atrás los viejos dramas y esa manera “difícil” de vivir tu propia vida llena de complicaciones tontas que terminan por derrumbar la confianza en quién eres.

SIMPLIFICAR …

En el mejor diccionario español significa: “Hacer más sencillo, más fácil o menos complicado algo”.

PUBLICIDAD GOOGLE

Con esta definición, más claro ni el agua ¿verdad? Pero bueno, así de claro está pero nuestra vida sigue siendo tormentosa, por eso la importancia de tomarla en cuenta, y llevarla a la práctica en nuestra vida, les aseguro, por vivencia propia, que tendrán más paz en su corazón, ¡¡créanme!!

¿Cómo lo he hecho???, vale, ahí viene lo bueno. Primero que nada fui a mi interior preguntándome honestamente, qué es lo que deseaba más en este momento, qué ansiaba desde mi corazón… lo que llegó fue la presión económica, vivir al día y con un montón de gastos que por más fe en mi misma que tuviera, las cuentas tenían que pagarse. Entonces hice un recorrido en mi vida presente, donde vivía, qué estaba ocasionando que yo fluyera, que confiara y me di cuenta que el hecho de estar un lugar pagando una renta muy grande, con el mantenimiento de ese rancho que era verdaderamente un sueño a un costo muy grande, ganando sólo para pagar el alquiler, definitivamente, eso me estaba matando y aunado al hecho que en estos momentos la crisis financiera está por doquier, y mi fuerza de CREAR abundancia estaba por los suelos, porque no tenía paz en mi corazón, no podía ni disfrutar el lugar tan hermoso en el que estaba viviendo, no podía acceder con facilidad a mi don: que es leer el cuerpo, por la crisis tan fuerte que estaba viviendo, todo se estaba complicando y sinceramente: “no era feliz”. Entonces hablé con mi esposo, que el sintiera que ese “sueño” sólo nos estaba complicando la vida, tener ese “Centro de Terapias”, estaba acabando con nuestra vida de pareja, con nuestra economía y lo más importante, con nuestra paz interior, tan necesaria en este momento de transformación por el que estamos pasando.

Ambos redireccionamos nuestros sueños, nuestros deseos, nuestras ilusiones hacia el punto más importante en que deberíamos enfocarnos en este momento, que es tener paz y tranquilidad, para que nuestra capacidad de discernir esté al 100% y podamos ser verdaderos instrumentos de transformación que nuestra gente está necesitando y sobre todo “nosotros mismos”. Estando bien nosotros, podremos irradiar esa paz interior al universo mismo. Así que empezamos a SIMPLIFICAR nuestra vida. Buscamos dentro de la misma zona donde estábamos viviendo, una casa más económica, para abaratar nuestro costo de vida y poder “respirar” de esas “deudas” acumuladas. Decidimos quedarnos en este lugar, porque la vida del campo es más hermosa, la gente menos dañada y estresada, la comida más sana y el clima ¡¡increíble!! Así que no renunciábamos a nuestro sueño, eso fue lo más hermoso que descubrimos, ya que no solamente simplificamos nuestra vida al mudarnos a un lugar más barato sino que obtuvimos mayores beneficios y como dijo una amiga cuando vino a visitarnos: “Salieron ganando en todos los aspectos”. Y si, tiene razón, no tenemos por qué perder al tomar la decisión de SIMPLIFICAR nuestra vida, por qué perder nuestros sueños e ilusiones. Como dije antes, solo redireccionamos un poco nuestra vida, cambiándonos a un lugar más accesible, que no nos provoque más crisis económicas y si nos dé más paz espiritual, que nos permita renovar nuestra confianza y la fe en quiénes somos y hacia dónde vamos. Ahora tenemos la dicha de contar con este famoso “respiro”, tenemos una casa amplia, que sirve perfectamente a nuestros propósitos de vida, sin tener la gran responsabilidad que teníamos antes… si, nos sentimos MAS LIBRES! Así que, cómo ven??, vale la pena simplificar, no creen?

Bueno, ustedes se preguntarán, vale, eso pasó en tu vida, pero la mía va por otra dirección, mis broncas son en cuestión de pareja, o por mis hijos, o qué se yo, por tantas problemáticas que ahora consumen sus vidas, y yo les digo: el mismo sistema funciona para todos… eso es lo más hermoso, porque si aplican el SIMPLIFICAR en sus vidas, verán que de todo ese caos por el que están pasando, existe la manera de que las cosas vayan de mejor manera, que puedan salirse del drama por el que están viviendo y al simplificar su vida, tengan la capacidad de poder expandir su mente y darse cuenta que todo tiene una salida y que no tiene que renunciar a lo que les gusta, sino que redireccionan su vida un poco, saldrán por ende ganadores, porque tendrán consigo mismos la paz interior, creerán mas en quienes son y hacia donde van. Sólo tienen que empezar por ser honestos consigo mismos, ir al punto que más problemas les está ocasionando y ver de qué forma pueden simplificar la problemática. Y no son tantas cosas como creen, a veces, es una sola cosa los que nos está amargando la vida.

Veamos un ejemplo.

Si nuestro problema va de la mano con la situación conflicto de pareja, donde no nos sentimos felices de estar en esa relación, donde sufrimos humillaciones constantemente, pero no podemos hacer nada porque es el padre o la madre de nuestros hijos, o porque es a quien “amo” y tengo que dejarle pasar todo lo que me hace porque el “amor” tiene que soportar todo, o tan sencillo porque los “hijos” no queremos que sufran por nuestras decisiones… cómo aplicaríamos aquí la palabra “SIMPLIFICAR”. Primero que nada, aquí viene la parte de ir a nuestro interior y ser COMPLETAMENTE HONESTOS con nosotros mismos, darnos cuenta cuál es el conflicto que nos está haciendo infelices y nos está ocasionando vivir en el drama constantemente. Si el mayor conflicto es que ambos ya no van en la misma dirección, donde los sueños ya no son los mismos, donde ya no encajan en lo que cada uno desea, “simplificar” es hacer de lado la costumbre de vivir tantos años juntos, y entender que no se puede seguir unido a una persona que ya no sueña lo que tu sueñas, que ya no vibra con lo que tu vibras…. El problema que tú sigues esperando que CAMBIE, que se ajuste a tu forma de ver la vida y oh sorpresa, como dice Julio Iglesias en su canción: “la vida sigue igual…”. Vale, se que sonríes porque sabes que es así. Uno se complica la vida verdaderamente al no querer “ATREVERNOS” a tomar decisiones, porque sabemos que cada cambio implica ir a zonas que desconozco y me da miedo, porque en el camino he perdido tanta de mi confianza en mi mismo, que me asusta no poder salir adelante en la nueva vida que elija y mejor me quedo con la persona que tengo a lado, al menos a esta ya la conozco, y dejo de darme la oportunidad de ser feliz y de estar más en armonía conmigo mismo.

SIMPLIFICAR puede asustar, pero si realmente quieres vivir una vida más en paz, más en tranquilidad y en calma, ya es el tiempo de dejar ir todas esas complicaciones de nuestra vida diaria y asumir que podemos hacer verdaderos cambios para estar más felices con nosotros mismos, donde nuestra confianza no se merme en relaciones sólo de conflicto, donde nuestro amor a nosotros mismos aumente y sepamos que siempre existe el “roto pa’l descocido”, como dice el dicho, y siempre habrá esa personita ahí esperándonos, que vibrará al unísolo con nosotros, estará pisando el suelo que nosotros pisamos, le gustará lo mismo que a nosotros y así nunca tendrás que renunciar a tus sueños, porque esa persona también está caminando a la par de tus propios sueños, donde no consumirá energía y si te dará más razones para vivir. Sólo tienes que creer que te mereces una vida mejor, y que esa persona que ahora causa malestar en tu vida, también se lo merece. Pero nuestro propio orgullo no nos permite dejarlos ir, y jugamos el juego de “a ver quién puede más” y “no te vas a salir con la tuya”.

Me pregunto, qué necesitad tienes de seguir sufriendo las de Caín, cuando puedes darte la oportunidad de simplificar tu vida, haciéndola más sencilla y sin tantas complicaciones. Recuerda que simplificar en este tiempo es sinónimo de reconstruir tu vida en la paz, el amor, la armonía, la tranquilidad, donde la FE y CONFIANZA en ti mismo se renueve y te permitas a ti mismo. Ya deja de creer que tu vida es miserable, se honesto contigo mismo y atrévete a CAMBIAR lo que te hace ser INFELIZ, si SIMPLIFICAS eso que te está asfixiando ahora, seguro lograrás esa estabilidad en tu corazón. Te lo aseguro, siempre saldrás ganando, que no te asuste el cambio. Y aclaro algo importante, no se trata a veces de abandonar a la pareja, sino invitarla a un diálogo donde ambos vean sin van en la misma dirección, si realmente siguen en la misma frecuencia, mucho se rescata cuando se retoma el camino, más si ya no hay cosas comunes entre los dos, si la brecha de los sueños entre ambos en muy grade, entonces sí, es tiempo de tomar decisiones para una vida mejor.

Me fui al principio del escrito y veo que repito muchas frases, seguro existe el “tercer lenguaje” detrás del texto, que para muchos, les hará despertar información dormida de su propio interior, y como seguro llegarán a este articulo porque necesitan una ayudita, aquí encontrarán la fuerza para poder dar vuelta a la hoja, dejar atrás a los viejos fantasmas del pasado y encontrarán la energía suficiente para seguir hacia adelante. Ánimo, seguro descubrirán que la vida en más SIMPLE de lo que se imaginan, y con solo un pequeño cambio de actitud, dejándonos de ser víctimas y convirtiéndonos en verdaderos responsables de nuestras propias decisiones, podremos encontrar lo que tanto hemos buscado desde hace tiempo…. Estar en gran amor hacia nosotros mismos y los demás.

Ahora te dejo con un texto que encontré en internet y resume muchos aspectos en los que nuestra vida se puede simplificar.

Con todo mi amor:

Angy Bahl. (Cofradía de Suchitlán, Comala, México, 12 de Enero del 2010)


Simplificar la vida

PUBLICIDAD GOOGLE

Una frase que a menudo que cumplo años más me gusta utilizar es ” simplificar la vida”, el significado que le doy particularmente es que a partir del momento en que se es consciente y se decide llevarla a cabo, quedan atrás todos los lastres del pasado con lo cual ya desaparece una gran parte de carga que llevamos innecesariamente.

Simplificar la vida significa que nuestro ser ha de brillar en toda su plenitud, nosotros elegimos, con qué o con quién queremos comprometernos.

Simplificar la vida significa que no importan las opiniones que los demás se puedan formar de nuestra persona, si nos aprueban o no.

Simplificar la vida significa que aunque parezca egoísta, haremos aquello que aporta felicidad a nuestra alma.

Simplificar la vida significa apartar de nuestro camino las cosas o personas que nos hacen daño o sencillamente no aportan nada.

Simplificar la vida significa que hemos de ir tras nuestros sueños, que tener inquietudes es bueno porque nos hace buscar, indagar e ir un poco más allá, hay más mundos por descubrir.

Simplificar la vida significa ser todo lo transparente posible, así no guste a los que están acostumbrados a llevar mascaras para esconder su personalidad.

Simplificar la vida significa aceptar el momento aunque no corresponda con lo deseado.

Simplificar la vida significa que no importa el momento o el punto en que en ella nos encontramos, cualquier día es bueno para comenzar.

Simplificar la vida nos muestra lo bello que encierra cada día si estamos dispuestos a simplificarla.


MC Miranda


Tomado de: http://carmensita-amalavida.blogspot.com/2009/11/simplificar-la-vida.html

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Claudio Alvarez (Redactor GHB)

Claudio es unos de los más veteranos y expertos redactores de la familia de hermandadblanca.org


Un comentario
  1. User comments

    Muchas gracias por su articulo, mu interesante, y muy practico…. procurare llevarlo a la practica….. simplificare mi vida…..

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend